Obsolescencia programada: Lecciones de una bombilla

El documental  “Comprar, tirar, comprar” sobre obsolescencia programada y resultado de una colaboración de varias televisiones de diferentes países, fue premiado recientemente como mejor documental por la Academia de la Televisión. Según la web de TVE, se ha emitido en 12 países, lo han visto unos 12 millones y medio de espectadores y se trata de “un profundo análisis sobre la reducción deliberada de la vida de los productos tecnológicos con el fin de incrementar su consumo”.

La obsolescencia programada es la teoría que afirma que la industria ha conspirado para que sus productos dejen de funcionar antes de que acabe su vida útil factible. Pero un corolario del principio de parsimonia –más conocido como navaja de Occam– nos sugiere que nunca deberíamos atribuir a una conspiración aquello que pueda deberse a simple incompetencia. Así que hagamos en Amazings un análisis “algo más profundo” de algunas de sus afirmaciones.

El punto de partida del documental es la siguiente anécdota.  En 1972, alguien se dio cuenta de que una lámpara de una estación de bomberos del condado de Livermoore (California), llevaba usándose desde 1901. El libro Guiness de los records declaró a la misma como la bombilla de luz más antigua del mundo que seguía encendida (y que puede verse a través de esta webcam).  Y al menos desde 1972 brilla continuamente con una potencia más bien escasa de unos 4W. Un ejemplo claro de que ¡ya no se fabrican bombillas como las de antes!. Y no es el único caso.

Bonita historia. Conclusión equivocada. En los test de longevidad de bombillas se aprecia que su duración es inversamente proporcional a una potencia elevada (en el rango 12-16) del voltaje aplicado. Eso significa que para una disminución de la tensión de tan solo el 5%, la duración de una bombilla aproximadamente se duplicaría.  Asumiendo que esa relación de mantiene para tensiones mucho menores tendríamos que, por ejemplo, a la mitad de tensión nominal, la longevidad de la bombilla aumentaría en un factor de al menos 4000 (aprox. 2¹²), equivalente a ¡más de 400 años! si asumimos además una vida media estándar de unas 1000 horas.

No conozco la razón de que la potencia de la histórica lámpara sea de 4 W, pero sus valores nominales de fabricación eran de 30W y 120 V. No cabe duda de que el filamento de carbono de la bombilla habrá ido disminuyendo su sección por evaporación del material y aumentando por tanto su resistencia, algo que explicaría en parte la pérdida de potencia. Pero los valores medidos de la resistencia sólo parecen compatibles con una tensión de alimentación del filamento a unos 60V, o aproximadamente la mitad de su voltaje nominal.

Sin ninguna duda, la famosa bombilla estaba diseñada con la intención de durar. ¿Por qué las bombillas actuales no?.

El documental parece que tiene la respuesta. El cártel de Phoebus, formado en 1924 por Philips, Osram y General Electric con el objetivo de pactar determinados estándares del sector, estableció la fabricación de bombillas de 1000 horas de duración. Aparte de no haber podido localizar explícitamente ese punto de los acuerdos,  los objetivos del cártel parecen giran en torno a la mejora de la eficiencia.

Imagen: | Artículo 2 del acuerdo de Phoebus a partir del apéndice 8 del informe de la comisión de la competencia británica sobre la oferta de bombillas en la década de los 50.

Se podían fabricar bombillas más duraderas, pero más caras o menos eficientes. Pensemos que el mayor coste de una bombilla incandescente está en lo que pagamos por su consumo eléctrico y no en su precio, de ahí la importancia de llegar a un compromiso entre eficiencia y longevidad (un ejemplo numérico). Y por si no fuese suficientemente convincente,  Eino Tetro, de la universidad de Helsinki y experto en iluminación eléctrica confirma que 1000 horas era un valor óptimo razonable para una bombilla incandescente.

Así que los autores del documental deberían haber empezado al menos en la entrada de wikipedia sobre la bombilla y no conformarse con unos pocos documentos de dudosa credibilidad que además presentan como si de la foto de un ovni se tratase: lejanos y borrosos. El “profundo análisis” queda así reducido a una colección de anécdotas que supuestamente apuntan a una conspiración, pero que se explican fácilmente utilizando las leyes básicas de la electricidad.

A partir de ese momento el documental dejó de captar mi interés.

