Carta de un jefe de sala de control de una central nuclear española


El pasado sábado, un operador de reactor de una de las centrales nucleares operativas en España nos escribió para agradecernos la información que estábamos publicando sobre el accidente de Fuskushima, dada (y cito) “ la cantidad de barbaridades que se están diciendo estos días por todos los medios de comunicación: apocalipsis, explosiones nucleares, devastación, etc.”.

Tras hacer las verificaciones oportunas sobre su identidad (que no desvelaremos), le pedimos que se dirigiera a nuestros lectores para relatarles lo que podía sentir un trabajador de su cualificación al ver lo que está sucediendo en Fukushima. Felizmente accedió, y a nivel personal y sin representar oficialmente a institución alguna, no solo ha escrito la carta que reproducimos a continuación, sino que también se ha ofrecido a contestar a las dudas que podáis tener al respecto de su labor.

Vaya desde Naukas nuestro agradecimiento por su testimonio. Os dejamos con su carta:

__________________________________

Queridos lectores de Naukas:

Trabajo en la Sala de Control de una de las centrales nucleares españolas desde hace más de una década. Tengo la Licencia de Supervisor emitida por el Consejo de Seguridad Nuclear. Mi puesto es el de Jefe de Sala de Control de uno de los turnos rotativos y mi trabajo consiste en dirigir y supervisar a los dos Operadores, el de Reactor y el de Turbina, así como a los auxiliares, en todas las maniobras, trabajos y emergencias que se puedan dar en la operación de la central.

Me considero preparado para ejercer mi trabajo y lo ejerzo con la misma tranquilidad que cualquier otro trabajador, y ello es fruto de muchos años de preparación y sacrificio. Nos seleccionan por ser ingenieros técnicos, por nuestra capacidad de aprendizaje y por un perfil psicológico adecuado para soportar situaciones de mucho estrés. Nos preparan durante tres años para ser Operador de Reactor (dos para el caso de Operador de Turbina), con exámenes donde el aprobado es un 8 sobre 10 en cada asignatura, hacemos más de 400 horas de simulador de alcance total y aprendemos constantemente de los errores propios y ajenos. Una vez adquirida experiencia en el puesto, nos preparan para obtener la Licencia de Supervisor emitida por el CSN, durante otro año y medio. Estudiamos física nuclear, resistencia de materiales, mecánica, electricidad, instrumentación, protección radiológica, factores humanos y legislación. Dedicamos una semana completa de cada siete a formarnos teórica y prácticamente mediante simuladores. No somos ni genios ni superdotados, simplemente personas muy bien preparadas que han trabajado mucho para conseguir su empleo.

Hace unos días se produjo en Japón un desastre natural de dimensiones colosales: un terremoto de grado 9 junto con un tsunami de 10 metros. La central nuclear de Fukushima resistió correctamente al terremoto, pero el tsunami que le siguió dejó inutilizados los sistemas de refrigeración de emergencia, lo que condujo al accidente que todos conocemos. Con este mensaje quiero expresar lo que siente una persona responsable de la operación de una central nuclear ante lo que está pasando en Japón y en todo el mundo.

En primer lugar, siento lo que cualquier persona con un mínimo de humanidad puede sentir ante tanta desgracia y desolación: tristeza. En segundo lugar, siento una enorme solidaridad por los compañeros japoneses que trabajan para hacer frente al accidente de Fukushima, especialmente a los que lo hacen desde las Salas de Control. Creo que pocas personas como nosotros pueden acercarse a comprender lo que les está ocurriendo. Si les pudiésemos preguntar, nos dirían que no se consideran héroes, puesto que lo que están haciendo es parte de su trabajo. Pasamos tanto tiempo entrenando este tipo de situaciones que, aunque parezca exagerado, estamos acostumbrados a ellas. Creedme, esta situación la han simulado multitud de veces y saben lo que están haciendo. Por supuesto eso no les quita mérito, porque una cosa es un entranamiento y la otra es la realidad. No son kamikazes, son profesionales.

