Alerta magufo: la burbuja que limpia el aire… ¿o que vende humo?

“Bubble Pure Air” es el nombre de una burbuja que obra milagros fisiológicos. Esa es, al menos, la conclusión que cabe extraer de la información que al respecto ofrece la empresa que la comercializa, información que pone especial énfasis en las aplicaciones del artilugio en cuestión al mundo del deporte y, más en concreto, al rendimiento físico de los deportistas.

Tuve la primera noticia de la burbuja gracias a @estebanumerez, quien hace más de dos años me hiciera una consulta en relación con una información según la cual, el Athletic Club había decidido probar la burbuja con sus futbolistas durante un mes, y otra, de pocos días después, en la que se afirmaba que, entre otros prodigios, “con este dispositivo se reduce el nivel de ácido láctico -un 22%- y el de glucemia -un 10 %-. El aire puro, además, permite una mejor oxigenación cerebral y favorece la regeneración celular”. Esteban, quien en aquella época producía Incrédulos Podcast, le dedicó a este asunto el que creo que fue su último podcast.

Todo eso hubiera quedado en el olvido si no hubiera sido porque hace unas semanas me he vuelto a encontrar con la burbuja de marras. Y ha sido en otro equipo vizcaíno de alto nivel, el Bilbao Basket. Según informa el Canal Bilbao Basket, el club de baloncesto de Mirivilla se ha apuntado a la burbuja para el cuidado de sus “hombres de negro”. La cosa, no obstante, no se circunscribe a Bizkaia ni al deporte del balón y la canasta. La federación española de tenis y los conocidos tenistas Rafa Nadal y Carlos Moyá parecen ser también usuarios del prodigio tecnológico, y muy probablemente, alguno más.

El fabricante de la burbuja, la empresa catalana Zonair 3D, sostiene que la Bubble Pure Air es “el primer espacio móvil donde es posible respirar aire puro al 99,995% en continua regeneración -libre de partículas contaminantes, agentes víricos, bacteriológicos y alergénicos-“, y esa es, por lo visto, la razón de sus portentosos atributos.

La burbuja es un invento de Xavier Trillo, quien dice que la idea se le ocurrió en 1976 tras ver The boy in the plastic bubble. En esa película, protagonizada por John Travolta, un niño que sufre el síndrome de inmunodeficiencia combinada grave (SCID) tiene que vivir aislado del mundo para evitar la exposición a gérmenes que podrían acabar con su vida porque carece de defensas. Trillo no empezó a trabajar en su proyecto hasta 2004, cuando fundó la empresa que ahora dirige. La burbuja milagrosa mide 3,5 metros de ancho y 2,5 metros de altura, y está equipada con un motor que filtra el aire.

Zonair 3D afirma, en su sitio web, que la burbuja en cuestión elimina la inhalación de las partículas en suspensión del aire, disminuye significativamente las dificultades respiratorias al aislarnos de las sustancias potencialmente alergénicas, revitaliza los mecanismos naturales de eliminación de toxinas y células muertas, reduce drásticamente el nivel de metales pesados que respiramos del aire, mejora el rendimiento físico por la reducción de la contaminación en CO2, optimiza el proceso de recuperación después del ejercicio físico, favorece los mecanismos antioxidantes del organismo, proporciona un tratamiento antienvejecimiento de forma natural, reduce significativamente cualquier riesgo de proceso infeccioso durante su utilización, no tiene ninguna contraindicación ni efecto secundario y mejora la calidad de vida de quiénes lo respiran” (referencia: aquí).

¿Tiene todo esto algún sentido? En mi opinión, rotundamente no.

Para empezar, se supone que el aire que se introduce en la burbuja, al pasar por el filtro, elimina todo tipo de partículas, desde las más grandes que pueden mantenerse en suspensión, a las más pequeñas. Pero eso no se sostiene. Como saben todas las personas que tienen un mínimo conocimiento al respecto, para garantizar que en una atmósfera no haya partículas, se requieren instalaciones de seguridad biológica, y deben observarse protocolos muy estrictos que va mucho más allá que lo que puede ofrecer una burbuja en la que entran y salen deportistas y masajistas cargados de “partículas contaminantes, agentes víricos, bacteriológicos y alergénicos”. No es que sean sucios porque no se aseen; es solo que, aunque lo intenten, no lo pueden evitar: nuestros cuerpos y nuestras ropas son cultivos andantes de todo tipo de organismos (artrópodos minúsculos, protozoos, bacterias y virus), un verdadero vergel microscópico. Solo una instalación de seguridad biológica, y los procedimientos adecuados a tal condición, permitirían garantizar grados predeterminados de limpieza y ausencia de partículas.

