Dilemas de Biopeligrosidad

Ian Ramshaw | Imagen – Biosecurity.edu.au

Hace diez años, Ian Ramshaw, investigador de la John Curtis School of Medicine, descolgó el teléfono a un hombre de avanzada edad que llamaba desde Londres.

El anciano, que decía ser científico, le llamaba “para avisarle de que había vida después de la muerte y que los muertos utilizaban las palabras para contactar con nosotros”. Segundos después le colgó.

Ian Ramshaw no entendió nada. No todos los días un científico recibe una llamada así en un laboratorio; aunque en medio de una tormenta mediática todo es posible.

Meses antes, Ian Ramshaw y su colega Ron Jackson habían generado un “supervirus” y la publicación de sus resultados en una revista científica fue un todo un bombazo informativo1. Sobre todo tras aparecer en un sensacionalista artículo de Rachel Novak para NewScientist, que había puesto a los dos investigadores en el ojo del huracán.

En Australia, urgía desarrollar un mecanismo que esterilizara a conejos y ratones, culpables de una plaga con grandes repercusiones económicas. Ramshaw y Jackson, ambos investigadores en el campo de la inmunología y las vacunas, decidieron como aproximación al problema generar una vacuna esterilizante.

Su idea se basaba en modificar genéticamente el virus Ectromelia (que causa la “viruela del ratón”) para que produjera una proteína presente en las gónadas de los ratones. Si el sistema inmune reconocía dicha proteína en el contexto de una infección viral, aunque fuera propia, la destruiría. Es una buena forma de generar autoinmunidad. Y si eres autoinmune frente a tus gónadas te vuelves estéril. Una hipótesis más que prometedora.

Ensayaron su estrategia en ratones y funcionó, pero no era totalmente eficiente. Necesitaban que las respuestas inmunológicas fueran más potentes y decidieron añadir el gen de la IL-4, una molécula que potencia las respuestas de anticuerpos.

¿El resultado? Todos los animales murieron. Aunque todavía no entendían por qué sucedía esto, decidieron ver qué pasaba si se vacunaba primero a los animales frente al virus Ectromelia y luego se pinchaban con el nuevo virus. De nuevo, todos los animales murieron. Fue entonces cuando Ramshaw y Jackson se llevaron las manos a la cabeza; no sólo habían generado un virus letal, sino que era la primera evidencia de que un virus se saltaba la barrera de la vacunación2.

Después de los experimentos, de la tormenta mediática y de la extraña llamada, Ian se dio cuenta de su motivo.

Leyendo parte de un correo de trabajo, fijó su mirada en el nombre del virus que habían generado. La abreviación del virus usada en el artículo era (EV)-IL-4. EVIL. Maldad, en inglés. Y se acordó de la llamada, una pesada broma basada en su publicación, cuya repercusión fue tan grande que hasta aparece en el prólogo de la novela “Presa” de Michael Crichton.

Hace poco, me puse en contacto con Ian Ramshaw después de mucho tiempo. Era para escribir un  artículo sobre la polémica del nuevo H5N1, la investigación que ni Nature ni Science quieren publicar y que se conocerá históricamente como el virus de Rotterdam.

Imagen coloreada del virus N5H1 mediante microscopio electrónico de transmisión

La controvertida investigación nace en los National Institutes of Health –NIH-, encargado de gran parte de Salud Pública de Estados Unidos, que quería investigar cómo de fácil era que el H5N1; el famoso y letal virus de la gripe aviar, se transmitiera entre humanos. Era una información altamente necesaria para prevenir una catástrofe de dimensiones dramáticas que no sabíamos cuán cerca estaba de ser posible.

Uno de los investigadores encargados de estudiar dicha posibilidad fue Ron Fouchier, investigador del Erasmus Medical Center en Rotterdam, Holanda; un reconocido experto internacional en gripe. Su misión era modificar el virus H5N1 mutando su genoma hasta conseguir que se transmitiera entre hurones, un modelo animal excelente para estudiar la transmisión entre humanos.

Tras trasladar todo el conocimiento sobre la transmisión de gripe en forma de mutaciones en sitios específicos, no consiguió que el virus se transmitiera; aunque el virus obtenido seguía siendo altamente letal.