El tercer sentimiento que tengo es el de impotencia ante la enorme cantidad de comentarios, opiniones y juicios realizados por personas que no conocen de lo que hablan, o peor todavía, que intentan manipular a la población aprovechando el accidente. El miedo es un excelente aliado para conseguir los objetivos y algunos saben muy bien cómo canalizarlo. Mucha gente está angustiada innecesariamente. Se ha hablado de apocalipsis, descontrol, hecatombe, pero nadie dice que todos los muertos y desaparecidos de Japón lo son por el terremoto y posterior tsunami, que ese apocalipsis nuclear no ha producido todavía ningún muerto (y ojalá no lo produzca). La evacuación de la población y la permanente información están siendo fundamentales para ello. Nadie habla de los fallecidos en las refinerías de petróleo y en cualquier otra instalación.

Todos nos miramos al ombligo y pensamos si eso nos puede pasar a nosotros, si nuestras centrales son seguras. Nadie se pregunta qué pasaría en Barcelona o en Valencia si llegara un tsunami de 10 metros, ni qué pasaría en un estado de fútbol con cien mil espectadores ante un terremoto. Lo que ha pasado en Fukushima refuerza todavía más mi seguridad de que trabajo en un lugar seguro. Sinceramente, y utilizando las estadísticas (algo que no hace la gente habitualmente), tengo muchas más posibilidades de tener un accidente en el coche viniendo a trabajar.

Estamos totalmente de acuerdo con una revisión de la seguridad de nuestras centrales, porque la revisamos cada día. Periódicamente se comprueban todos los sistemas de seguridad de la central. Trabajamos en un sector donde se aprende constantemente de los sucesos en otras instalaciones. Cuando pasa algo en cualquier central del mundo, emite un informe explicando en detalle qué les ha sucedido. Ese informe nos llega a todas las centrales, analizamos si ese problema es aplicable a nuestra instalación y en caso positivo, qué medidas de seguridad tenemos para evitarlo. Si no son suficientes, se desarrolla una modificación de diseño para hacer frente al hipotético problema. En cada parada de recarga se añaden decenas de modificaciones, muchas de ellas relacionadas con los citados informes.

Quiero tranquilizaros a todos: las centrales nucleares son seguras y están operadas por personas muy conscientes de lo que tienen entre manos, con un grado muy alto de preparación y de compromiso con la sociedad. No somos parte del “lobby nuclear”, somos profesionales que creemos en lo que hacemos. Os invito a que preguntéis lo que necesitéis saber en el apartado de comentarios, porque no tengo ningún problema en explicar lo que sea necesario, ya sea de lo que está ocurriendo en Japón o de cómo funciona una central nuclear. Eso sí, prefiero mantener el anonimato porque no tengo ningún interés en ser la imagen de nadie y no represento a ningún colectivo, simplemente a mí mismo.

Gracias por leerme.

1.259 Comentarios

Participa Suscríbete

Heber Rizzo

Pues lo seguiré en twitter, entonces.
Quizás pueda, ademas de contestar preguntas, hacer de vez en cuando algún comentario sobre noticias o datos de energía nuclear.
Saludos

OperadorOperador

Os comunico que tengo una cuenta en Twitter (@OperadorNuclear) desde donde responderé a todas las dudas que tengáis sobre la energía nuclear. De esta forma, podremos tener un contacto un poco más directo y la difusión también puede ser mayor. Por supuesto, si alguien sigue preguntando aquí, continuaré respondiendo como desde hace 5 años.

PD: Lo había notificado antes, pero no veo el comentario.

