¡Necesito… tendencias!

Recordarán nuestros lectores que en Febrero Amazings publicó un artículo titulado “Necesito velocidad!” en el que analizaba la decisión de limitar la velocidad en autovías y autopistas a 110 km/h. Las estimaciones iniciales del gobierno fueron de un ahorro de aproximadamente el 15% del combustible.  Nuestro artículo rebajó esa cifra a aproximadamente el 2-3%, en consonancia con las declaraciones hechas por el ministro Sebastián.

Otros estudios arrojaban porcentajes distintos.  Ignacio Escolar, a quien debemos reconocerle la valentía de defender tan impopular medida, se dirigió a los expertos del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía), quienes le dieron una cifra más alta, un 8%.

Ahora toca examinar los datos experimentales. ¿En cuánto hemos realmente reducido el consumo de combustible durante este mes de Marzo?  Recientemente, hemos conocido los datos oficiales.  Durante Marzo de 2011, los españoles hemos gastado en carretera un 7,9% menos de combustible que durante el mismo mes del año pasado.

Parece que quien firma debería reconocer su error e inclinarse ante los partidarios de la medida de ahorro.  Nada me gustaría más, pueden creerme.  Pero no puedo hacerlo.  Decir que el consumo de Marzo pasado bajó respecto a Marzo del año anterior, y atribuirlo tan sólo al nuevo límite de velocidad, resulta una simplificación peligrosa, ya que implica que no ha habido más cambios en los parámetros significativos.  Es la falacia del post hoc ergo procter hoc: como B pasó después que A, concluimos que A causó B.

Aparentemente, no podemos negar la mayor. Los primeros datos parecen sugerir una fuerte caída en el consumo. Desde 2006, el consumo de gasolina en Marzo es menor al del mismo mes del año anterior.    En realidad eso sucede para todos los meses del año. Pero entre Marzo de 2010 y Marzo de 2011, el consumo de gasolina cayó casi un 13%, una cifra impresionante.  El impacto es relativamente pequeño en la cifra global, ya que el consumo de gasolina es sólo el 20% del relativo al transporte por carretera.  Sería deseable que se observarse el mismo patrón en el consumo de gasoil.

Y en efecto, entre marzo de este año y el del año anterior, el consumo de gasoil cayó, aunque algo menos, un 6,8%.  Resulta extraño que vehículos que usan distinto combustible ahorren de forma tan dispar.  Cierto es que los vehículos pesados no pueden ahorrar con la nueva limitación de velocidad, pero solamente representan el 10% del consumo de combustible en carretera.  Quizá los conductores de vehículos de gasolina, que pagan más por litro, han adoptado patrones de conducción diferentes. En cualquier caso, si los datos indican que este mes hemos ahorrado respecto al mismo mes del año pasado, parece difícil refutarlos.

El problema de ver datos es que, al final, acabamos viendo lo que buscamos. Dicen que los datos estadísticos son como los prisioneros: torturémoslos y acabarán diciéndonos lo que queramos. Supogamos, por ejemplo, que quiero comparar los datos de Marzo de 2011 con los de 2009, dos años atrás.  En ambos años, Semana Santa cayó en Abril, así que podremos descartarlo como efecto relevante.  Ahora la caída en el consumo de gasoil es solamente de un 1.6%.  Y entre Marzo de 2010 y Marzo de 2008, el consumo fue prácticamente el mismo.

En realidad, la variación interanual del gasto en carburantes (entre Marzo de un año y Marzo del año anterior) sufre fuertes variaciones según el año en que nos fijemos.  Vean ustedes lo que sucede si hacemos una tabla.  Y, para más alegría, incluyamos las variaciones interanuales correspondientes a los meses de Enero y Febrero:

Variaciones interanuales

Años          Enero    Febrero  Marzo

2006/07      + 6,8%   + 3,9%   + 5,3%

2007/08      + 1,1%   + 5,8%   – 9,2%

2008/09      -11,5%   -12,8%   – 5,4%

2009/10      – 7,0%   – 2,2%   + 4,8%

2010/11      + 1,2%   – 1,6%   – 7,9%

¿Qué puede haber explicado la caída interanual del pasado Marzo?  Muchas cosas.  Semana Santa es un fenómeno que en seguida salta a la mente.  Durante las vacaciones, la gente viaja, y eso debe notarse en el consumo de combustible.  Este año, Semana Santa ha comenzado a primeros de Abril; en 2010, duró del 28 de marzo al 4 de abril.  Si este año, uno de los períodos vacacionales no tuvo lugar en Marzo, lógico es pensar que el número de desplazamientos ha sido menor este mes que el del año pasado.

También podríamos, y deberíamos, incluir otros factores.  El precio de los combustibles, por ejemplo.  O el tiempo meteorológico.  O la nueva presión fiscal. O el fin del Plan Renove. O los datos del desempleo (con casi cinco millones de parados, cada vez menos gente tiene el ánimo como para juergas).

¿Tiene razón el Gobierno, y yo soy un pejigueras?  Es posible.  Pero hay un modo de comprobarlo.  Les dejo aquí las variaciones interanuales entre 2010 y 2009: -3,2% para Abril, -0,8% para Mayo, -0,7% para Junio.  Si la limitación de la velocidad a 110 km/h es realmente un factor relevante, esas cifras bajarán sensiblemente.  Todas ellas.  Para gasolina y gasoil.  Si no, a lo mejor hay algo aquí que falla.  Mientras tanto,  incluya usted aquí su hipótesis favorita.  Si me lo permiten, yo voy a echarle la culpa a Pep Guardiola, y si cuela, cuela.

(Datos de Cores: http://www.cores.es/esp/estadisticas/estadisticas-petroleo/consumos-Petroleo.html)

Soy profesor titular de Física en la Universidad de Granada, padre y esposo, lector, escritor y divulgador científico por vocación. Encuéntrame aquí y en elprofedefisica.es. Recuerda: la ciencia mola, sólo que aún no lo sabes.



Por Arturo Quirantes
Publicado el ⌚ 6 mayo, 2011
Categoría(s): ✓ Curiosidades