Por otro lado, es una exageración pensar que el aire que respiramos normalmente puede ser nocivo y que conviene filtrarlo para mejorar su calidad. En términos generales, el aire que respiramos es de calidad aceptable o buena. Es cierto que en condiciones extremas en una gran ciudad se pueden llegar a dar concentraciones perjudiciales de SO2 y partículas en suspensión (con su correspondiente carga de metales pesados); pero, normalmente, el aire que respiramos es saludable. Además, hablar de aire puro al 99,995%, en los términos utilizados en la publicidad del producto, no tiene ni pies ni cabeza.

El aire “puro” tiene dióxido de carbono (CO2); es ridículo que se utilice un dispositivo para, supuestamente, retirarlo del aire que respiran unos deportistas cuando son atendidos por el masajista o se retiran a descansar. El CO2 es un residuo fisiológico de la respiración y, al contrario que el monóxido de carbono (CO), no es tóxico. A concentraciones normales es inocuo y salvo que se eleve muy por encima de los valores normales, no provoca problema fisiológico alguno. Harían falta condiciones extremas de escasez de aire y falta de ventilación para que la concentración del CO2 en la atmósfera alcanzase valores que alterasen el equilibrio ácido-base en la sangre o afectase a la transferencia de oxígeno o a su eliminación normal en el proceso respiratorio. Habrían de ser condiciones próximas, por ejemplo, a las que experimentan los topos en las cavidades que horadan, o a esas que, al parecer, experimentan quienes se colocan una bolsa en la cabeza para practicar sexo.

Por otro lado, el caso del niño burbuja David Vetter, en el que está basada la película que supuestamente inspiró al inventor de este dispositivo, no tiene nada que ver con lo que estamos hablando. Si el sistema inmune no funciona bien, nada se arregla con mantenerse una hora o dos al día dentro de una burbuja; habría que estar aislado de cualquier patógeno de manera eficaz. Respirar un aire especial durante dos horas al día es como beber agua embotellada dos horas al día y el resto del día beber de un charco en la calle. A todos los efectos, el resultado sería similar. Ocurriría lo mismo con el polen; estar aislado de sustancias alergénicas, como el polen, durante un rato tampoco sirve para nada. ¿Qué ocurre luego, al salir de la burbuja? La reacción alérgica no se evitaría por permanecer dentro unas horas (si es que se llega a esos tiempos de permanencia en el interior). En definitiva, no tiene sentido estar aislado durante un rato de alérgenos y de agentes infecciosos.

Otra de las afirmaciones extravagantes que se hacen en la publicidad de la burbuja es que “revitaliza los mecanismos naturales de eliminación de toxinas y células muertas”. La combinación de las palabras “revitaliza”, “naturales” y “toxinas” es de esas que hacen saltar las alarmas escépticas automáticamente. El término “revitalizar” no se sabe muy bien qué quiere decir, pero nuestros organismos no necesitan nada de lo que se dice en esa frase.

Las células muertas se eliminan o sus constituyentes se “reciclan” con normalidad de manera permanente; no necesitan ninguna “revitalización”. Otra palabra fetiche es “toxina”, aunque no se sepa muy bien a qué se pretende aludir. No solemos ingerir ni respirar productos tóxicos, -toxinas-, y cuando lo hacemos, las vías para su expulsión o eliminación metabólica tampoco han de ser “revitalizadas”.

Lo de que “mejora el rendimiento físico por la reducción de la contaminación en CO2, optimiza el proceso de recuperación después del ejercicio físico” también tiene su aquél. Ya me he referido antes al sinsentido que supone considerar al CO2 como contaminante en este contexto, pero es que, además, que la permanencia durante un tiempo limitado en el interior de una burbuja de aire filtrado pueda mejorar algún rendimiento físico (¿cuál? ¿se hace ejercicio dentro?) carece de cualquier soporte lógico. Claro que quizás tenga que ver con aquella otra afirmación que citaba al comienzo relativa al ácido láctico y la glucemia. Es de todo punto inverosímil que una diferencia mínima en la concentración ambiental de oxígeno o, si se quiere, no tan mínima en la de CO2, reduzca el nivel de ácido láctico en sangre en un 22%; ¿cuándo? ¿bajo qué condiciones? ¿tras una sesión de ejercicio anaeróbico intenso?