AlexAlex

Hola, y muchas gracias por disponerse a ayudarnos en nuestras dudas.
Le escribo porque he estado viendo últimamente algunos videos en YouTube sobre riesgos del material radiactivo (cómo lo echan alegramente en el mar en la Hague por ejemplo) También se dice que hay más casos de cáncer en las poblaciones cercanas a Garoña. Se dice que no hay estudios y que por eso no se pueden establecer conclusiones y no se puede afirmar eso. Pero precisamente por eso las autoridades no encargan estudios!!! Estoy preocupado. Mi pregunta es; aunque la central de Garoña no se reabra, si se utiliza como almacén transitorio (sustituyendo de momento a villar de cañas), de qué forma me puede afectar a mí si vivo en Bilbao? (a 70km aprox.) Muchas gracias y saludos

YepaYepa

Sobre lo de los vertidos de la Hague sospecho que ha visto el documental

“La Pesadilla de los Residuos”

, de nuevo si me permite le hago algunos comentarios al respecto.

El documental es bastante tendencioso cuando no directamente deshonesto y esto ve ya desde el minuto 1:17 donde se afirma que el estado de Washington tiene la tasa más alta de cáncer del pais para intentar hacer una correlación con Hanford, como puede ver esto no es cierto:

Cancer Rates by U.S. State

http://www.cdc.gov/cancer/dcpc/data/state.htm

Pero independientemente de esto recuerde siempre esa máxima de que correlación no implica causalidad. A parte se centra en su mayoría en los residuos militares (Hanford y Mayak) que poco tienen que ver con los de las centrales eléctricas ya que son de diferente naturaleza y gestión.

Luego identifica los residuos radiactivos como solo generados por los ejércitos y las centrales nucleares pero se “olvida” de que dichos residuos (los mismos de baja y media actividad que se tiraron al océano) se generan también en otras industrias, en hospitales, en investigación… De hecho la mayoría no tienen nada que ver con las centrales eléctricas, un par de ejemplos ilustrativos, en EEUU el grueso de los vertidos se hizo antes de 1960, ese periodo solo tenía dos pequeños reactores comerciales de 24 y 60 MW que conectaron en 1957. Otro de los países que han realizado vertidos es Nueva Zelanda que nunca a tenido un reactor de producción eléctrica.

CRIIRAD es una organización que tiende mucho al sensacionalismo y de Greenpeace que decir, como muestra por ejemplo en la parte sobre Hanford dicen que hay “una contaminación” de tritio de 13 Bq/l. Para empezar conviene recordar que si bien nuestros sentidos no perciben la radiactividad, tenemos medios para detectarla y medirla hasta niveles ridículamente pequeños. En este caso esos preocupantes 13 Bq/l de tritio equivalen a una concentración de 35,8 femtogramos (10E-15) de tritio por cada litro. Su presencia de manera natural ronda el bequerelio por litro y la OMS recomienda un limite de 10.000 Bq/l aunque luego los países han adoptado limites más o menos conservadores (750 en EEUU, 7.000 en Canada, 30.000 en Finlandia…)

Tritium in drinking water

Después señalan que se reconoce que los niveles detectados superan los límites de potabilidad. Esto es cierto… para Estados Unidos. Por lo que veo los máximos detectados han sido de 180.000 pCi/l o 6660 Bq/l lo cual supera el límite estadounidense pero no el Canadá o la OMS, y ojo esto es en una instalación militar en la que efectivamente su última preocupación era el impacto en el medio ambiente con barbaridades como las de mantener ciclos abiertos de refrigeración.

El accidente de Mayak es también en el área militar sin tener nada que ver con el de generación eléctrica, el tanque que explotó era de nitrato-acetato procedente del antiguo proceso que tenían de obtención de plutonio militar, nada que ver con los residuos que se generan en las centrales nucleares que no son explosivos como se llega a afirmar en el documental. Por cierto, el complejo de Mayak también es el principal centro de producción de radioisótopos para medicina e industria del país (y del mundo).

En cuanto a La Hague, partiendo de que toda actividad industrial tiene un impacto da igual que sea fabricar piruletas, paneles fotovoltaicos o, en este caso, reprocesar combustible nuclear, la cuestión es hasta que punto. En el caso del reprocesado se señala la emisión de kriptón-85. Efectivamente durante la irradiación del del combustible nuclear se genera dicho isotopo que en su mayoría queda contenido en el combustible y que a la hora de reprocesarlo escapa del mismo.

