Las grandes mentiras en el etiquetado de los alimentos funcionales

El gran negocio de los alimentos funcionales, buque insignia del sector alimentario en la última década, se tambalea. Un mercado que factura ni más ni menos que casi 33.000 millones de dólares en todo el planeta y que solamente en Europa supera los 15.000 millones de euros está a punto de estallar…y todo gracias a la investigación aplicada.

Zumos enriquecidos en vitaminas, productos cárnicos con efecto Bífidus, margarinas con esteroles, prebióticos, simbióticos, etc. son claros ejemplos de este tipo de alimentos que, a pesar de que su tendencia de consumo es claramente alcista, han sido puestos en el disparadero debido al tipo de publicidad que les rodea.

Durante muchos años la poderosa Industria Alimentaria ha tenido total impunidad para publicitar auténticos disparates en el etiquetado de los alimentos funcionales con el propósito de llamar la atención del consumidor. Slogans publicitarios tales como “Favorece el desarrollo del sistema inmune”, “Baja la tensión arterial”, “Mejora la salud intestinal”, “Reduce la osteoporis” y hasta “Previene el cáncer” han servido para enganchar al consumidor hasta el punto que las recientes estadísticas muestran que los alimentos funcionales se consumen en el 40% de los hogares de nuestro país.

A pesar de que pocas de estas reclamas publicitarias estaban basadas en estudios rigurosos, la ausencia de una legislación internacional que abarque todos y cada uno de los aspectos concernientes a los alimentos funcionales ha permitido que “todo valga” en el etiquetado de estos productos.

Sin embargo, desde hace años se rumorea que no es oro todo lo que reluce alrededor de los alimentos funcionales y ha tenido que ser la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la máxima responsable continental en temas de alimentación y que se ha convertido en el azote de las grandes multinacionales alimentarias, quien ha abierto la caja de los truenos.

La aprobación por el Parlamento Europeo del Reglamento 1924/2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos, no sin una dura resistencia por parte de las grandes multinacionales alimentarias a las que no les interesa la existencia de una reglamentación estricta en materia de etiquetado, no sea que se les vea el plumero, ha puesto fin a esta bochornosa situación.

Recientemente la EFSA ha culminado el trabajo que ha estado realizando durante más de tres años basado en la aplicación de dicho Reglamento y en el que se han evaluado las solicitudes de miles de empresas para poder publicitar las maravillosas bondades de sus productos. Se presentaron ni más ni menos que 44.000 solicitudes, de las cuales la Comisión Europea seleccionó unas 10.000 que cumplían con los requisitos de la solicitud. Después, la EFSA elaboró una lista de 4.000 declaraciones agrupando aquéllas que eran similares. Finalmente, se devolvieron algo menos de la mitad para que los solicitantes aportasen más información o aclaraciones, evaluándose un total de 2.758 solicitudes.

El resultado ha sido demoledor. Solamente una de cada cinco declaraciones presentadas se basa en pruebas científicas sólidas. El resto de las alegaciones saludables propuestas han sido rechazadas por diferentes motivos por lo que las empresas implicadas se han visto obligadas a retirar la publicidad de determinados alimentos funcionales…al menos hasta que sean capaces de aportar informes que demuestren  la verdad de sus afirmaciones.

Como se podrán imaginar, la tarea de la EFSA no ha sido nada fácil ya que ha sufrido presiones de todo tipo. Sin embargo, y para llevar a cabo su objetivo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria solamente ha tenido que echar mano de un viejo, y a la misma vez surrealista, debate científico: ¿Investigación Básica o Aplicada?

A pesar de que la teoría dice que la investigación bàsica y la aplicada deberían ir de la mano, ya que sin la primera jamás existiría la segunda, el Panel de Expertos en Nutrición, Alergias y Dietéticos de la EFSA que ha evaluado todas las solicitudes presentadas ante la UE acaba de demostrar que no existe un equilibrio entre estos dos tipos de investigación.

Entre los diversos motivos que ha aducido la EFSA para  denegar las famosas”health claims” destaca uno por encima del resto. Es cierto que la EFSA reconoce que existen innumerables estudios de investigación básica publicados en prestigiosas revistas científicas que, además de caracterizar físico-químicamente todo tipo de ingredientes funcionales, certifican su seguridad alimentaria. Sin embargo, la poca de investigación aplicada que se observa en los pocos estudios realizados en humanos, debida principalmente a la falta de  financiación económica necesaria para este tipo de trabajos y al sistema establecido por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación para la baremación de los méritos investigadores donde se favorece la investigación básica al valorarse mucho más la cantidad de publicaciones que la calidad de las mismas, no asegura que las propiedades observadas “in vitro” para los alimentos funcionales pueden reproducirse “in vivo”.

Por este motivo muchas estrellas del panorama de los alimentos funcionales y de los suplementos, como es el caso de los alimentos probióticos con sus conocidos lactobacilos a la cabeza, los productos ricos en ácidos grasos con los Omega-3 o el CLA como abanderados o algunos suplementos para colectivos especiales como los deportistas, han resultado señaladas por la EFSA.

