Una razón tan estúpida como otra cualquiera (o no) para creer en la teoría de cuerdas y otras dimensiones del más acá

Todo aquel que haya mostrado en alguna ocasión un mínimo interés por la ciencia seguramente habrá escuchado o leído en más de un sitio que el universo en que vivimos posee cuatro dimensiones, tres de ellas espaciales y la cuarta que denominamos tiempo (de ahí que los físicos nos refiramos globalmente al espaciotiempo). En cambio, se requiere haber abandonado completamente la televisión basura, haber traspasado las puertas de la estulticia más absoluta que nos rodea por doquier para preguntarse por qué existen personas en el mundo que pregonan la existencia de dimensiones adicionales, es decir, si el mundo físico que nos rodea posee más de cuatro dimensiones.

Y no me estoy refiriendo a esas “otras dimensiones” a las que se hace alusión en los programas con tufillo magufil o chiripitifláutico, al más allá, el “más acá que te pego, leche” o cualquiera otra majadería de la que viven tantos y tantos chupópteros con lenguas de trapo membranosas y embusteras. No, amigos, no. Cuando los físicos hablamos de otras dimensiones, dimensiones adicionales o dimensiones extra nos estamos refiriendo a otra cosa.

Pero no temáis, mis valientes lectores, pues el propósito de este texto no es el de adentrarnos en el proceloso océano de las susodichas y maltratadas dimensiones adicionales. Muy al contrario. Tan sólo pretendo proporcionaros una serie de argumentos que puedan servir como puntos de reflexión para entender lo que algunos físicos llevan intentando desde la segunda mitad de la década de los años 70 del siglo pasado. Concretamente, me estoy refiriendo a la (probablemente) conocida (de boquilla o de nombre) teoría de cuerdas.

Uno de los supuestos básicos de la aludida teoría de cuerdas asume que las partículas elementales que conforman toda la materia que nos rodea (electrones, quarks, etc.) no son puntuales sino más bien estructuras unidimensionales diminutas, muy similares a filamentos, y más comúnmente conocidas como “cuerdas”. Los defensores más acérrimos de las teorías de cuerdas mantienen la esperanza en que este modelo de la naturaleza consiga proporcionar una explicación de ciertas propiedades conocidas de las partículas elementales que parecen desafiar a las teorías conocidas y ampliamente aceptadas basadas en un espaciotiempo de cuatro dimensiones. Al parecer los interrogantes que plantean estas teorías conocidas pueden tener respuestas satisfactorias cuando se asume que el universo posee más dimensiones de las cuatro tradicionales; en concreto podrían ser hasta once.

¿Por qué se buscan espacios de más de tres dimensiones? ¿Tienen algún sentido o se trata, simplemente, de una cuestión meramente académica, una estimulante forma de masturbación cerebral?

Permaneced atentos, que os voy a contar una historia que creo que os gustará.

Supongo que no os resultará desconocido el nombre de Johannes Kepler, el astrónomo y matemático alemán a quien debemos las leyes del movimiento planetario. Pues bien, cuando Kepler contaba tan sólo con 22 años se trasladó de la universidad alemana de Tübingen a la de Graz, en Austria, donde le habían ofrecido un puesto como profesor de matemáticas. Mientras se encontraba allí, en su cabeza bullían las tres grandes preguntas sobre el sistema solar de su época.

  1. ¿Por qué existen seis, y solamente seis, planetas?
  2. ¿Qué es lo que determina el tamaño de cada órbita planetaria?
  3. ¿Por qué los planetas se mueven con las velocidades que vemos?

Hay que tener en cuenta que en el siglo XVII tan sólo eran conocidos los seis planetas visibles a simple vista: Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter y Saturno. No sería hasta finales del siglo XVIII, en concreto en 1781, cuando William Herschel observó por primera vez con un telescopio el mundo helado que conocemos como Urano.

Kepler estaba convencido de que la estructura del sistema solar y el comportamiento de los planetas no eran en absoluto accidentales. Conocía las proporciones entre los radios orbitales de los otros cinco planetas conocidos y la Tierra, pues habían sido determinados por Copérnico casi 50 años antes. En unidades astronómicas (UA) eran los siguientes:

  • Saturno: 9,17 UA Saturno/Júpiter: 1,76
  • Júpiter: 5,22 UA Júpiter/Marte: 3,43
  • Marte: 1,52 UA Marte/Tierra: 1,52
  • Tierra: 1,00 UA Tierra/Venus: 1,39
  • Venus: 0,72 UA Venus/Mercurio: 1,89
  • Mercurio: 0,38 UA

Dispuesto a desvelar el misterio de las cifras anteriores, se mostró especialmente sorprendido por la enorme separación existente entre las órbitas de Marte y Júpiter (3,43). ¿Y cuál fue la explicación que se le ocurrió? Pues la verdad es que fueron varias. Primeramente, y como suele suceder casi siempre en ciencia, probó con modelos simples. Así, lo intentó con operaciones sencillas, proporciones y funciones trigonométricas. No encontró nada.

A continuación, propuso una hipótesis más atrevida: la existencia de dos planetas demasiado oscuros como para ser detectados, situados entre las órbitas de Mercurio y Venus (1,89) y las de Marte y Júpiter (3,43). Sin embargo, esto no mejoró demasiado su modelo.

La tercera idea que se le cruzó por la cabeza fue mucho más afinada que las dos anteriores. Un día, mientras daba clase, se dio cuenta de que la relación entre los radios de las circunferencias circunscrita e inscrita para un triángulo equilátero era 2 exactamente; un valor que se acercaba mucho al 1,76 de las órbitas de Saturno y Júpiter. Así pues procedió a dibujar órbitas circulares a escala para todos los planetas conocidos y a continuación trazó entre cada dos de ellas polígonos regulares con un número de lados creciente. Entre las circunferencias correspondientes a las órbitas de Saturno y Júpiter trazó un triángulo equilátero inscrito y circunscrito, respectivamente; entre Júpiter y Marte un cuadrado; entre Marte y la Tierra un pentágono; entre la Tierra y Venus un hexágono; finalmente, entre Venus y Mercurio dibujó un heptágono. El cálculo de las proporciones entre los radios de las circunferencias circunscritas e inscritas en cada caso es elemental y Kepler obtuvo los siguientes valores: 2,00; 1,41; 1,24; 1,15; 1,11.

