NS Savannah, el primer buque mercante nuclear del mundo

NS Savannah | Fuente imagen

A finales de 1950, pocos años después de que los bombardeos atómicos a Nagasaki e Hiroshima mancharan de negatividad el término “nuclear”, en Estados Unidos la administración Eisenhower se propuso encontrar usos pacíficos a los reactores nucleares. Por ello, como parte del programa Átomos para la Paz, comenzó a construir un buque mercante llamado NS Savannah (siendo NS la abreviatura de Nuclear Ship, o Barco Nuclear), que costaría la impresionante cifra de 46,9 millones de dólares, de los cuales 28,3 millones fueron destinados al reactor y al núcleo para el combustible. La nave medía (mide aún, en realidad) 181,6 metros de eslora, y tenía una línea agradable, en imitación a un yate de recreo.

Se mantuvo en servicio 5 años (entre 1965 y 1970) durante los cuales ahorró 110 millones de litros de combustible fósil. A pesar de esto, los altos costos de mantenimiento provocaron su baja del servicio. En 1981 y hasta el año 1994, el Savannah recuperó parte de la gloria adqurida durante los años de la guerra fría, cuando se le reactivó como nave museo. Durante esos 13 años, los visitantes pudieron caminar por sus cubiertas, visitar sus camarotes y observar el reactor a través de una ventana. Finalmente la Administración Marítima de los EE.UU. llevó a la nave hasta el puerto de Baltimore, donde permanece en las instalaciones de los astilleros Vane Brothers (Terminal Marina de Canton).

Cuando las autoridades estimen que el buque ha sido radiológicamente descontaminado, la famosa reliquia marítima será donada como museo o atracción pública. Mientras tanto, lo conservan como oro en paño. Prueba de esto último es que la foto que ilustra el post se tomó en el año 2008.

Visto en Gcaptain.

Te invitamos a comentar y conversar sobre este artículo en nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.