Alerta Magufo: Informativos Telecinco y su tratamiento de los falsos alienígenas

Periodismo para teletubbies

A estas alturas imagino que quien más quien menos habrá oído que ayer día 11 de abril, en informativos Telecinco emitieron una noticia falsa como si fuera verdadera. No sólo eso sino que, ni cortos ni perezosos, también la han colgado en su página web.

La noticia versa sobre la supuesta desclasificación reciente de unos documentos del FBI que demostrarían la existencia de platillos volantes, extraterrrestres y toda la parafernalia que suele acompañar a la ufología, como veis, la noticia empieza bien, con ese tufillo de ocultismo que toda noticia ovni debería tener. El caso es que  la desclasificación no es nueva,  los documentos desclasificados no prueban nada y por supuesto no hace falta ser el agente 007 para acceder a los mismos. El propio FBI ha creado una web para facilitar la búsqueda de documentos, The Vault, es el nombre que tiene. Pero el colmo de los colmos es que la noticia en sí, es un bulo, un hoax, que dirían los americanos, el cual lleva circulando desde los años 60, que se dice pronto. Si queréis algo más de detalle podéis pasaros por Homínidos donde podéis encontrar algún que otro enlace que os puede resultar interesante.

Pero, la cuestión es ¿cómo es posible que en informativos Telecinco no se hayan enterado de que la noticia es falsa? O lo que sería peor ¿lo saben y les da lo mismo? En ambos casos ¿dónde queda eso del código deontológico?

En España el Código Deontológico de la profesión periodística de la Federación de Asociaciones de Periodistas Españoles, es el documento de referencia en lo concerniente a la ética periodística, en los principios generales que en él se recogen podemos leer explícitamente:

El primer compromiso ético del periodista es el respeto a la verdad.”

Supongamos que en Informativos Telecinco han sido honestos, es decir, que literalmente se han creído que la noticia falsa es verdadera y por eso la han emitido y colgado en su web. Pero claro, de ser así, lo que están demostrando es una ingenuidad sin precedentes, la cual les lleva a violar el citado código deontológico. Si el primer compromiso del periodista es el respeto a la verdad ¿por qué no han contrastado la noticia? De haberlo hecho la noticia jamás habría sido publicada.

La otra opción, a saber, que sabían que era un bulo pero aun así lo han publicado, puede parecer demasiado grave como para ser verdad, pero el modo en que se publica la noticia parece mostrar indicios de que esto es lo que probablemente ha pasado.

Aquí reproducimos lo que dicen en la entradilla de la noticia en su propia pagina web:

“El FBI ha desclasificado una serie de documentos en los que, según afirman, queda probada la existencia de alienígenas con forma humanoide. Según los informes, los cuerpos de humanoides fueron recuperados de un ovni que se estrelló en EEUU. “Cada uno de los humanoides ocupaba uno de los platillos que se estrellaron”, cuentan los documentos.”

Las frases lapidarias que se pueden leer en el artículo dejarían con la boca abierta a cualquiera. Frases como “queda probada la existencia de alienígenas con forma humanoide“, “prueba irrefutable que demuestra que los OVNIS son reales”  o que “el  Ministerio de Defensa británico hizó público que iba a destruir todos los informes sobre avistamientos de ovnis que lleguen a sus manos

Imaginad por un momento que sois periodistas y estáis convencidos, completamente convencidos de que esto es cierto. Lo que tenéis aquí, no es una noticia, sería LA NOTICIA, el mayor bombazo informativo de todos los tiempos, una noticia con profundas implicaciones para casi todo. ¿Cómo la publicarías? ¿En una página cualquiera de la web de los informativos y diciéndolo dentro del mismo? O por el contrario, ¿lo pondríais a toda página y abriríais el informativo con vuestra noticia estrella? De ser cierta la noticia, el Pulitzer estaría al caer.

Así que el modo en el que se ha dado la noticia hace que nuestras alertas se disparen, y nos hagan sospechar que estamos ante un todo vale (incluido violar el código deontológico) con tal de conseguir audiencia. Pero no, no todo vale, lo primero es el respeto a la verdad.

Este hecho debería ponernos en alerta ante los medios, si actúan así ante algo tan fácilmente reconocible como un bulo, ¿cómo actuaran cuando se vean implicados sus propios intereses o los de sus allegados o socios? Nuestra obligación como ciudadanos es ser críticos, ser escépticos e intentar en la medida de nuestras posibilidades contrastar lo que nos llega.

Sin duda hay periodistas que luchan contra viento y marea por hacer bien su trabajo, un aplauso para ellos desde aquí. Pero la forma en la que se generan las noticias, las prisas, los intereses del grupo al que pertenecen los medios para los que trabajan y los malos profesionales, “conspiran” constantemente por arrinconarlos, si como ciudadanos gastamos un poco de tiempo en contrastar lo que se nos dice, descubriremos aquellos periodistas dignos de nuestra confianza y a los que merece la pena leer de aquellos que venden misterios, fraudes y desinformación,  para estos últimos no hay mejor castigo que nuestra indiferencia y no leerles.

Para terminar me gustaría citar al periodista norteamericano Abbott Liebling el cual dijo en una ocasión:  “La gente generalmente confunde lo que lee en los periódicos con las noticias” no cometamos ese error, seamos responsables, seamos escépticos.

Experto Universitario en Comunicación de la Ciencia y Periodismo Científico por la UNED. Actualmente es el Director del Grupo de Cosmología de la Agrupación Astronómica de Madrid, Director Ejecutivo de ARP-Sociedad Para El Avance del Pensamiento Crítico, es miembro de la Asociación Española de Comunicación Científica y de la American Association for the Advancement of Science. Colabora como divulgador científico en el portal de e-ciencia.com y edita Homínidos un pequeño rincón para la ciencia y el pensamiento crítico.



Por Ismael
Publicado el ⌚ 12 abril, 2011
Categoría(s): ✓ Alerta Magufo • Escepticismo