¿Cómo funciona el antídoto de un veneno?

El tema surgió al ver esta explicación sobre cómo funcionan los antídotos (por cierto, muy recomendables el resto de viñetas) y nos trajo a la mente la mítica escena de arranque de Indiana Jones en el Templo Maldito, con ese Indiana buscando como un desesperado la pócima que evite una muerte inminente.

¿Cómo funcionan los antídotos? Pues cada veneno tiene un tratamiento particular: no hay ninguna pócima mágica, de modo que es crucial saber lo antes posible a qué nos estamos enfrentando. Eso, y acudir rápido a un servicio de urgencias (un número que espero que jamás necesitéis: 91 562 04 20, Instituto Nacional de Toxicología). No obstante, podemos agrupar los diferentes antídotos basándonos en el mecanismo por el que funcionan: a veces basta con hacer vomitar, y otras tenemos que inyectar sofisticados anticuerpos…

  • Mecanismo físico.

El “antídoto” más obvio y casero de todos es el vómito, que se usa con cuidado por el riesgo que tiene; imagina que has tomado lejía: quemaría al entrar… ¡y al salir! Y si el paciente no está del todo consciente, lo mismo aspira su vómito y la lías parda. Así que, en vez de esto, en los servicios de urgencias a veces se opta por el vaciado o el lavado gástrico. Mientras quede en el estómago algo de tóxico que podamos sacar, pasamos una sonda por la nariz y vamos llenando y vaciando con agua, aspirando el contenido hasta dejar todo como los chorros del oro.

A esto se le puede añadir el uso de carbón activado, una especie de engrudo negro que meteremos por la misma sonda o daremos disuelto en agua. El carbón tiene la cualidad de adsorber ciertos tóxicos, igual que tus plantillas el olor de los pies: hace que se “pegue” a él como a un imán, evitando que quede libre y pueda ser absorbido al pasar por el intestino. Eso sí: sabe a rayos y provoca un estreñimiento acojonante.

  • Compitiendo por el receptor.

Imagen de previsualización de YouTubeSi un agricultor se ha fumigado a sí mismo en vez de a los árboles, o si Nicholas Cage rueda La Roca, tendremos que darle atropina: el mecanismo de los insecticidas es parecido al de los gases nerviosos, como el sarín del atentado en el metro de Tokio. Los organofosforados y los carbamatos inhiben una enzima, aumentando la concentración de acetilcolina (un neurotransmisor): el remedio es bloquear su receptor con atropina, impidiendo que este exceso de acetilcolina tenga efecto.

Otro ejemplo típico son las sobredosis de opiáceos. Yonqui que recae tras rehabilitarse, ha perdido la tolerancia que tenía, y el pico que antes le daba un subidón ahora lo deja medio muerto en el suelo. En cuanto llegue al hospital le pondrán naloxona, que “tapa” los receptores opioides y bloquea la unión de la heroína, como si nunca se la hubiese pinchado. Eso sí: cuidado, porque cuando el tipo se despierte con un mono del quince, se va a poner de muy mala leche…

Y otro que quizás conozcáis: si un paciente se ha tomado unos chupitos de anticongelante (o bebidas adulteradas), la solución es darle etanol, alcohol del de las heridas. ¿Por qué? El problema de esos alcoholes tóxicos (etilenglicol, metanol) son sus metabolitos, producidos por la enzima alcohol deshidrogenasa (esa que las mujeres tienen en menor cantidad). La gracia es que, si la enzima fuese un pibón, el etanol sería un chulo piscina y el alcohol adulterado es un pintas tirando a feo, así que en el momento que metemos etanol, la enzima se engancha a él y manda al otro a tomar por culo. Y, claro, según avanza la noche, el metanol se va de la fiesta, porque allí ya no tiene nada que hacer. Por lo tanto, el tratamiento es poner una disolución de etanol intravenosa (o darle una botella de Jack Daniels’) y ajustar la dosis para mantenerle con un pedo importante (1 g/L en sangre, el doble del positivo en un control de alcoholemia).

  • Secuestrando el veneno.