Cuando los comparó con los números propuestos por Copérnico, su desilusión fue enorme. Pero lo que distingue a un genio de cualquier otra persona es la perseverancia y el planteamiento constante de nuevas ideas originales. Lejos de desistir, Kepler tuvo una idea brillante. Se dio cuenta de que su modelo se limitaba a un universo plano, bidimensional. Decidió dar un paso más allá y dirigió su vista hacia las tres dimensiones. Con ello logró eliminar una dificultad básica se su modelo anterior. Efectivamente, el número de polígonos regulares es infinito. ¿Por qué detenerse en el heptágono? El número de polígonos regulares no proporcionaba una explicación de la existencia de solamente seis planetas. En cambio, cuando consideró los cuerpos regulares de tres dimensiones, algo diferente se mostró ante sus ojos. Únicamente existen cinco poliedros regulares: el tetraedro, el cubo, el octaedro, el dodecaedro y el icosaedro. Justamente los que necesitaba. Ahora ya tenía una explicación elegante para el número de planetas de su sistema solar. Procedió entonces a colocar los cinco poliedros regulares entre las esferas de radios iguales a los radios orbitales de los planetas conocidos. La única pega que le restaba por solucionar era el orden en que situaría cada cuerpo geométrico. Optó por incrustar el cubo entre Saturno y Júpiter, el tetraedro entre éste y Marte, el dodecaedro entre el planeta rojo y la Tierra, el icosaedro entre nuestro planeta y Venus y, por último, el octaedro entre Venus y Mercurio. Volvió a repetir el cálculo de las proporciones entre los radios de las esferas circunscritas e inscritas, respectivamente.

Los resultados le dejaron perplejo: 1,73; 3,00; 1,26; 1,26; 1,73. Cuando los comparó con los medidos por Copérnico (1,76; 3,43; 1,52; 1,39; 1,89) quedó tan maravillado que rápidamente los publicó (enviando copias a Tycho Brahe y Galileo Galilei) en su obra de 1596 Mysterium Cosmographicum, un libro que marcaría toda su vida y obra posteriores.

Obviamente, hoy en día sabemos que el modelo geométrico de Kepler no describe demasiado fielmente el sistema solar que conocemos. Sin embargo, hasta que Urano no fue descubierto, casi 200 años tras la publicación del Mysterium, la teoría propuesta por el astrónomo alemán era la comúnmente aceptada.

Si habéis logrado llegar hasta aquí, quizá os estéis preguntando qué diantres tiene que ver todo lo anterior con la teoría de cuerdas y las dimensiones adicionales de las que os hablé al principio. Algunos seguro que ya lo habréis adivinado. Para el resto, continúo un poco más. Ya no falta casi nada.

Bien, al igual que Kepler se hacía tres preguntas básicas hace más de 400 años, los físicos del siglo XXI también se encuentran en una situación muy similar. Podríamos establecer una correspondencia entre las tres cuestiones que atormentaban a los astrónomos de los siglos XVI-XVII y las que preocupan a los actuales físicos de partículas. ¿Cuáles son éstas últimas? Aquí os las dejo:

  1. ¿ Por qué existen seis, y solamente seis, quarks: up, down, top, bottom, charm y strange? Y lo mismo es válido para los seis leptones conocidos: electrón, muón, leptón tau, electrón neutrino muón neutrino y tau neutrino.
  2. ¿Qué es lo que determina la masa de cada partícula elemental?
  3. ¿Por qué las partículas interaccionan de la manera en que lo hacen?

Las respuestas a las preguntas anteriores aún no se conocen, igual que en la época de Kepler no se conocían las respuestas a las tres preguntas básicas sobre el sistema solar. En un intento por proporcionar las soluciones a los enigmas planteados, los físicos de cuerdas han llegado a proponer y a probar con espacios de más dimensiones que las tres tradicionalmente aceptadas. Obviamente, no sabemos si sus suposiciones son correctas, pues en definitiva las pruebas deben proporcionarlas los experimentos y estos no resultan nada sencillos de implementar. Estamos, al fin y al cabo, intentando hacer lo mismo que hizo Kepler en su época. Hoy sabemos que él fracasó porque no disponía de conocimientos y datos que la ciencia de su tiempo no podía proporcionarle. Pero, de todas formas, sus propuestas, sus teorías y sus modelos (sucesivamente corregidos y pulidos) lograron ponerle en la pista que, finalmente, le condujo a hallar la armonía que buscaba y que nos dejó plasmada en sus célebres tres leyes del movimiento planetario. Así pues, ¿quién nos asegura que las teorías de cuerdas actuales no constituyen los primeros intentos, las primeras pistas que nos conduzcan en un futuro, más o menos lejano, al hallazgo de una teoría mucho más general del mundo físico, del universo que conocemos? ¿Tú te atreverías a afirmar lo contrario? Yo no…

———————- Archibald W. Hendry; Johannes Kepler and Extra Dimensions; The Phsysics Teacher, Vol. 42, feb. 2004, 108-112.


75 Comentarios

Participa Suscríbete

Samu

Si quitamos la soberbia de los primeros párrafos (ok, esto es una obra de teatro y hay que mantener el tono de cada personaje), un gran texto, como siempre! 😀

eulez

En realidad es exactamente al revés. La Teoría de Cuerdas es empleada por sus defensores de forma radical. No es que se atrevan a dudar de ella, es que según algunos las dudas acerca de su falta de capacidad para encontrar refutación experimental es falsa, porque según ellos “ya predice la gravedad”.

Señores míos, luego se nos llena la boca criticando a las pseudociencias y a los magufos. La Teoría de Cuerdas es incapaz de encontrar un resquicio para la comprobación con el experimento. Lo de Kepler era tan sencillo como “hay que mirar allí, cuando tengamos un telescopio medio bueno lo sabremos”. Es que en Teoría de Cuerdas no se llega ni siquiera a esa frase, ni siquiera se plantea como un argumento necesario para continuar, se da por hecho que se tiene razón y se tira para adelante, sin llegar a nada. Estamos hablando de 40 años de desarrollo teórico. La comparación con los estudios de Kepler es como poco inadecuada.

La búsqueda para explicar como es la materia a su nivel más básico es legítima, pero no nos confundamos. Esa búsqueda debe hacerse a través del método científico. Si lo que se está haciendo es Matemáticas o desarrollos teóricos esotéricos, pues muy bien, fantástico y magnífico. Pero que no se diga que son lo que NO son.

Sergio L. Palacios

No estoy de acuerdo. Lo que hacía Kepler con polígonos primero y con poliedros después se puede calificar sin rubor como numerología esotérica, magia, pseudociencia y todo lo que quieras. Pero lo importante es que aquellos primeros modelos semimágicos le condujeron hacia el auténtico.