Decidieron en dicho punto actuar a la inversa. Dejarían al virus evolucionar “forzadamente” en hurones, hasta que demostrara dicha capacidad. El experimento consistió en infectar a un hurón y poner a otro hurón en la jaula de al lado y ver si conseguía transmitirle la enfermedad sin tocarlo. Si no lo conseguía, una vez muerto el hurón, se extraían virus del mismo y se infectaba a otro hurón. Y así sucesivamente. ¿El resultado? No hizo falta hacerlo más de diez veces. El décimo hurón infectado consiguió contagiar mediante aerosoles –un estornudo, una tos, o simplemente al respirar- a su compañero de celda.

Primera duda resuelta, en condiciones forzadas estamos a “diez pases” de infectado a infectado. Pero ahora que se tenía el virus, se podía secuenciar su genoma y saber qué cambios genéticos eran necesarios. ¿El resultado? Tan sólo 5 mutaciones puntuales hacen que el H5N1 pase de ser sólo letal, a letal y altamente transmisible.

El grupo de Ron Fouchier envió la información para publicarse en Science y la revista frenó su publicación y avisó a la NSABB, el panel de control de bioseguridad de los Estados Unidos. La publicación quedó frenada. Meses después las revistas Science y Nature acordaron no publicar ninguna información que pudiera considerarse peligrosa sobre el H5N1. Actualmente, la polémica está servida. ¿Debe dicha información ser publicada, o es demasiado peligrosa para ser pública?

Tanto Ian Ramshaw –actual director de la comisión de bioseguridad australiana- como Juan Ortín – uno de los mejores expertos nacionales en el virus de la gripe- me dijeron que sí, pero que con trabas. Es interesante científicamente saber cómo de cerca estamos, 10 pases, 5 mutaciones; pero saber sus posiciones debería ser información reservada, porque si pueden ser la receta de un arma bioterrorista.

Existen incontables ejemplos de información que podría considerarse peligrosa por su potencial bioterrorista. Los genomas de polio y viruela están disponibles online y ya se ha demostrado que con dicha información se podría reconstruir el virus de la polio3. El caso de gripe es particularmente fácil, en cualquier laboratorio de biología molecular podrían introducirse las mutaciones. En cualquier laboratorio de biología molecular que tuviera acceso a un vial de H5N1, claro. Y medidas de bioseguridad para manipularlo, obvio pero no tan a mano.

Parece evidente que la información biopeligrosa tendría que estar restringida, pero a veces no lo parece tanto.

Los científicos hemos aprendido de accidentes de otros científicos para saber qué se puede y qué no se puede mezclar. Y decir que A+B explota no es únicamente información para hacer un arma. Debe constar en las etiquetas de A y B, para que a nadie le explote en la cara. Pero decir en alto que si juntas A y B puedes matar a alguien también es peligroso. ¿Qué hacemos entonces?

Por poner un ejemplo personal, actualmente trabajo en el desarrollo de vacunas modificando genéticamente el virus Vaccinia. El virus que causa la viruela vacuna y que se utilizó para erradicar la viruela, un homólogo del Ectromelia que utilizó Ramshaw, y nosotros, aunque con distinto fin, también necesitamos potenciar ciertas respuestas inmunológicas.

El otro día, en medio de un brainstorming sobre cómo mejorar uno de los candidatos, un joven investigador planteó en voz alta la posibilidad de añadir la IL-4 a uno de las cepas del virus vaccinia, porque había leído que la IL-4 era la mejor alternativa para su modelo de enfermedad. Diez años después de los experimentos de Jackson y Ramshaw, de su publicación y de la tormenta mediática; diez años sin producirse un mal uso con su información,   pudimos decidir que dicha modificación no era en absoluto buena idea.

¿Qué hubiera sido más peligroso, publicar su trabajo o no hacerlo?

