Mamberry reload

La publicación de El Informe Mamberry provocó reacciones nuevas y nuevos avances en la investigación que hemos llevado a cabo para su elaboración.  Aquí está la actualización de los datos obtenidos y lo acontecido después.

Durante las pesquisas para la elaboración del Informe Mamberry no pudimos obtener respuesta de la UAM, como conté en el artículo. Pero tras su publicación la UAM se puso en contacto conmigo para expresarnos su postura al respecto.

El Decanato de la Facultad de Ciencias de la UAM, el departamento supuestamente implicado en la elaboración del polémico informe que lleva su anagrama, me remitieron un documento oficial elaborado por el Director del Departamento de Química Analítica y Análisis Instrumental de la Facultad de Ciencias de la UAM, tras llevar a cabo la investigación interna pertinente sobre la situación. En dicho documento se afirma con claridad que la UAM no tenía conocimiento de los acuerdos entre los dos profesores implicados en el asunto Mamberry (el profesor Fernando Galán-Estrella, firmante del informe, y el profesor José Ángel Marañón, supuesto director del estudio según la carta de BHU) y la empresa Bioenergía Humana BHU, y que tampoco dio permiso para el uso ni del nombre ni del logotipo de la Universidad para los fines de los que estas partes han hecho uso. Del mismo modo me confirmaron que la UAM no realizó esos estudios mencionados en el informe de BHU, ni sobre el producto Mamberry ni sobre ninguno de sus componentes, y que no respalda en absoluto las conclusiones en él vertidas. Igualmente en el documento se dice que la Facultad no tiene conocimiento alguno sobre las actividades del profesor firmante del estudio, y que tanto el Departamento como los profesores adscritos a él, se sienten perjudicados por escritos y afirmaciones en los que se menciona al Departamento, con los que no guardan relación alguna. Para nuestra sorpresa también nos comunicaron que pondrían el asunto en manos de la autoridad universitaria pertinente, puesto que de los dos profesores de la UAM que mencionamos en nuestras pesquisas solamente uno de ellos figura como profesor de la Facultad de Ciencias (Fernando Galán Estella), y que sobre el segundo, la UAM no tiene constancia oficial de que en la Facultad de Ciencias exista ningún profesor con dicho nombre y apellidos (José Ángel Marañón Maroto).

Ante esta afirmación saltaron nuevas alarmas, ya que a pesar de que ambos nombres figuraban en el directorio de la página web de la UAM, de hecho con el mismo despacho y número de teléfono, la facultad a la que se supone que pertenecían no tiene constancia oficial alguna de que ese profesor exista. Les comuniqué que ambas personas intercambiaron e-mails conmigo durante la investigación para el artículo con direcciones de correo electrónico con el dominio institucional de la UAM (@uam.es), y me aseguraron, tras agradecerme la información, que investigarían el tema y lo pondrían en manos de la autoridad pertinente que tomaría las medidas necesarias.

Del profesor Fernando Galán Estella, por lo tanto, sabemos que ha utilizado el nombre y logo de la UAM sin el consentimiento de esta, para firmar un informe en el que se hacen afirmaciones que no son ciertas y cuyas conclusiones no están respaldadas en ningún caso por la UAM. Del señor José Ángel Marañón no hemos podido verificar que haya tenido relación alguna con la UAM, ya que a pesar de su dirección de correo electrónico institucional, su nombre y datos han desaparecido del directorio de la web de la UAM donde sí aparecían hace un par de semanas, durante mis conversaciones con el decanato de la Facultad de Ciencias. Sí hemos averiguado sin embargo que es un entusiasta de la promoción en el mercado de productos dietéticos anti-envejecimiento (sobretodo si los fabrica la empresa para la que trabaje), y que ha dado conferencias pro-Mamberry para vendedores de BHU en Madrid.

De modo que, actualizando la información publicada en el Informe Mamberry, al igual que en su momento hizo la UGR, la UAM se desvincula totalmente tanto del informe que BHU ofrece como prueba científica con su nombre y anagrama, como de los supuestos profesores que los han realizado (no teniendo constancia siquiera de uno de ellos), y afirman oficialmente no respaldar ninguna de las afirmaciones en ellos vertidas ni haber dado permiso.

Igualmente, tras publicar el artículo, seguimos en contacto con el rectorado de la UGR, quienes me comunicaron que la empresa Verbiotech que encargó el estudio químico sobre la garcinia mangostana desapareció sin terminar el proyecto y sin abonar la factura del trabajo realizado. ¡Desaparecieron sin pagar! Y de nuevo me reiteraron que no respaldan las afirmaciones que BHU realizó a partir del estudio químico que hicieron.

Y para terminar, otro documento importante que descubrimos tras la publicación del Informe Mamberry, que surgió a raíz de la investigación referente a las personas implicadas en la documentación que ofrece BHU, es un fragmento en vídeo de uno de los «cursos de nutrición» que BHU ofrece a sus comerciales y distribuidores. Está impartida, nada más y nada menos, que por el doctor Juan Ignacio Redondo Ibarguchi, precisamente el autor de uno de los documentos que BHU ofrece como prueba científica de la eficacia de Mamberry, y que ya refutamos en el artículo original: el titulado Estrés Oxidativo. No voy a detenerme ahora en analizar el contenido del vídeo, pero sí diré que continúa en el estilo propagandístico y poco científico de esta empresa y de los productos que distribuye. Este discurso esta plagado no solo de incongruencias, falacias y malas explicaciones sin rigor, sino que dice auténticas barbaridades sesgadas, todo ello enfocado exclusivamente, no a informar, sino a convencer de que el Mamberry hace lo que nadie ha demostrado que haga. Esto no es una clase de nutrición; es una arenga publicitaria.

No sabemos si este tema podrá darse por concluido aquí, o si requerirá una tercera parte algún día. Si llegara el caso, aquí estaremos para informaros. Mientras tanto, por favor, recordad que no existen los milagros, que en cuestiones de salud hay que acudir siempre al médico, que los testimonios personales no son pruebas científicas válidas, y que el mundo está lleno de charlatanes y mercaderes con pocos escrúpulos (y sus aliados de ética resbaladiza) que tratarán de aprovecharse de nuestra desinformación, nuestros miedos y esperanzas, para obtener un beneficio económico. Los productos milagro no funcionan.

——————————
De nuevo gracias a los miembros de Amazings y Escéptica por la colaboración y el entusiasmo demostrados hasta el final.



Por Carolina Infografia
Publicado el ⌚ 4 abril, 2012
Categoría(s): ✓ Alerta Magufo