Neutrinos superlumínicos

El método científico funciona, entre otras cosas, porque cualquier teoría es válida solamente en la medida en que los datos experimentales la soporten. En cuanto encontramos que la naturaleza no se comporta como dice la teoría, valen dos únicas alternativas: o no hemos medido bien, o la teoría tiene fallos. En ambos casos, nuestros conocimientos sobre el cosmos se hacen más precisos.

Una de las consecuencias más conocidas de la Teoría de la Relatividad de Einstein es que nada puede acelerarse hasta viajar más rápido que la luz en el vacío. Lo hemos comprobado por activa y por pasiva, con resultado positivo. Recientemente, sin embargo, un experimento europeo ha puesto en duda esa afirmación. Un tipo de partículas llamadas neutrinos parecen haber recorrido una distancia en menos tiempo del que hubiera invertido la luz. A la espera de confirmar o refutar la validez de esos datos, lo cierto es que resulta un caso de libro de método científico: experimentación, formulación de hipótesis, verificación, comunicación. De eso hablamos hace poco por estos lares.

El experimento ha consistido en la medición de la velocidad de unas partículas llamadas neutrinos, que son el equivalente del monstruo invisible que los niños inventan para convencer a sus padres de que alguien (¡no ellos!) se ha comido las galletas y ha mojado la cama. En 1930, los físicos de partículas tenían un problema similar. El neutrón, al desintegrarse, da lugar a un protón y un electrón, y durante el proceso parte de la energía desaparecía. Wolfgang Pauli tuvo el valor de intentar explicar esta discrepancia postulando la existencia de una tercera partícula, invisible e indetectable, que se llevaría la energía restante. Por supuesto, sus colegas se rieron de él, pero al final el tiempo le dio la razón: el neutrino, sin carga eléctrica ni apenas masa en reposo, fue descubierto casi tres décadas después.

Desde entonces, esta esquiva partícula ha estado envuelta en el misterio. Es extraordinariamente difícil de detectar, ya que apenas interacciona con la materia. Dispare usted mil neutrinos contra una lámina del grosor de nuestro Sistema solar, y sólo uno de ellos será absorbido (a pesar de lo cual, en la película 2012 se le achaca nada menos que la destrucción de la humanidad, cosa que no es, en absoluto, creíble). La única forma eficaz de detectar neutrinos es hacer un gran agujero bajo tierra, llenarlo con gran cantidad de detectores, confiar en que haya cerca una gran fuente de neutrinos, y hacer como en la película Casablanca: esperar, esperar, esperar.

Uno de tales experimentos se llevó a cabo en Europa durante los últimos años. El detector, conocido como OPERA (Oscillation Project with Emulsion-tRacking Apparatus), estaba ubicado en el Laboratorio Nacional del Gran Sasso, en Italia. Como fuente, nada mejor que el colisionador franco-suizo del CERN, a 730 kilómetros de distancia, donde un haz de protones colisiona con un blanco de grafito para producir grandes cantidades de neutrinos de alta energía. Puesto que los neutrinos viajan casi a la velocidad de la luz, alguien pensó en utilizar el CERN y el Gran Sasso para medirla con precisión. La física, de primer curso, no puede ser más elemental: velocidad igual a espacio dividido por tiempo.

Los resultados arrojan un resultado sorprendente: la velocidad de los neutrinos es superior a la de la luz. Si hubieran hecho una carrera contra un rayo gamma, lo habrían dejado atrás por casi veinte metros. Los principales medios de comunicación se hicieron eco de la noticia. El tío de las camisetas, vencido por un experimento. La teoría de Einstein, en entredicho. Se ha hablado mucho sobre la posibilidad de poder viajar en el tiempo, algo a lo que se apuntó hasta (no se rían, señores) Iker Jiménez.

Hubo quienes, con más imaginación que sesos, aprovechó el tirón mediático del experimento para criticar a la ciencia “oficial” y arrimar el ascua a su sardina: si una teoría tan firme y establecida como la Relatividad de Einstein resulta ser errónea, afirmaban algunos, eso significa que a lo mejor el creacionismo, o la negación del cambio climático, o (inserte su teoría parapsicológica aquí) pueden estar en lo cierto. Vean un ejemplo en el Wall Street Journal, sin ir más lejos. Bien, pues malas noticias para ellos todos: ni está demostrado que el experimento sea correcto, ni pasaría nada en caso de serlo.

