Nature vuelve a sacarnos los colores en materia de Ciencia

Se está convirtiendo en una peligrosa costumbre que Nature, una de las revistas científicas más prestigiosas, exhiba nuestras vergüenzas y las airee públicamente. Ya ocurrió en varias ocasiones durante el mandato de nuestra nefasta Ministra de Ciencia anterior, Cristina Garmendia, y nuevamente vuelve a ocurrir.

En su artículo del día 23 de diciembre, Nature publica con preocupación la noticia de una España sin Ministerio de Ciencia y se hace eco de las declaraciones de Amaya Moro-Martín, del Centro de Astrobiología de Madrid en las que afirma:

Amaya Moro-Martín, a physicist at the Centre for Astrobiology in Madrid, says that researchers are alarmed by the signal this sends. “Many of the countries ranking higher than Spain in research and development have a specialized ministry,” she says.

Artículo recomendado: “Spain cuts science ministry in government changeover” (Nature, en inglés)

18 Comentarios

Participa Suscríbete

AloeAloe

Los secretarios de Estado suelen ser los que de verdad llevan los asuntos y las políticas de su ramo (en el sentido de “policies”), dentro de cada Ministerio, mientras los ministros se dedican a la “política” de galería, las apariciones públicas, la “política” de partido (en el sentido de “politics”)… eso es más generalmente cierto en esos Ministerios cajón de sastre donde se agrupan cosas distintas, como es este caso.
Por tanto no tiene por qué ser peor que tener un ministro titular. Más importante es quien sea el Secretario de Estado, si el ministro le va a dejar las manos libres o le va a boicotear porque él no haya decidido el nombramiento (casos se han dado), y cuanto presupuesto va a tener.

Irreductible

Sí, lo he comentado en varios sitios. Yo casi prefiero no tener ministro a tener un pésimo ministro. Sin embargo, es bastante sintomático de por dónde van a ir los tiros durante esta legislatura…

fbalasfbalas

Es posible que sea el Sec de Estado el que realmente lleve las políticas pero es el ministro el que se sienta en el Consejo y al que corresponde diseñarlas y defenderlas. Si ahora es el Ministro de Economía, que solo piensa en recetas rápidas para crear empleo y en cómo vender mas Deuda Pública, la ciencia puede quedarle muy en el pozo de la memoria.

Hemos tenido muy malos Ministros en Ciencia, pero eso no quita que no necesitemos un Ministerio especifico (llamadle como queráis) que ponga en marcha o modifique el Plan Nacional de I+D+i. Solo asi, invirtiendo en productividad científica y creación de conocimiento tendremos oportunidades de salir de esta.

VictorVictor

No creo que lo malo sea que una revista como nature cuente la verdad sobre un hecho cierto: “No existe ministerio de Ciencia y Tecnologia”.
Es más facil volver a las recalificaciones, que se hacen con un colega en un despacho en 10 minutos, que invertir en ciencia. La ciencia implica conocimiento y fomentar el conocimiento en un pais donde lo primordial es llevarselo calentito, sería una contradición.

kike

En mi muy personal opinión, con estos vamos de culo. Pero con los de antes, tampoco fuimos mejor… Aún recuerdo el artículo de una ministra acusandonos a los investigadores de llorones porque pediamos mas dinero…
Parafraseando al genial Forges… pais!

AbraxasAbraxas

En mi muy personal opinión, el problema es que el 99% de la población lo reduce a “estos o los de antes”…

foncu

Hay una cosa que la política hecha por secretarios de estado no puede aportar. Las politcs sirven, frente a las policies, para darles visibilidad a las prioridades estratégicas. O es que no se empezó a hablar más de Vivienda y Sanidad cuando hubo ministras específicas? Que tenían pocas competencias, claro. Pero la visibilidad y marcar prioridades de cara a la opinión pública dentro y fuera de nuestras fronteras es algo que no se consigue con tecnócratas o expertos. Hace falta alguien *bueno* que sea capaz de dar voz a todas esas iniciativas, y promover entre los propios españoles que la ciencia es el futuro, que podemos avanzar y que merece la pena dedicarse a ello (esto último, si las políticas, policies, acompañan).