El kriptón-85 es un gas noble cuyo impacto es escaso ya que no participa en ningún proceso biológico y al contrario de lo que se dice en el documental sí que se han hecho y se hacen mediciones en La Hague, de hecho Areva las publica todos los meses y hasta donde he visto no ha habido ninguna queja por parte del regulador francés. Más aún, como ya he señalado tenemos la capacidad de detectar radioisotopos con gran facilidad, si en La Hague se hubiesen superado los límites es algo que se hubiese sabido no ya por parte de Areva, o los reguladores franceses, sino por la red CTBTO de estaciones que se ocupan de vigilar posibles pruebas nucleares y en el que una descarga inusual de kripton-85 haría saltar todas las alarmas.

Con Greenpeace es lo de siempre, si las centrales y otras instalaciones nucleares hicieran descargas de yodo-131 y otros radioisotopos como las que se hacen algunos centros médicos y que están dentro de los límites legales, también saldrían diciendo que estaban matando el mundo y que todos nuestros hijos iban a salir deformes, eso sí nunca los habrás visto a la puerta de un hospital pidiendo su cierre.

Otro ejemplo de pura deshonestidad; el técnico de CRIIRAD dice que los científicos aseguraron que en Chernobyl nunca se vería un aumento del cáncer porque las dosis fueron bajas y que luego se sorprendieron al ver el aumento de cáncer de tiroides. Los científicos no aseguraron eso y el aumento de cáncer de tiroides no ha sido por una exposición crónica a dosis bajas como dice sino todo lo contrario y estoy convencido que lo sabe. Como no se prohibió el consumo de leche contaminada con yodo-131 las dosis a la tiroides fueron altisimas, y lo de que “los científicos” reconocieron que el modelo que estaban utilizando era erróneo es otra mentira que se saca de la chistera. Asegura que la ICRP dice que las dosis bajas son perjudiciales lo cual es otra mentira, el ICRP no dice eso, de hecho advierte en contra la utilización del modelo que promulga CRIIRAD:

“The aggregation of very low individual doses over extended time periods is inappropriate, and in particular, the calculation of the number of cancer deaths based on collective effective doses from trivial individual doses should be avoided”

Podría comentar más detalles pero supongo que ya queda patente que lo que se dice en este documental pues como poco hay que cogerlo con pinzas. Solo un detalle más, a Robert Alvarez que le entrevistan al final el organismo regulador estadounidense hizo una crítica durísima al informe del que habla:

“Our review of the paper indicates that it is a deficient study of the hazards associated with the storage of spent fuel.”

“Anecdotal information is sprinkled throughout the study. However, in many cases insufficient or no context is provided.”

“The NRC staff has reviewed the paper and have concluded that it suffers from significant flaws. We have identified four major areas where the authors have, based on their own analysis or referenced findings of earlier studies, introduced unrealistic conservatisms into their risk assessment and cost-benefit evaluation-1) no justification for the postulated probabilities of worst-case spent fuel pool damage; 2) overestimation of radiation release; 3) overestimation of consequences and societal costs for the postulated severe event; and 4) underestimation of the costs of the authors’ main recommendation.”