Volvamos a nuestra ecuación básica: v=e/t. Velocidad igual a espacio dividido por tiempo. El primer paso consiste en determinar la distancia entre la fuente de neutrinos y el lugar de la detección, con el menor error posible. Una campaña geodésica llevada a cabo en 2010 arroja un valor de la distancia con un error de 20 centímetros. Esta medida ha sido actualizada gracias al sistema GPS, permitiendo así corregir variaciones de la distancia debidas a dilataciones térmicas o movimientos sísmicos. De hecho, el terremoto de la región de L´Aquila en 2009 produjo un desplazamiento de casi diez centímetros, que fueron cuidadosamente registrados por los instrumentos del Gran Sasso.

A continuación, viene la parte difícil: determinar el tiempo de vuelo de los neutrinos. Sí, tenemos grandes medios, pero la tarea es hercúlea. Piénselo bien: hemos de cronometrar el vuelo de partículas prácticamente indetectables, que viajan a casi la velocidad de la luz.

El primer problema consiste en la naturaleza fantasma de nuestros corredores. De los aproximadamente diez trillones de neutrinos lanzados hacia el Gran Sasso, apenas fueron detectados unos 16.000, y eso a lo largo de tres años. Eso hace imposible fijarse en un neutrino en concreto, de modo que se llevaron a cabo técnicas estadísticas: se medían la distribución temporal de los protones en un extremo, y se intentaban correlacionar con la de los neutrinos medidos en el otro extremo. Eso introduce errores estadísticos, pero pueden calcularse y controlarse.

En segundo lugar, tenemos el problema de medir el tiempo con precisión. El sistema de receptores GPS usados en el CERN proporcionaban una precisión de unos 100 nanosegundos (milmillonésimas de segundo), que aunque impresionante resultaba insuficiente. Tuvieron que utilizar dos relojes atómicos, sincronizarlos, enviarlos a ambos extremos del experimento y calibrar cuidadosamente hasta el último detalle. Incluso algo tan trivial como conectar dos elementos del sistema de medida con un cable de cobre ligeramente más largo introduciría errores inaceptables. Para partículas que se mueven a casi la velocidad de la luz, medir correctamente el tiempo es esencial.

Tras un sinfín de experimentos, calibraciones y comprobaciones, llegan los resultados. Y he ahí lo sorprendente. Según los datos, los neutrinos llegan a una velocidad que es un 0.0025% mayor que la de la luz. Más aún, los neutrinos de alta energía parecen ser más veloces que los de energía baja, lo que podría indicar una dependencia de la velocidad con la energía. Pero estos datos no son significativos, porque entran dentro de los errores experimentales. Lo que sí sabemos es que el tiempo de vuelo, medido de la forma más cuidadosa posible, nos indica una velocidad superlumínica para los neutrinos.

¿Por qué, entonces, la comunidad científica sigue reacia a coger el marro y tirar abajo el edificio de la relatividad de Einstein? Aparte de que le tenemos cariño al tito Albert (para qué negarlo), el hecho es que su teoría ha funcionado perfectamente hasta ahora. Las propias señales de los satélites GPS, que usted y yo usamos cuando queremos saber dónde estamos, incorporan correcciones relativistas. Queramos o no, la relatividad funciona, y hasta ahora no había indicios de que tuviese fallos.

Existen, por otro lado, evidencias experimentales de que los neutrinos no son superlumínicos. En 1987, una gran supernova apareció ante nuestros ojos en la Nube Mayor de Magallanes. Dos laboratorios, uno en Japón y otro en Estados Unidos, detectaron un chorro de neutrinos procedente de la explosión. Los neutrinos fueron detectados unas tres horas antes que los fotones, lo que para un trayecto de 170.000 años de duración es prácticamente nada. Las observaciones de 1987 concluyen que la velocidad de los neutrinos es prácticamente igual a la de la luz. De hecho, se especula con que los fotones llegaron ligeramente retrasados porque fueron frenados por los restos de la explosión, mientras que los fantasmagóricos neutrinos los atravesaban sin detenerse. Sin embargo, si la velocidad que arroja el experimento CERN-Gran Sasso fuese correcta, los neutrinos deberían haber llegado de la supernova cuatro años antes.