Y lo de la reducción de la glucemia en un 10% carece de todo fundamento fisiológico; es otro sinsentido absoluto.

Como tampoco se sostiene eso de que “favorece los mecanismos antioxidantes del organismo, proporciona un tratamiento antienvejecimiento de forma natural”. ¿En virtud de qué mecanismo? No tiene sentido. Y lo más increíble de la lista de efectos beneficiosos, es que viene avalada por un informe de un responsable médico del grupo hospitalario Quirón. [Ver para creer].

Zonair 3D, en apoyo a lo que predica, dispone en su sitio web de un apartado en el que hace constar las entidades que la avalan, y entre ellas, para mi sorpresa, se encuentra la Universidad Politécnica de Cataluña, aunque el informe que adjunta, no supone en realidad ningún aval a las virtudes que la empresa atribuye a la burbuja, puesto que se limita a hacer constar una serie de carácterísticas técnicas. Además, esgrime un estudio publicado en la revista “científica” Apunts medicina de l’esport, descargable de su sitio web en formato pdf que, a mi modesto entender, tiene más agujeros que un colador, pero que, para mi asombro, ha sido aceptado y publicado[1]. En cualquier caso, incluso si las conclusiones fuesen válidas desde el punto de vista científico (que a mi juicio no lo son), ese estudio no serviría para sostener las afirmaciones que se hacen en la página web de la empresa.

En conclusión, no hay ningún argumento de base científica que apoye las pretensiones de la empresa que vende la “Bubble Pure Air”, ni los estudios e informes que aporta son, a mi juicio, aval de esas pretensiones; lo que sí hay son unos cuantos argumentos científicos que las contradicen radicalmente. No niego que la burbuja pueda tener efectos beneficiosos sobre algunos de sus usuarios, pero eso es algo que se conoce de sobra: se llama efecto placebo. Ni más ni menos. Y termino con un dato que no es en absoluto baladí: la burbuja cuesta entre 7.700 y 8.575€ (razón, aquí).


[1] Ignasi De Yzaguirre, Joan Vives, José Antonio Gutiérrez, Daniel Brotons y Antonio Tramullas (2010): “Ergometría y cambio climático” Apunts Med Esport. 45 (168): 219–225

21 Comentarios

Participa Suscríbete

DavidDavid

Alguna vez había oido hablar de el uso de las cámaras hipobáricas o hipóxicas en el mundo del deporte. Supongo que en este caso si tiene una cierta base científica. El cuerpo compensa la falta de oxígeno produciendo más globulos rojos, que luego te pueden dar cierta ventaja. ¿No podría ser que estas federaciones y equipos usen la versión no magufa de la burbujita?

LeandroTOLeandroTO

Eso solo lo hacen los ciclistas para producir mas glóbulos rojos, se extaren la sangre y luego se la inyectan. Por eso, en parte, los controles antidopaje buscan partículas plásticas en sangre. Y eso demuestra que eso no tiene mejoras a futuro, si así fuese, no necesitarían sacarse la sangre y luego inyectarsela, ya que la cantidad de glóbulos rojos por cantidad de plasma será la misma y por más sangre que inyectes la capacidad del corazón no aumenta.

AndreuAndreu

No es exactamente así. Lo que hacen, más o menos (y no solo ciclistas), cuando no compiten, es meterse EPO para aumentar el nivel de hematocrito. Cuando consiguen el deseado, se extraen sangre, y se la inyectan en competición. Así aumentan el número de glóbulos rojos.
En los controles no buscan restos plásticos (aun), si no productos dopantes. Y se controla el nivel de glóbulos rojos

José Andrés

Las medianas y grandes empresas, clubs y personas que no saben donde gastarse el dinero creo que son las primeras en comprar (o publicitar) este tipo de producto humo.

Me ha gustado el artículo. Desvela más negocios que son humo! ;)

Un saludo!

Foro Vietnam

La verdad es que ya no saben qué mentiras contar para que alguien page millones por una gran pelota de plástico llena de aire normal y corriente

AxatianoAxatiano

Excelente artículo. En respuesta a la duda del gasto para los clubes que puede suponer la adquisición de este tipo de productos, lo más probable es que el comercial encargado de las ventas se las haya ofrecido gratis a cambio de utilizar la adquisición como publicidad para el fabricante.

BunkermannBunkermann

Y yo me pregunto ¿ Tendrán algo que ver con las milgrasosas pulseras Power Balance ? A mi no me la regalaron y casi me muero…de risa.

