¡No puedo creer que no sea una hoja!

Son difíciles de ver, unos verdaderos maestros del camuflaje; su habilidad para pasar desapercibidos no solo consiste en imitar a las hojas con su forma corporal, sino que va más allá e incluso pueden imitar el movimiento de éstas mecidas por el viento.

Los artrópodos más conocidos que hacen esto son los insectos-hoja o fásmidos, un orden de insectos, donde también se incluyen los insectos-palo, especializados en el camuflaje o cripsis, que consiguen confundirse de forma magistral con la vegetación sobre la que habitan y de la que se alimentan.

Imagen: | Phyllium bioculatum. Fuente

La cripsis (que no la crisis…) es un fenómeno por el que un animal presenta adaptaciones que lo hacen pasar desapercibido a los sentidos de otros animales, y esto es precisamente lo que usan los insectos-hoja.

Dentro del grupo de los fásmidos, los insectos-hoja pertenecen a la familia de los fílidos, aunque hay algunos insectos-palo que más que palos parecen hojas, como por ejemplo este animal australiano, el Tropidoderus childrenii, que imita casi a la perfección a las hojas de los eucaliptos.

Imagen | Tropidoderus childrenii. Fuente

Pero esto de parecerse a hojas para pasar desapercibidos y escapar de ser devorados por temibles depredadores no es exclusivo de los fásmidos, sino que también encontramos otros insectos parecidos por convergencia adaptativa.

Es el caso de algunos saltamontes, como los pertenecientes a los géneros Typophyllum, Pterochroza u Orophus, algunos de ellos conocidos como “pequeñas hojas andantes”.

Imagen: | Typophillum erosum. Fuente
Imagen: | Pterochroza ocellata. Fuente
Imagen: | Orophus sp. Fuente

Y como no mencionar en esta entrada a las fantásticas mantis-hoja, tanto las que imitan a hojas vivas (género Choeradodis) como las que imitan a hojas muertas (género Deroplatys). Si ya las mantis religiosas más conocidas son asombrosas por sí mismas, estas mantis-hoja son verdaderamente increíbles. Ver a una de ellas camuflada esperando pacientemente que su presa se acerque a una distancia adecuada, hasta que salta disparada como un resorte y la captura, es uno de los mayores espectáculos de la naturaleza.

Imagen: | Choeradodis sp. Fuente
Imagen | Deroplatys lobata. Fuente

No dejan de sorprendernos estos fantásticos seres que son los artrópodos, pues también encontramos mariposas-hoja, cuyas alas imitan casi rozando lo perfecto, la forma y el color de las hojas secas y muertas caídas en el suelo. Es el caso de las representantes del género Kallima.

Imagen: | Kallima inachis. Fuente

Y para completar la entrada, no solo hablaremos de insectos, sino que en otros grupos de invertebrados, e incluso de vertebrados, también encontramos imitadores de hojas tan buenos como los mencionados anteriormente:

Las sepias, unos moluscos cefalópodos, que son verdaderos maestros del disfraz, pueden, con sus increíbles cambios de color, imitar incluso sin quererlo a una hoja seca y pasar desapercibidas en el medio acuático en el que habitan. Y para muestra, la foto que podéis ver a continuación:

Imagen: | Sepia. Fuente

En el paraíso que es la isla de Madagascar habita un gecko endémico, Uroplatus phantasticus (o gecko satánico cola de hoja), que usa todo su cuerpo y sobre todo su cola para parecer una hoja mientras se mueve con sigilo por las ramas de los árboles. El diseño corporal y el colorido de este fabuloso animal es una muestra más de la perfección a la que pueden llegar los seres vivos en esto de la cripsis. No se puede negar que este animal es una verdadera maravilla del reino animal.

Imagen: | Uroplatus phantasticus. Fuente

¿Y qué decir de las sorprendentes ranas-hoja? Capaces de pasar desapercibidas ante el ojo más avizor en un lecho húmedo de hojas secas y caídas en las orillas de los ríos, charcas o lagunas donde habitan. Otro bello animal que parece sacado de la imaginación de algún escritor de fantasía heróica o de una película de ciencia ficción sobre un futuro distópico con criaturas mutantes de aspecto demoníaco acechando a los pocos humanos que quedan vivos…

Imagen: | Megophrys nasuta. Fuente

Si nos volvemos a sumergir en el agua, también encontramos buenos imitadores de hojas vertebrados, como los peces-hoja sudamericanos, los dragones de mar y los extraños peces pipa fantasmas.