Más recientemente, en 2007, un experimento similar realizado en el Fermilab de Estados Unidos mostró que la velocidad de los neutrinos difiere de la de la luz en menos de un 0.01%. Los datos sugieren neutrinos superlumínicos, pero en este caso los márgenes de error son demasiado grandes para afirmarlo con seguridad.

Por todo ello, diversos científicos están ya escribiendo artículos en los que buscan posibles fuentes de error. Uno de ellos, Carlo Contaldi, sugiere que los dos relojes atómicos usados en ambos extremos no estaban bien sincronizados. El argumento de Contaldi se basa en el hecho de que el tiempo corre con mayor o menor rapidez según sea el valor del campo gravitatorio local. Si sube usted su reloj atómico a lo alto de una montaña, o se lo baja a la playa, atrasará o adelantará en cantidades muy pequeñas pero medibles. De esa forma, tanto la diferencia gravitatoria entre el CERN y el Gran Sasso como incluso el trayecto usado para llevar los relojes atómicos a su destino podrían haber introducido pequeñas desincronías. Este argumento ya ha sido criticado por uno de los investigadores del Gran Sasso, quien afirma que Contaldi no ha entendido bien cómo los dos relojes atómicos han sido sincronizados. En descargo de Contaldi, hay que reconocer que el artículo original sobre los neutrinos superlumínicos no es muy claro en ese punto. Sin embargo, este es tan sólo el primero de muchos artículos que, durante los próximos meses, examinarán hasta el menor detalle cada aspecto del experimento en el que se puedan haber ocultado fluctuaciones o errores. No tienen que ser muy grandes. Recordemos que estamos hablando de una medición donde el error relativo es del orden del 25% Cualquier duda o imprecisión sería suficiente para que los neutrinos superlumínicos pasasen de asesinos confesos a meros sospechosos.

Quizá por eso los 174 investigadores del artículo de marras han tenido mucho cuidado de no ir más allá de donde pueden, y lo terminaron afirmando con rotundidad que “deliberadamente, no hemos intentando ninguna interpretación teórica o fenomenológica sobre los resultados” O, dicho en román paladino: aquí están los resultados, si no les gustan, busquen el error ustedes mismos.

Pero ¿y si, a pesar de todo, resulta que el experimento es válido y realmente hay partículas más veloces que la luz? En ese caso, entraremos en una era fascinante. Incluso en estos momentos, científicos de todo el mundo estarán modificando la teoría de Einstein para adaptarlas a los nuevos resultados. Eso no significa que haya que tirar abajo el edificio relativista entero. Los físicos seguimos enseñando en clase la teoría gravitatoria de Newton. ¿Por qué? Pues porque es muy sencilla, y en la mayoría de casos de interés da buenos resultados. Puede que a la Relatividad le suceda lo mismo. Tal vez haya que modificar el límite superior de velocidad. Quizá haya que hacer un rango de límites, dependiendo de la masa de la partícula. Como argumento de ciencia-ficción tiene posibilidades, aunque el visionario Isaac Asimov ya se nos adelantó a todos hace medio siglo.

Lo que no van a hacer los físicos es rasgarse las vestiduras. En ciencia, estar equivocado es a veces más revelador que estar en lo cierto. El propio Asimov afirmó en cierta ocasión que la expresión más emocionante en ciencia no es “eureka” sino “hmm, esto tiene gracia.” Si el experimento del Gran Sasso nos hubiera dado neutrinos sublumínicos, no habría llegado a las primeras planas de los periódicos. En cambio, ahora hemos de replantearnos todo, incluso la posibilidad de desmontar toda la teoría de la relatividad. Personalmente, creo que nada nos vendría mejor que ese “Stay hungry” del que nos habló Steve Jobs hace algunos años. Sigue hambriento. No des nada por sentado. La base de la ciencia, pura y dura.


34 Comentarios

Participa Suscríbete

Cuentos CuánticosCuentos Cuánticos

Muy buena entrada, pero hay un detalle que puede llevar a confusión:

“Una de las consecuencias más conocidas de la Teoría de la Relatividad de Einstein es que nada puede acelerarse hasta viajar más rápido que la luz en el vacío. Lo hemos comprobado por activa y por pasiva, con resultado positivo. Recientemente, sin embargo, un experimento europeo ha puesto en duda esa afirmación. Un tipo de partículas llamadas neutrinos parecen haber recorrido una distancia en menos tiempo del que hubiera invertido la luz. ”

Es cierto que la relatividad especial dice que ninguna partícula con masa se pueda acelerar hasta la velocidad de la luz y mucho menos superarla.