—————
Referencias:

ResearchBlogging.orgJackson R, & Ramshaw I (2010). The mousepox experience. An interview with Ronald Jackson and Ian Ramshaw on dual-use research. Interview by Michael J. Selgelid and Lorna Weir. EMBO reports, 11 (1), 18-24 PMID: 20010799

ResearchBlogging.orgJackson, R., Ramsay, A., Christensen, C., Beaton, S., Hall, D., & Ramshaw, I. (2001). Expression of Mouse Interleukin-4 by a Recombinant Ectromelia Virus Suppresses Cytolytic Lymphocyte Responses and Overcomes Genetic Resistance to Mousepox Journal of Virology, 75 (3), 1205-1210 DOI: 10.1128/JVI.75.3.1205-1210.2001

ResearchBlogging.orgCello, J. (2002). Chemical Synthesis of Poliovirus cDNA: Generation of Infectious Virus in the Absence of Natural Template Science, 297 (5583), 1016-1018 DOI: 10.1126/science.1072266

25 Comentarios

Participa Suscríbete

César

La información disponible hoy día en internet, junto a lo que se puede comprar online y un par de visitas a los alrededores de Andújar (Jaén) o Saelices (Salamanca) permitirían a cualquier “quimi-quiyo” fabricar una bomba sucia (radioactiva) http://es.wikipedia.org/wiki/Bomba_sucia Lo único que lo impide son las consecuencias legales que ello acarrea, las barreras morales, simplemente la falta de dinero o la actuación de los servicios de seguridad del estado (digo servicios, que es más amplio que fuerzas). Con interés se puede obtener una fusión nuclear ( el récord de persona más joven en conseguirlo está en 14 años http://www.popsci.com/science/articl...sion?cmp=tw).

Es absurdo no publicar esa información. Si yo fuese parte de un grupo terrorista y quisiese propagar un virus, si tengo los medios económicos para ello, sólo necesito conseguir la información: y tengo un nombre y una dirección. Pan comido para un espía industrial medio.

Como las medidas de seguridad en aviones o trenes: con las restricciones actuales cualquier suicida con un curso de química general es capaz de hacer estallar un avión en vuelo. No es una cuestión de acceso a la información, es una cuestión de voluntad y, sobre todo, de la labor “previa” de los servicios de información sobre los sospechosos.

El no publicar esos datos es pura hipocresía.

Dixi

Alvaro M

No es tan fácil como cuentas. Conseguir muestras de minerales de uranio no tratados, tanto en Andújar como en Saelices. En Saelices las instalaciones están cerradas, vigiladas dado que se mantienen con vistas a su reapertura y restauradas y en Andújar las minas están restauradas y creo recordar que las tierras de la planta de tratamiento se descontaminaron totalmente. Eso para conseguir un mineral de uranio que aflora en muchos lugares. Que haya un kilo de plutonio en Palomares no quiere decir que se pueda coger, sí, hay un kilo, pero muy disperso en unas tierras donde ocurrío el famoso accidente.

No hablemos de conseguirlo siquiera en cantidad y calidad suficientes como para lograr una cantidad “respetable” de yellow cake, que aún así no me parece algo que pueda usarse para una bomba sucia. Bueno, claro que si meto un petardo en un platano ya estoy liberando elementos radioactivos a la atmosfera …

Helena GómezHelena Gómez

¿Y a qué se debió la contaminación por plutonio? Según tengo entendido se aduce la explosión de explosivos químicos, pero después de estudiar largamente el caso, pienso que podría deberse a la explosión química del plutonio, o del deuteriuro de litio que quellaba el arma nuclear, al entrar en contacto con aire o agua.

disinergedisinerge

El artículo parece muy interesante pero para un profano como yo resulta muy difícil de entender. Aparte de que el último párrafo contiene una moraleja que no soy capaz de descifrar y de la pregunta que se deja flotando sobre la conveniencia de publicar el artículo me surgen preguntas después de leer todo dos veces:

Finalmente el estudio fue publicado o no? Solo una parte? No me queda claro
Que significa que un virus se transmite en 10 pasos y 5 mutaciones? No debería ser lo mismo? Que es un “paso”? Las mutaciones se inducen o se producen espontáneamente? Que es eso de “saber sus posiciones” debe ser información reservada?

Y lo más frustrante: porqué se conluye que era una mala idea la modificación con IL-4 en base a la publicación de Ramshaw?

Debo de ser un borrico pero me hubiese gustado comprender bien esta historia.

Lucas Sánchez

El estudio de Ramshaw fue publicado, el de Fouchier no.

