Si vas a la Luna, no toques nada

La NASA abrió un grupo de trabajo hace un año para el asunto de la conservación. Entonces Mr. Kelso lideró un equipo que catalogó lo que había quedado en la Luna después de los seis aterrizajes de las misiones Apolo e hizo recomendaciones para equilibrar la preservación histórica con el probable deseo en el futuro de investigar cómo se han conservado los materiales.

Las recomendaciones, establecidas en otoño, dan más protección a los artículos de la primera misión, Apolo 11, y la última, Apolo 17. Para Apolo 11, las recomendaciones piden a cualquier visitante, robótico o humano, que permanezca a una distancia de al menos 75 metros del lugar de alunizaje.

“En ese caso, se protegerían todas las huellas de Neil y Buzz y todo el material de vuelo”, dijo Mr. Kelso.

Para el Apolo 17, la burbuja de protección es incluso más amplia- 225 metros – porque el vehículo rover que llevaron a la Luna permitió a Eugene A. Cernan y Harrison H. Schmitt cubrir mucho más terreno.

“No protegimos cada huella del coche ni de los astronautas”, dijo Mr. Kelso, “pero protegimos muchas de ellas”.

La recomendación para los otros lugares de alunizaje es que los visitantes pueden acercarse pero no tocar nada.

Enlace: To Preserve History on the Moon, Visitors Are Asked to Tread Lightly (TNYT)

Antonio Martínez Ron (Madrid, 1976) es periodista y divulgador científico. Trabaja como redactor jefe de Next, la sección de Ciencia de Vozpopuli.com, y es colaborador del programa Órbita Laika (TVE) y de medios como la revista Quo, Yahoo! y Onda Cero. También ha dirigido el documental “El mal del cerebro”, premio Boehringer 2013 al mejor trabajo de periodismo de Medicina. Desde 2003 recoge sus “asombros diarios” en Fogonazos.es. Twitter: @aberron



Por aberron
Publicado el ⌚ 12 enero, 2012
Categoría(s): ✓ Curiosidades