Pero lo que no prohibe la relatividad especial es que se creen partículas que ya desde su origen tenga la velocidad de la luz o, hipotéticamente, una velocidad superior. De hecho, los fotones se crean y tienen la velocidad de la luz desde su origen, no hay aceleraciones por ningún sitio. Si los neutrinos fueran superlumínicos entonces estos aparecerían en las reacciones entre partículas con una velocidad superior a c desde el primer momento, sin aceleraciones. Además del detalle de que no es posible acelerar neutrinos por ser partículas neutras.

Y luego se habla mucho de modificar la velocidad superior y poner que es la de los neutrinos, y en esta entrada se ha hecho referencia a este punto. Sin embargo hay que precisar que:

a) Lo que exige la relatividad es la existencia de una velocidad constante para todo observador inercial.

El que sea máxima o no (para partículas con masa) es una cosecuencia de la teoría pero no es un fundamento de la misma. De existir partículas superlumínicas, no prohibidas por la relatividad especial, la velocidad de la luz actuaría como cota inferior, es decir, estas partículas no podrían frenarse para llegar a c o velocidades inferiores.

b) La elección de la velocidad de la luz como la velocidad constante para todo observador no es un capricho.

Estamos obligados a ello, porque el electromagnetismo no funcionaría si no fuese así. Y el electromagnetismo no está comprometido por los resultados del Gran Sasso, así que la relatividad especial no puede cambiar su velocidad constante.

Además, de ser eso correcto y de ser la velocidad de los neutrinos la constante para todo observador, no la máxima sino la constante, tendríamos que explicar por qué los fotones o las ondas electromagnéticas van todas a la misma velocidad en el vacío independientemente de su energía.

Me parece que deberíamos de hacer entre todos un esfuerzo para puntualizar estos detalles porque me da la sensación de que estamos transmitiendo ideas confusas a la gente que se acerca a estos temas buscando información.

Irreductible

Leyendo tu comentario veo que todo está correcto pero que tú lo hubieras escrito mucho más amplio. Sin embargo terminas diciendo que estamos transmitiendo ideas confusas… No estoy de acuerdo. Todo lo escrito por Arturo está correcto y claro, que tu hubieras escrito un post mucho más largo y detallado… es una opción tuya, pero que no influye en la claridad o confusión de este artículo.

Cuentos CuánticosCuentos Cuánticos

Que va, la cuestión es que no queda claro si los neutrinos fueron acelerados o no. Que no se pueda acelerar una partícula con masa hasta la velocidad de la luz no prohibe que aparezcan partículas con velocidades superiores a la misma de origen sin aceleraciones involucradas.

Y que no queda claro que la velocidad de la luz sólo es un límite superior de velocidades para partículas con masa. Lo importante de la velocidad de la luz es que es la misma para todo observador.

Lo que no queda claro es que la relatividad por si sola no prohibe partículas superlumínicas. Y lo de que de ser cierto el resultado una solución sería cambiar la velocidad máxima, pero eso sólo aplicaría si los neutrinos hubieran acelerado desde una situación vc, cosa que no es así.

En definitiva, que no es una cuestión sobre la extensión de lo escrito ni de quien lo escriba sino de lo que se transmite y eso, me parece, que es bastante objetivo.

Irreductible

Algún día te pasaré un relato corto que escribí hace casi 20 años en el que mencionaba los taquiones de cerenjov para que me lo corrijas XDDD

MalonezMalonez

Estoy con irreductible. Puestos a ampliar se podría decir que la masa en el caso de “creación superlumínica” debería ser un número imaginario y así terminamos de deprimir al profano.

De todas formas, desde mi desconocimiento ya que no me he leído el trabajo original, ¿Se sabe seguro que el neutrino se ha creado así y no ha recibido una aceleración?

Cuentos CuánticosCuentos Cuánticos

Puestos a ampliar se puede escribir un libro. Pero es que yo no he dicho que haya que ampliar nada, sólo ser más precisos en lo que se dice, que creo que es un comentario la mar de normal en un sitio de divulgación.

