Pero, ¿cuánto salta Dwight Howard, madre mía?

Antes de nada: el vídeo de ESPN Sport Science es espectacular y la idea es brillante, pero tal y como advierte el físico Rhett Allain en Wired, está sembrado de incorrecciones. La intención del programa es comprobar qué altura puede saltar el jugar de la NBA Dwight Howard, una auténtica bestia parda, haciéndole tocar un testigo en el tablero.

El récord anterior, aseguran en el programa, lo tenía Shaquille O’Neal tras tocar a una altura de 3,65 m. En el concurso de mates de 2007, Howard hizo un mate tras colocar una pegatina en el tablero a más altura, pero nunca quedó claro cuál había sido el lugar exacto en que tocó. Así que para comprobarlo, el equipo del programa Sport Science invita a Howard a repetir el salto y mide los resultados.

Pues bien, tras un primer intento fallido, Howard se levanta y pone su dedo a una altura de 3,80 metros lo que supone que se levanta del suelo una altura de ¡1 metro!.


Hasta aquí las mediciones observables y comprobables. El problema es que, como denuncian en Wired, el programa añade un montón de numeritos que tienen más de espectáculo que de ciencia y se cometen algunas faltas de rigor. En primer lugar, parece que el sensor que le colocan en las plantillas no sirve para nada, más que para hacer el asunto más vistoso. Seguidamente se añaden una serie de datos sobre kilos y megavatios que no se sabe de dónde salen, se confunden los términos de fuerza, y se extrapola un cálculo que, aunque uno no sepa mucho de física, pega el cante de inmediato: si el jugador Nate Robinson tuviera la misma potencia de salto (con 1,75 m y 82 kilos) saltaría ¡1,55 m!.

Como explica Rhett Allain, esto no tiene sentido, y más teniendo en cuenta que – aunque creamos lo contrario – son los jugadores más altos los que lo tienen más fácil para saltar más alto. Y es una pena, porque el programa podría haber explicado lo mismo sin incorrecciones. Allain ya ha sido crítico con este tipo de programas en otras ocasiones, también con Cazadores de Mitos, porque sacrifican rigor por espectacularidad cuando aparentemente no deberían ser contradictorios. En otras ocasiones, como en el episodio en que un tipo se salta un coche en marcha, sí han sido rigurosos.

Os dejo por aquí el vídeo y un par de enlaces donde Allain destripa ambos programas para invitaros a participar en el debate. ¿Creéis que este tipo de puestas en escena carecen demasiado a menudo de rigor? ¿Creéis que contribuyen a despertar interés por la Ciencia o son meras frivolidades? Yo tengo mi opinión, espero la vuestra 🙂

Enlaces: Sport Science Looks at the Vertical Leap (Wired) | Promoting Science: MythBusters vs. Sport Science (Wired)

Antonio Martínez Ron (Madrid, 1976) es periodista y divulgador científico. Trabaja como redactor jefe de Next, la sección de Ciencia de Vozpopuli.com, y es colaborador del programa Órbita Laika (TVE) y de medios como la revista Quo, Yahoo! y Onda Cero. También ha dirigido el documental “El mal del cerebro”, premio Boehringer 2013 al mejor trabajo de periodismo de Medicina. Desde 2003 recoge sus “asombros diarios” en Fogonazos.es. Twitter: @aberron



Por aberron
Publicado el ⌚ 10 noviembre, 2011
Categoría(s): ✓ Curiosidades • Física