En el artículo yo no me posiciono ni a favor ni en contra de las teorías de cuerdas. De hecho, pretendo todo lo contrario, esto es, sembrar el escepticismo. No estoy a favor pero tampoco en contra de dichos modelos. Simplemente quiero expresar (quizá no lo haya conseguido) que a veces tirar por un camino a todas luces incorrecto te puede acabar llevando al correcto. Los alquimistas pretendían encontrar la piedra filosofal, transmutar el plomo en oro. Hoy sabemos hacerlo. ¿La alquimia es una pseudociencia? Claro que sí, pero con el tiempo acabó dando lugar a la química y a la física nuclear, a pesar de ir dejando cadáveres por el camino.

No pretendo abrir un debate interminable porque la cosa da para esto y más y sé que habrá opiniones a favor y en contra de lo que digo. Al fin y al cabo, hay mucha gente muchísimo más inteligente y capacitada que yo en el mundo y que creen que las teorías de cuerdas tienen algo que decir en la física. Simplemente, no me considero preparado para rebatirles. Si eso es que soy un pseudocientífico o un charlatán magufo, tendré que admitirlo. Errare humanum est…

César

Discrepo en lo que se refiere a la alquimia (hasta el siglo XVII). La alquimia partía de una hipótesis incorrecta (los elementos de Aristóteles y de un cúmulo de observaciones empíricas) pero falsable. En el XVII queda demostrado que la hipótesis es incorrecta y nace una nueva rama de la filosofía natural, la química. Algunos se aferran a la hipótesis incorrecta (como algunos se aferran al geocentrismo, la mecánica no relativista, o lo que sea) y ahí sí son pseudocientíficos.

Por lo demás, la mera existencia de los átomos fue un artificio matemático durante siglos. Pensemos que desde los atomistas griegos la hipótesis atómica no fue algo completamente admitido como descripción de la realidad ¡hasta 1908!, cuando Perrin reproduce experimentalmente las predicciones para el movimiento browniano de Einstein (1905). Puede que pasen siglos hasta que la teoría de cuerdas encuentre su falsabilidad experimental. Mientras tanto ahí están las aportaciones a las matemáticas, que han conseguido que un físico (Edward Witten, no confundir con Kitten) reciba una medalla Fields.

Me ha gustado mucho el articulo, Sergio, enhorabuena.

Miguel

No soy físico, ni matemático, soy Ingeniero (y de Caminos además, totalmente alejado de lo infinitamente grande o pequeño). Tengo que decir que contado así, tiene sentido comparar a Kepler con los físicos actuales en pos de la resolución de este “enigma”. Pero, eluez, corregidme si me equivoco, ¿hoy en día se acepta la teoría de cuerdas de forma axiomática? Es lo que se desprende de tus palabras. Yo creo que no. Tal vez algunos físicos radicales sí, pero lo que se tiene es una teoría que tiene cierta consistencia, lógica interna y hasta ahora nada más. ¿Es posible que aceptes (o que algunos físicos radicales acepten) hoy en día que no se pueda llegar a nada más? Yo creo que no.

Adi Venete

No tengo ni idea de lo bien o mal planteada que está esta teoría, no soy física, pero lo que sí sé es que no es ni de cerca la única teoría aceptada. Es una de las más sencillas y elegantes que los físicos han podido plantear hasta ahora y si sigue en pie es porque están intentando demostrarla.

Aquí tienes a Brian Greene, uno de los mayores defensores de dicha teoría, hablando sobre la teoría en general y su posible demostración: http://www.ted.com/talks/lang/eng/br...theory.html

castigatontoscastigatontos

Eulez Que no te guste una teoría científica audaz no es motivo para compararla con pseudociencias, tus argumentos denotan una profunda intolerancia, y contradicen por completo el escepticismo científico serio, si no te gusta una teoría tiene que ser por dudas científicas y racionales y no por prejuicios personales, no te gusta vale pero eso no te da derecho a difamar dicha teoría, puedes plasmar tus dudas sobre la misma pero comparándola con pseudociencias te pasas mucho de la ralla, sobre todo cuando uno echa la vista atrás y ve como otras teorías audaces fueron criticadas en su época de forma feroz, y luego resultaron aplastantemente ciertas, dejando en evidencia a los intolerantes que pedían la hoguera para los científicos autores de dichas teorías, la ciencia progresa amigo mío gracias a una mente abierta , tolerante y a ideas audaces que deben ser refutadas o confirmadas de forma experimental, manteniendo un escepticismo sano pero no se las puede atacar de forma dogmatica, solo porque no te gusta, y encima usar los mismo argumentos que se usan en las pseudociencias para atacar teorías científicas confirmadas
Por si no recuerdas algo tan básico como es el método científico te recuerdo sus pautas.

1. Observación: Observar es aplicar atentamente los sentidos a un objeto o a un fenómeno, para estudiarlos tal como se presentan en realidad, puede ser ocasional o causalmente.

2. Inducción: La acción y efecto de extraer, a partir de determinadas observaciones o experiencias particulares, el principio particular de cada una de ellas.

3. Hipótesis: Planteamiento mediante la observación siguiendo las normas establecidas por el método científico.

4. Probar la hipótesis por experimentación.

5. Demostración o refutación (antítesis) de la hipótesis.

6. Tesis o teoría científica (conclusiones).

No se puede descartar una idea que respeta el método científico solo por que se encuentra en las fases iniciales del método científico, y por tanto está pendiente de refutación o confirmación, argumentar que no se puede confirmar aun no es motivo para descartarla, se supone que todas las partes contrarios y partidarios tienen que buscar la forma de confirmarla o refutarla usando la razón y el método científico hasta que eso pase y de momento, la teoría de cuerdas es solo eso una teoría sin confirmar.
Así que por este motivo es tan valida científicamente como cualquier otra teoría sin confirmar actual o pasada, otro asunto es el que con el tiempo resulte ser totalmente falsa o cierta, eso es otro asunto, pero de momento descartarla por que aun no ha sido confirmada, es usar el mismo argumento que en su tiempo se utilizaron para atacar a Galileo y otros grandes genios de la ciencia, y hoy día se sigue haciendo con Darwin por parte de los creacionistas, escudándose en cabos sueltos de la teoría de la evolución sin confirmar, y claro con eso les basta para negar la teoría en su totalidad.