10 pasos se refiere a los 10 pases en hurón. Un pase es infectar a un hurón, extraer virus de dicho hurón e infectar a otro. Hizo falta repetirlo 10 veces.

Las mutaciones suceden espontáneamente de forma natural, pero pueden inducirse en laboratorio. Saber sus posiciones es saber en qué número de aminoácido del genoma se encuentran. Si se saben las posiciones exactas se pueden mutar dirigidamente.

No se concluye que sea una mala idea lo que realizó Ramshaw, sino que vale como experiencia para que no la repitamos los que trabajamos con la misma familia de virus. La IL-4 los vuelve “peligrosos”.

Espero así lo entiendas mejor. Un saludo.

disinergedisinerge

Muchas gracias por la molestia, ahora lo entiendo un poco mejor. Aunque sigo enredado con lo de las 10 repeticiones (pasos) para 5 mutaciones. ¿Es que solo la mitad de las inoculaciones producen mutación? O no tiene nada que ver una cosa con otra?

Y cuando se induce artificalmente en laboratorio, ¿se puede controlar la mutación exactamente? ¿Se sabe de antemano que hay que nucleótido “tocar” en cada mutación? Y si voy bien ¿como se sabe eso?

Además, si se sabe que son 5 mutaciones y cuales, ¿para que las pruebas en hurones? No es estadísticamente esperable que esas 5 mutaciones se produzcan en equis re-infecciones? Es diez el número exacto de pasos que necesita ese virus para mutar hasta el transmisible?

En fin, seguiría hasta consumirte la vida y no es plan, no tengo ni idea de bioquímica y se nota. Me da pena porque la historia es fascinante. Me aplicaré para el futuro.

Desgraciadamente tampoco entiendo la deducción de que el IL-4 vuelva peligroso a un virus diferente del de Remshaw. ¿Se desprende de tu narración esta deducción? Acaso que el Vaccinia y el Ectromelia sean “homólogos” significa que son iguales respecto a su asociación con el gen IL4? No lo pillo.

Insisto, muchísimas gracias por el sensacional artículo. Ya sé que el debate que propones es el ético pero admito que a mi me interesa mucho menos. No quiero parecer ingrato por ser tan pesado.

fuentedelaeternajuventud

Excelente entrada y apasionante debate.

Lucas, dices que gente de peso como Ramshaw y Ortín opinan que esta información es “interesante científicamente” y que los detalles deben ser reservados. Creo que esta información es algo más que interesante por pura curiosidad científica y tiene unas derivaciones prácticas, aplicadas, enormes. Son imprescindibles para el control de la diseminación del virus y para el desarrollo de estrategias de control del virus.

Otros expertos de menos peso, por ejemplo Peter Palese, escribieron a cuenta de este asunto que estaban totalmente a favor de su publicación completa. Y lo dice por experiencia, puesto que él se enfrentó a una situación muy similar cuando junto a Adolfo García-Sastre publicaron la “resurrección” del virus de la gripe española de 1918. También fueron “investigados” por el NSABB y la decisión fue totalmente distinta a la que han tomado ahora. Entonces esa información se publicó porque se consideró que la difusión de ese conocimiento tenía muchas más ventajas que posibles inconvenientes relacionados con el bioterrorismo.

Tal como lo mencionas, parece que obtener el virus, modificarlo genéticamente y diseminarlo fuesen cuestiones al alcance de niños de primaria. Y no lo son.

Hermes

Buenas, interesante e inquietante entrada , la verdad respecto a la cuestion que dejas en el aire, no sabria que responder , todo dependeria de la etica de cada persona, si todo la humanidad pensase como yo, no importaria que lo publicasen, pero como cada persona es un mundo. Sin embargo, si alguien ya lo ha descubierto ,que impide que otra persona (impulsada por la curiosidad de lo desconocido) tambien lo haga , mi pensamiento es que nunca se llegaria a un consenso sobre esa pregunta, pero entiendo que el conocimiento nos ayuda mas que la ignorancia ,es mi opinion. gracias .Un saludo a todos.

Irreductible

“todo dependería de la ética de cada persona”

No puede depender de eso porque en ese caso estaría prohibido todo, desde los cuchillos jamoneros hasta los bates de baseball.