Juan Pablo Arenas (@arenasjp)

Ay, ay.

Qué vergüencita nos da a todos que las metrópolis, de vez en cuando, se ocupen de las provincias y nos otorguen su certificado de buena conducta.

Por supuesto: el ministerio. La raíz de todos los problemas es un ministerio. No sé cómo no hemos salido a la calle a quemar un muñegote de Rajoy. ¡¡Exigimos nuestro ministerio!! La masa logró su ministerio. Luego hubo paz y calma y todo se aplacó.

Claro, Steve Jobs logró lo que fue por un ministerio. También Sergey Brin y Larry Page hicieron Google gracias a un ministerio. Esos yanquis atrasados que no tienen ministerio de Ciencia, sino una subsecretaría dentro del Ministerio de Energía. Resulta que son una pandilla de necios porque aún no han visto las bondades de tener un ministerio de la cosa.

En la España donde todo Dios quiere ser funcionario y vivir del curro de otros, el problema es un ministerio. Gracias, Dios, por la burocracia que cura nuestras penas y mitiga nuestras culpas.

Es porque no hay ministerio que muchos de mis compañeros de carrera son ahora profesores de universidad. No eran los mejores, pero hicieron la pelota desde enanos y ahí están: recogiendo los frutos de su peloteo. ¿Algún premio Nóbel en las universidades españolas? No, pero si hubiera ministerio, todo chachi. ¿Que no hay universidades en las 150 primeras del mundo? Es por el ministerio; nada que ver con endogamias, tratos de favor, carnets de partido, sistemas educativos que no valoran el mérito personal; sistemas educativos que protegen al macarra y desdeñan al genio en potencia. Nada. Todo se reduce a un ministerio.

El problema no es falta de ambición; no es que el dinero privado parezca sucio; no es el linchamiento que le hicieron a Barbacid por su gestión; no es el amor por la ciencia que se inculca en las familias; no es que el pensamiento científico no cale en las mentes y los científicos españoles sigan siendo más bolcheviques que Lenin y tengan esa visión estatalista del avance científico; no, es que no, tronco, que el problema es que no hay ministerio.

Hágase el ministerio y los problemas se evaporarán.

Gracias, Nature, por ocuparte de las provincias.

Irreductible

Fíjate que estoy de acuerdo con muchas de tus ironías, en ellas hay mucho de lo que ocurre en España, pero evidentemente te has enconado y has desenfocado todo el artículo de Nature…

Ya sabemos que no es problema de si ministerio sí o ministerio no… pero gracias.

FBRFBR

Mantienes una cosa y su contraria en tu escrito. Todos los argumentos que exhibes sirven para defender la existencia de un Ministerio de Ciencia, que luche por la ciencia y contra todos esos problemas de desfase que alumbras con tu escrito; pero sin embargo te posicionas en contra de la existencia de ese Ministerio. Puedo estar de acuerdo en que no sea un problema tan grave que no pueda haber otras soluciones; pero desde luego si que es sintomático. ¿Si no crean un Ministerio de Ciencias, crees que es porque pretenden luchar contra todo eso que denuncias?

foncu

Que sí, que llevas mucha razón en muchas cosas. De hecho, en España tenemos tantos problemas que la solución más rápida sería cambiar de españoles: qué te digo yo, traer aquí un cachito de California, un cachito de Florida, un cachito de Nueva Jersey… como no podemos, cambiamos los Gobiernos, y esperamos que tomen las medidas oportunas para resolver estos problemas.

Los problemas que tú mismo mencionas son que no hay ambición, no hay amor por por la ciencia, los sistemas educativos tienen fallos a todos los niveles.

Es evidente que se pueden resolver estos problemas sin ministerio. Sin embargo, la ausencia de ministerio de ciencia no deja de ser una elección sobre cuáles van a ser las prioridades. Porque del ministro de Agricultura conocemos el nombre. Porque las medidas laborales que van a tomarse las intuimos o las hemos leído entre las lineas del discurso de investidura de nuestro Presidente del Gobierno. De la política científica no conocemos nada, ni por boca de ministro ni de secretario de estado… y lo que es peor, ni por boca del presidente.