OperadorOperador

Ante todo gracias por preguntar. Trataré de darte un mensaje de tranquilidad, pero no con frases estudiadas, sino con datos. Primero, me gustaría que leyeras el informe epidemiológico que encargó el CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) al Instituto Carlos III en 2009.
https://www.csn.es/images/stories/pu...resumen.pdf
Como ves, sí que existen esos estudios y demuestran que no hay nada que temer. De hecho, la mayoría de los trabajadores de las centrales nucleares vivimos cerca de ellas con nuestras familias. Como dije en la carta, no son ni somos suicidas, somos profesionales que conocemos bien nuestro trabajo y los riesgos que tiene.
Respecto a Garoña, no tienes nada que temer. En el supuesto de que siga funcionando, lo hará con todas las garantías. Pero si deja de funcionar definitivamente, todo el combustible se extraerá de la piscina en los próximos años y se almacenará en seco antes de ser trasladado al ATC (cuando esté construído). Ese almacenamiento en seco es muy seguro, porque aparte del blindaje biológico, tiene la particularidad de que se refrigera por circulación natural de aire, sin ningún tipo de alimentación eléctrica que pueda fallar. En la mayoría de las centrales están instalados al aire libre en un recinto cerrado.

Finalmente te animo, igual que al resto de lectores, a seguirme a través de Twitter, en mi cuenta @OperadorNuclear (https://twitter.com/OperadorNuclear). Allí contestaré de manera más directa y concisa cuantas preguntas queráis hacerme.

YepaYepa

Hola Operador. Debería de haber otro comentario previo al que ya ha aparecido en la cola de mensajes pendientes de aprobación, básicamente enlazaba también al estudio CSN/Carlos III pero también a otros estudios internacionales en la materia.

KiwiKiwi

Operador, ante todo muchas gracias por éstos 5 años respondiendo preguntas y arrojando luz sobre un mundo tan desconocido y vilipendiado como es el de la energía nuclear. Los divulgadores como usted hacen un gran favor a la sociedad, permitiendo a la gente mas ignorante hacernos una idea de las tecnologías consideradas más “peligrosas” evitandonos caer en la desinformación provocada por ciertos sectores sensacionalistas y pseudocientíficos.

Mi pregunta es la siguiente, ¿Existe algún protocolo de seguridad que permita tanto “apagar” con seguridad así como inutilizar o “autosabotear” el reactor con el objetivo de ,por ejemplo, evitar que la central caiga en manos de una fuerza enemiga que pudiese aprovecharse de las instalaciones o utilizarla como “castigo” contra la población provocando una catástrofe?

OperadorOperador

Muchas gracias por tus palabras. Yo también soy ignorante de muchos temas, así que procuro compartir mis conocimientos para que otros puedan opinar sobre la energía nuclear basándose en argumentos técnicos y científicos, no en prejuicios o en ideas basadas en el miedo.

Respecto a tu pregunta, no existe un protocolo como tal, pero el sistema de protección del reactor está diseñado para que alguien que quiera sabotearlo desde la sala de control se encuentre con la dificultad de el reactor dispare automáticamente (introducción de las barras de control y detención de la reacción en cadena). Créeme, lo he intentado muchas veces en el simulador y siempre acaba actuando una protección u otra.

Existe la posibilidad de que un comando armado y con conocimientos técnicos tomara la central. En ese caso, existen protocolos de seguridad física y medios para hacerle frente que no puedo explicar porque son secretos y ni yo mismo tengo acceso a ellos. Pero existen formas de evitar que esos sabotajes lleguen a buen puerto con salas de control alternativas o maniobras locales realizadas por auxiliares de operación o incluso operadores, pero lógicamente no puedo detallarlas aquí.

Finalmente te animo, igual que al resto de lectores, a seguirme a través de Twitter, en mi cuenta @OperadorNuclear (https://twitter.com/OperadorNuclear). Allí contestaré de manera más directa y concisa cuantas preguntas queráis hacerme.

José Enrique Quijano De la CruzJosé Enrique Quijano De la Cruz

Excelente comentario
Soy mexicano, Ingeniero en Energía (energía nuclear) y defiendo siempre los conceptos de seguridad de las plantas y la especialidad y profesionalismo que implica la selección de sitios y personal que implica una instalación nuclear.
Ante los fenómenos naturales, se pueden realizar análisis de riesgos y prever accidentes; sin embargo, hay imprevistos que por más que uno quisiera que no sucedieran, suceden.

Responde a José Enrique Quijano De la Cruz

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cancelar