Y no hay que meter masas imaginarias, sólo decir que se pueden crear partículas superlumínicas sin que la relatividad se inmute, porque no está prohibido ese proceso desde el punto de vista relativista. No hay que decir nada de masas. Y además, no creo que eso deprima a nadie, si alguien se acerca a estos contenidos es para que se le diga lo que hay no para que se le cuenten cuentos presuponiendo que no va a entender todo.

Aquí nos podemos poner a plantearnos las mil formas de acelerar neutrinos, yo no conozco ninguna.

+2 (0 Votos)
AbraxasAbraxas

Tengo un par de dudas respecto a tu comentario:

“De hecho, los fotones se crean y tienen la velocidad de la luz desde su origen, no hay aceleraciones por ningún sitio”

Absolutamente cierto, pero no me parece un buen ejemplo: los fotones no tienen masa.

“Además del detalle de que no es posible acelerar neutrinos por ser partículas neutras”

Al no tener carga no se podrán acelerar con campos electromagnéticos, pero de hecho sí deberían verse acelerados (y decelerados) por campos gravitatorios. ¿No es así?

Cuentos CuánticosCuentos Cuánticos

“pero no me parece un buen ejemplo: los fotones no tienen masa”

Pero se crean a c. Es decir, que no hay ningún problema con crear cosas que se propaguen a c y la relatividad no prohibe que haya otras cosas que se creen a v> c.

El tema de la masa es muy interesante pero secundario. Los fotones no tienen masa porque se propagan a c y se propagan a c porque no tienen masa, es una consecuencia de los postulados. Si los neutrinos tienen v>c habrá que explicar si su masa al cuadrado es positiva o negativa. Pero la cuestión, como he repetido, es que no hay ninguna restricción cinemática para que una partícula se cree a velocidades superlumínicas.

Respecto a lo de la gravedad, pues parece poco probable que un bicho como el neutrino que se propaga sin desviación por el interior de la tierra como si nada (experimentos de neutrinos solares y de supernovas que detectan direccionalidad de los mismos lo confirman) se vean afectados por la gravedad en 732km. De todas formas si uno mira la disposición del experimento puede concluir que en promedio la gravedad aceleraría positivamente al neutrino igual que lo desaceleraría en una primera aporximación, así que no explicaría el fenómeno.

AbraxasAbraxas

“Pero se crean a c. Es decir, que no hay ningún problema con crear cosas que se propaguen a c y la relatividad no prohibe que haya otras cosas que se creen a v> c”

No, claro que no. Tampoco prohíbe que algo se acelere hasta la velocidad de la luz, siempre que no tenga masa. Por eso decía que le fotón no es un buen ejemplo, porque el fotón no se ve afectado por la “restricción” al no tener masa.

“parece poco probable que un bicho como el neutrino que se propaga sin desviación por el interior de la tierra como si nada […] se vean afectados por la gravedad en 732km”

Aquí no hablaba de los neutrinos del experimento en concreto, sino de los neutrinos en general. No puedes decir que un neutrino ni se acelera ni se decelera por ser neutro, porque desde el momento en el que tiene masa puede ser acelerado (hasta los límites que marca la relatividad) y desacelerado. Lo que no sé que pasaría es en el caso de que el neutrino haya sido creado a una velocidad superlumínica. Puesto que el campo gravitatorio parece propagarse a la velocidad de la luz, no sé si podría permanecer a velocidades superlumínicas permanentemente (dado que los campos gravitatorios no podrían alcanzarle). Si fuese desacelerado, tendríamos un problema en v=c, a no ser que haya un efecto puente por el que pase de v > c a v < c sin pasar por c… No sé tanto de física como para poder saber qué pasaría en el caso de una partícula con masa que viaje a velocidades superlumínicas.

Cuentos CuánticosCuentos Cuánticos

“Tampoco prohíbe que algo se acelere hasta la velocidad de la luz, siempre que no tenga masa.”

Las partículas sin masa ni pueden acelerar ni desacelerar siempre se mueven a c y además para todo observador inercial independientemente del movimiento del mismo. Así que las partículas sin masa no aceleran, si algo no tiene masa se tiene que mover a c necesariamente.

“No puedes decir que un neutrino ni se acelera ni se decelera por ser neutro, porque desde el momento en el que tiene masa puede ser acelerado (hasta los límites que marca la relatividad) y desacelerado.”