Ununcuadio

Es cómo querer montar un laboratorio de química analítica de análisis de trazas, juas juas, solo que el laboratorio sí que se monta “pensando” con la cabeza

MysterMyster

Joder!! pues llevamos años diciendo lo bien que se respira en el campo… digo yo que la pureza del aire en algo influira… Que otra cosa sera que te vendan que al salir de la burbujita vas a ser un master del universo..

UmarUmar

No me da lugar a ninguna pregunta ya que no se cita por ninguna parte:
En qué tecnología se basa y con qué aplicación
Cuales son las características del aire resultante
Porque puede sencillamente ser un ozonizador para eliminar los malos olores y ser factor de desinfección en grandes instalaciones hoteleras, supermercados etc.

Es decir hasta que no me cuenten el cómo, solo veo una burbuja de material transparente y decorativa sin otro particular.

SapManSapMan

Metamos a Cristiano Ronaldo con su power balance en una Bubble Pure Air y creemos el super hombre de una vez!

Me quedo con la asfixia sexual, nada como un coito aderezado con hipoxia para revitalizar lo que sea menester!

Un saludo.

Laboratorio del Centro de MedioambienteLaboratorio del Centro de Medioambiente

Es realmente sorprendente con que bajos conocimientos se pueden hacer valoraciones del trabajo ajeno y además procediendo de una cátedra de cultura científica de una universidad. La credibilidad en el mundo científico se basa en la demostración de amplios conocimientos que permiten la valoración crítica de métodos y productos que aparecen en el mundo comercial. Opinar que es una exageración que el aire que respiramos puede ser nocivo es fruto de la ignorancia de una realidad que se refleja, por ejemplo, en el último report de la OMS (Air Quality in Europe, 2012) o en la calificación de los humos procedentes de los diesel como cancerígenos (OMS 2012).
Se pueden citar innumerables publicaciones científicas que relacionan la contaminación atmosférica con diferentes patologías. Les efectos de la calidad del aire dependen de la dosis diaria de contaminantes a la que estamos expuestos. Lo estamos en los lugares de trabajo, donde se permiten concentraciones mucho más elevadas (8 horas o períodos cortos: TLV) que en el aire exterior debido a que se sobreentiende que en las restantes 16 horas el cuerpo humano puede eliminarlos al estar, en teoría, sometido a concentraciones mucho más bajas en su lugar de residencia. A estos niveles de exposición laboral hay que añadirle la producida en nuestro lugar de residencia por los materiales constructivos, productos de limpieza, ambientadores, los generados por actividades que se realizan tanto en la propia como en las viviendas adyacentes. Y finalmente la exposición a contaminantes del aire exterior que respiramos en nuestros desplazamientos y gestiones. En el aire exterior, además de los generados por el transporte debemos añadir los procedentes de actividades industriales y de servicios (plantas de tratamiento de aguas y residuos) tanto internas como externas a la área urbana donde residamos.
El impacto de todas estas actividades es muy desigual, incluso en áreas urbanas pequeñas, dependiendo de las condiciones meteorológicas, de la situación de las fuentes y evidentemente del nivel de control. En definitiva, a lo largo del día habremos estado expuestos a una determinada dosis de contaminación que puede ser baja o muy elevada si nos encontramos en la casuística de padecer elevadas exposiciones en los tres ámbitos en que realizamos nuestra actividad diaria.

El hecho que los efectos de la contaminación no se manifiesten de manera inmediata (solamente en concentraciones de situación tóxica) no quiere decir que no haya que dar importancia a la calidad del aire. El número de patologías ya conocidas desde hace muchos años asociadas a la contaminación atmosférica se van incrementando progresivamente.
La sensibilidad química múltiple, la fatiga crónica, las alteraciones del recuento diferencial leucocitario son claros ejemplos de ello. En este sentido, no hay que confundir una realidad que a medida que se obtiene un mayor nivel de información la podamos calificar de alarmante con crear una alarma social de forma innecesaria. La pura realidad es la exposición continua a contaminantes y que los efectos sobre nuestra salud dependen de diferentes factores que pueden llegar a generar, en muchos casos, efectos sobre nuestra salud dependiendo de las dosis recibidas a más corto o largo término. Cualquier acción preventiva sobre la reducción de la dosis diaria será siempre beneficioso y es precisamente en esta prevención donde con menores costes sociales podremos llegar a mejorar nuestra calidad de vida.