Ante este panorama, y aunque las grandes multinacionales del sector alimentario han puesto el grito en el cielo por lo que han entendido como un ataque injustificado por parte de la EFSA, muchas empresas se han visto obligadas a suprimir de sus productos estrella diferentes slogans publicitarios donde se aseguraba que el consumo de estos productos podría tener efectos beneficiosos sobre la regulación del colesterol, la mineralización de los huesos, los sistemas inmune o digestivo, la absorción de calcio, la función cognitiva, el rendimiento deportivo, la reducción de la obesidad, etc…y, por mucho que protesten acerca del exceso de celo de la EFSA, el chiringuito se les ha desmontado.

Ya era hora que alguien diese un golpe encima de la mesa y parase los pies al potente sector de la industria alimentaria. Durante muchos años los consumidores hemos tenido que soportar absurdas promesas basadas en mitos y leyendas por no decir fraudes y mentiras. ¿Culpables? Muchos. Empresas a las que no les interesaba una legislación clara y contundente que les parara los pies, políticos que sucumbían ante la presión de las grandes multinacionales para no aprobar Reglamentos, científicos de dudosa reputación que caían en las redes económicas del sector alimentario… pocos pueden arrojar la piedra de la inocencia.

Una vez más la Ciencia, a través de un minucioso examen tanto de la investigación básica como de la aplicada realizada sobre todos estos productos, ha servido para poner las cosas en su sitio. A pesar de que hay suficiente investigación básica, queda mucho trabajo por hacer en el campo de la investigación aplicada. En el caso de optar por un tipo de investigación menoscabando a la otra, ejemplos como los del falso etiquetado de los alimentos funcionales se repetirán desgraciadamente y la cascada de consecuencias no solamente afectará al sistema científico y al empresarial, sino que el consumidor seguirá siendo víctima de continuos engaños por parte de determinados sectores…preocupante.

———————————
Este artículo nos lo envía Jose M. López Nicolás (@Scientiajmln) Bioquímico de formación, investigador y docente de profesión, redactor del blog Scientia de afición

Más información:
Web oficial de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria: http://www.efsa.europa.eu/

75 Comentarios

Participa Suscríbete

Kano

Ante esto, solo me puedo preguntar… ¿como se consigue hacer esto, y sin embargo permitir que la homeopatía tenga cada vez más consideración?

Scientia

Te puedo asegurar que, sobre el “cómo” han conseguido hacer esto se podría escribir un libro ya que las presiones que han existido desde diferentes sectores para que la reglamentación no vea la luz han sido enormes…hay muchos intereses en este campo.
Y respecto al otro punto estoy totalmente de acuerdo contigo. Algo similar habría que hacer con otros campos, especialmente la homepatía.
Un saludo y gracias por el comentario.

ZeLuZeLu

No juntes el placebo con la homeopatia. Ya que el placebo es necesario, como por ejemplo en los experimentos doble ciego para saber si un medicamento es realmente efectivo o no.

betuto92betuto92

¿Como que el placebo es necesario en los experimentos doble ciego? Los experimentos doble ciego se realizan para descartar el efecto placebo.

0 (0 Votos)
JonJon

Ya que están prohibiendo anunciar efectos beneficiosos no demostrados en productos alimentarios, podían de paso revisar los “medicamentos” y echar para atrás todos los preparados homeopáticos, precisamente por la misma razón.

Y después de eso supongo que se habrían cargado de suficiente odio de magufos como para que no les importe prohibir todas las estafas de tarots, cartas mágicas, posos de café, lectura de verduras varias, y teléfonos 806….

Ah no!! que lo que mas nos afecta ahora mismo es que el bifidus no nos ayuda a ir al baño….

Scientia

Hola Jon,
Una cosa no quita la otra.Tenemos que alegrarnos de que, por fín, alguien haya puesto algo de orden en el tema de la publicidad de ciertos productos alimentarios.
Esperemos que esto sirva para que otros sectores tomen ejemplo… y como bien dices la homeopatía es uno de los más necesitados.
Gracias

JonJon

Si, tienes toda la razón, por algo se empieza, solo que me hierve la sangre cada vez que veo el cartel de homeopatía al lado del de farmacia y de ver como cada vez mas gente de mi entorno se deja engatusar por esa pseudociencia…. Es más uno incluso es hijo de dos médicos, y todos la familia sigue tratamientos homeopatícos…

De ahí que me preocupen más esos temas, ya que me da la sensación de que día a día van ganando credibilidad y una vez que se gana la credibilidad en el pensamiento colectivo es muy muy difícil convencer de lo contrario a la gente.

Saludos!!

uno

Jon, vive tu vida y deja a los demás que hagan lo que les plazca. O acaso no tienes suficiente con tu vida que tienes que llevar “palante” la de los demás. Preocúpate por ti mismo. Porque si quieres cambiar a los demás, cambiate a ti mismo… y en tu mejoría irradiarás a los demás. Y sino déjalos que hagan lo que les plazca, que la vida es para experimentar, no para hacer “lo correcto” que si hacemos lo correcto podemos equivocarnos, y sino sería una dictadura de a ver quien dictamina lo correcto. Experimentemos y seamos felices, cada cual con su movida y su mecanismo.

AbraxasAbraxas

Desde el momento en el que vivimos en sociedad y los actos y decisiones de los demás afectan a tu vida incluso más que los tuyos propios, lo que más desea una persona consciente de la realidad en la que vive es que el resto del mundo tome decisiones y actúe de manera racional, por el beneficio propio y el de todos.

Dejar que la gente sea cada vez más irracional y tome decisiones importantes más desinformada puede llevar a escenarios que te perjudiquen personalmente, que te pueden llegar a joder la vida, incluso.

