Ríos de droga, torrentes de imprecisión

Imagen: Vladimir Kush
Imagen: Vladimir Kush | [Fuente]

Si no resultara un poco reiterativo, se podría decir que sobre los ríos que llevan droga se han escrito ríos de tinta. Como explican en Nature, en los últimos años se han publicado decenas de artículos en los que se destaca la aparición de todo tipo de sustancias en las aguas fluviales más diversas. “Desde opiáceos a hormonas”, escriben, hasta “medicamentos para dolencias cardíacas”, la lista de sustancias encontrada en los ríos era interminable.

En España, por ejemplo, algunos medios se hicieron eco de un estudio del CSIC que daba pie a espectaculares titulares como éste, publicado por ABC a finales de octubre del año pasado: (“El río Ebro arrastra una tonelada de droga, según una investigación del CSIC“). Las conclusiones del estudio eran muy preocupantes:

“Los investigadores del CSIC han radiografiado las aguas del Ebro en 2007 y en 2008 a lo largo de 15 puntos localizados entre siete poblaciones para confirmar que España lidera el consumo de cocaína en Europa. En un solo año, la cantidad de droga aumentó respecto al año anterior.”

A partir de los resultados obtenidos, no solo no se callaban el pecado, sino que señalaban a los pecadores:

“Zaragoza es la ciudad donde más cocaína y heroína se consume, mientras que Tudela está a la cabeza en ingesta de éxtasis y anfetaminas.”

Y extrapolando, extrapolando, llegaban a conclusiones pelín atrevidas:

“Los niveles de droga encontrados en las aguas del Ebro indican que se consumen 31 dosis de cocaína por día por cada 1.000 habitantes. Sin embargo, la ingesta cae a nueve y cinco dosis en las mismas proporciones para anfetaminas y cannabis respectivamente.”

Pues bien, parece que la cosa no es para tanto. El artículo de Nature al que aludía más arriba, de título revelador (“Sewer studies based on leaky science“) hace referencia a un estudio de la Universidad de Queensland en el que, tras analizar 87 artículos científicos referidos a la presencia de drogas ilegales, medicamentos y cosméticos en las aguas residuales concluyen que, en prácticamente todos los casos hubo errores en la recogida de las muestras.

Pero, ¿cuál era el método habitual de recogida? “Meter una botella en el flujo de aguas residuales llenándola en menos de un segundo”, como señala Christoph Ort, director del estudio. Y continúa: “Menos del 5 % de todos los trabajos analizados siguieron las directrices internaciones para la toma de muestras, y no se tenía en cuenta el tipo de agua residual, las sustancias a analizar ni su origen durante la recogida, lo que propicia desde afirmaciones exageradas…” (que son las que llegan a la prensa, añadiría yo)

“…hasta a la no detección de algunas sustancias realmente presentes. Este tipo de estudios requieren, además de sofisticados métodos de análisis, métodos de muestreo adecuados”.

En fin, un triste ejemplo de mala práctica científica (“creo que es ignorancia; no estoy acusando a nadie de hacerlo mal a propósito”, dice Ort) corregida por científicos. Sería una buena idea repetir el control de estupefacientes al Ebro y limpiar su honor… y el de sus ribereños.

Enlaces: Sewer studies based on leaky science (Nature), El río arrastra una tonelada de droga, según una investigación del CSIC (ABC)

11 Comentarios

Participa Suscríbete

AngelAngel

Como siempre el ABC haciendo honor a su nombre, cubriendose de gloria con sus articulos amañados y/o inventados. Que poca profesionalidad xD

Daniel Vivar

No entiendo cuál es el problema de muestrear el río con una botella vacía limpia y llenarla en menos de un segundo con agua del río. Estoy al tanto de los métodos de muestreo, y entiendo lo importante que es tomar medidas estándares y oficiales para llevar a cabo dicha tarea de forma adecuada, sin contaminar las muestras. Pero es que lo que realmente no entiendo es como haciéndolo así puede aumentar el nivel de estupefacientes medido respecto a hacerlo de cualquier otra forma, que alguien me lo explique por favor…