En ciencia la duda es buena , el Escepticismo también está bien, pero la Intolerancia científica disfrazada de Escepticismo es lo peor de lo peor y desde mi punto de vista es inaceptable como cualquier otro tipo de intolerancia.

Tito Eliatron

¿Pero la Teoría de Cuerdas no es la que invnetaron los matema´ticos para colgar a todos los físicos por las barbaridades que hacen?

Arturo Quirantes Sierra

En realidad, la preparamos los fisicos para atar a los matemáticos repelentes. Creíamos que con la banda de Moebius teníais de sobra, pero eso de tener una cinta de superficie única os encanta. Así que marchando una partícula puntual en forma de filamento multidimensional. Ahora vas y lo cuentas 😉

Defero

Me encanta. El texto es de una humildad casi adorable: la Ciencia al final es, simplemente, dar palos de ciego, para ir descubriendo el camino a base de tenacidad. Es así como debería verse la Ciencia por parte de la sociedad, un montón de personas intentando encontrar respuestas, y chocando una y otra vez con la realidad: a cada paso que das, se abre ante ti una realidad aún más compleja que lo que esperabas. No se trata de decir “ésta es La Explicación”, sino “esta explicación de momento nos podría valer, a falta de algo mejor”, punto al que sólo se puede llegar si antes te has planteado “vamos a probar si esta explicación vale”. Y si no vale, se desecha, sin traumas. Con humildad. Pasito a pasito.

Maikelnai

¿Pero no habíamos quedado en que la “M” de la teoría susodicha venía de Masturbación? 😉

Gran texto, como siempre.

Miguel Santander

¡Muy buen artículo! Me recuerda un poco a lo que ocurre con la materia oscura: parece que está ahí y tiene determinadas propiedades, pero el nombre no hace sino enmascarar que no tenemos ni idea de lo que es. Con la salvedad, quizá, de que la materia oscura es (un poco) más falsable con la tecnología de hoy en día (aunque no dejen de ser palos de ciego lo que se da).

Pedro J.

Hombre, a veces exageramos cuando decimos que no tenemos ni idea. Sí que sabes varias cosas de la materia oscura, por ejemplo

1) Interacciona gravitatoriamente como toda la materia
2) No interacciona electromagnéticamente (por eso no emite luz).
3) Probablemente está compuesta de partículas de interacción débil con velocidades no relativistas (lo que se denomina materia oscura fría).
4) Su contribución a la densidad del universo es de 23.3%±1.3%

Miguel Santander

Sí, Pedro, pero eso no dejan de ser propiedades que inferimos de algo cuya existencia postulamos porque “nos falta algo” para explicar cosas como las curvas de rotación de las galaxias. Su contribución es el 23%, sí, pero si añadimos la energía oscura con su 72%, nos queda un Universo con sólo un 5% de materia bariónica, o sea, “normal”. O sea, un Universo pero que muy extraño y que no comprendemos ni de lejos.

Ojo, otra cosa es que sea el modelo que mejor reproduce las observaciones (personalmente me parecen más elegantes las teorías de mecánica Newtoniana modificada, pero lamentablemente son incapaces de explicar cosas básicas como el fondo cósmico de microondas, así que…)

Francis

Pedro J., olvidas también recordar que:
1) La materia oscura es necesaria para explicar las grandes estructuras del universo observadas (como la web cósmica); las simulaciones por ordenador sin materia oscura no logran explicarlas. Gracias a estas estructuras se sabe cómo está distribuida a gran escala la materia oscura con gran detalle (de donde se deducen sus propiedades en el universo temprano)
2) La materia oscura es necesaria para explicar la dinámica galáctica, incluyendo el canibalismo galáctico; las simulaciones por ordenador sin materia oscura no logran explicarlas. Gracias a estas simulaciones se sabe cómo está distribuida la materia oscura en varias galaxias y se logran explicar los chorros estales en su entorno.
3) La materia oscura es necesaria para explicar la dinámica de las interacciones entre cúmulos galácticos; las simulaciones por ordenador sin materia oscura no logran explicarlas. Gracias a estas simulaciones se tienen mapas muy precisos de la materia oscura en estos procesos.

Miguel Santander no se están dando palos de ciego, lo siento, estás muy equivocado. En estos tres ejemplos (y hay muchos más) “vemos” la materia oscura tan bien como vemos la materia visible y la podemos caracterizar gravitatoriamente con detalle. Lo único que ignoramos de la materia oscura es su caracterización no gravitatoria (si es que la tiene).

Miguel Santander

No me malinterpretes, Pedro J. Es el mejor modelo que tenemos, eso está claro (por cierto, no sabía que había teorías MOND que incluían materia oscura, interesante tu entrada), pero que los modelos con materia oscura sean los que mejor reproduzcan las observaciones no significa que comprendamos lo que es la materia oscura en sí (es en ese sentido en el que digo lo de los palos de ciego). Igual que no comprendemos la mecánica cuántica, por muy bien que funcione y podamos predecir resultados.

Luis JavierLuis Javier

Retomando la historia de Kepler es curioso como en su primera teoria el apostaba por unos planetas oscuros para hacer cuadrar sus calculos.

Eso es exactamente lo que se hace hoy en dia con la materia oscura; como los modelos no se cumplen nos “inventamos” la materia oscura con lo cual todo cuadra maravillosamente.

Solo es un apunte curioso y seguro que me podeis dar mil razones por las que la materia oscura no es comparable los plantas oscuros de Kepler, pero la lógica por la que se deducen es realmente similar (¿quizas hasta en lo equivocada?).

NoelilloNoelillo

Agradecido mas que denso artículo. He busado por curiosidad esto:

En 4D tambien hay 6 policronos (!!)

http://es.wikipedia.org/wiki/Cuarta_..._espaciales

Y en 5D pues solo hay 3 “politopos” por lo que veo!! (Politopos se llaman en 5d!)
http://es.wikipedia.org/wiki/Quinta_...o_politopos

Y luego un enlace que ya puse alguna vez sobre una visualización de 10 dimensiones, advierto que este vídeo puede ser algo igual peligroso porque es mas metafórico que matemático con el tema de los plieges, pero es guay e ver:
http://alt1040.com/2009/08/visualiza...dimensiones

Y por cierto, eso de las variedades tiene que ver cn esto en cierto modo no? Porque? …Explicacion mode espin si alguien tiene ganas.

Saludos

+1

Arturo Quirantes Sierra

“preguntarse por qué existen personas en el mundo que pregonan la existencia de dimensiones adicionales, es decir, si el mundo físico que nos rodea posee más de cuatro dimensiones”

Serán los mismos que en Los Simpson argumentan eso deo “¿por qué molestarse con 27 sabores de helados cuando todavía no se domina la vainilla?”