Si comparamos el veneno con una llave, que hace su efecto entrando en las cerraduras de las células, tenemos dos opciones. La que hemos visto antes sería como tapar con silicona las cerraduras. Pero también podemos poner cerraduras “de pega”, para que las llaves entren ahí y ya no molesten. Es el caso del antídoto de la digoxina, un antiarrítmico, o contra venenos de serpientes, arañas y otros bichos: se coge un caballo o una oveja a los que se les inocula el veneno para que produzcan anticuerpos, que nosotros extraeremos y purificaremos (bien como inmunoglobulinas o bien, más procesados, como fragmentos Fab de unión al antígeno). Luego, cuando un incauto se intoxique, se lo inyectaremos para que los anticuerpos-policía arresten al veneno y eviten que cometa el crimen.

  • Aumento de la eliminación.

Ciertos metales como arsénico, plomo y mercurio son tóxicos. Su cabronía reside en que les encanta jugar a los espías, haciéndose pasar por sustancias básicas en el organismo (como el calcio), y en que se agarran a los tejidos (los glóbulos rojos, la grasa…) y el organismo no tiene forma de despegarlos de ahí. Por eso hay agentes quelantes como el dimercaprol, el EDTA o la penicilamina que se unen a ellos, formando complejos fácilmente eliminables por el riñón.

De hecho, si es algo que se elimina por el riñón, a veces conviene hacer que el paciente mee más (poniendo sueros a cascoporro) o modificar el pH de la orina, para que el tóxico que sale no pueda volver a entrar. Pero otras veces hace falta una ayuda adicional, recurriendo a la diálisis. Esto se suele reservar para aquellos casos en los que sean insuficientes las medidas de soporte del siguiente punto, si hay mucho tóxico en la sangre o si el cuerpo no da abasto para desembarazarse de él.

  • Tratamiento de las intoxicaciones.

Yo venía aquí a hablar de antídotos, pero la verdad es que sólo hay antídotos específicos para unos pocos venenos. En el resto de casos, lo que se hace es mantener la homeostasis del organismo y contrarrestar el efecto del tóxico, preferiblemente anticipándonos a él: si sube la tensión, yo la bajo; si deprime la respiración, pongo ventilación mecánica; si da convulsiones, las quito con diazepam. Si la cosa se complica, y las setas se han cargado el hígado, pongo plasma fresco para aportar los factores de coagulación que le faltan al enfermo. Si es algo más sencillito, como una buena gastroenteritis, pongo sueros y controlo los iones. Y así, hasta llenar manuales y manuales. Pero, como curiosidad, espero que hayáis quedado satisfechos: si no, para eso están los comentarios.

Bibliografía:
Pinillos MA, et al. Toxicología clínica. An Sist Sanit Navar, vol. 26, sup. 1, 2003.
Auerbach PS, Norris RL. Trastornos producidos por mordeduras de serpiente y por venenos de animales marinos. Longo DL, Jameson JL, editores. Harrison. Principios de Medicina Interna. 16ª ed. McGraw Hill; 2005. p.2856-64
Intoxicaciones. En: Beers MH, Berkow R (editores). El Manual Merck de diagnóstico y tratamiento. Edición del Centenario. 10ª ed. Madrid: Harcourt; 1999. p.2625-61

37 Comentarios

Participa Suscríbete

Opencart

Yo esperaba un tratamiento más genérico para todo tipo de venenos. Hay que ver cómo es el ingenio humano y cómo nos las apañamos para buscar soluciones a todo. Me ha llamado mucho la atención lo de los yonkis. Tampoco sabía que perdieran la tolerancia. En fin, muy didáctico y ameno.

Escepiquísimo MéxicoEscepiquísimo México

Me parece muy interesante el artículo que hoy nos presentan. La toxicología es una de mis grandes pasiones por lo que al leer este artículo no pude dejar de notar ciertos datos que me parecen basados en bibliografía obsoleta y en prácticas que hoy en día son un tanto diferentes.

1.- Lo principal en el manejo del paciente intoxicado es el manejo de soporte y de manera secundaria se busca el manejo con antídoto específico (HAZMAT guidelines)

2.- Dadas las posibles complicaciones tras la inducción de vómito en el paciente intoxicado, no se recomienda esta práctica. (el jarabe de Ipecac también se encuentra en desuso)

3.- El lavado gástrico ahora se hace en decúbito lateral izquierdo en trendelembur con una sonda orogástrica (AACT EAPCCT Position papers 2004)

4.- EL carbon activado se une solo a algunos tóxicos por medio de uniones de Van Der Waals y se le pone un catártico (comúnmente manitol o sorbitol) para evitar el estreñimiento.