La leyenda urbana de las medias irrompibles de DuPont, cuyo proceder suena a historia típica de una empresa que se hace con un nuevo producto (el naylon) que podría convertirse en un éxito de ventas y reportarle suculentos beneficios. O el aminomefunciona –es decir, la argumentación a partir de casos particulares– de las baterías de los primeros ipod, no hacen más que confirmar mi sospecha de que las afirmaciones sobre la obsolescencia programada como un recurso general de la industria parecen algo exageradas.

Quizás una de las anécdotas de obsolescencia programada que más ha circulado en la red es la que denuncia un chip que incluían algunas impresoras Epson y que las inutilizaba cuando se alcanzaba un cierto número de copias. Haciéndose eco de la denuncia del documental, la OCU se decidió a utilizar el método experimental para zanjar la cuestión.

Hemos analizado impresoras multifunción de inyección de tinta, y la verdad es que en este análisis no detectamos la práctica que denuncia el documental. Y eso que algunas impresoras las analizamos usando 40 juegos de cartuchos de tinta por modelo. ¿Podría haber pasado con el 41?, ¿o con otro modelo? Quien sabe.

Por supuesto no estoy negando que existan casos particulares donde tenga sentido para una empresa la obsolescencia programada. Dos ejemplo podrían ser las continuas actualizaciones de algunos tipos de software o las continuas revisiones en nuevas ediciones de los libros académicos.

Como toda buena historia de conspiraciones, la obsolescencia programada como complot industrial suena perfectamente plausible. Pero existe sin embargo una explicación más sencilla: muchos consumidores prefieren comprar más barato aunque dure menos o actualizarse al último gadget incluso antes de que el anterior deje de funcionar.  La industria en algunos sectores tiene que competir fabricando productos con nuevas características demandadas por los usuarios a precios cada vez más bajos en una especie de carrera frenética hacia el made in china generalizado.

Es una explicación aburrida de las que daría ya no para un documental, sino siquiera para un tuit. Pero es la más sencilla. Y no parece necesario un documental de casi una hora para transmitir una trivialidad: que las empresas quieren ganar dinero a toda costa y que nuestra sociedad de consumo es despilfarradora.

226 Comentarios

Participa Suscríbete

Antonio

Muy bien explicado. Pero, por si todo lo que has dicho no basta, aquí va otro argumento basado en la ‘navaja de Occam’ aplicada a la economía. Si existe libre competencia en el mercado, cualquier pacto en el sentido de fijar una duración estándar de las bombillas no tendría ningún efecto negativo en el consumidor. Puesto que las empresas competirían en vender más barato cumpliendo ese estándar. Del mismo modo que si se fijaran los precios, las empresas en un mercado eficiente, competirían por vender las bombillas que al precio constante duraran más. En este caso, quejarse del pacto por una duración determinada, sería lo mismo que acusar al Instituto Alemán de Estandarización, el famoso DIN, de engañar al consumidor por imponer su formato DIN A4 para las hojas de papel.

Por el contrario, si el mercado no es competitivo, si los productores tienen poder para establecer un precio de venta superior al de un mercado competitivo, entonces no hace falta preocuparse por la durabilidad de los productos, lo importante es que estamos pagando más de lo que valen, independientemente de la duración del producto o de las prestaciones que ofrezca. El pacto por una duración determinada sería el menor de los problemas. Lo importante sería que estaríamos pagando más de lo debido por esa duración, no el hecho de que durara más o menos. Esta situación se da cuando existen monopolios, duopolios, carteles, etc..

En el fondo parece que la ‘obsolescencia programada’ es un cuento de hadas bien envuelto para poder echar la culpa de todo a las corporaciones, mientras los consumidores asumen el papel de ofendidos, sin reconocer que somos nosotros mismos con nuestro afán de estar a la última los que propiciamos productos cada vez menos duraderos. Aunque, todo hay que decirlo, también propician la innovación y la mejora. Es una pena, porque quita credibilidad a los ataques a las empresas cuando estos sí están bien fundados y son razonables.

Estos comportamientos en los una mayoría no quiere ver la realidad que los retrata como irresponsables y prefiere echar la culpa al otro minoritario (empresas en este caso) es un mecanismo que funciona igual en los populismos, los fascismos o el racismo: los lazos entre los miembros de la comunidad se refuerzan proyectando nuestros errores en el otro, el diferente.