Cada cual que haga lo que quiera, correcto. Tomar decisiones informadas y de manera racional debería ir acompañado con el carné de adulto. No es simplemente “algo bueno” o “algo deseable”, es una responsabilidad que tienes con el resto de la sociedad.

+2 (0 Votos)
TonyTony

El hakuna-matata es una fantástica forma de vivir en sociedad para muchas cosas: para la orientación sexual, para los intereses intelectuales de cada uno, para la orientación política, y muchos otros campos de la vida social…todas aquellas cosas que no afectan a los demás, sino sólo al individuo (y si alguien de fuera que se quiere ver afectado es por ideologia y valoraciones en las que no voy a entrar; a esas personas sí les recomiendo que se apliquen el hakuna-matata).

Para lo que no está bien es para aquellas cosas que objetivamente pueden perjudicar a otros (recordemos la consabida frase de “la libertad de una persona acaba donde empieza la de los demás”). Si te quieres tratar el cancer con homeopatia, a mi me puede parecer mal, pero es asunto tuyo (Steve Jobs dicen que se arrepintió…, pero él tomó la decisión y es respetable, aunque poco alentador que una persona como él fuera creyente en el mágico poder del agua meneada), pero si lo que decides es que te puedes curar una enfermedad infecciosa… amigo, eso sí me preocupa porque se lo puedes contagiar a otras personas. Este tipo de cosas no pueden entrar en el “deja a los demás que hagan lo que les plazca”, de la misma manera que si decides cortarte un dedo es tu problema, pero si decides meterle fuego a tu apartamento, a mi como vecino tuyo me afecta, y mucho.

Queda muy bonito sobre el papel el decir que todo el mundo es libre de hacer lo que quiera, pero si existen leyes y normas es precisamente porque esto no es cierto: si vives en sociedad, asumes que eres un individuo y a la vez formas parte de algo más grande que tú, y tienes la obligación de no dañar a los demás por hacer lo que te da la gana. Se limita la velocidad en carretera, se limita la tenencia de armas, se limitan millones de cosas.
Creo que los temas de salud no son precisamente de los que no tienen que limitarse.

+1 (0 Votos)
Scientia

Hola amigos,
he rpeferido mantenerme al margen de este debate ya que se aleja un poco de la temática del post pero me gustaría acalrar mi posición en este sentido. Estoy de acuerdo con las palabras de Tony las cuales suscribo plenalemte:
“Queda muy bonito sobre el papel el decir que todo el mundo es libre de hacer lo que quiera, pero si existen leyes y normas es precisamente porque esto no es cierto: si vives en sociedad, asumes que eres un individuo y a la vez formas parte de algo más grande que tú, y tienes la obligación de no dañar a los demás por hacer lo que te da la gana.”

Un saludo

0 (0 Votos)
burroiburroi

Pues fuera tambien la acupuntura ya que no esta demostrado cientificamente su funcionamiento… de hecho estaba prohibido su uso hasta hace poco y.. de repente se permite usarla hasta en hospitales. Diferencia? que le han dado el control al colegio de medicos, cursos de formacion, etc. xDDD osea, trincar pasta. Si puede trincar pasta se regula, sino puede trincar pasta no pasa nada xD Eso es “la medicina”.

Alguien se ha parado a pensar que igual la homeopatia u otros metodos no son un problema, sino el problema es que hay mucho gañan estafando? Dad una vuelta por el mundo y vereis que hay metodos que segun la medicina “tradicional” (que de tradicional mas bien poco porque tiene muy pocos años, yo la llamaria “moderna”), si que funcionan, pero cuando estan aplicados por profesionales debidamente cualificados (un acupuntor de verdad necesita 7 u 8 años de formacion minimo y en especiales especializadas de china). Profesionales asi se cuentan con una mano, gañanes a patadas. Tambien hay medicos malisimos y nadie pone en duda su valia… je..

jo_mateixjo_mateix

Es increible como han conseguido engañar a toda la poblacion con las mentiras de los alimentos con calcio, con omega-3, con vitaminas, con bifidus…

¿Me pregunto que pasaria si no hubiera publicidad? y las empresas se concentraran en producir buenos productos, en las tiendas pudieras comparar entre varias marcas segun lo que pone en la caja, segun tu experiencia de otros dias y segun su precio y calidad. No segun la rubia del anuncio chupando la cuchara con cara de orgasmo.

¿quien financiaria el futbol y la noria?

AndreaAndrea

Creo que ahi viene justamente el tema de la regulacion de los organismos…las empresas no tienen por que producir buenos productos (son un negocio y quieren ganar dinero, no estan para “hacer el bien”)… estoy de acuerdo que no tienen que mentir en las publicidades en cuanto a presuntas virtudes de los productos…pero que aparezca una rubia o no…ahi el problema lo tienes tu que te dejas engañar por la publicidad!

jo_mateixjo_mateix

Solo reflexiono sobre la hipotetica situacion de que no hubiera publicidad, esta claro que el elevado coste que tiene nos lo ahorrariamos todos. Hay quien lo cifra en mas del 25% de lo que pagas por los productos que consumes. Piensa que mantienen la TV, radio y gran parte de publicaciones fisicas y virtuales (incluida en parte esta).
Sobre si es necesaria en caso de que todas las empresas estubieran en igualdad de condiciones y a la vez los consumidores suficientemente informados, es discutible. Y no es el caso por desgracia.