Muy instructivo. Y ciertamente, hace falta un nuevo Einstein para que le pegue un fuerte empujon a la fisica moderna y nos explique cómo ir más allá de la teoría de cuerdas o del modelo estándar.

FrancoFranco

Hola, soy de argentina, y quería comentar algo en general sobre el blog que en este artículo se cumple muy bien. Yo entiendo que hay un gran número de lectores y escritores españoles, pero si el sitio está apuntado a el público hispanoamericano en general, recomiendo utilizar un vocabulario levemente más neutro o universal, porque sinceramente los insultos o burlas varían mucho de país a país y este articulo empieza con tres párrafos totalmente ilegibles e incomprensibles para mi.

Saludos

Sergio L. Palacios

Puestos a pedir, yo quiero que Jorge Luis Borges sea nacionalizado japonés, porque no entiendo absolutamente nada de lo que escribía. Y creo que era argentino.

Siento que no entiendas mis insultos, burlas y chanzas pero es que me da una pereza escribir en todos los idiomas… ni siquiera domino el mío, así que imagínate.

Un saludo.

Franco García Bailez

Escribe como argentino cabrón, vamos anda! Huy perdón, se me salio le de mis antepasados.. No entiendo, que culpa vas a tener de escribir en “español” y no en castellano neutro o como corno se le llame. Aparte después me pongo en mi twitter y pongo “hoy aprendí una palabra nueva: chiripitifláutico” y hasta consigo algún RT. Con el tiempo de leer este blog comprendí los significados mayormente de palabras que acá en Argentina no se usan, éste blog si que mola!

Ah un preguntita, alguna vez nos van a explicar a Borges?

Un argentoUn argento

También hay argentinos que se parecen a los gallegos. Y este hasta se ufana de su parecido.

Un argentoUn argento

Sergio L. Palacios dijo:

«Puestos a pedir, yo quiero que Jorge Luis Borges sea nacionalizado japonés, porque no entiendo absolutamente nada de lo que escribía. Y creo que era argentino.»

Y se enojan cuando hacemos chistes de gallegos.

Defero

Tras revisar los tres párrafos, se me ocurre que las únicas palabras que pueden resultar difíciles de entender en función del “regionalismo” son éstas:

televisión basura, doquier, tufillo magufil o chiripitifláutico, majadería, chupópteros, lenguas de trapo membranosas, de boquilla

En cualquier caso, no creo que esas palabras lleguen a convertir el texto en incomprensible. A mí me cuesta entender algunos textos escritos por latinoamericanos, pero no por ello les voy a pedir que dejen de usar su media docena de “localismos”. Intentaré aprender lo que significan y enriquecer mi vocabulario, en vez de pedirles que empobrezcan el suyo.

castigatontoscastigatontos

No sé de donde sacas que este blog esta apuntado al publico hispanoamericano en general, porque esta es una web española y escrita por autores españoles en su mayor parte, si os apuntáis los hispano americanos bien venidos sois, pero decirnos que hablemos de una forma universal para que nos entendáis es como ir a tu país y decirte que cambies tu forma de hablar por que no te entiendo, lo lógico es que sea el visitante el que se esfuerce en entender a la persona que visita, si no entiendes algo pregunta que significa pero no nos pidas que renunciemos a nuestro vocabulario, por ejemplo si te marchas a Londres lógicamente tendrás que hablar en Ingles con los ingleses, si alguno domina tu idioma genial, pero no puedes ir exigiéndoles que hablen castellano a todos, pero conociéndote les exigirías que hablaran con marcado acento argentino, yo cuando viaje a argentina me esforcé en entenderos, simplemente pregunte el significado de lo que no entendía, y todo solucionado, porque si viajo es precisamente para aprender cosas nuevas, y por si no te diste cuenta esa es la base de esta web, aprender.

Además la forma original del idioma que todos hablamos, es el Castellano, se le considera el referente de nuestra lengua como idioma neutro y básico, todo lo demás son dialectos, en ese sentido la forma de hablar española es la más próxima a ese referente y la que menos adulterada está, siendo por tanto la más fácil de entender, cualquier no hispano parlante que quiera aprender Castellano estudia precisamente Castellano, no el dialecto Argentino, Mexicano, Andaluz, Canario, o cualquier otro acento que adorne nuestra lengua común, en ese sentido esta web es mas neutra que la mayoría de las webs sudamericanas por ponerte un ejemplo.

Además existe una cosa que se llama interés por aprender cosas nuevas y es la base de esta web, si te esforzaras cinco minutos en buscar por la red el significado de las palabras que no entiendes comprenderías el texto para empezar y sobre todo expandirás tu mente, la verdad si te soy sincero esa pereza mental que muestras es casi un sacrilegio en esta web.

DRAEDRAE

Solo una puntualización: Al castellano mejor llamarle español, es decir, lengua hablada en España o Estado español (con independencia de que en el territorio español se hablan otras lenguas que en sus respectivas comunidades son cooficiales).

EduEdu

Yo estoy contigo, en este artículo se dicen muchas palabras que no entiendo, aun viviendo en territorio español. Lo de “televisión basura”, “doquier”, “tufillo magufil” o “chiripitifláutico”, aún. Pero me gustaría que se usara un vocabulario más neutro para expresiones como “11 dimensiones”, “quarks”, “leptones”, y si me apuras también incluyo “universo” y “amigos”. [MODO JOCOSO OFF]

Ayyy, cuánta información me falta para seguiros, pero qué interesantes me parecen vuestros artículos.
Al menos hasta que dejo de enterarme.

timofonargentinotimofonargentino

Que mina hueca por favor! Cero capacidad de aprendizaje. Yo les entiendo todo lo que dicen, tampoco es que escriben en portugués o en catalán. Hasta a esos les entiendo.
PD: Una vez les puse “viva España” a unos catalanes y se recalentaron. 😛

abby

“Mina hueca” ??? el que escribió eso de que por favor “hablen más neutro” fue un tal Franco!

Juan IgnacioJuan Ignacio

Me ha dado que pensar este artículo.
Muy interesante, sin duda!!

El ajuste del modelo de Kepler, a base de encajar poliedros de diferentes formas, hasta encontrar la concordancia con los datos, me parece forzado (por lo arbitrario), aunque reconozco que no había mucho donde elegir, ya que no había llegado Newton.

