El día que vi al Discovery de cerca

No todos los días se puede contemplar una nave espacial auténtica a pocos metros de distancia sin entrar en un museo. Y no hablamos de una nave cualquiera, sino de la mítica lanzadera Discovery, nada más y nada menos. También conocida como OV-103, el Discovery voló al espacio en 39 ocasiones durante sus 27 años de servicio (1984-2011), transportando a 252 personas y acumulando en el proceso casi un año de permanencia en órbita. Toda una leyenda de la exploración espacial, vamos.

Un servidor frente al VAB en el Centro Espacial Kennedy (Florida)

El caso es que no es nada fácil acercarse a uno de estos cacharros. Más bien es prácticamente imposible. Entre misión y misión, normalmente se guardaban celosamente dentro de unos edificios especiales denominados OPF (Orbiter Processing Facility),situados en el Centro Espacial Kennedy de Florida. Sin embargo, por lo general sólo hay espacio para dos lanzaderas dentro de los OPF. Tras la última misión del transbordador, la STS-135 Atlantis, había que dejar sitio para sus hermanos y se decidió mover el Discovery hasta el cercano VAB (Vehicle Assembly Building) para hacer hueco.

Si sabes lo que es el VAB, entonces enhorabuena: sin duda eres un espaciotrastornado en toda regla. Si no tienes ni idea, sólo te diré que es uno de los edificios más grandes del mundo y todo un símbolo de la conquista del espacio. En su interior se montaron los gigantescos cohetes Saturno V de las misiones Apolo y se prepararon todas y cada una de las 135 misiones del transbordador espacial. Ahí es nada.

Pues bien, el destino quiso que los pasados días 3 y 4 de agosto estuviese en el Centro Espacial Kennedy en calidad de invitado del NASA Juno Tweetup, un encuentro organizado por la agencia espacial norteamericana para dar publicidad al lanzamiento de la sonda espacial Juno con destino a Júpiter. 150 personas de todo el mundo, incluido un español (adivina quién), fueron seleccionadas por la NASA para asistir a este evento.

Además de poder presenciar charlas de los científicos principales de la misión Juno y del administrador Charles Bolden, la NASA tuvo a bien enseñarnos algunas instalaciones del KSC y de la contigua Base Aérea de Cabo Cañaveral. Aunque la visita a las rampas de lanzamiento nos entusiasmó como si fuésemos niños en un parque de atracciones, lo mejor fue poder entrar al mismísimo VAB. Se suele comparar al VAB con una catedral…y con razón. Pasear por su interior es una verdadera experiencia mística para cualquier aficionado a la exploración espacial. Y no exagero. ¡Aquí el ser humano preparó las primeras misiones tripuladas a la Luna! Resulta difícil no sentirse impresionado ante la proeza tecnológica que representa el VAB, símbolo de una era dorada que cada vez queda más lejos en el tiempo.

Interior del VAB. Se aprecian las grúas para el montaje de los distintos elementos del transbordador espacial.

(Eso sí, a pesar de su inmensidad no es cierto que en el interior del VAB se formen nubes y llueva de vez en cuando. Esto no es más que una leyenda urbana, aunque sí es verdad que esta mole posee un microclima interno muy distinto a las condiciones climáticas del exterior.)

Mientras recorríamos el inmenso edificio cual liliputienses obnubilados, nos encontramos con una sorpresa. Allí, en la High Bay 4 del edificio (una de las cuatro zonas de montaje en las que se encuentra dividido el VAB), estaba el Discovery. Curiosamente, no nos sentimos especialmente sorprendidos ante su presencia. Después de tantos años viendo imágenes y vídeos del transbordador, teníamos la sensación de estar frente a un viejo amigo. Por algún extraño motivo, a todos nos pareció más grande de lo que esperábamos y eso que el espacioso VAB tiene la habilidad de “encoger” cualquier cosa que se halle en su interior. No en vano la lanzadera espacial norteamericana era, junto a su prima soviética Burán, la nave espacial tripulada más grande jamás construida. Por motivos de seguridad no pudimos tocarlo, pero no importaba. Con estar allí ya era más que suficiente.