Y eso no significa que las empresas no puedieran producir productos buenos, mediocres y malos. Que hagan lo que les de la gana, mientras alguien se lo compre alla ellos.

Scientia

Hola Andrea,
estoy de acuerdo contigo.Las empresas lo único que tienen que hacer es cumplir la legislación vigente en cuanto a composición, presentación y publicidad de sus productos. … las interpretaciones que hagamos nosotros de esa publicidad, siempre y cuando se ajuste a la normativa, ya es otra cosa.
Un saludo y gracias por el comentario.

Ger

Hola, muy bueno el artículo! Felicitaciones para los que son de aquellos lugares. Zeus y Thor quieran que por acá empiecen a hacer algo también!

Ahora, lo que dices Andrea (y Scientia afirma) con respecto a la publicidad, no es tan determinantemente así. Las publicidades (de cualquier tipo -y mucho más, claro, las que se investigan para ser más y más efectivas) son muy influyentes aunque nos creamos exentos a ese efecto. Me encantaría realmente que cualquiera haga lo que quiera (y vivir en un real estado anárquico), pero a diario veo que más allá de esa utopía, cuestiones como publicidades (o propagandas políticas, etc) que repiten al menos 15 veces al día, sí tienen efectos sobre las decisiones de hasta las personas “más fuertes”.

Saludos!

Scientia

Hola Ger,
yo no me refería a eso. Por supuesto que pienso que la publicidad modula nuestra conducta…por mucho que afirmemos que no nos dejamos influir.
Un saludo

Scientia

De todsa formas no nos equivoquemos.La EFSA ha dictaminado que los informes presentados por las empresas no son suficientes para avalar la publicidad que hacen de ellos, no que no sirvan para nada. Si las empresas en cuestión presentan nuevos resultados y son valorados positivamente por el Panel de nutricionstas de la EFSA…se les aceptarán esas “Health claims”.
Un saludo y gracias por el comentario.

AntonioAntonio

Hola. Me ha gustado en post y más aún que por fin se le vaya metiendo caña a los gigantes alimentarios estos.

Hay algo, que no entiendo, sin embargo. Estamos hablando de un informe de la EFSA (organismo europeo) y en un momento dado el autor del post le echa la culpa a la ANECA (organismo nacional): «Sin embargo, la poca de investigación aplicada que se observa en los pocos estudios realizados en humanos, debida principalmente a la falta de financiación económica necesaria para este tipo de trabajos y al sistema establecido por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación para la baremación de los méritos investigadores donde se favorece la investigación básica». Una de dos, o estamos aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid para meterle una puya a la ANECA o resulta que ésta tiene poder sobre todos los investigadores de Europa.

¿O acaso el informe se refiere sólo a empresas españolas? Es que no lo entiendo, francamente…

Scientia

Hola Antonio. Soy el autor del artículo. Te explico. Actualmente entre los investigadores españoles prima muchísimo más la investigación básica que la aplicada… y esto es extrapolable a la gran mayoría de los países europeos.
En el caso español, una de las mayores razones es que en los currículum que evalua la ANECA “pesa” mucho más el número de artículos científicos que la calidad de los mismos… y te lo digo con gran experiencia en el tema. Para que la ANECA te acredite en cada una de sus figuras reconocidas tienes que llegar a un número mínimo de artículos y por ello se busca más entre los investigadores la publicación fácil y rápida….cosa que también es comprensible.
Sin embargo la EFSA pide, para acreditar las bondades de los productos citados en el post, muchos estudios de investigación aplicada que, desgraciadamente, están en franca minoría respecto a los de la investigación básica por su costo, duración y dficultad.
En mi opinión el baremo para evaluar el curriculum vitae de un investigador no debería ser solamente la cantidad sino también el tipo de estudio realizado y las conclusiones aportadas…y de eso nos beneficiariamos todos (investigadores, empresarios, ciudadanos) ya que la EFSA ha declarado que la investigación básica es suficiente…pero la aplicada deja mucho que desear.
Gracias por tu aportación y un saludo.
Jose

jo_mateixjo_mateix

No, sino digo que se tenga que prohibir nada. Solo reflexiono sobre la hipotetica situacion de que no hubiera publicidad, esta claro que el elevado coste que tiene nos lo ahorrariamos todos. Hay quien lo cifra en mas del 25% de lo que pagas por los productos que consumes. Piensa que mantienen la TV, radio y gran parte de publicaciones fisicas y virtuales (incluida en parte esta).

Y eso no significa que las empresas no puedieran producir productos buenos, mediocres y malos. Que hagan lo que les de la gana, mientras alguien se lo compre alla ellos.

jo_mateixjo_mateix

——————–
Solo reflexiono sobre la hipotetica situacion de que no hubiera publicidad, esta claro que el elevado coste que tiene nos lo ahorrariamos todos. Hay quien lo cifra en mas del 25% de lo que pagas por los productos que consumes. Piensa que mantienen la TV, radio y gran parte de publicaciones fisicas y virtuales (incluida en parte esta).
Sobre si es necesaria en caso de que todas las empresas estubieran en igualdad de condiciones y a la vez los consumidores suficientemente informados, es discutible. Y no es el caso por desgracia.

Y eso no significa que las empresas no puedieran producir productos buenos, mediocres y malos. Que hagan lo que les de la gana, mientras alguien se lo compre alla ellos.