FernandoFernando

Deberíamos hablar de la “compatibilidad programada” que esa sí que existe. “Compatibilidad programada” se trata de hacer un aparato moderno pero permitiéndole ser compatible con un aparato algo antiguo (para aquellos consumidores que tienen uno).

Por ejemplo, un ordenador de lo más moderno comprado en 2005 tenía un puerto paralelo (que usaban las impresoras antiguas). Pero todas las impresoras que se vendían entonces usaban el puerto USB. Pero el ordenador llevaba puerto paralelo por si acaso el usuario tenía una impresora antigua.

En las televisiones, lo moderno es la conexión HDMI y lo antiguo son las conexiones SCART o RCA. Pero una televisión moderna tiene conexión HDMI y, además, conexión para SCART, por si acaso el consumidor tiene un reproductor de DVDs antiguo.

Igual con los reproductores de DVDs. Los reproductores de DVD modernos tienen salida HDMI y, además, salida SCART o RCA por si acaso el consumidor tiene una televisión antigua.

Unoalmesomas

Lo siento, pero no me convencen vuestros argumentos. No digo que haya una conspiración de multinacionales, pero la obsolescencia programada es algo que hace hasta un solitario ingeniero cuando diseña una máquina. Ciertas piezas se calculan para que aguanten mientras la máquina está en garantía. Digamos que interesa que haya desgaste de ciertas piezas para que necesite recambios una vez está fuera de garantía.
Lo que yo entendí en el documental de las bombillas es que si quisiesen/propusiesen, podrían hacer bombillas igual de económicas con mucha más duración. Nada más, y nada menos.
Y lo de confiar en el libre mercado para que bajen los precios… no será en este país: electricidad, combustibles…

IñakiIñaki

Pues yo nunca he diseñado nada para que se estropee, y en un entorno de competencia abierta (y no un monopolio estatal), ninguna empresa tiene buenos motivos para hacerlo.

A los consumidores no nos suelen gustar las marcas que fabrican productos que se rompen pronto.

Que un producto se rompa al poco de finalizar la garantía, deja a la marca fabricante en muy mal lugar, y la gente pasa a comprar a la competencia.

No sé cómo comprarás tu las cosas, pero a mi no se me rompen al pasar la garantía. Además, soy ingeniero, conozco muchos ingenieros, y yo, ni nadie hemos diseñado nada para que se rompa al pasar la garantía.

MasenkoMasenko

Es un articulo fantástico, pero estoy convencido que no tenéis una Epson, pero a mi, un sencillo tutorial de youtube reanimó mi impresora por arte de magia, y no solo pasa con las antiguas impresoras, tambien con los actuales cartuchos Epson, que se agotan teniendo un 10% de tinta, y reviviendo magicamente apretando un botoncito, tutorial que tambien se encuentra en youtube. Pero esta claro que esto no se trata de grandes conspiraciones, se trata de mucho morro y unas pobres leyes de protección al consumidor

julio carrrillojulio carrrillo

pues haciendo eco al compañero Masenko, a mi me pasaba lo mismo: tenia una impresora Epson de cartuchos individuales los cuales, me marcaban vacios aunque solo tuvieran 50 impresiones, de hecho en mi trabajo me prestaron una similar y al devolverla me marco un error “SE HA DESGASTADO EL MECANISMO INTERNO, CONSULTE AL SERVICIO TECNICO”, una búsqueda rápida con San Google y encontré un programa ruso “sscserver.exe” en la pagina http://www.ssclg.com/epsone.shtml le aplique un reset y listo, resulta que al llegar a un numero “x” de impresiones aparece el dicho mensaje

Emilio MolinaEmilio Molina

Justo hace unos meses, el mismo problema: “Algunas piezas de su impresora han llegado al final de su vida útil. Consulte al servicio técnico.” en una Epson Stylus Photo RX700. La impresora muestra el mensaje desde que se enciende, y queda completamente inusable (es multifunción, y el escáner tampoco funciona).

Evidentemente, mano de google, y pruebo el programita que comentas, y lo arregla. Dos meses después, el mismo bloqueo, el mismo problema. Esta vez, parece que el programa ya no funciona.