Frunobulax

Hola. Perdonad que me salga del tema, pero quería comentaros que ha fallecido un dibujante de tebeos español que me gustaba mucho, Fernando Fernández:

http://www.entrecomics.com/?p=49497

Yo le descubrí gracias a unos tebeos que leía de pequeño sobre “ciencia y aventuras” para adolescentes. Concretamente dibujó maravillosamente cuatro obras maestras, “Viaje a las estrellas (El Universo)”, “Viaje a la Prehistoria”, “Viaje al mundo secreto de los insectos” y “Conocimientos del cuerpo humano”. Este último me lo leí muchísimas veces de niño, y es una maravilla, una especie de “Érase una vez el cuerpo humano” pero con personajes futuristas (leucocitos, hematíes, plaquetas, neuronas, etc., que habitan dentro del cuerpo de un niño y batallan contra monstruosas bacterias), que creo que era una joya oculta para los amantes de la divulgación científica.

En la página web del recientemente fallecido autor había unas cuantas páginas, pero ahora mismo no sé por qué, está cerrada (http://www.fernandofernandezcomic.com/). Si os interesa el asunto, os puedo pasar algunos de estos cómics escaneados.

Perdonadme otra vez por mear fuera del tiesto, sólo espero que alguien inquieto y aficionado a la ciencia que lea esto y se interese por la obra casi desconocida de Fernández, aunque sea a través de estos tebeos de divulgación para adolescentes.

Un saludo y gracias por todo lo que nos contáis.

Jose Antonio Quirós Serna

Coincido con Daniel Vivar. Yo particularmente no sé cuales son los métodos de muestreo y tampoco cuestiono la importancia de éstos, pero me resulta curioso que recoger agua del río en menos de un segundo sea el motivo de una mayor detección de drogas.

El texto estaría un poco mejor, sería “de mejor práctica científica” si a la par que dice que la recogida de muestras fue errónea dijese también cual o cuales son los métodos correctos.

claudàtorclaudàtor

José Antonio, Daniel, de acuerdo con vosotros. De hecho, si leeis la noticia original de Nature, afirma que el problema de muestrear con una botella vacía y llenarla en un segundo es más bien que se dejan de detectar sustancias no tan comunes, no tanto que se exageren las cantidades de las más comunes. Esto último lo achaca más bien a una supuesta falta de escrúpulos en los análisis y en la “representabilidad” de las muestras…

Un saludo, y enhorabuena a los amazing por el gran trabajo!

AméricaAmérica

Bueno, yo también he usado esas cifras extrapoladas… Pero no como protaginistas del reportaje…
Aunque me comentaron los expertos que “la recogida sistemática de muestras a las salida de las depuradoras podría convertirse en un método objetivo para medir el consumo de drogas en una población sin tener que acudir a las comprometidas encuestas.”.
http://www.rtve.es/noticias/20100322...24674.shtml

SantiSanti

Supongo que lo de la botella del agua tiene que ver con en qué parte del río se tome. No es lo mismo tomarla en la orilla que en el centro del río. En la orilla la velocidad de la corriente es mucho menor y normalmente es una zona de deposición y acumulación, y por lo tanto se pueden extrapolar cantidades que hayan sido acumuladas dependiendo de la estacionalidad del río, que en el caso del Ebro (río mediterráneo) es muy acusada.
Aún no me ha dado tiempo a leer el artículo de Nature, de todas maneras…

carguacargua

Un homeópata daría la razón ciegamente a todos estos resultados basándose en la “Memoria” del agua.

2 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Imagen: Vladimir Kush | [Fuente] Si no resultara un poco reiterativo, se podría decir que sobre los ríos que llevan droga se han escrito ríos de tinta. Como explican en Nature, en los últimos años se han publicado decenas de …..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>