OrlandoOrlando

Una cosa, cuando se dice “Se presentaron […] 44.000 solicitudes, […], evaluándose un total de 2.758 solicitudes. […] Solamente una de cada cinco declaraciones presentadas se basa en pruebas científicas sólidas.”, entiendo que se quiere decir que ese 20% es de las 2.758 solicitudes evaluadas, no de las 44.000 presentadas. ¿Es correcto lo que digo?

Scientia

Lo es Orlando.La cifra es espectacular pero se magnifica si haces los cálculos respecto a las solicitudes presentadas…no llega ni al 6.5%.
Un saludo y gracias por tu comentario.

krollian

No es por nada, pero nuestros padres y abuelos no bebían zumos enriquecidos con vitaminas y no pasaba nada.

Solo faltaría que hubiese quien toma se algo contra el colesterol y, para compensar, se pegase unas comilonas con grasas animales a cascoporro.

Al final, va a ser como en las películas y querrán vendernos a precio de oro pastillitas para combatir, estimular e inhibir lo que nos convenga en cada momento.

Bienvenidos al progreso (comercial).

Jose

Gracias Krollian pero no caigamos en el error de comparar lo que comemos ahora con el tipo de alimentación que llevaban nuestros antepasados. En el fondo pienso que la dieta mediterránea es un mito no una realidad. Tenemos todas las armas para llevarla a cabo pero las últimas estadísticas muestran que somos uno de los países donde los índices de obesidad crecen de forma más alarmante.
Un saludo

OscarOscar

Yo creo que más que pedir que otros se preocupen por nosotros, nos deberíamos preocupar más de nosotros mismos, que al fin y al cabo somos los consumidores. Por ejemplo con la homeopatía. Si te están diciendo que tiene concentraciones hipermegabajas, pues ya sabes lo que hay, ¿no?

Scientia

Hola Oscar. El problema no es pedir que se preocupen por nosotros…de eso ya nos encargamos solitos. De lo que se trata es que se nos diga la verdad y el consumidor decidirá…Además. te puedo asegurar que el hecho de que ponga en el etiquetado de un alimento (o de un producto homeopático) que tal ingrediente está en concentración mili, micro o nanomolar no es garantía de que sea una alta o una baja concentración. Una prueba la tienes con el clembuterol del famoso chuletón de Contador…¿tu crees de verdad que el consumidor tiene idea de si un “picogramo” es o no significativo? Pues dependerá de que producto estemos hablando y del efecto deseado…¿no?
Un saludo y gracias por el comentario.

gurutzegurutze

Otro sector en el que se debería realizar una reglamentación similar es el de la cosmética. Existen miles de productos, publicitados continuamente en todo tipo de medios, que prometen bajo supuestos estudios “cientificos” la desaparición de arrugas,de la celulitis, de manchas…
Muchas veces si fueran ciertas las cosas que dicen que hacen dichos tratamientos, cruzarían seriamente la línea que separa la cosmética y la medicina, como por ejemplo cuando dicen o sugieren que modifican el ADN de la piel.
Al igual que el sector alimentario, son grandes multinacionales las que producen dichos productos y realizan un enorme gasto en publicidad.

CarolinaCarolina

Absolutamente, entre los que prometen “arreglar” el ADN y los que alegan que los químicos son veneno, no sé cómo es que nadie se atreve a ponerles un límite. Bueno, sí, claro lo que lo sé XD

Scientia

Gracias Dani. El estilo no debe cambiarse sea cual sea el escenario donde se escriba. En el caso de Scientia es conocido: claro y a la línea de flotación…siempre que se pueda respaldar científicamente todo lo que escribas.
Un abrazo

Galiana

Cada vez que veo en tus artículos las siglas EFSA me leo el texto de arriba a abajo, me lo releo mil veces, voy a la nevera miro los productos, compruebo las etiquetas y me digo la próxima vez que baje al supermercado me llevo el post de Jose conmigo pq alguna vez tendré que aprender a hacer la compra con algo de cultura alimenticia.

Scientia

Cada vez que voy al supermercado mi mujer dice que vaya yo primero porque soy muy pero que muy pesado mirando etiquetas.Ella llega una hora más tarde…
Un saludo y gracias

Amara

La mayoría de las campañas lanzadas por las grandes industrias alimentarias sobre los supuestos efectos beneficiosos de nuevos productos no siguen más que un interés comercial aprovechando la incultura general de este tema por parte de los consumidores. Si a eso le añadimos el envasado en forma de botecitos, palabras que se asocian con vida, salud etc, y que te metan por delante la salud de “tus hijos”, el consumo está asegurado. ¿Cómo no vas a querer darle lo mejor a tus hijos? Cueste lo que cueste! Que por cierto, no son nada baratos.

Bien por la EFSA! Ahora hacen falta otros organismos que desmonten la cantidad de timos y falacias que rodean a otras prácticas que habéis comentado.

Gran post Jose y un placer verte por aquí también. 😉

Un abrazo

Scientia

Gracias Amara,
Estoy de acuerdo contigo. Has dado en el clavo en uno de los productos donde la industria alimentaria está haciendo su agosto: los alimentos infantiles… y el exceso que se ha hecho en ese sector, donde como tu dices pagas lo que sea por alimentar correctamente a tus hijos, fue una de las causas de la aprobación del nuevo Reglamento al que me refiero en el post.
De todas maneras un comentario si me lo permites. No tengo nada en contra de que una empresa se enriquezca con sus productos…es lo normal. Es más, a ellas no se les puede acusar de la falta de información de los consumidores…pero sí de la falsa publicidad de sus productos.
Un saludo y el placer es mío.

