El cronófago

Cronófago | Foto Omar Parada

Siendo Cambridge una ciudad milenaria con una universidad que acaba de cumplir 800 años, es curioso que una de las mayores atracciones turísticas sea un reloj inaugurado hace apenas dos años.

Situado en la esquina del Corpus Christi College entre Benet St. (la calle del pub The Eagle, del que hablaremos en una futura entrega) y Trumpington St., casi frente a la entrada del famoso King’s College, hay que reconocer que es espectacular. Con un coste de un millón de libras, fue ideado, pagado y finalmente donado al colegio por el ingeniero John C. Taylor, que se hizo rico investigando y comercializando teteras eléctricas (la famosa kettle, un electrodoméstico que no falta en ningún hogar inglés, y que se usa para calentar el agua para preparar el perfecto té de las 4, que no las 5, como creemos en España).

Fue inaugurado por Stephen Hawking el 19 de septiembre de 2008. Muy propio, teniendo en cuenta que la mayoría conocemos a Hawking por su libro Una historia del tiempo, publicado en 1988. Hawking fue titular de la Cátedra Lucasiana de matemáticas hasta que se jubiló en noviembre del 2009. Esta cátedra es de las más prestigiosas del mundo y ha sido ocupada, entre otros, por Isaac Newton (el de la gravedad), Charles Babbage (el de la primera máquina de calcular) o Paul Dirac (el de la delta de Dirac, que nos complica la vida en las integrales).

Volviendo al reloj, debo compartir mi decepción sobre el arte del mismo, ya que yo esperaba encontrar una fabulosa historia mitológica detrás del monstruo cometiempo que corona el artefacto, pero es algo mucho más sencillo (recordemos que el diseñador es un ingeniero, no un artista): hace un homenaje, representa y, a su vez, oculta, uno de los mecanismos indispensables para cualquier reloj analógico, el escape, cuya versión particular para algunos relojes de péndulo, incluyendo el que nos ocupa, se llama, cómo no, escape saltamontes.

La curiosidad sobre el funcionamiento del reloj es que observándolo hay ciertos momentos en que parece funcionar de forma errática. A veces el péndulo se para unos instantes, otras el segundero acelera para recuperar el tiempo perdido.

Esto está hecho ex profeso, y su constructor asegura que el reloj da la hora exacta cada cinco minutos, simbolizando el “devenir irregular de la vida”.

En el siguiente video pueden ver mejor cómo funciona, y el mismo Taylor nos lo explica:


17 Comentarios

Participa Suscríbete

Iván (neverbot)

A las cuatro en las islas británicas son las cinco en España. ¿Podría venir de ahí esa discrepancia en “la hora del té”? Por aquello de sincronizar…

Txapulín

Ni idea, pero obviamente, por muy ingleses que sean, “la hora del té” no es fija, cada casa tendrá la suya, ni se hace en cada casa.

Mi comentario en la entrada viene por tres motivos. Primero, en mi trabajo los ingleses se hacen el té a las 4. Teniendo en cuenta que salimos a las 5 y media, es el “descanso de media tarde”. Si lo hicieran a las cinco, ya no trabajarían más. Segundo la wikipedia dice “entre las 3 y las 5″ ; la media es fácil. Tercero, y definitivo, UNIX lo acepta en el comando “at” y lo interpreta como las 4pm.

DaniDani

El tea-time es algo que mucha gente interpreta como “hora del té”, pero no es exactamente eso. En España llevamos décadas haciendo lo mismo: la merienda (una traducción mucho más correcta) Sirva como ejemplo que mi primera palabra fue tea-time, la cual decía siempre cuando veia a mi madre venir con el potito de la merienda (y obviamente no tomaba té XD)

Okok

En efecto, “el té de las 5″ es la merienda, que en muchas zonas de Gran Bretaña se acompaña de té igual que en España se suele tomar un cafelito a media tarde.

Pero por más veces que se repita la explicación, no hay manera de que se borre la imagen colectiva de un país frenando en seco a tomar un té, además con tacita de porcelana y galletitas danesas 😉

0 (0 Votos)
Eric

Vaya, llegar al punto en el que se descubre que el movimiento de las luces en realidad es mecánico (ranuras que coinciden unas con otras para que se vean las luces que hay detrás, que están permanentemente encendidas) y no electrónico como parece de primeras, ha sido muy impresionante. Toda una obra de arte en su concepción, al menos en mi opinión: debe ser que el arte de un ingeniero sólo lo aprecia del todo otro jejeje

Me encanta Amazings.es, estáis haciendo un gran trabajo entre todos los redactores.

Un saludo!