Es parecido a la ley de Titius-Bode, que consiste en una serie numérica que se ajusta de forma asombrosa a las distancias orbitales de los principales planetas, sin ninguna causa aparente.

En ambos casos, se busca una concordancia matemática a base de “palos de ciego”, sin soporte argumental (Kepler, en cualquier caso, se ganó de sobra su prestigio con sus Leyes del movimiento planetario!).

La Teoría de Cuerdas, por lo que sé acerca de ella, me parece diferente a dar “palos de ciego” en el sentido expuesto antes. Es cierto que, por ahora, no hay ninguna manera de someterla a una falsación empírica. También es verdad que puede resultar falsa. Sin embargo, el desarrollo de esta teoría va más en la línea de disminuir el número de agentes en juego (hasta quedarnos sólo con la cuerda como estructura fundamental), aunque ello exija la adición de dimensiones espaciales extra y el desarrollo de unas matemáticas muy complejas. Esta dirección me resulta más parecida a la del desarrollo de las mejores teorías de la Ciencia, desde la Gravedad de Newton a la Mecánica Cuántica: encontrar los fundamentos comunes de fenómenos aprentemente dispares, a costa de complicar las matemáticas que los explican.

Además, el aumento de dos a tres dimensiones propuesto por Kepler no fue una transformación fundamental (Kepler sabía que hay, al menos, tres dimensiones espaciales), sino que obedecía al propósito de limitar el número
de “piezas disponibles” en su puzzle matemático, por si cuadraban.

Por otra parte, los avances científicos valen por sí mismos, aunque se hayan producido por causas fortuitas. Pero, en mi opinión, es más eficiente no distraerse mucho con tesis que estén suficientemente refutadas.

Saludos

Francis

Buena entrada Sergio, un físico “que una vez fue medio matemático“. Sólo hecho en falta la Fig. 2 del artículo de Hendry.

Sobre la teoría de cuerdas solo quisiera decir una de cosa… (tú ya sabes que diré más cosas en un futuro no muy lejano… de hecho, ya están dichas…).

En el modelo estándar de las partículas elementales las partículas presentan una entidad dual son a la vez partículas puntuales y campos distribuidos por todo el espacio (algo similar a la dualidad onda/partícula).

¿Qué es una partícula putual? Un punto del espaciotiempo con propiedades. ¿Qué es un campo? Una propiedad física que se distribuye por todos los puntos del espaciotiempo.

En el modelo estándar las propiedades de las partículas son “internas” (simetrías “internas” propias de cada partícula que la distinguen de las demás, lo que disntigue un electrón de un quark, por ejemplo). Pero las partículas son puntuales y no tienen estructura, ¿dónde están esas propiedades? No están, son.

Los campos se distribuyen por todo el espaciotiempo, ¿cómo es posible que la propiedad “ser electrón” de un electrón se encuentre distribuida por todo el espacio? Nos resulta paradójico, pero es que esta propiedad no tiene estructura, no es un “algo” que se distribuya por todo el espacio, es solo una propiedad del propio espacio.

La idea que subyace a la teoría de cuerdas es sencilla, casi obvia. Podría ser que las propiedades “internas” del espaciotiempo que aparecen a veces como partículas y a veces como campos no sean sino espacio, nada más que espacio curvado. Lo que creemos que es un punto del espacio en realidad, con una “buena lupa” es un trozo de espacio de más dimensiones adecuadamente curvado. Las dimensiones de dicho espacio curvado tienen que ser suficientes para que “quepan” las “dimensiones” de las propiedades “internas” que describen las partículas del modelo estándar.

La idea es bonita. La matemática de esta idea es muy complicada. Hoy en día sabemos tantas cosas del universo que lograr que una “idea bonita” sea capaz de explicarlas todas es muy difícil. Lo sorprendente es que esta “bonita idea” tras más de 40 años de investigación sigue siendo prometedora. Lo normal es que hubiera sido descartada hace mucho…

¿Es falsable la teoría de cuerdas? En el año 2000 muchos pensaban que no era falsable. En el año 2010 (con un congreso anual de fenomenología en la teoría de cuerdas desde 2001) las cosas han cambiado mucho. Hoy se cree que los resultados del satélite Planck sobre el fondo cósmico de microondas, que los resultados de los detectores de ondas gravitatorios (LIGO y en un futuro LISA), que los resultados de los estudios de rayos cósmicos ultraenergéticos (mediante satélites como Fermi o dectectores terrestres como Auger), y un largo etcétera de experimentos permitirá verificar o refutar la teoría de cuerdas en los próximos lustros.

Sólo un ejemplo. Hasta 1998 la teoría de cuerdas predecía una constante cosmológica nula. Costó lograrlo, porque las teorías supersimétricas de la gravedad (y la teoría de cuerdas es una de ellas) predicen de manera natural una constante cosmológica negativa. Lograr que sea nula, cuesta. Pero en 1998 se descubrió que la constante cosmológica es positiva. Ha costado unos 7 años lograr incorporar una constante cosmológica positiva en las predicciones de la teoría de cuerdas. Y a muchos aún no les gusta cómo se ha logrado. Muchos teóricos de cuerdas aún sueñan con que algún día se descubra que la energía oscura es una predicción de la teoría de cuerdas que no tiene nada que ver con la constante cosmológica y que en realidad ésta es nula (o mejor aún, negativa).

Con toda seguridad en 2020 (pongo un fecha bastante razonable) sabremos si la teoría de cuerdas ha resistido los embites de los experimentos.

No aburro más.

Sergio L. Palacios

Gracias, Francis. Por todo… 😉

En cuanto a lo de incluir la Fig. 2 del artículo original tengo que decirte que, efectivamente, estuve tentado de ponerla pero finalmente me eché atrás. ¿Sabes por qué? Deformación de profesor. Pensé que poner un enlace al cálculo de las proporciones entre los radios de las circunferencias inscritas y circunscritas animaría a la gente a realizarlo. No sé si lo habré logrado, pero como profesor tenía que intentarlo…

Un saludo.

Pedro J.

Francis, ahora me tienes que explicar por qué la supersimetría en cuerdas predice una constante cosmológica negativa. Lo natural hasta la física donde yo sé (bueno, más bien intuyo) es que la contribución de fermiones y bosones se anulen exactamente en supersimetría. ¿Podrías comentar algo o un enlace?.