Scientia

Gracias Santiago!!
Prepárate para esa mesa redonda donde divulgaremos un poco que hay que darle vidilla a la facultad de Biología de la UMU…

perigoneroperigonero

Muchas declaraciones de las vitaminas, minerales como el calcio o el hierro, los ácidos grasos Omega3, y muchos más nutrientes sí han pasado el filtro de la EFSA. Lo que han expuesto son las cantidades minímas para poder hacer declaraciones de salud y presentar eso, ¡estudios!
En fin, a mantener una dieta sana y equilibrada, con un buen plan de ejercicio físico… el que pueda, jeje

Scientia

Gracias Perigonero,
A ver. Cómo se ha comentado anteriormente solamente un 6.3% de las declaraciones presentadas y un 20% de las evaluadas han sido valoradas positivamente así que muchas muchas…como que no.
Por otra parte hay que dejar claro un aspecto.La EFSA no evalua nutrientes sino que se limita a dictaminar acerca de las health claims que las empresas quieren publicitar en sus productos acerca de los productos comercializados.
A modo de ejemplo podemos comentar algunas de las características denegadas para los los ácidos grasos omega 3 y que algunas empresas querían publicitar en sus productos: no ayudan a regular el colesterol, no mejoran la facultad de los seres humanos de procesar información, no aumentan la absorción del calcio, no mejoran el estado de ánimo del consumidor, etc.
Un saludo y muchas gracias por el comentario.

JM Mulet

Gran artículo José… a ver si te leemos más por aquí.

Una curiosidad. Como bien dices la EFSA es la entidad que les ha tocado lo que no suena a muchas grandes empresas alimentarias en el tema de la publicidad engañosa, seguridad alimentaria etc… Que curioso que cuando la EFSA emite informes hablando de la inocuidad de los transgénicos, los 4 de siempre digan que estos informes están pagados por las grandes empresas y que el método de evaluación de la EFSA no es transparente, o que directamente es una organización corrupta. Cuando si realmente lo fuera tendríamos muchos problemas alimentarios, que por suerte no tenemos. En fin…

Scientia

Muchas gracias José Miguel,
Absolutamente de acuerdo. Desde que la EFSA comenzó a emitir sus veredictos han surgido innumerables voces atacando sus criterios, su falta de transparencia, su escasez de criterios científicos…y todas esas voces proceden del sector de la industria alimentaria que antes guardaba silencio.
Voy dar un ejemplo que para mi es definitivo. Un grupo de científicos y legisladores estuvieron reunidos durante dos años para aprobar el reglamento. Debatieron absolutamente todo y tardaron 2 años en redactar la legislación. Cuando por fín el proyecto de reglamento fue a la Comisión Europea que solamente tenía que aprobarlo…fue RECHAZADO por una amplia mayoría de políticos pertenecientes a todos los partidos políticos y se tuvo que rehacer todo. ¿Por qué? ¿A quién le interesaba que no saliese aprobado un reglamento tan estricto?
Eso ya lo dejo para la mente del lector pero …que grande es la industria alimentaria.
Un saludo

SantosSantos

Excelente artículo.
Esto me recuerda cuando los fabricantes de sucedáneo de chocolate consiguieron, tras mucho tiempo y presiones, modificar la normativa para que la Unión Europea admitiese que se llamara chocolate a lo que no es.
Los grupos de presión de las grandes empresas están sometiendo a los diputados europeos a todo tipo de artimañas que terminan convenciéndoles de apoyar sus intereses y no los de los consumidores y usuarios.

Scientia

Muchas gracias Santos,
nada que objetar a tu comentario. Tu lo has dicho en el último párrafo… y esa es la clave de todo el post de hoy.
Gracias y un saludo

Enrique

Lamentablemente este tipo de publicidad se da en la alimentación, en los cosméticos y en los productos de descanso.

La ley ya permite seguir a las dietas milagro y medicamentos “mágicos”, sin embargo se adolece de una gran burocracia y lentitud judicial para llegar al origen del problema.

Si hasta tenemos “pulseras” máginas que “equilibran nuestro organismo”.

Scientia

Gracias Enrique,
como hemos dicho en varios comentarios, esperemos que sean muchos los sectores que se regularicen de forma coherente.
Sobre las dietas milagro hay poco que hablar…no conozco ninguna.
Un saludo

maríamaría

Muy interesante. Las cifras son alarmantes .Me ha gustado mucho. Por fin alguien dedica su tiempo a informar (José M. López Nicolás. blog Scientia) . Durante muchos años y como profesional del sector de la alimentación, nunca había podido explicar a la gente porque no existía una legislación mas clara y concisa que permitiera al consumidor poder “consumir” sin dudar, sabiendo en todo momento que la información del etiquetado y que la publicidad que le llega es verídica. Paseando un rato por ese blog parece que algo está cambiando. magníficos post. muy claros y explícitos.
Una pregunta ¿Estos dictámenes de la EFSA son definitivos?
Un saludo

Scientia

Muchas gracias María por tus palabras.
Los dictámenes en sí son definitivos pero la EFSA aclara que si la empresa en cuestión presenta nuevos resultados científicos que avalen las “health claims” alegadas puede volver a revisar el informe inicial negativo y autorizar la publicidad propuesta.
Un saludo y muchas gracias de nuevo porque estos comentarios son los que te ayudan a seguir en el campo de la divulgación.

