¿Y si el mundo fuera un poquito diferente?

Saltando a una luna idéntica en masa a la Tierra

El universo es como es debido a las leyes y constantes físicas que lo gobiernan. Se supone que estas especificidades son idénticas en todos los rincones de este vasto conglomerado de vacío y masas, aunque algunos teóricos especulan con que algunas constantes podrían en el fondo ser ligeramente diferentes dependiendo del lugar (o más bien del momento) del espacio-tiempo en el que nos encontrásemos.

Por ejemplo, según recientes mediciones realizadas por un observatorio sueco, la estructura fina (una constante adimensional compuesta por una combinación de la velocidad de la luz, la carga del electrón, la constante de Planck y la permisividad del vacío) podría variar de forma extraordinariamente pequeña al cabo de miles de millones de años.

A escala más cercana ¿cómo sería el sistema solar o nuestra vida si las constantes físicas sufrieran una pequeña variación respecto a los niveles que conocemos? Solo podemos imaginarlo y de eso precisamente trata este artículo.

¿Y si la Tierra fuera cúbica?
¿Y si el hielo fuera más denso que el agua?
¿Y si el sol fuera la mitad de grande?
¿Y si no hubiera luna?
¿Y si viviésemos en una estrella de neutrones?
¿Y si la luna fuera tan grande como la Tierra?
¿Y si la Tierra dejase de rotar?
¿Y si cayésemos en un pozo que fuese de polo a polo?
¿Y si la Tierra muriera geológicamente?
¿Y si viviésemos en un mundo en dos dimensiones?

Este ha sido nuestro artículo Amazings en la edición de diciembre de la revista Quo.



Por Amazings
Publicado el ⌚ 6 diciembre, 2011
Categoría(s): ✓ Quo