5.- En caso de los organosfosforados y los gases nerviosos se puede dar anticolinérgicos (atropina) aunque esta solo mejora los síntomas pero no corrige la intoxicación. El tratamiento específico es con oximas (pralidoxima u obidoxima).

6.- La naloxona solo se usa para revertir la depresión respiratoria pero no para despertar “despertar”al paciente intoxicado dados probables efectos adversos (convulsiones, psicosis, agresividad, etc)

Buena descripción de los FABoterapicos y de los quelantes.

Saludos.

EC-JPR

Te agradezco el comentario :) Algunas de las correcciones que pones estaban en el artículo “original”, pero metí la tijera cuando vi que me quedó excesivamente largo y farragoso :oops:

1. Efectivamente, por eso añadí el último apartado. Un intensivista se tiraría de los pelos, pero quería detenerme en las curiosidades como lo del etanol para metanol en vez de explicar el manejo de la acidosis con anion gap elevado :P

2. De hecho, a veces incluso hay que dar antieméticos para inhibir el vómito y evitarnos sorpresas :oops: Pero quería mencionar el vómito para que se entendiese por qué era mejor el aspirado/lavado gástrico.

3. Y protegiendo la vía aérea (p.ej. con un tubo endotraqueal), pues en muchos casos casos el paciente tiene la consciencia deprimida.

4. No sólo eso: si después pretendes hacer una endoscopia, no pongas carbón activado, porque vas a dejar todo más negro que el sobaco de una hippie y no conseguirás ver nada.

5. Gracias por el aporte :) Lo mencioné en el vídeo, pero no lo puse en la entrada porque entonces tendría que liarlo aún más. Y ya me pareció suficiente lo del bloqueante de receptores estimulados por algo cuya ruta de eliminación está inhibida :roll:

6. El problema de la naloxona es su breve semivida: no sirve para despertar y mandar a casa, porque a los minutos volvería a encontrarse igual de jodido. Pero el punto es que revierte completamente los efectos de los opiáceos, desde la depresión respiratoria hasta el edema pulmonar. De hecho, como curiosidad, la naloxona se emplea como diagnóstico (al igual que el flumazenilo) en pacientes inconscientes: si no sé qué tiene, se la pincho (la naloxona :P) a ver si hace algo. Como decían los antiguos, diagnóstico ex juvantibus :)

Un saludo.

Milhaud

¿Es que no aprendiste nada cuando Irreductible decía eso de #tijerasNO el año pasado? :P

Ahora en serio, gran artículo, muy didáctico. Había oído hablar de algunas cosillas, pero la gran mayoría eran totalmente desconocidas. Sí que supiste sacar buen jugo a la viñeta!

Escepiquísimo MéxicoEscepiquísimo México

Has tocado buenos puntos en tus aclaraciones.

Gracias por el artículo. Se requieren más artículos de este tipo que popularicen las diferentes areas medicas para tener una sociedad informada.

Aunque como bien mencionas en tu artículo y como también menciona “Cabezon” en los comentarios, es importante que busquen atención por profesionales de la salud.

AntonioAntonio

Muy buena entrada, por cierto, el límite de alcohol en sangre para conducir no es 0.25?

Enhorabuena por el blog!

EC-JPR

El límite en conductores no noveles ni profesionales es 0,25 mg/dL de aire espirado (o 0,5 g/L en sangre, es lo mismo). Por encima de 0,65 mg/dL en aire se considera delito.
Gracias por tu comentario :)

DiegoDiego

Siguiendo con el tema de las intoxicaciones hay un tipo que me resulta interesante: los gases bajo presión.

Esto se suele dar en submarinistas, la más común es la narcosis por nitrógeno (a partir de los 30-35 metros, unas 4 atmósferas y pico…). Pero en realidad pasa con todos los gases (varia con la presión) y es interesante las mezclas que tienen que hacer para las inmersiones a gran profundidad…

Cabezón

Yo creo que la mejor recomendación es llamar al 112 y que un especialista se encargue del tema. Como dice el tópico “¡No intentéis hacer este experimento en casa!”
En general es muy útil tener información de este tipo, pero que nadie crea que con ella puede curar una intoxicación.

EC-JPR

No, ni de coña, por eso puse el teléfono del INT al principio. Esto es simplemente una curiosidad, ni siquiera es exhaustivo.