Bueno, entonces seré más preciso:

En la actualidad no tenemos ningún método viable de acelerar neutrinos en un laboratorio dada su poca tendencia a la interacción.

+1 (0 Votos)
irionirion

Acelerar con campos gravitatorios es poco efectivo y menos con una partícula tan difícil de detectar (difícilmente podremos medirlo), pero tener masa significa estar sometido a la gravedad.
Otras opciones serían la fuerza nuclear fuerte (en teoría sólo actúa sobre hadrones) y la fuerza nuclear débil, pero tampoco tenemos mucho control sobre ellas (ni paras modificarlas ni para medirlas) y funcionan a una escala donde los efectos cuánticos son más importantes que los clásicos (indeterminación de velocidad y posición, etc).

PocosePocose

En el supuesto que se confirmaran estas velocidades y a riesgo de soltar una burrada.
Estos rapidísimos neutrinos han hecho su viaje por el interior de la corteza terrestre, atravesando Alpes y Apeninos
¿No podría ser que el espacio/tiempo en el interior de la corteza y especialmente bajo esas nada despreciable masas montañosas, sufra una deformación reductora suficiente para provocar una especie de atajo, ya que estos neutrinos, si pueden viajar através de la materia casi impunemente?
¿Si fuera este el caso, sería compatible con los postulados de la Relatividad?

FernandoFernando

Esté fuera o dentro de la montaña, la gravedad terrestre no es nada para la luz o los neutrinos. Aun así, supongo que han tenido en cuenta que no han seguido una linea recta sino una ligerísima, extremadamente ligera curva.

Andrés Cortés

Fantástica entrada. Me gusta especialmente la forma clara y sencilla con la lo cuentas, tan claro que – creo – lo he entendido todo :-)
Entrando en el meollo del asunto, estoy de acuerdo en que ninguna de las posibilidades (sea cierto, no lo sea, lo sea con matices) no hace tambalear nada si no que abre puertas para nuevos descubrimientos o teorías.
Fascinante.
Saludos.

OrlandoOrlando

Magnífica entrada. Sobre el ligero adelanto de los neutrinos a los fotones de la supernova, creo que sería más preciso decir que no es que los fotones fueran frenados por los restos de la explosión, sino que tanto los neutrinos como los fotones se generan el en núcleo de la supernova al colapsar ésta, y que los neutrinos salen inmediatamente sin interactuar con la materia de la supernova, pero que los fotones tienen que irse abriendo paso hasta la superficie, y que en ello posiblemente emplean unas horas hasta que pueden volar libremente por el espacio. De ahí ese retraso. Por lo demás, genial todo.

NachoNacho

Muy buen artículo hasta qur nombras a Steve Jobs. Nada tiene que ver la ciencia con ese ser.

Alberto CorzAlberto Corz

No sé porqué hay que reírse del programa que hizo Iker Jiménez. Mucha gente que sabe poco de ciencia se enteró de algo. Las intervenciones de Fernández Vidal como científica, y Jose Manuel Nieves, de ABC, me parecieron fantásticas. A nivel visual, algo que nadie hace en la tele. Yo me río de Sálvame y del 90% de la tele. Lo que hizo Iker me pareció genial.

Aristo72Aristo72

Estupenda entrada, soy Abogado y mis conocimientos de ciencias puras no es que sean extensos, pero la curiosidad es una tenaz maestra y algo he podido ir aprendiendo. Desde esta premisa, me parece una entrada muy clara si lo que pretende su autor es divulgar, si pretende otra cosa no creo estar capacitado para opinar. Divulgar divulga, a mi al menos me ha aclarado ciertas dudas que tal noticia me planteaba al ser lanzada en su día al conocimiento general.

pacopaco

Solo un añadido para que la gente tenga más información:
-Trece de los científicos del experimento no lo han firmado porque había 2 sistemas de medición de la velocidad y del segundo aún quedan 2 meses de análisis para que tengan resultados.No lo han firmado porque consideran que se debería haber esperado a ver si su medición también daba ese resultado o no.

