Los productos naturales ¡vaya timo!

Ando con poco tiempo para escribir pero no quiero dejar sin reseñar lo mucho que me ha gustado el libro de nuestro amazing J.M. Mulet, «Los productos naturales ¡vaya timo!», publicado por la editorial Laetoli. Siempre me ha parecido que pensar contra corriente es un ejercicio sano y necesario, y el libro de Mulet es la excusa perfecta para poner a prueba muchas ideas socialmente instaladas a las que no sometemos a mucha reflexión, como esa especie de culto a lo «natural» y lo «ecológico» frente a lo «artificial» y «peligroso».

Mientras leía el libro me vino a la mente una conversación que tuve con uno de mis mejores amigos hace unos meses, con un gin tonic en la mano y a altas horas de la madrugada. En un momento de la charla, no sé muy bien por qué, salió aquello de que «los tomates no saben como antes», lo de la «química» de los alimentos y esa sensación, bastante conspiranoica, de que la industria nos está envenenando y apartando de la arcadia feliz en que vivíamos hace años (un mito bastante tonto, mi amigo no ha comido tomates de huerta en su vida). Como buen provocador, aquella noche traté de darle la vuelta a todo lo que mi amigo pensaba y ahora lamento no haber tenido a mano el libro de Mulet, pues habría sido mucho más útil haberle pasado una copia y haber seguido tomando gin tonics (nada «naturales», por cierto) alegremente.

Se tenga la posición que se tenga, el libro de Mulet ayuda a pensar y ver las cosas desde un punto de vista diferente y puede que hasta atrevido. ¿Qué es lo natural? ¿Ese tomate que ha sido seleccionado genéticamente durante generaciones desde el Neolítico? ¿Es lo natural más sano por definición? ¿No es natural el tifus? ¿Qué son los yogures Bio? ¿Por qué nos dan miedo los transgénicos? ¿Por qué nos parecen más seguros los cultivos ecológicos que se abonan con caca y a veces con bacterias como la temida cepa de E. Coli de la casa Merkel?

El libro trata de dar respuesta a todas estas preguntas y muchas más, se atreve a dar nombres propios (Susanna Griso, te queremos) y dedica un fascinante capítulo a las medicinas alternativas, con consejos para montar tu propia terapia absurda (imperdible el karateka que a lo tonto a lo tonto se hizo «neurocirujano»). Por eso os recomiendo que os hagáis con un ejemplar (sí, Mulet es amigo y Laetoli me mandó un ejemplar por la patilla, pero si el libro no me gustara no lo recomendaría) y que os atreváis a poner en cuestión vuestras ideas y a intentar que otros lo hagan. Porque está claro que necesitamos menos tópicos de segunda mano y más argumentos.

Referencia: Los productos naturales ¡vaya timo!, J.M. Mulet
Colección ¡Vaya timo!, 15
151 páginas
ISBN 978-84-92422-28-9



Por aberron
Publicado el ⌚ 16 junio, 2011
Categoría(s): ✓ Escepticismo • Libros