La utilidad de una herramienta o descubrimiento no puede depender del uso incorrecto o dañino que alguien, en algún lugar, en algún momento, le pueda dar…

El pensar “esto no puede ser público porque alguien lo puede usar mal” nos privaría de todo lo que conocemos: desde la electricidad, hasta los coches, pasando por cualquier avance o herramienta susceptible de causar daño usandola de manera incorrecta (es decir, todo)

Desde que descubrimos el fuego, cualquier cosa siempre se puede utilizar de varias maneras… buenas y malas. Siempre existirá una manera de usar algo para hacer daño a alguien. :)

Hermes

Buenas Irreductible, gracias por tu apreciacion, estoy totalmente deacuerdo con lo que has escrito, quizas lo exprese mal, ya que lo que queria decir con :“todo dependería de la ética de cada persona”, me referia a la forma de contestar a la pregunta de Sonicando, ¿Qué hubiera sido más peligroso, publicar su trabajo o no hacerlo?. Creo que todos disponemos de una etica distinta , y si me hiciesen a mi la pregunta seguramente dejaria que los publicasen, por que en mi caso prima el conocimiento, a la ignorancia , pero es solo mi punto de vista y la respuesta a esta pregunta ,al plantearselo al lector ,iba a ser dificil llegar a un acuerdo. Siento que no se hayan entendido bien mis palabras. y si ,el quiz de la cuestion no es la herramienta sino lo que hacemos con ellas,Saludos desde la isla de “al lado”.

GodziGodzi

Estoy de acuerdo, pero creo que hay límites en cuanto a la peligrosidad del “mal uso” que se le pueda dar a una tecnología. Un loco con un cuchillo puede hacer daño, con una ametralladora puede hacer bastante más, y con un arma nuclear o biológica puede producir auténticos genocidios.

Se trata de no llegar a pensar “esto no puede ser público porque alguien lo puede usar mal” acerca de cualquier cosa, pero aun así mantenerse alerta para poder darse cuenta de cuando “esto no puede ser público porque alguien la puede liar MUY gorda con esto”.

Luis JOLuis JO

Si con 10 transmisiones en hurones hay suficiente probabilidad para que se produzcan las 5 mutaciones puntuales necesarias para generar “el arma”, los potenciales bioterroristas ya tienen la información necesaria: no necesitan nada más.

jubetejubete

Solo añadir un apunte. Dices “En cualquier laboratorio de biología molecular que tuviera acceso a un vial de H5N1, claro. Y medidas de bioseguridad para manipularlo, obvio pero no tan a mano.”

Bueno, a los “chicos malos con turbante” lo de las medidas de bioseguridad no les importa demasiado. Los servicios secretos estan tan alterados con ellos porque las salvaguardas de autoproteccion que tomaria cualquier terrorista con dos dedos de frente ellos no se las aplican.

Por ejemplo, la proteccion de todas las personalidades se basa en un “tu puede que mates al vip, pero a ti te pillamos y te damos lo tuyo y lo del pulpo”, que funciona con terrorista occidentales, pero no funciona con terroristas “islamicos” porque eso les da igual. De hecho, se matan ellos directamente.

Por eso, si basta con inocular el virus de la gripe a un individuo A y esperar 10 generaciones, eso es algo que ellos pueden hacer en cualquier agujero polvoriento, aunque les cueste la vida de 10 tipos con turbante. Y tampoco es que sean pastores analfabetos como los pintan en las peliculas. Son medicos, ingenieros (esto no me entra en la cabeza, pero lo son)

No estoy a favor de censurar estudios cientificos, por supuesto, pero tampoco hay que tratar de estupidos censores paranoicos a los de los servicios secretos sin ponerse un momento en sus zapatos. Supongo que en esto es dificil encontrar el equilibrio.

nosinmitursiopsnosinmitursiops

Me ha gustado mucho el artículo Lucas! Es verdad que es un buen dilema; parece que publicar es peligroso si se da la “receta” para hacer cosas malas, pero como bien has dicho, no publicar podría ser peligroso igual; al no compartir la información, podría repetirse sin querer en otros sitios. Estamos jodidos xD

Hace poco unas compañeras hicieron una exposición sobre bioterrorismo, donde además comentaron por encima el caso del supervirus de la viruela murina, les recomendaré la entrada 😛

LaertesLaertes

En mi opinión la información se debe publicar siempre. Y el tema del terrorismo está altamente exagerado. Si no hay más ataques terroristas no es por las medidas de seguridad, que en su mayor parte son de cara a la galería, sino porque en realidad no hay mucha gente capaz de matar a sangre fría, creo yo.