Imagen: | Solenostomus paradoxus. Fuente
Imagen: | Monochirrus polyacanthus. Fuente
Imagen: | Phycodurus eques. Fuente

Mirar a la naturaleza siempre puede sorprendernos, y nunca está demás pararse a hacerlo detenidamente; a buscar entre las hojas y la maleza… Puede que nos sorprendamos y encontremos alguno de estos curiosos animalillos, que basan su estrategia de vida en la capacidad que tienen para imitar a las hojas. Es posible que algún día descubramos entre el follaje o la hojarasca uno de estos maravillosos seres y podamos gritar sorprendidos:

¡No puedo creer que no sea una hoja!

—————- Fuentes: – WikipediaConservationreport. – Curiosidades del reino animal. – Amazings.es Conservation.org

—————– Con esta entrada contribuyo desde Amazings.es al Carnaval de Biología, que en esta VI edición está alojado en el blog de Copépodo.


29 Comentarios

Participa Suscríbete

Amara

Enhorabuena Carlos por tan completa revisión!
El mundo animal es fascinante y estos seres son la muestra viviente de la evolución y el instinto de supervivencia.

No tenía ni idea del caso de los peces-hoja y de las ranas-hoja y son alucinantes…como todos! O_O Tendremos que estar más pendientes del entorno si queremos estar “solos”…

Un saludo

Copépodo

No sólo has conseguido una colección de imágenes estupendas, además eres el que mejor se ha ceñido a la sugerencia temática. Me ha encantado la entrada, son casos espectaculares.

Mapoto

No, no, te digo una cosa, empiezo a “plantearme” si alguna vez me habré fumado a alguno de estos bichos…

Espectacular entrada.

VirginiaVirginia

Uau. Increíble, ¡me ha encantado! Qué maravilla de crisis… ¡digo de cripsis!

daviddavid

Impresionante, me ha fascinado…y en éste reportaje, como bien has dicho, no han entrado los que no hemos podido observar, que serán muchos…grande la explicación y el entusiasmo demostrado.
Enhorabuena

InternautaBipolar

La cuestión sería ¿Quién se parece a quién? Si el insecto a la hoja o ¡más bien la hoja al insecto!

La naturaleza en ocasiones como esta que nos das el placer de mostrarnos, nos sorprende con verdaderas maravillas en las que utiliza esta simbiosis tan perfecta que llega a conmoverme.

MarianoMariano

Les dejo una inquietud, una persona a la cual respeto mucho, me indico que estas maravillas se deben a un efecto que no involucra la evolución directamente, o sea que el resultado final es una malformación genetica.
Entendiendolo asi, 10 millones de saltamontes iguales y uno nace malformado (pareciendose un poco a una hoja) y al ser mimetizado al ambiente sobrevive y toda su prole, siguiendo asi la malformación, asta quedar casi perfecta.
Por eso pregunto: 1. Evolucion adaptativa, 2. Malformación genética y tres Obra de Dios.
Gracias.

JoelJoel

Una frase que leí por aquí alguna vez y que a pesar de lo simple que parece a primera vista es clave para entender la biología incluso a nivel molecular; “En biología, si funciona, funciona”

MM

Más que malformación yo hablaría de mutaciones. Luego pueden suponer una ventaja o no.

Si es obra o no de Dios, pues no me voy a meter. Cada uno que piense lo que quiera mientras no me insista en que hombres y dinosaurios convivieron y cosas por el estilo.

El PaleoFreak

Esa persona que tanto respetas se equivoca al decir que una “malformación genética” seleccionada favor no involucra directamente la evolución. Es evolución adaptativa pura y dura.
Tu opción 3 no tiene cabida en una conversación sobre ciencia en el siglo XXI.

Max2000Max2000

Bellísimo artículo, cuando veo cosas como estas, me viene a la mente este pasaje bíblico:

Romanos 1:20 Porque las cualidades invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas, hasta su poder sempiterno y Divinidad, de modo que ellos son inexcusables.

Sin duda que es así.

Tyrion

Si, es que hay que ver la de cosas maravillosas que ha hecho Dios. Las montañas, los ríos, los seres humanos, las gacelas, el virus del SIDA, las garrapatas, el bacilo de Koch, los parásitos intestinales…

¿O Dios solo ha hecho las cosas bonitas?