César

Una precisión, si me lo permites. Taylor no se hizo rico vendiendo teteras, sino investigando y desarrollando (I+D) controles termostáticos que, entre otros aparatos, usan las teteras. Se puede afirmar que Taylor es el inventor de los controles termostáticos modernos y tiene más de 150 patentes sólo a su nombre.

Incidentalmente, el Corpus Clock está en la pared exterior de la Biblioteca Taylor, donada también por este mismo Taylor.

Un cordial saludo.

MiguelMiguel

Un diseñador nunca debería ser un artista, el arte se preocupa de cosas mucho más subjetivas y etéreas que cualquier tipo de diseño. El diseño se ocupa de la función, por hacernos la vida más fácil, y si resulta bello es porque cumple su función.

gusgus

totalmente, totalmente en desacuerdo.

¿Un diseñador no debería ser un artista?
al contrario, si no hay parte de arte en los diseños ¿que quieres hacer con ellos? ¿cajas cuadradas.?
el arte debería de ser incorporado a cada paso.
Los diseños de las cosas que consideras cotidianas hoy en día ,¿de
donde crees que han salido ?.

Otra cosa es que parte del arte no tenga por que cumplir una funcion, de acuerdo, pero lo que cumple una funcion ¿porque ha de estar exento de arte?

¿Lo que cumple su funcion resulta bello? cientos de miles de objetos cumplen sus funciones y no son bellos…

¿ cuanto diseños de cucharas conoces?
¿que sillas tienes en tu casa?
¿y tu coche?
¿no cocinaras con condimentos verdad?..
de hecho..¿ por que cocinas?.. si la carne cruda cumple su funcion..

¿Desde cuando el diseño se ocupa SOLO de la funcion?

clodulfoclodulfo

Siento discrepar absolutamente contigo en cuanto al concepto de arte y belleza. Defínelos primero, si es que puedes -lo dudo- y a partir de ahí abrimos el debate. Sin embargo, el concepto de ‘belleza funcional’ siempre lo he entendido perfectamente: sencillez unida a eficacia. No tiene más vueltas.

Creo que la gran mayoría de las cosas que cumplen con su función son esencialmente bellas. Los griegos nos vendieron eso de la belleza canónica, diciendo que un cuerpo era tanto más bello cuanto más se parecía al Hermes de Praxíteles o el Doríforo de Policleto, o a la Venus de Milo, en el caso femenino.
Pero hemos tardado siglos en librarnos de esa falacia, pues ahora entendemos que otras culturas disponen de su propio modelo de belleza, igualmente válido. Lo mismo para Vasari, que se permitía el lujo de criticar, por ignorante, a todo aquello que no fuese de su comarca.

En la actualidad se estudia la belleza, adaptándola diversas épocas y circunstancias, para lograr entenderla, con lo que es relativa, no absoluta.

El arte, aplicado al diseño, consiste, esencialmente, en una capa de maquillaje. que pretende adaptar el producto a las circunstancias de cada país y época. Si prescindimos de esta capa, lograremos algo más universal e intemporal: se podría denominar ‘arte’ intemporal o universal -perdón por la expresión-

La naturaleza, en su constante búsqueda de óptimos, nos suele marcar la pauta a seguir. Eso es función pura, no arte, y se puede demostrar que los mejores ejemplos de diseño vienen de ahí.

ptolomeoptolomeo

“Un diseñador nunca debería ser un artista”… ya… que se lo digan a Philippe Starck.

Di que sí, deja que un diseñador de bellas artes haga un diseño a su antojo con total desconocimiento de los sistemas de producción… y tendrás un diseño innovador… en papel pero irrealizable en la realidad.

gusgus

¿los diseñadores sólo son los de bellas artes …?..

¿Los diseños innovadores son irrealizables?

teresaml

Me reí mucho con lo de “Isaac Newton (el de la gravedad)”. En una ocasión escuché a un alumno preguntarle a otro si Einstein era el de la manzana o el de la lengua.
Genial esta hora del te! Un saludo.

MortiMorti

Si no cuento lo que este comentario me ha recordado, reviento. Iba de guía con un grupo de estudiantes quinceañeros por Londres, pasamos por delante de la Abadía de Westminster y les cuento que ahí está enterrado Newton. Caras en blanco. Intento aclararlo: el Newton de las leyes de Newton, el de la acción y reacción, el de la gravedad y la manzana, el de ¿en qué se mide la fuerza? Caras en blanco. Por fin di con la clave: “el del Código Da Vinci” – con eso ya sí.

¡Profesores del mundo, recomendad Amazings.es a vuestros alumnos! Que está la cosa muy, muy mala…

5 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Cronófago | Foto Omar Parada Siendo Cambridge una ciudad milenaria con una universidad que acaba de cumplir 800 años, es curioso que una de las mayores atracciones turísticas sea un reloj inaugurado hace apenas dos años. Situ…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>