El cráneo verde retorna a casa

Cráneo fosilizado de minero encontrado en Onís (4.000 años de antigüedad).

Expuesto en las estanterías del madrileño Museo Histórico Minero don Felipe de Borbón y Grecia existe el cráneo de un antiguo habitante de lo que hoy es Asturias completamente verde, y no precisamente de envidia.

Esta extraña calavera mineralizada, de la que no se encontró mandíbula, es probablemente la joya de la colección y pertenece a un minero de hace 4.000 años (se especula que vasco), que recibió sepultura en la misma explotación de los Picos de Europa en la que trabajaba extrayendo metales: la prehistórica mina del Milagro en Valdelamesa, Bobia (Onís). El tono verde que ha adquirido con el paso del tiempo se debe a las sales de cobre (carbonatos de cobre) presentes en la cueva donde se la encontró.

El cráneo fue hallado a mediados del siglo XIX por D. Guillermo Schulz (probablemente fue él quien lo donó al museo de minas) y por D. Casiano de Prado. Junto a esta pieza se encontraron otros restos humanos, herramientas hechas de asta de ciervo, mazas de cuarcita, hachas premonetales de cobre y otros objetos.

No os dejéis engañar por la foto que ilustra el post, en realidad la mandíbula corresponde a otro ser humano de la edad del bronce cuyos restos también aparecieron en la cueva, a pesar de que el montaje pueda llevar a pensar en un único cráneo completo.

Durante decenios, el hallazgo de estas piezas fue considerado algo excepcional por los expertos internacionales en geología, que acudían a España a estudiarlas. Algunas de ellas viajaron incluso a la Expo de Paris de 1878. Y ahora, según puedo enterarme por la prensa, regresan a Asturias para su exposición temporal en la Cuevona de Avín. Una buena oportunidad para volver a ver al extraño cráneo verde en el entorno en el que se desenvolvió su prehistórico portador.

Más información sobre el cráneo verde en minas.upm.es y en ingenierosdeminas.org.



Por maikelnai
Publicado el ⌚ 5 julio, 2011
Categoría(s): ✓ Curiosidades