Francis

No es fácil de explicar sin utilizar algunos tecnicismos por qué Maldacena y Núñez demostraron en el año 2000 (aunque el resultado era “conocido” desde los trabajos de Veneziano en 1988 sobre cosmología de cuerdas) que es imposible compactificar una teoría de supergravedad para obtener un universo de De-Sitter (con constante cosmológica positiva), resultado que se extiende a la teoría de cuerdas y a la teoría M. Witten llegó a afirmar en 2001 que creía que nunca podría lograrse.

La primera solución a este asunto, para la teoría de cuerdas más sencilla, la IIB, es el famosísimo artículo KKLT (Kachru, Kallosh, Linde, Trivedi, “de Sitter Vacua in String Theory,” 2003). Desde entonces se han publicado otras soluciones, pero todas tienen cierto “tufillo” de artificio. Y todas implican la ruptura de la supersimetría “antes de tiempo” (antes de cuando se pensaba que tiene que romperse).

Si buscas en ArXiv o en Google artículos sobre cosmología de cuerdas (“string cosmology”) seguramente encontrarás alguno que te lo explique a un nivel que entiendas.

¿Has leído el libro de Lee Smolin “Trouble with Physics” criticando la teoría de cuerdas o el libro de Leonard Susskind “The Cosmic Landscape”? Son muy famosos y ambos describen en detalle este problema. Para Smolin es el gran problema de la teoría de cuerdas. Para Susskind la única solución razonable es el principio antrópico (es natural un universo AdS y casi imposible un dS pero no imposible gracias al principio antrópico).

No sé si te he aclarado algo este asunto (es muy famoso en teoría de cuerdas).

Pedro J.

Estaba leyendo poca física últimamente y ya me has puesto dos libros en la pila. ¡No esperaba menos de ti! 😉

Damian Lima

Espectacular Sergio!
El tema de las partículas elementales y todos sus nombres, propiedades y “sabores” es realmente apasionante!
Saludos!

Javier

Me recuerda a las piruetas de epiciclos y deferentes para cuadrar las órbitas… luchando por un modelo adecuado.

Un abrazo, compañero

Milhaud

Sabes que me encanta cuando la gente en general escribe sobre historia de la ciencia, ya sea únicamente a modo anecdótico, o intentando extrapolar experimentos del pasado para poder comprender los razonamientos actuales y futuros. Particularmente, me gusta cuando lo haces tu, sabes llevar bastante bien las historias.

Sobre la teoría de cuerdas, la primera vez que escuché a alguien plantearlo me pareció algo que jamás llegaría a comprender. Ahora, con el paso de los años, tras haber leído bastante y haber abierto un poco la mente, sigo sin entenderla por completo, pero hay cosas que empiezan a no sonarme tan mal.

Felicidades por el artículo, y que sepas que eso del “más acá” ha conseguido sacarme una carcajada.

HUBHUB

Acabé la carrera de física en el pleistoceno inferior. Soy español pero, en la teoría de cuerdas me siento argentino ( perdón por el chiste), sinembargo el artículo y los comentarios me han resultado la mar de entretenidos che.

mugicamugica

muchas gracias por el articulo y por la web en general!! yo soy abogado reconvertido a ontólogo para motores semánticos verticales… asi que todo esto me pilla lejiiiisimos!!! pero estamos con físicos en el mismo centro de investigación y no les entendemos ni media. y os dire que se agradece pero MUCHO explicaciones de este tipo, como solemos decir nosotros “para tontos y de letras”, :) al final acercais un poquito mas ese mundo que nos gustaria a muchos entender.
gracias.

Javier FloresJavier Flores

Un chiste para quién no se lo sepa
¿Por qué a los “cuerderos” no se les puede probar una infidelidad?
Porque pueden explicar todo

tua tua tua tuauauauau.

superfdzsuperfdz

Debemos equivocarnos para poder seguir progresando, estas primeras teorias son las que ayudan a levantar las demas, si no fuera por ellas nos estancariamos en las investigaciones.
Por ejemplo cuando newton postulo su teoria de la gravedad hizo grandes avances en la ciencia aunque años mas tarde Einstein la corrigiera y ampliara más

Dani

Fantástico post, Sergio. Simplemente genial. Y como siempre, es sumamente interesante leer todos los comentarios adicionales: tu pones la ensalada y otros echan sal y pimienta. :-)

Saludos

anonanon

Michio Kaku, que imagino que muchos habreis leido algo de él y otros lo habran leido sin saber quien es; tiene, ademas de varios documentales, varios documentos publicados (desconozco si ya estan traducidos al castellano, al menos en ingles estan disponibles) de lectura casi obligada para cualquiera que quiera conocer en que punto estan ahora las investigaciones (algo distante a lo que se refleja en este post).

MIGUELMIGUEL

Muy bueno. Yo termine la carrera hace (sniff) más de 30 años y disfruto de todo lo que compartís (aunque a veces me pierdo). Me he ganado la vida de otra manera pero si algo me hace intuir que es la teoría de las cuerdas el camino hacia una aceptable comprensión de Lo Que Hay es que desde hace 20 años he participado con frecuencia en ceremonias con peyote y he tenido la experiencia de ver un universo que son filamentos (luminosos) y que describe Don Juan en sus libros, que por otra parte son un poco…, en fin.
Se que esto es tirarse a los lobos pero si lo de la ciencia es experimentar, nada, el que tenga cuajo que experimente…

JerbbilJerbbil

Magnífico artículo. Con todo, lo que más me ha gustado ha sido eso de que ahí lo dejas, para que el personal piense. Fantástico.

Sólo una cosita, y ya salió la profe que llevo dentro. En su magnífico comentario, el compañero Francis, prácticamente al final, me usa la palabra “embites”. No, por favor, es “envites”, o, si quieres usar aquello de eme antes de be, “embestidas”, aunque igual ya sería un concepto un poco bestia :)

Se aprende un montón con todos vosotros.

¡Gracias y saludetes muy amplios!

Nombre_Obligatorio

La “Teoría de Cuerdas” no ha hecho, a fecha actual, ninguna hipótesis falsable, y lleva varias décadas de desarrollo teórico. Debería llamarse, pues, la “Hipótesis de las Cuerdas”. Si, en el futuro, realizan alguna predicción falsable, y ésta se cumple, entonces perfecto. Pero lleva muchos, para algunos demasiados, años de desarrollo futil.

Desgraciadamente, muchos científicos, entre ellos Hawking y Kaku, se han dado a publicar libros sobre Universos Paralelos y derivaciones más o menos directas de la “Teoría de Cuerdas”.

Al igual que Einstein se equivocó respecto a la Mecánica Cuántica, otros científicos de renombre se equivocan al fomentar un discurso que no cabe dentro del Método Científico.

