¡Le juro que hay un demonio luminoso en la foto!

Grafiti luminoso. (Crédito imagen Darren Pearson).

No es photoshop, ese demonio de la imagen ha sido realmente captado por la lente de una cámara fotográfica. ¿Llamamos a Iker Jiménez?

No va a hacer falta. El chico que aparecen en el vídeo más abajo es un pintor de luz. No, no me refiero a que domine la técnica del claroscuro con maestría en sus lienzos, como hacía el gran Velazquez, sino a que literalmente su pincel es una fuente de luz.


Como veis con lámparas comunes de flash para cámaras fotográficas, y una cámara normal con la que capta largas exposiciones (para el smiley del vídeo el diafragma permaneció abierto 10 segundos) este artista gráfico californiano llamado Darren Pearson es capaz de hacer auténticas virguerías. Nada de milagros, únicamente tecnología al servicio del arte.

Teniendo en cuenta que el dibujo solo se ve una vez que el obturador de la cámara termina su trabajo, Pearson tiene que dibujar en el aire sus obras absolutamente de memoria, calculando las proporciones a ojo de buen cubero e imagino que con mucha labor de «prueba y error» en cada fotografía. Aún así el resultado es alucinante.

Sin duda la única forma de ver a un demonio de luz apareciendo en la foto de un lugar en el que no había nada (salvo Darren, claro). ¡Menos mal que Pearson no ha intentado hacer fortuna como magufo! Si se enteran los de Belmez…

Podéis ver algunas de sus originales obras en Fludit y si prefieres dinosaurios de luz, pásate por petapixel.



Por maikelnai
Publicado el ⌚ 12 septiembre, 2011
Categoría(s): ✓ Curiosidades