“La mitad de los europeos desciende de Tutankamón” ¿dónde está la noticia?

En el capítulo Incultura científica, simplemente incultura de mi libro Ciencia para Nicolás hacía referencia a la siguiente noticia:

Entonces utilicé matemáticas básicas para argumentar que la noticia no era tal. Pues bien, recientemente ha salido en los medios una noticia que me ha traído aquella a la mente:

En el estudio sobre Gengis Khan, el de los “ímpetus sexuales”, se rastreaba el cromosoma Y, que se transmite solo de padre a hijo varón. En el caso actual, el del faraón egipcio, se hace seguimiento del haplogrupo (un haplogrupo es una serie de alelos en una zona concreta de un cromosoma) R1b1a2, situado también en el cromosoma Y. En ambos casos las conclusiones se refieren, por tanto, a la población masculina.

Hay que tener en cuenta que Tutankamón no tuvo hijos varones. Los investigadores de la empresa de análisis genéticos iGENEA señalan que además de sus genes, estudiaron los de su padre y su abuelo. Prescindiremos de este “nimio” detalle y usaremos las mismas matemáticas de primaria para comprobar que la noticia peca de sensacionalista. (¿Publicidad de iGENEA?)
Asumamos, de una forma muy conservadora, que un siglo abarca tres generaciones humanas, y que, como promedio, cada varón tiene dos hijos varones que alcanzan la edad reproductora; cada uno de éstos tiene otros dos a su vez, y así sucesivamente. Tutankamón nació hacia el año 1345 a.C., por lo que desde entonces han transcurrido 100 generaciones. Si en cada generación se duplica el número de varones descendientes del famoso faraón, debemos esperar que 299 hombres vivos sean descendientes suyos. Resulta que 299 = 6,3 • 1029, más de seiscientos mil cuatrillones, la población total actual multiplicada por un uno seguido de veinte ceros. Concluyendo, que la mitad de los europeos (incluso que más del 70% de los españoles) seamos “parientes” de Tutankamón no tiene nada de extraordinario.

Esto es lo que añadía tras el similar análisis que hice sobre la noticia relativa a Gengis Khan en Ciencia para Nicolás:

“La noticia me trae a la mente a esos tipos que presumen de ser descendientes directos de algún personaje famoso de la antigüedad. Si razonamos ahora en sentido inverso y nos fijamos en los antecesores masculinos cada uno de nosotros tiene un padre, dos abuelos, cuatro bisabuelos, ocho tatarabuelos… Retrocediendo unas pocas generaciones resulta que tenemos, en una época determinada, más antepasados que gente vivía entonces. La conclusión es triple, a saber: primero, que no es ningún mérito tener un antepasado de postín, ya que eso es de lo más vulgar; segundo, que muchos de nuestros antepasados lo son más de una vez, es decir uno de ellos puede aparecer en varias ramas de nuestro árbol genealógico; y tercero, que todos los humanos compartimos antepasados, lo que automáticamente nos convierte en parientes, por poco que esto le guste a racistas de todo pelo”.

13 Comentarios

Participa Suscríbete

JarkeJarke

En mi opinión lo sensacionalista de la noticia es el título. Porque al leer la noticia yo sí que encontré un dato interesante, y que ciertamente me sorprendió. Que Tutankamón pertenece a un grupo genético muy común en España y otros países europeos, con presumible origen caucásico, pero que es muy infrecuente en el actual Egipto y el norte de África.

juan carlos

Los titulares a veces (por no decir siempre) no tienen nada que ver con la noticia. A esto le sumas la incultura científica (sea de la rama que sea) que no sólo hay en el pueblo sino también en los profesionales del peridismo. No he realizado ningún estudio para deducir que descendemos de Tutankamón pero pienso pedir parte del botín o herencia que me pertenece, jiji.

pepepepe

Es solo un problema de combinatoria y probabilidades, si solo contamos los genes especificos de los cuales nos diferenciamos de otros individuos, puede que alguien sea una replica casi perfecta y otros en cambio no tengan nada en comun.
Se puede tener cierta exactitud en la herencia, esto lo hacian las casas reales, al mezclarse entre ellos solo las probabilidades aumentan mucho, pero ya sabemos que pasa con la endogamia, que tambien aumentan las probabilidades

Otra cosa, Tutankamon creo que no tuvo hijos al menos estos no tuvieron descendencia, asi que eso haria dificil que descendieramos de el.

pepepepe

*probabilidades de degeneración biológica.

¿Cuando se podrá editar un mensaje?

Karlos J.Karlos J.

En realidad no es que “seamos hijos”, sino que compartimos genes, cosa muy distinta. También compartimos genes con los chimpancés, por hablar de una rama paralela a la nuestra (no consecutiva, quiero decir, evolutivamente). Y con las gallinas.

TomeuTomeu

Pués tu estadística es muy poco acertada. No tienes en cuenta los cruces y lo aislado de las comunidades hasta principios del siglo XX.

De ser como expresas no habria razas entre los humanos ya que todos habríamos heredado la misma genética.

Y si, hay autenticos portentos en esparcir su semilla por el mundo, conozco casos de pueblos enteros con rasgos característicos de un personaje famoso de la época.

FedericoFederico

No es la opinión vigente en los aeropuertos norteamericanos. Allí al entrar clasificamos como sudamericanos, caucásicos u otros.

Francisco

¿Aló, museo británico? Mire, soy descendiente de Tutankamón. Quiero hablar sobre las antigüedades de mi familia. Creo que podemos llegar a un arreglo económico.

SaraSara

Francisco, creo que debes hablar con el museo de El Cairo, las cosas de la tumba de mi tatatata…..rabuelo Tutankamon (o Tutankaton según mandandara su madre o su padre en Egipto) están allí. Yo ya estoy preparando un viajecito para ir a pedir unas cuantas de las que me tocarían. Ya de paso intentaré pedir algo de Ramsés, total, también somos parientes ¿no?

Tut's grandsonTut's grandson

Lo que me parece espectacular es el aparente misterio del cálculo. Sólo en 1.000 años, el número de mis antepasados de una sóla generación ronta los 537 millones… Siendo conservadores y suponiendo que hay una media dos generaciones vivas en cada momento histórico, mis antepasados vivos hace 1.000 años podrían superar los 1.000 millones de personas. Sin embargo, hace 1.000 años se estima que la población mundial no superaba los 400 millones… ¿Son mis cálculos, al menos, aproximados? ¿Puede alguien aportar una explicación más evidente a este misterio…? Por lo menos es un problema bonito… abrazos y enhorabuena por el extraordinario blog.

3 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: En el capítulo Incultura científica, simplemente incultura de mi libro Ciencia para Nicolás hacía referencia a la siguiente noticia: Entonces utilicé matemáticas básicas para argumentar que la noticia no era tal. Pues bien, r…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>