Juan Pablo Arenas (@arenasjp)

¿Enconado?

Es el periodista que tituló quien comenzó con el despropósito. ¿Se pueden sacar los colores si no es desde una posición de superioridad? ¿Le sacaba los colores Rodríguez Zapatero a Obama? ¿O solía ser al revés? Si las palabras de nadie son inocentes, tampoco lo son las de quien escoge el titular y con qué intención lo escoge.

El titular de Nature opina menos. Pero la conversación y los comentarios van por esa dirección.

Esperemos que Nature nos dé -proximamente- una palmadita en la espalda de aprobación y así nos calme nuestra provinciana inferioridad.

¿Se imaginan un titular inverso en el mundo anglosajón? “La revista Muy Interesante nos saca los colores por lo capitalistas que somos”. Busquen titulares similares. Verán qué freudiano es el titular español.

Irreductible

Dices ¿Se imaginan un titular inverso?

Por supuesto y pasa todos los días, o es que los medios españoles no han comentado el recorte de presupuesto de la NASA??? o los Hypes de la misma NASA o la caña que nosotros mismos le dimos a la vida en el arsénico, o la cobertura que se le ha brindado al Webb… por favor, qué cuentas? ejem, ejem…

Que Nature se haga eco de los recortes en ciencia en España (Aquí por ejemplo)… no es obstáculo para que la misma Nature, u otros medios de España o de la conchinchina también le saquen los colores al gobierno Obama con los recortes en ciencia… Y lo del Webb hace unas semanas es un ejemplo palmario.

Así que… no, no vale tu argumento. Las noticias “sacando los colores” van en ambas direcciones, nada de provincianos y superioridades. Lo que ha escrito Nature sobre la Ciencia en España entra perfectamente dentro de la lógica informativa de una Revista científica… Y por supuesto, Revistas españolas también sacan los colores a medidas tomadas en otros paises.

¿Así que no te imaginas que pudiera suceder al revés? Pues fíjate en tu misma casa (RTVE) dando un repaso a los recortes sobre el Telescopio Espacial Webb… ay ay ay…

Te has metido en un jardín en el que mezclas de todo… ¿efectos de la nochebuena? jajaja.

Un saludo.

Milú el BárbaroMilú el Bárbaro

Por cierto, “Muy interesante” no es un ejemplo de revista científica.

Lo importante es que Nature (como Science) representan “la voz de la comunidad científica” en el mundo, en el sentido de que los medios de comunicación pueden hacerse eco de los artículos ahí publicados en mucha mayor medida de lo que puede hacerlo cualquier otra publicación u organismo científico.

Es decir, estos artículos de crítica pueden llevar las voces de queja del mundo científico al resto de la sociedad.

CarlosCarlos

Antes de entrar en críticas rápidas yo me preguntaría: ¿no será mejor estar a nivel de Secretaria de Estado en el ministerio más importante, con hilo directo, continuo y capacidad de teleinfluencia del Presidente del Gobierno -analizar relación entre Ministerio de Economía y Competitividad y Oficina Económica del Gobierno- que en uno con limitada voz en el Consejo de Ministros?
¿Quien puede defender mejor los intereses de TODO el sistema?

AbraxasAbraxas

Plantéatelo de esta manera. ¿Quién defenderá mejor los intereses de la ciencia? ¿Alguien cuyo único objetivo sea defender dichos intereses o alguien que tenga que conciliar dichos intereses con otros muchos, más aún cuando esos otros intereses chocan frontalmente con los intereses de la ciencia?

Da igual que potencialmente puedan hacerte más caso si luego no vas a luchar por la ciencia.

3 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Se está convirtiendo en una peligrosa costumbre que Nature, una de las revistas científicas más prestigiosas, exhiba nuestras vergüenzas y las airee públicamente. Ya ocurrió en varias ocasiones durante el mandato de nuestra n…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>