Marisa Alonso NuñezMarisa Alonso Nuñez

Enhorabuena por el artículo Jose. Me ha agradado mucho leerlo y me gustaría hacer un par de aclaraciones/comentarios.
Me parece fenomenal que Union Europea se haya preocupado por esta cuestión y se haya puesto manos a la obra con un buen éxito. Era necesario parar los pies de estas multinacionales que estaban haciendo publicidad engañosa, y más aún cuando esta publicidad tenía que ver con la salud de las personas. La salud es un tema muy serio e importante como para peermitir que engañe a la gente.
Por otra parte, el debate sobre investigación básica/aplicada es de los eternos y tenemos que tener un par de cosas claras. Dependiendo de los temas es más fácil obtener financiación cuando haces investigación aplicada, porque puede tener una aplicación a corto plao. La investigación básica sin embargo, a veces cuesta más financiarla porque no tiene una aplicación inmediata. En el post se comenta que las multinacionales tomaban los datos de la investigación básica y la extrapolaban a sus productos sin haberse hecho una investigación aplicada entre medias. En fin, que ni tanto ni tan calvo. La investigación básica es necesaria para saber qué es lo que tienes que estudiar en la investigación aplicada, pero la investigación básica no puede tomarse en sí misma como aplicada. Señores, vayamos por pasos. Investigación básica para saber muchas cosas. Investigación aplicada para saber que esas cosas son ciertas en humanos (en el caso de alimentos/medicamentos)
En fin, que podría estar hablando de esto mucho más pero creo que me he enrollado demasiado.
De nuevo mi enhorabuena a Jose por el post

Scientia

Gracias Marisa por tus palabras.
Estoy de acuerdo al 100% contigo. La investigación básica y aplicada deben ir de la mano.No se puede concebir una sin la otra. Sin embargo me gustaría apuntar una cosa. En el caso de mi grupo de investigación nos es más fácil conseguir financiación para la investigación básica…en realidad porque es más barata. Además la investigación aplicada necesita de grupos multidisciplinares y esto, aunque debería ser lo óptimo, dista mucho de la realidad desgraciadamente.
Cuando quieras tenemos una debate sobre este tema…me encanta charlar de ello y, como tu bien dices, podráimos hablar horas y horas.
Un saludo

carloscarlos

Artículo superficial y tendencioso.
Mete todo en el mismo saco.
¿! No os resuena la frase “Que tu alimento sea tu medicina” ?!
Me da la sensación de que se trata e poner en el mismo nivel a la alimentación y la homeopatía y las pulseras mágicas. Lo que hay que oir.
Mala ciencia o mejor dicho mal periodismo científico que no es lo mismo.
No profundiza. Con lo interesante que es el tema.

Scientia

Siento Carlos que no te haya gustado.
Por mucho que leo y releo el post no sé donde he comparado la alimentación con la homeopatía ni las pulseras…ni lo he nombrado.
Como mucho en los comentarios se ha dicho que son problemas que se deberían resolver tajantemente y por vía legislativa.
Por supuesto que se podría, y debería, profundizar más pero te recuerdo que esto es un post en un blog…
Un saludo y gracias por el comentario.

Patricia

Hola Jose. Excelente post, en tu línea de Scientia.
Veo que la mayoría de los comentarios se refieren al tema de la publicidad y de la posible presión de la industria alimentaria para que los legisladores actúen en su favor. Nada que objetar ni que añadir al respecto.
Yo voy al tema que me toca más de cerca, lo que comentas sobre la investigación aplicada. Es necesario que este tipo de investigación se desarrolle y se financie más. Es vital para la competitividad de las empresas y para que los resultados obtenidos sobre los nuevos productos tengan rigor científico. Solo así los consumidores estarán perfectamente informados sobre las cualidades o las propiedades reales y comprobadas de los nuevos productos que pueden encontrar en el mercado.
Es dificil que la investigación aplicada se ponga al nivel de la investigación fundamental. Primero porque quizá no tiene el prestigio académico o científico que tiene la investigación básica y segundo, porque lanzar ensayos a escala piloto y/o semi-industrial no es tarea fácil y requiere de una gran inversión. Sin embargo si queremos que la ciencia sea aplicable a nuestra vida diaria, a nuestros procesos de fabricación, esta investigación es imprescindible. Sólo así los consumidores estaremos completamente seguros de lo que compramos o ingerimos y no estaremos pagando a un mayor precio un producto que no tiene ningún efecto añadido comprobado en nuestro organismo.

Me alegro de que la EFSA haya metido mano a estas cosas y exija datos que avalen lo que se publicita en los alimentos funcionales. Ya era hora!