Heber Rizzo

Es una pena que, en un artículo tan ameno, mezcles esa “acusación” contra quienes “niegan el cambio climático”.
De hecho, yo no conozco a nadie que lo niegue. El asunto es completamente diferente:
1) El clima ha estado cambiando durante los últimos 4500 millones de años, sigue haciéndolo y continuará haciéndolo en el futuro.
2) Quizás te refieras al calentamiento global. En este caso, tampoco nadie lo duda, al menos en lo que respecta a los últimos 25 años del siglo XX. Hay sí dudas en cuanto a su medición y extensión, pero al fin y al cabo es lo que sucede con el clima, naturalmente. A veces la temperatura sube, y otras baja, o se mantiene más o menos en el mismo nivel, tal como ha venido sucediendo desde 1998 hasta la fecha.
3) Pero estoy seguro de que a lo que te refieres es al calentamiento global antropogénico, aunque por alguna razón no lo especifiques claramente. Ahí sí hay una gran discusión, y somos muchos lo que pensamos que esa hipótesis (ni siquiera alcanza el nivel de teoría científica) es puramente un alarmismo político-filosófico-económico, nada más. Vamos, un timo puro y simple.
Tú sabes perfectamente que no hay ninguna prueba empírica (te recuerdo que los modelos de computadora no son evidencia) que verifique esa hipótesis. De hecho, la falta de calentamiento desde 1998 (Dr Jones dixit) la descalifica completamente.

ZeekZeek

Peor, ya se le ha ocurrido a los físicos que tiene masa imaginaria, por lo del cuadrado de su masa ser un negativo 😛

Lucifago RofacaleLucifago Rofacale

Hola, soy un gran fan de Amazing por su calidad en la divulgación de la ciencia. No soy científico, por lo que me perdería en esas grandes y largas ecuaciones que manejan los astrofísicos, pero soy gran aficionado y me gusta intentar entender lo que me rodea. Tengo que admitir que también soy un soñador y porque no decirlo un poco geek, por lo que la noticia de los Neutrinos la he recibido, en primer lugar, con expectación, y lo segundo que he hecho es dejar volar la imaginación. Como línea general, en Amazing, veo artículos muy cerrados que rechazan cualquier idea que se salga del método científico. No me molesta por que el método es un clásico, ya fuera Pitágoras o Anaximandro quien sentara las bases, y esta para algo. No quiero dármelas con la historia, ni con la filosofía, me remito a los griegos por la sencilla razón de las cosmovisiones. Ahora nos parecen una locura, pero el hecho es que en aquella época con sus medios se aventuraron a hacer hipótesis sobre que leches eran esas lucecillas que aparecían por las noches (A mí me gusta la de Aristóteles con las esferas de éter, el mundo sub y supra lunar, simplemente fantástico). Divulgaciones como el heliocentrismo en la antigüedad, sin grandes aparatos de mediciones. Galileo, Copérnico, Kepler (Que aunque hizo un modelo cosmológico un tanto escabroso, ahí están sus tres leyes, en todos los libros de texto), Newton,…

En fin, digo todo esto porque yo no sé si será un error o no la velocidad de los Neutrinos, sinceramente espero que no y descubramos cosas nuevas (y no me refiero a la velocidad WARP). Me gustaría sentirme como aquellos hombres del pasado que veían cosas que no entendían y se preguntaban… ¿Por qué?, No creo que hayamos alcanzado el límite de sabiduría con respecto a la ciencia, es más, Einstein es la repanocha, pero si hay que tirarlo abajo, pues se tira. ¿Quién dijo miedo? No me asusta reescribir la ciencia. Algún día tendremos que hacerlo ¿no? O nos hemos estancado aquí. Me encantan las posibilidades de la teoría de cuerdas, el universo fractal, las geometrías sagradas (percepción y conciencia) o (inserte su teoría parapsicológica aquí). No me aburro de leer Hipótesis e ideas de todas las cosas. ¿Quién soy yo para decirle a toda esa gente que se equivoca teniendo tantos genios en el pasado con ideas tan bizarras? Espero que en la comunidad científica a pesar de trabajar con sus largas formulas, hacerlas cuadrar, basarse en el método, en Einstein, en la norma, haya científicos un poco soñadores, un poco románticos, por mi bien y sinceramente creo que por el de todos.

Y me despido remitiéndome también al espacio que dedicó Iker Jiménez a los Neutrinos y a Sonia Fdez-Vidal que hay que ver lo simpática, lo guapa, lo lista, lo científica y buena oradora. Con científicos así yo digo si a la ciencia.