Me pongo a ver en mayor profundidad en qué consiste el problema: hay un mecanismo de recogida de tinta auxiliar (sobre todo para toda esa tinta que DESPERDICIA en la limpieza de TODOS los cabezales cuando ALGUNO está obturado) consistente en una esponja y un tubo que lleva los remanentes hacia un sistema de esponjas en la parte inferior de la impresora, y que se calcula saturado o a punto de saturarse a partir de un número X de copias. La reparación oficial consiste en cambiar esos consumibles, resetear y a la marcha.

En una tienda no oficial, me dicen “no merece la pena, te van a cobrar X y casi te compras otra impresora por lo que te va a costar”. Tampoco me apetece pasar por caja porque sí. Pero es mi impresora, y la quiero, así que vuelvo a casa y entro de nuevo en google y veo gente que se hace unos apaños la mar de majos (de hecho no conocía el concepto de “tinta continua”) para este y otros problemas, a raíz de encontrar otro programa que (esta vez sí, y gracias al modo de compatibilidad con XP y la ejecución como administrador, por si alguien prueba y le da errores), me devuelve la impresora a la vida:
http://computer-help-tips.blogspot.c...-rx700.html
http://help.echostore.com/CISS/RX700...uction.html
http://forums.cdcovers.cc/showthread.php?t=189379

Así las cosas, entiendo que por abaratar costes y no evitar activamente situaciones por las que se tendría que pasar por caja, algunas cosas estén diseñadas como están, sin tener que recurrir a conspiraciones. Cosa que no quita que hubiera preferido que hubieran puesto una botellita ahí detrás para poder vaciar o reciclar en algún lado (en vez de desperdiciar en esponjas) y que aunque se te joda la impresora, el escáner siga funcional. Y sobre todo, la canallada de la limpieza de cabezales…

Rosa LópezRosa López

Hay investigaciones, quizá a rebufo del nuevo concepto aprendido de “obsolescencia programada”, para hacer bombillas perpetuas, ese es el nombre que le dan. Tenéis información en el blog siguiente http://www.qalma.com/blog/?p=133.
Seguramente estas bombillas o unas lavadoras que duren toda la vida salgan mucho más caras y todos nos hemos acostumbrado al corto plazo a salir del paso hoy pero en todo este tema de la escasa durabilidad de todo (sea por conspiración global o porque para abaratar PVP los materiales son de peor calidad) hay otra variable que considero fundamental y son los residuos que se originan en el medio ambiente por la rotabilidad de los electrodomésticos, coches, ropa, etc., etc,

Douglas SucreDouglas Sucre

Varias preguntas a quienes no creen en la obsolescencia programada: ¿por qué los fabricantes sustituyen piezas de metal por otras de plástico, en aparatos eléctricos y sus repuestos? (ejemplo: en ventiladores de hogar, en licuadoras, etc.).
El argumento de abaratar los costos no suena lógico, pues con las piezas de metal prácticamente no hay necesidad de adquirir el repuesto; por ende es más barato tener un repuesto caro y no necesitarlo que tener un repuesto barato y tener que reemplazarlo varias veces.
¿Por qué en el mercado no existen repuestos individualizados de las piezas de aparatos eléctricos que más se dañan (especialmente por ser de plástico) sino que venden el “kit” para sustituir otros componentes que no están dañados, pero que debemos cambiar obligatoriamente si queremos sustituir la pieza dañada?
¿Por qué a mayor tecnología, menor duración? Un aparato electrónico de tubos o bulos, incluso de transistores, duraba más que uno de circuitos integrados? Igualmente sucede con los electrodomésticos, etc.
El argumento de abaratar los costos para que se venda más no aplica a los smartphones, y la gente sigue empeñando lo que no tiene por adquirirlos.
Antes un aparato electrodoméstico pasaba de padres a hijos, y eso no conviene al mercado.
¿Por qué no se estandarizan algunos componentes de los automóviles que tienen las mismas especificaciones de desempeño y no impactan en el diseño exterior y de cabina de los vehículos (ejemplo: alternadores, arranques, baterías, sócates y bombillos, etc). No es parte de la obsolescencia programada pero su explicación es la misma, mantener un mercado de repuestos (el famoso “servicio postventa”).
Y así por el estilo.

IñakiIñaki

“¿por qué los fabricantes sustituyen piezas de metal por otras de plástico, en aparatos eléctricos y sus repuestos?”