Alberto RodríguezAlberto Rodríguez

Grandioso artículo. La información es y siempre ha sido una cuchilla de doble filo. Con respecto a lo de los 10 pases… hay que tener en cuenta que eso que parece tan fácil no es tan fácil que ocurra in vivo de forma espontánea, al fin y al cabo no hay quien inyecte ese virus parcialmente mutado al siguiente urón para que siga mutando. No se si me explico. Si fuera tan fácil actualmente ya estaríamos lidiando con ese problema.

FranciscoFrancisco

Mmmm estoy leyendo “Apocalipsis” de Stephen King y entre el repunte de catarros (que no son virus, lo sé, lo sé) y artículos como éste me dan ganas de comprar víveres, armas y largarme al campo…

Es broma 😛 me mola el artículo.

Alb

Para causar graves daños, no es necesario sofisticadas armas biologicas o nucleares.

En el 2003 en un metro de corea, un desequilirado al que habia dejado su novia, provoco un incendio y se llevo por delante a 135 personas. Una sola persona, sin apenas medios ni planificación.

Los antentados como el 11S o 11M los causan media docena de personas, y no necesitan contar con grandes medios.

Conseguir un virus letal, puede ser algo relativamente fácil. Pero se necesita un laboratorio, personal cualificado, años de investigación y un presupuesto del orden de millones de euro.
Hay metodos mucho mas sencillos, rapidos y baratos de causa daños.

GodziGodzi

Por supuesto, sin querer menoscabar las masacres de Japón, 11S y 11M, creo que el número de víctimas (que, insisto, es altísimo, fueron una canallada, etc.) es varios órdenes de magnitud inferior a lo que se puede conseguir si un terrorista tiene acceso a un virus letal. En los primeros casos los daños son limitados a la pobre gente que esté en un radio determinado del lugar del atentado. Pero con un virus semejante puedes cargarte a ciudades o países enteros. Los otros “métodos” serán sencillos, rápidos y baratos, pero mucho menos letales.

fuentedelaeternajuventud

Hombre, si nos vamos al campo del terrorismo-ficción … también habría que tener en cuenta que, como ya se ha dicho, el poder destructivo de un virus modificado de este tipo es descomunal. Godzi se queda corto/a con ciudades o países enteros. Un virus así podría diezmar la población mundial, de manera bastante indiscriminada, si acaso perjudicando más gravemente a las poblaciones más pobres y desfavorecidas. Lo cual tiene poco sentido (entiéndase lo del “sentido” con relatividad) desde el punto de vista lógico (de nuevo) de un terrorista, puesto que no estaríamos ya hablando de un terrorista suicida, si no asesino de su propia gente (suponiendo un origen pobre o desfavorecido del terrorista).
Salvo, claro está, que al mismo tiempo que dicho terrorista monta un laboratorio dentro del Bioterrorism Research Institute para desarrollar el virus modificado, monta otro para desarrollar un antiviral efectivo o una vacuna específica.
Si es capaz de eso, vaya derroche de pasta y recursos, dejaría al Fabra y su aeropuerto a la altura del betún.

JesúsJesús

No entiendo muy bien que no se publiquen los resultados si, en realidad, llegar a ellos sólo requiere de 10 hurones (pongamos 20 para asegurar). Por tanto, lo peligroso en todo caso sería publicar la posibilidad de conseguir este virus (que ya está hecho), no tanto los resultados.

susanasusana

Las muertes nucleares y las armas de destruccion masiva ya sabemos que paises lo poseen , no seamos hipocritas.

3 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Ian Ramshaw | Imagen – Biosecurity.edu.au Hace diez años, Ian Ramshaw, investigador de la John Curtis School of Medicine, descolgó el teléfono a un hombre de avanzada edad que llamaba desde Londres. El anciano, que decía ……

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>