Un saludo a todos.

LaertesLaertes

Supongo que el “hmm, esto tiene gracia” viene de “hmm, this is funny”, lo cual no significa “tiene gracia” sino “esto es raro”.

Jose

Estoy leyendo “Agujeros negros y tiempo curvo” de Kip Thorne (por cierto, totalmente recomendable), y me ha llamado la atención un párrafo donde habla del experimento Michelson-Morley, y que parece hecho a medida para este tema de los neutrinos:

“Es fácil ser escéptico. Los experimentos interesantes suelen ser terriblemente difíciles; tan difíciles, que por mucho cuidado que se ponga en su realización, pueden dar resultados erróneos. […] Casi siempre los experimentos que amenazan nuestras profundas creencias resultan ser falsos; sus resultados radicales son artificios debidos a errores experimentales. No obstante, ocasionalmente son correctos y señalan el camino hacia una revolución en nuestra comprensión de la naturaleza.”

VictotVictot

Muy buena esta entrada pero no se que es mejor la entrada o el debate-reflexion-apuente-aclaracion que a propuesto “Cuentos Cuanticos”.
Sois unos “cracks” GRACIAS por iluminarnos!!!
Un Saludo!!!!

AdrianAdrian

Un articulo fabuloso!!!!! y los comentarios igual de buenos
Gracias

A. Javier M. MartinezA. Javier M. Martinez

Quiero recordar los datos.

Segun Caren Hagner (líder de la sección alemana del proyecto OPERA):

http://naukas.com/2012/02/27/entrevi...rluminimos/

El ultimo metro de fibra óptica, según se subía o bajaba, metía hasta 100 nanosegundos de retraso.

Solo espero que en este blog se pueda calcular.

Soy Ingeniero Superior en Telecomunicaciones por la UPM, llevo mas de 22 años en Laboratorio en Multinacionales, y conozco perfectamente las capas medias y de alto nivel de los protocolos de comunicaciones.

Es IMPOSIBLE que en 3 años no lo hubieran detectado.

Mas aún, conozco los dispositivos fotónicos de emisión/recepción, se que pueden meter del orden de picosegundos de retardo, JAMAS 60 nanosegundos.

Pero lo peor, a nivel estrictamente físico, los retardos introducidos por deformación de un conector (Estructura pasiva de unos 2 centímetros), de un metro de fibra óptica (Lo que dice la Sra, Caren), pueden introducir entre 50 y 80 picosegundos.

JAMAS, 60.000 picosegundos (60 nanosegundos).

Solo puedo decir que es mentira, y me gustaría que en este blog, se permitiera el calculo libre de estos datos.

En otros blogs (Como http://francisthemulenews.wordpress.com/ ) llevan 20 días sin calcular nada .

Se les pidió en :
http://francisthemulenews.wordpress....mment-16487.

No solo no han contestado, sino que han llenado de insultos tipo ‘magufo’, y finalmente, han bloqueado el acceso y borrado todo planteamiento de calculo.

————————————————————————–

Un conector de fibra óptica , como mucho, es de unos 2 centímetros de largo.

Si la fibra óptica se aleja 2 centímetros , como mucho, y aun así sigue el enlace digital (Lo que es mucho suponer), el incremento de retardo por esos 2 centímetros, con un indice de refracción de 1.2 del aire a presión atmosférica a ras de suelo, es de:

Distancia / (Velocidad de la luz/ Indice de refracción) = 0.02/(3e+8/1.2) = 80 picosegundos

80 picosegundos , en esas extremas circunstancias, es el máximo tiempo que un cable óptico mal conectado puede añadir al camino óptico.

80 picosegundos son 0.08 nanosegundo.

JAMAS un conector de fibra óptica mal conectado, añade 60 nanosegundos.

Saludos.

Están mintiendo, y lo saben.

Corrector lumínicoCorrector lumínico

Los neutrinos tienen masa, esto se demostró comparando la llegada de radiación de una explosión de una supernova y la llegada de los neutrinos.
Increíble que haya gente trabajando en física que crea redescubrir América.

5 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: El método científico funciona, entre otras cosas, porque cualquier teoría es válida solamente en la medida en que los datos experimentales la soporten. En cuanto encontramos que la naturaleza no se comporta como dice la teorí…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>