MalonezMalonez

Me ha gustado mucho el post.

Me leí el libro “El universo elegante” de Brian Greene (un entusiasta y desarrollador de la teoría de cuerdas) y me quedé prendado de la teoría (lástima que no explicara lo de Kepler, el libro hubiera ganado ;). NO estoy de acuerdo con que sean fanáticos: en su libro habla de Kuhn, de falsabilidad y de todos los problemas con los que se encuentra la teoría. Incluso aunque estos conceptos lleguen a oscurecer la teoría y rebajarte el entusiasmo.

Hay una diferencia entre los magufos y los que defienden las supercuerdas: los últimos son muy conscientes de que es una teoría indemostrada y no intentan convencerte de que el mundo tiene que ser así. Están dispuestos a cambiar/modificar la teoría ante nuevas evidencias. Y creo que algo parecido pasa con la materia oscura.

adslVODAFONEadsl

Gracias por la noticia y por la informacion facilitada, aunq este tipo de noticias no suelen ser del todo objetivas y aconsejo buscar temas relacionados para hacer una idea global.
Quereis conocer las ofertas mas actualizadas sobre las lineas ADSL de VODAFONE?? , no dudeis en visitar ADSL Vodafone

Jesús R.

Este comentario es spam generado por un bot y debería ser eliminado. Se nota que es un bot automático y no una persona porque es un comentario que por su ambigüedad vale absolutamente para cualquier asunto. Después mete la publicidad y listo.

Miguel CMiguel C

No sera que Vodafone ya demostro la teoria de cuerdas. Y si contratas una oferta de ADSL te envian el intenet desde otra dimensión ah!!.

CarlosCarlos

No hay que ir a las minusias, es mejor ver el contenido en general, y para mi que no soy español, lo entendi en su sentido general, a pesar que no soy hombre de fisica, o matematicas.

Un científicoUn científico

La teoría de cuerdas es una religión que a detenido el avance de la Física durante 20 años.

pako 15 añospako 15 años

Hoy tuvimos clases de ciencias : Nos explicaron lo de los protones , neutrones , electrones , átomos , moléculas . Q dentro de los protones y neutrones hay otras particulas llamadas “quarks” de 3 en 3 y q van ” pegados ” gracias a un pegamento llamado “gluon” . Le pregunté de q estaba hecho un “QUARK” . “NO LO SABIA” me dijo . Entonces le dije q hacia falta para saberlo …y me dijo q haria falta una fuerza q aun q no existe en el Universo para destrozar un Quark . Tanta q solo Dios la tiene .Solo Dios puede destruir un quark ….imagino q estara hecho de otras particulas mas pequeñas y asi hasta el infinito ¿No? gracias

Francis

Pako, nadie aún sabe de qué están hechos los quarks y los leptones (electrones y neutrinos). Los experimentos indican que los quarks tienen un radio inferior a 10^-19 metros (mil millónesima de la billonésima de metro).

Varias propiedades de los quarks y leptones sugieren que están hechos de cosas más pequeñas (prequarks o preones). Por ejemplo, hay 3 generaciones de partículas (“repetidas” en cada generación pero con masa creciente), estas partículas tienen propiedades magnéticas (y el magnetismo está asociado al movimiento de cargas eléctricas), etc.

Si los quarks y leptones están hechos de algo más pequeño serán necesarios nuevos aceleradores de partículas, el LHC no será capaz de descubrirlo. Si tienes 15 años durante tu vida verás el nacimiento de aceleradores capaces de explorar hasta los 10^-21 m y quizás alguno observa la subestructura de estas partículas.

¿Hasta el infinito? No, no es posible. En la escala de energía de Planck (millones de veces más energía que la que alcanza el LHC del CERN en Ginebra) una partícula elemental se convierte en un agujero negro por lo que creemos que dicha escala de energía (o masa) es el límite último para que una partícula elemental esté hecha de cosas más elementales. El propio espacio deja de tener sentido a dichas escalas.

No sabemos de qué están hechos los quarks pero sí sabemos que no puede estar hecho de cosas más pequeñas ad infinitum. Tiene que haber un límite. La exploración de los orígenes del universo (la gran explosión) nos permitirá explorar dicho límite y durante tu vida (aún eres muy joven) habrá gran número de sorpresas sobre lo que constituye los quarks y los leptones.

vicente de la iglesiavicente de la iglesia

soy un completo ignorante aunque un enamorado de la fisica, mi cabeza no da para enten
der la cuarta parte de lo que decis, pero me encanta veros discutir, rebatir, cabrearos…no sabe
beis lo enriquecedor que puede ser. solo voy a decir una cosa, solo el que esta dispuesto a
perderse es capaz de encontrar nuevas sendas, al fin y al cabo la ciencia siempre tuvo
elaborar mil teorias para hallar la buena. si se equivocan…bienvenidos sean, al menos
tienen una teoria, y de ella pueden con el tiempo salir otras mejores, lo que nunca hay que
hacer es conformarse, creer en verdades absolutas cuando hemos visto lo “relativo” que pu-ede ser todo. defiendo el derecho a equivocarse, y a soñar y a imaginar…si tenemos esa capacidad sera por algo…usemosla, a los fisicos muchas veces los arboles no os dejan ver el bosque.

Aclarando magufadasAclarando magufadas

El pensamiento mágico de Kepler le llevó a dar con la tecla luego de muchos cálculos, no se puede decir que fuera una mente privilegiada en cuanto a creatividad se refiere.
Ahora aquí se compara ese pensamiento mágico con el de Kepler, en plan: a ver si damos en la tecla con la paranoia que sea. Que ya lleváis 40 o 50 años!!!
Que no llegáis a nada! Verborrea matemática que insulta a los que de verdad están haciendo algo!

Por otro lado, la mejor pregunta es: ¿es el electrón una partícula puntual?

CMV63CMV63

Oye, yo creo que tengo una teoría sobre esto de los preones. No está patentada aún, pero creo que a lo mejor puede servir. Explica muchas cosas que los modelos actuales de la física ignoran. Creo que podré simplificar todos los fermiones actuales en tres partículas, sólo me tienen que decir qué puedo hacer para que no me copien la teoría y cómo puedo hacer un post en taringa, saludos a todos.

2 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Todo aquel que haya mostrado en alguna ocasión un mínimo interés por la ciencia seguramente habrá escuchado o leído en más de un sitio que el universo en que vivimos posee cuatro dimensiones, tres de ellas espaciales y ……

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>