CoolyCooly

Madre mía que me he reído un buen con las expresiones caracteristicas de España (espero no haberlo ofendido), pero eso sí un articulo curioso pues desconocía el funcionamiento de los antídotos.

kike

Me ha gustado mucho el tema y me ha llamado la atención el “tono” en el que lo cuentas. Yo estoy dando clase en la facultad de física de la UAM (profesor ayudante) y soy de Vallekas. Y tiendo a explicarles las cosas a mis alumnos en el mismo tono. No se si está bien pero a veces es útil bajar a la Tierra y contar las cosas con sencillez. Así que me ha gustado mucho ver que hay mas gente como yo! jajaja

Un abrazo, cabronías!

HugoHugo

Sigo pensando que con un bezoar (Harry Potter), todo se solucionaría…. jajaja gracias por el artículo, muy interesante!

Cabezón

¡Cierto! Creo que se han olvidado de mencionar las pócimas mágicas. Habría que preguntarle a Snape, que de eso entiende mucho.

ciencia difusa

Excelente artículo. Un apunte sólo: el mercurio en si no es demasiado tóxico (todos hemos jugado con un termometro roto cuando eramos pequeños), puede causar enrojecimiento de los ojos e irritación estomacal si se consume. Lo peligroso del mercurio es que puede formar compuestos organometálicos como el dimetilmercurio, que tanto en forma de aerosol o liquido son extremadamente tóxicos y mortales. No sólo son capaces de atravesar la barrera hematoencefálica sin problemas sino que pasan a través de pvc, neopreno, latex… En 1997 a una investigadora,Karen Wetterhahn, una microgota de dimetilmercurio le atraveso el guante sin que ella se diera cuenta…murio al cabo de unos meses, desde entonces los estandares para trabajr con estos compuestos se han endurecido mucho. Saludos!!!

Escepiquísimo MéxicoEscepiquísimo México

Como bien mencionas depende del tipo de mercurio. El mercurio orgánico es el de mayor toxicidad mientras que el mercurio elemental es el de menor toxicidad.
En el caso del mercurio elemental (el del termómetro) el principal riesgo es la inhalación de los vapores que pueden causar una pneumonitis química.

Como historia curiosa lee sobre el Qin Shi Huang el primer emperador chino.

kas

Quiero decirte que me parece que lo has explicado de puta madre, así se podría entender prácticamente cualquier cosa, gracias!

FidelFidel

Excelente, me gustó mucho! Una manera interesante de explicar las cosas.

“Eso sí: sabe a rayos y provoca un estreñimiento acojonante.”

Jajajajajajaja xD No acostumbro a escuchar expresiones así xD, soy venezolano.

korenkoren

que hay del mito de la leche. Mucha gente que trabaja con pesticidas la uilizan como desintoxicante. Agradeceria de alguien que arrojase algo de luz sobre este tema. Gracias.

Escepiquísimo MéxicoEscepiquísimo México

Hay un gran mito de que la leche previene intoxicaciones. Esto no es más que un mito.
Hay diferentes tipos de pesticidas cada uno con diferentes mecanismos de acción sobre el organismo. La leche no ejerce acción sobre ninguno de estos mecanismos.

kotsuké no sukékotsuké no suké

Soy de latinoamérica y me resultó ilegible.
¿Podrías postear de vuelta en español?

Gracias.

Escepiquísimo MéxicoEscepiquísimo México

Hola, también soy de latinoamérica. ¿que parte del artículo te pareció ilegible? si necesitas ayuda para interpretar alguna parte del artículo con gusto te apoyo.

hatake (Fidel)hatake (Fidel)

Yo soy de Venezuela y no veo nada extraño… Bueno, aqui hay algo que no me cuadró:
“Eso sí: cuidado, porque cuando el tipo se despierte con un mono del quince, se va a poner de muy mala leche…”

Eso no lo entendí xD

kowkow

Enhorabuena por el blog, esta genial!

Respecto a lo de:

“Y otro que quizás conozcáis: si un paciente se ha tomado unos chupitos de anticongelante (o bebidas adulteradas), la solución es darle etanol, alcohol del de las heridas.”

Me gustaría avisar a los incautos que no lo sepan que no deben beber el alcohol farmacéutico (el de las heridas) ya que como bien pone en la botella tiene un 96% de etanol, pero el otro 4% es entre otras cosas metanol.