Porque es muchísimo más barato. Además, si lo que buscas es mayor duración, siempre tienes alternativas que duran mucho más, y también suelen ser más caras. Piensa en cuántos sueldos costaba una lavadora hace 50 años, y cuántos sueldos cuesta ahora una moderna. (Y las de antes se estropeaban también, y a menudo. Pero merecía la pena llamar a alguien que las arreglase, por lo caras que eran)

“¿Por qué en el mercado no existen repuestos individualizados de las piezas de aparatos eléctricos que más se dañan (especialmente por ser de plástico) sino que venden el “kit” para sustituir otros componentes que no están dañados, pero que debemos cambiar obligatoriamente si queremos sustituir la pieza dañada?”

Será más barato para ellos hacerlo así. No sé si has visto cómo es un almacén de recambios de una gran empresa, pero te llevarías una sorpresa por lo complicado que puede llegar a ser.

“¿Por qué a mayor tecnología, menor duración? Un aparato electrónico de tubos o bulos, incluso de transistores, duraba más que uno de circuitos integrados? Igualmente sucede con los electrodomésticos, etc.”

No es mi experiencia. Los monitores de tubo se estropeaban relativamente muy pronto, y los aparatos electronicos no se me estropean nunca.

“El argumento de abaratar los costos para que se venda más no aplica a los smartphones, y la gente sigue empeñando lo que no tiene por adquirirlos.”

Confundes abaratar costos, con abaratar precio. El aparato puede ser caro, pero a la vez, el mínimo posible, habiéndose reducido los costes al mínimo, procurando que no pierda el atractivo para el consumidor. Nadie se compra un smartphone de 2000€, si es peor que el smartphone de 100€.

“Antes un aparato electrodoméstico pasaba de padres a hijos, y eso no conviene al mercado”

Lo dicho. Los aparatos electrodomésticos antiguos eran carísimos, y muy malos y derrochadores (de por ejemplo agua y energía) en comparación a los de hoy. Hoy, en gamas altas y profesionales, tienes aparatos que duran muchísimo más, más baratos, y muchísimo mejores.

“¿Por qué no se estandarizan algunos componentes de los automóviles que tienen las mismas especificaciones de desempeño y no impactan en el diseño exterior y de cabina de los vehículos (ejemplo: alternadores, arranques, baterías, sócates y bombillos, etc). No es parte de la obsolescencia programada pero su explicación es la misma, mantener un mercado de repuestos (el famoso “servicio postventa”).”

Tal vez si estandarizan, alguien les acuse de conspiración :P
Muchos vehículos, sobre todo de la misma marca si utilizan las mismas piezas. Pero no siempre se puede todo: variedad y originalidad, y a la vez que se mantenga todo dentro de un estándar. Está claro que la gente no valora tanto el tener piezas compatibles entre distintos coches, como otras cosas.

MikeMike

“Varias preguntas a quienes no creen en la obsolescencia programada…” Con esta frase, has expresado todo lo que tenías que expresar. “… a quienes no creen… ” Dejas perfectamente claro que lo que defiendes es una creencia, no hechos que puedas comprobar, o que tengas la intención de comprobar.

Ok, es pura semántica y mi crítica no es válida, pero considero que demuestra la intención de las palabras.

JaldekoaJaldekoa

La “obsolescencia programada” es consecuencia del gran desarrollo y avance científico de nuestros tiempos. Un problema de las apps de los smartphones es que cada vez ocupan más y esto se debe a que tienen que incorporar un montón de librerías para los distintos tipos de pantallas y diversas versiones del SO. Comprendo que prefieran programar una app de 5 MB que funcione en el 50% de los móviles actuales que programarla de 100MB y que funcione en el 99%. Además el peso exagerado influye muy notablemente en la experiencia de usuario y posiblemente nadie quiera una app que funcione en cualquier movil si va como una patata y se te cuelga todo el rato.

batmanbatman

Iñaki un par de comentarios más arriba lo ha explicado todo perfectamente.
Los “creyentes” en la obsolescencia programada lo que hacen es algo muy típico: hablar de lo que no se sabe, pretendiendo además saber más que los que sí que saben.
Antonio, en esta misma página también ha hecho un comentario muy interesante cuando habla de echar la culpa al otro: los lazos entre los miembros de la comunidad se refuerzan proyectando nuestros errores en el otro, el diferente.
Una pena que la gente directamente comente sin leer, y una pena que tras 4 desde este post, sigo escuchando la misma cantinela de la obsolescencia programada

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>