El Discovery en el interior del VAB (los motores principales (SSME), los OMS y los RCS han sido desmontados)
Foto de grupo de algunos tweeps frente al Discovery.

Dentro de pocos meses los tres transbordadores supervivientes serán repartidos por distintos museos de los Estados Unidos. El Discovery podrá ser visitado en el famoso Smithsonian National Air and Space Museum de Washington y millones de personas tendrán la oportunidad de contemplarlo de cerca. Llegará un día en el que acercarse a un auténtico transbordador espacial sea un asunto rutinario. Pero al menos siempre podré decir que vi una lanzadera espacial “en su casa” y cuando todavía era formalmente un vehículo operativo.

En cuanto al lanzamiento del cohete Atlas V 551 con la sonda Juno, decir que fue simplemente impresionante, el remate final a dos días fantásticos. Es curioso lo distinto que resulta ver un despegue en directo a seguirlo a través de una pantalla.

Desde aquí vimos el lanzamiento en el NASA Juno Tweetup.
El cohete Atlas V 551 en la rampa de lanzamiento SLC-41 con la sonda Juno en su interior el día antes del despegue.
La estela del cohete tras el lanzamiento.

Por cierto, si te ha picado el gusanillo y quieres participar en un NASA Tweetup sólo tienes que acercarte por la página de la NASA cada cierto tiempo para comprobar cuál es el próximo que se va a organizar y cuándo se abre el plazo de inscripción. Quién sabe, con suerte tú podrás ser el próximo en caminar por el interior del VAB.

Los participantes del NASA Juno Tweetup con el administrador de la NASA Charles Bolden. | Photo Credit: (NASA/Bill Ingalls)

11 Comentarios

Participa Suscríbete

Reina RojaReina Roja

Gracias por el artículo. Me ha encantado. Y qué suerte poder estar ahí!

MarlonGSMarlonGS

WOW! que alucine, impresionante el Discovery.
En mi imaginacion infantil, es algo asi como estar delante de la nave El Halcón Milenario de Han Solo :-)
Gracias por el alegre articulo.

JulianaJuliana

Me ha encantado este artículo. Desprende tanta ilusión y alegría que dan ganas de vivir esta experiencia.
Gracias por compartirlo y felicidades por haber sido elegido para un evento de esta magnitud.

Juliana

e_jem

Enhorabuena por ir al Juno tweetup y muchas gracias por compartirlo aquí y en Tweeter. Me surge una duda: otro ilustre visitante del VAB dijo que dentro del edificio no llovía porque se habían instalado unos ventiladores para que la humedad no se condensara en la parte alta pero que antes sí que llegaba a llover. ¿Puedes citar una fuente, por favor? Ya sé que es anecdótico pero es algo que me encanta contar.

Dani

Bueno, todo depende de lo que entiendas por “llover”. Si se trata de una fuerte condensación debido al elevadísimo grado de humedad de la zona, pues en el VAB llovería si no fuese por el sistema de aire acondicionado. Pero vamos, lo que es llover, llover, pues no, eso no ocurre. En cuanto a fuentes te podría buscar algún libro que tengo por casa, pero me quedo con la palabra de varios técnicos de la NASA que nos guiaron en la visita.

Saludos.

juan carlos

Desde luego que debe ser emocionante ver un cacharro de estos (Discovery) de cerca. Y ya que hablamos de distancias… viendo las fotos del edificio parece que es de mentira, como si estuviera hecho por ordenador. Saludos.

e_jem

Muchas gracias, Dani, me parece muy razonable lo que comentas. De todas formas cuando sea mayor quiero ir al VAB.

ReviriegoReviriego

Que recuerdos…, estuve allí de vacaciones hace unos añitos y fue lo mejor de todo el viaje, y eso que no nos dejaron entrar al VAB. eso sí, pudimos ver la replica tumbada del Saturn V.
Una pasada vamos.
enhorabuena por la experiencia

4 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: No todos los días se puede contemplar una nave espacial auténtica a pocos metros de distancia sin entrar en un museo. Y no hablamos de una nave cualquiera, sino de la mítica lanzadera Discovery, nada más y nada menos. También…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>