Scientia

Gracias Patricia. Pues nada que objetar a tu comentario. Creo que no se puede explicar mejor de cómo tu lo has hecho con estas palabras que guardo para mi colección: “Es dificil que la investigación aplicada se ponga al nivel de la investigación fundamental. Primero porque quizá no tiene el prestigio académico o científico que tiene la investigación básica y segundo, porque lanzar ensayos a escala piloto y/o semi-industrial no es tarea fácil y requiere de una gran inversión. ”
Un saludo

JuanjoJuanjo

Muy buen artículo, abarcando un problema que va más allá del engaño de estas grandes empresas.
Otro problema viene cuando ves en consulta como la gente deja tratamientos médicos como los hipolipemiantes, para tomar alguno de los “productos que bajan el colesterol” que has comentado.
Pd: lo del actimel no tiene nombre, incluso hay estudios que lo relacionan con el aumento de las enfermedades inflamatorias intestinales como el Crohn (sin poder acabar de demostrarlo todo sea dicho)
Un saludo!

Scientia

Efectivamente…el problema va más allá del engaño de las grandes empresas…hay un trasfondo de política científica en todo este tema.
Del Actimel hay mucho que hablar pero no creo que su ingesta se pueda, ni deba, relacionar con un incremento en la enfermedad de Crohn.
Un saludo y gracias Juanjo.

Héctor BustoHéctor Busto

Muy buen post Jose. Que los científicos nos mojemos es la única forma en que la sociedad puede estar enterada de todo y pueda ser critica hasta con los anuncios de Punset…
En el tema de ciencia básica y aplicada la cuestión es: ¿quien debe financiar la ciencia aplicada? Organismos públicos, privados, ambos, cuál es el equilibrio. Y sobre todo con que fin. Te adjunto un link sobre un proyecto de aumento de resveratrol en uvas financiado en una parte muy grande por instituciones públicas: http://www.quelujo.es/2009/07/15/el-...es-espanol/
En fin todo un tema por discutir. Como Patricia e alegro de que la EFSA haya metido mano a estas cosas y que haya alguien que las divulgue!!

Un saludo

Scientia

Gracias Héctor,
Un par de comentarios.
Sobre quien tiene que financiar la investigación aplicada…lo tengo claro.En mi modesta opinión deben ser tanto los organismos públicos como la empresa privada. El equilibrio lo dictaminará el tipo de contrato/proyecto que se firme, donde primarán los intereses de la industria o de los organismos públicos. En el caso de que solamente sea dinero estatal veo difícil el que los objetivos de la investigación aplicada lleguen a buen puerto…y en el caso opuesto de que solamente financie la empresa…dudo de los resultados que salgan a la luz., no por desconfiar de los investigadores sino de su linea empresarial/científica.
Por otra parte, en lo concerniente al resveratrol podríamos hablar también horas. Ha sido línea de investigación prioritaria en mi departamento y sobre sus verdaderos efectos sobre la salud humana hay serias dudas, al igual que las sirtuinas.
Un saludo y muchas gracias.

luilui

el problema no esta aqui, sino en el dinero, en el afan de querer tener mas, en lo que nos inculcan desde pequeños, para vivir se necesita dinero y es este el gran error. Para todo o demas utiliza mastercard.
Plantese su huerta, comprese un ganado y descubra y disfrute con la supervivencia.

Scientia

¿Plantese su huerta, comprese un ganado y descubra y disfrute con la supervivencia?
Es una opción pero por ahora prefiero seguir como estoy…aunque te agradezco el comentario Lui
Un saludo

burroiburroi

Coja su tarjeta, solicite un credito y una hipoteca… y paguela. Eso si que es un trabajo de supervivencia, que ni rambo con su cuchillo pelao en pleno monte podria superar.

Quique

Enhorabuena Jose! genial, como todo lo que escribes. Por cierto, qué juego te da a ti la EFSA, jajajaja.
Quique

Scientia

Gracias Quique!
Pues aunque no te lo creas…también en la EFSA tienen sus guerras intestinales…de las que hablaré pronto…jajaja
Un abrazo

PilarPilar

Excelente post, Jose. Descubrí por un amigo Scientia y me tiene absolutamente enganchada tu manera de acercarnos la ciencia de forma objetiva y sin rodeos.
Últimamente estoy descubriendo bastante publicidad de “fármacos” que venden el resveratrol casi como el elixir de la eterna juventud, por su poder antioxidante. ¿Qué opinas sobre ello?
Un saludo

Scientia

Esta pregunta tiene trampa… porque si me la has hecho es debido a que sabes que he trabajado con esta molécula muchos años. Mi opinión sobre el resveratrol es clara y directa. Creo en el potencial de esta molécula pero no estoy nada de acuerdo con las bondades que le atribuyen determinadas casas farmaceuticas que venden el resveratrol como el compuesto antienvejecimiento por excelencia. Además me parece lamentable la actitud de ciertos investigadores apoyando estas tesituras aun a sabiendas que no son ciertas…poderoso caballero don dinero.
Seguiré trabajando con el resveratrol porque creo en este polifenol… pero que nadie busque en él, como bien has dicho, el elixir de la eterna juventud.
Un saludo y gracias por el comentario.

Brunny

sólo debo hacer el comentario acerca de donde se señalan los responsables de que los alimentos funcionales hayan colado/calado tanto en la vida del consumidor… porqué no se señala al propio consumidor? él es el primer y último responsable de su propia vida y alimentación! ya basta de paternalismo con el consumidor!

José JJosé J

Buenísimo el post.

Y muy bien moderado el debate en los comentarios…

Saludos.

17 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: El gran negocio de los alimentos funcionales, buque insignia del sector alimentario en la última década, se tambalea. Un mercado que factura ni más ni menos que casi 33.000 millones de dólares en todo el planeta y que solamen…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>