Max2000Max2000

Es una muy interesante pregunta.

Desde luego, creo que Dios ha hecho sólo cosas buenas; las decisiones que el hombre a lo largo de la historia ha tomado en parte han acarreado problemas. Si bien la raza humana ha sido capaz de encontrar cura para muchas enfermedades, no hemos podido erradicar otras, e incluso hemos podido crear nuevas enfermedades, voluntaria o involuntariamente.

Respecto a otro tipo de animales, en la Biblia también se encuentra que el propósito original de Dios era realizar categorización de animales según su naturaleza (animal moviente, doméstico, bestia salvaje, etc.).

El analizar por qué no se ha cumplido dicho propósito original, y por ende, muchos seres vivos (entre ellos los seres humanos) no “funcionamos” como Dios nos diseñó es una cuestión mucho más profunda.

En cualquier caso, me reitero: me ha gustado mucho la entrada del blog. Muchas gracias también por permitir expresar mi opinión.

Saludos!

César G. Herrerías

“El analizar por qué no se ha cumplido dicho propósito original, y por ende, muchos seres vivos (entre ellos los seres humanos) no “funcionamos” como Dios nos diseñó es una cuestión mucho más profunda.”
Sin duda.

Carmen Cadahía Veira. A Coruña. IES Rafael Dieste, 1ºESOCarmen Cadahía Veira. A Coruña. IES Rafael Dieste, 1ºESO

Este post me parece muy interesante y sorprendente. Es fascinante ver cómo estos seres vivos pueden parecerse tanto a las hojas. El que más semejante es, en mi opinión, a una hoja es la mariposa Kallima inachis ; y el más diferente la mantis Deroplatys lobata.

Carlos CifuentesCarlos Cifuentes

Me parece fascinante esta manera de camuflaje o, por qué no decirlo, mutación de estas maravillosas creaturas. Yo me encontré una mariposa que se parece a una hoja muerta, perforada o bien como corteza de árbol y no he podido saber cómo se llama. No sé si puedo enviarte una foto,
Si me podés hacer el favor de indicarme como te la mando para que la veas. Las fotos no son excelentes, porque tenía miedo que se volara, pero no.
Me das tu correo electrónico para enviartela porque no soy muy ducho en con el internet.

10 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Son difíciles de ver, unos verdaderos maestros del camuflaje; su habilidad para pasar desapercibidos no solo consiste en imitar a las hojas con su forma corporal, sino que va más allá e incluso pueden imitar el movimiento de …..

[…] Los insectos son tan abundantes que no es raro encontrar entre ellos a algunos imitadores alucinantes, como hemos podido comprobar, y al igual que Syrio le dice a Arya que sea la espada, la sombra, las aguas en calma, el ciervo o el carcayú, podemos observar insectos que prácticamente pueden ser cualquier otra cosa, como flores, hojas, aves o serpientes. Uno de los más impresionantes probablemente sea la mantis orquídea, Hymenopus coronatus, que se vale de su parecido con estas flores para atraer insectos a los que capturar. Las arañas como Paraplectana duodecimmaculata tienen un abdomen coloreado de rojo con puntos negros que recuerda a los élitros de las mariquitas lo que le permite pasar desapercibida entre ellas y así poder capturarlas. Otra araña con una coloración parecida es Eresus sandaliatus. Las polillas también son magníficas camuflándose y como muestra podemos citar a las del género Brenthia, que imitan a sus depredadores, arañas saltarinas, que las confunden con otros individuos de su especie, mostrando comportamientos territoriales hacia ellas y, por lo tanto, permitiéndoles pasar desapercibidas como presas. Las mariposas búho del género Caligo cuentan con grandes ocelos que recuerdan a los ojos de las aves que le dan el nombre vulgar, lo que probablemente disuada a otros pájaros de cazarlas, o desvían la atención hacia zonas de la mariposa menos vulnerables que la cabeza y el abdomen. Y que decir de la impresionante esfinge morada, Deilephila elpenor, cuyas orugas, además de tener un tamaño bastante grande, cuentan con una parte delantera del cuerpo que se asemeja nada más y nada menos que a la cabeza de una serpiente. De los seres que imitan hojas no hablaré, puesto que ya dedicamos un post entero aquí mismo en Naukas, bajo el título ¡No puedo creer que no sea una hoja! […]

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>