Saludos,

Cabezón

No exactamente; aunque desconozco lo que se hace en otros países, en España está prohibido el uso del metanol para desnaturalizar el alcohol. Y si se añade (en otros lugares), no es el 4% que falta del 96%. El 4% es agua, al margen de lo que se haya podido añadir como desnaturalizante.
Me explico. Primero, un alcohol del 96% está formado por 96 partes de etanol y el resto (4 partes) de agua. Es así por razones físicas que no vienen al caso explicar, simplemente es la concentración mayor de alcohol que puede obtenerse en una destilación normal.
Segundo, para evitar el uso fraudulento del alcohol de farmacia (libre de impuestos) como alcohol de consumo (cargadísimo de impuestos) al de farmacia se le añade “algo” para que no sirva para beber. Hace años se usaba el metanol con esa idea, pero el metanol es muy tóxico y quienes finalmente acababan bebiendo alcohol de farmacia corrían serio peligro. Hoy se evita ese riesgo desnaturalizando con sustancias que den mal sabor, por ejemplo el ftalato de dietilo.
Cualquiera que se haya echo enjuagues bucales con alcohol, o lo haya “saboreado” por uno u otro motivo se habrá dado cuenta de que es horrible, sabe asqueroso. ¡Esa es la idea!
Así que un chupito de alcohol de farmacia no es venenoso, pero sí poco recomendable. Aunque el “pedo” es el mismo que con vodka o ginebra.

AlpakaAlpaka

Me acabas de responder una enorme duda, muchas gracias.

Lo que más me gusta de amazings es que uno aprende tanto o más leyendo los comentarios.

Escepiquísimo MéxicoEscepiquísimo México

No es recomendable que alguien de un tratamiento en casa. La intoxicación por alcoholes tóxicos puede ser muy peligrosa y requiere una valoración medica.

Actualmente el tratamiento incluye antizol (fomepizole) pero va . ria dependiendo el tipo de alcohol tóxico que se de y el tiempo de evolución desde la ingesta.

julianjulian

Interesante, y ademas practico el articulo, ya se que cosas podria y no podria hacer en caso de primeros auxilios. A modo de off topic, alguien sabe que fundamento tiene aquella escena de casino royale donde James Bond es envenenado al tomarse un martini y este lo primero que hace es tomarse todo un tarro de agua con sal? Obviamente por como se desarrolla la pelicual no fue suficiente. ¿Pero al ser envenado eso fue lo recomendable?. Esto seria perfecto para los cazadores de mitos. Pero si alguien sabe ya la respuesta, seria inteeresante saberla.

EC-JPR

No, no es recomendable hacerlo en ningún caso. No va a arreglar nada, y sí complicarlo. No recuerdo la escena en concreto de la película, pero sí que antaño se usaba el agua con sal (o café con sal, o agua jabonosa, o sulfato de cobre) para inducir el vómito. Pero, como ya se ha explicado en los comentarios, no es una buena idea.

rebelderebelde

¿Por qué no va a arreglar nada y sí complicarlo? Yo lo veo bastante útil para un caso extremo.

Esceptiquisimo

La inducción del vómito de esta manera puede provocar varias complicaciones que van desde una hiperemesis que crea un desbalance hidroelectrolítico y trastornos acido/base bastante peligrosos hasta broncoaspiración, desgarros y perforaciones. Por esta razón la inducción del vómito hoy en día está indicada solo en casos muy pero muy raros y no se recomienda como regla general. Entiendo que por lógica pareciese contradictorio y de hecho así se pensaba hace unos años, sin embargo fue gracias a esta practica “lógica” que se pudo tener evidencia de las complicaciones y modificar el manejo conforme a la evidencia.

JakJak

Ahora entiendo, que despues de casi 15 años… que en el pueblo cuando hubo una intoxicacion enorme por alcohol adulterado… todos los intoxicados murieran… excepto mi abuelo, el cual solo quedo ciego… y eso es por que siguio bebiendo de todo menos del adulterado…

encannaencanna

he aterrizado de casualidad aqui pero me parece que me quedo, genial, os dare la lata y leere todito si es como sta entrada. voy a por mas post

3 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: El tema surgió al ver esta explicación sobre cómo funcionan los antídotos (por cierto, muy recomendables el resto de viñetas) y nos trajo a la mente la mítica escena de arranque de Indiana Jones en el Templo Maldito, con ese …..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>