Sorprende también su afirmación de que el aire que respiramos es saludable, en qué se basa esta afirmación? A la que hemos expuesto anteriormente? A la de que no notamos efectos inmediatos sobre nuestra salud? Que información dispone para hacer esta afirmación? Si conoce los valores de concentración de compuestos orgánicos volátiles, hidrocarburos aromáticos policíclicos, metales pesados, etc… en los diferentes escenarios donde realiza su actividad es que es un privilegiado……el hecho es que la mayoría de los mortales solo conocemos algunos niveles de un reducido número de contaminantes en nuestras áreas urbanas. Además en puntos muy reducidos que en muchas ocasiones no registran el verdadero impacto de todas las fuentes emisoras. Es conocido el hecho del cambio de situación de aquellas cabinas de control que registran valores demasiado altos. Debido al nivel de información que se dispone y desde la base de la crítica técnico-científica rigurosa no nos atrevemos nunca a realizar desde la UPC este tipos de aseveraciones.

Sobre la temática del dióxido de carbono el Sr. Juan Ignacio Pérez no ha entendido cuál es el tratamiento del mismo en la burbuja ya que no se “retira”, concepto por otra parte poco técnico, sino que se reduce su incremento. Los elevados incrementos de CO2 en ambientes cerrados constituyen un problema importante a controlar. Las normas técnicas de edificación fijan unos niveles de incremento sobre la concentración del aire exterior entre 350 ppm (Calidad máxima: IDA 1) y 1200 (Calidad baja: IDA 4). Vemos que el Sr. Pérez desconoce los niveles de CO2 que se llegan a registrar en ambientes interiores con ventilaciones donde se ha priorizado el ahorro energético sobre la calidad del aire, en salas donde se realizan actividades metabólicas altas, llegando a valores superiores de 3600 ppm.
El Sr. Pérez puede asegurar que dichos valores no alteran para nada el equilibrio ácido-base de la sangre? Haría falta saber a que niveles de concentración se llega en las cavidades que generan los topos o en las bolsas de los que experimentan quienes practican un determinado tipo de sexo refiriéndonos a los ejemplos que el mismo expone. Desconocemos datos científicos sobre estos ejemplos para poder comprobarlos con otras situaciones más habituales.
Restar importancia al hecho que supone la permanencia en un espacio con aire purificado también conlleva un nuevo nivel de desconocimiento. El Sr. Pérez debería pensar en las diferentes personas que sufren patologías derivadas de componentes tóxicos y alérgicos en el aire. Debido a su negación de la influencia de la calidad del aire lleva su crítica a un nivel no demostrable. Cómo puede el Sr. Pérez afirmar que una persona con sensibilidad química múltiple, que vive con la amenaza permanente de sufrir alteraciones multiorgánicas debido a la presencia de pequeñas concentraciones de compuestos orgánicos volátiles (COV), que casi permanentemente respira a través de una máscara que le dificulta de modo continuo la respiración, que no le será útil para mejorar enormemente su calidad de vida poder pasar al menos unas horas en un ambiente con aire purificado? Como puede afirmar que personas sometidas a niveles altos de contaminación, por ejemplo ambientes laborales, el estar un determinado número de horas (2 a 3 horas) no les ayuda a potenciar o a acelerar el proceso de eliminación de los contaminantes respirados y absorbidos a través de la piel? Este mismo espacio no puede ayudar a superar crisis asmáticas o a tener que utilizar menores cantidades de productos broncodilatadores? Los estudios iniciales llevados a cabo en potenciales aplicaciones terapéuticas solo son un punto de partida que animan, vistos los resultados preliminares, a realizar estudios mucho más completos.

En los numerosos años en que el Laboratori del Centre de Medi Ambient (LCMA) hemos trabajado en la caracterización del control de la calidad del aire en diferentes puntos de Catalunya y del resto de España, hemos observado de forma directa los efectos de la contaminación atmosférica y hemos intentado, como entidad pública, mejorar la calidad de vida de los afectados. En este sentido colaboramos y colaboraremos en todos aquellas iniciativas, tanto públicas como privadas que puedan o tengan perspectivas de mejorar la calidad de vida. Como entidad pública no colaboramos en promocionar productos comerciales ni comentar aspectos que corresponden más a criterios de márketing pero si en defender un trabajo, del que siempre se aceptan las críticas constructivas, dirigido al desarrollo de aplicaciones que técnicamente tienen relación con la calidad del aire. Creemos sinceramente que para la realización de una crítica con credibilidad hay que disponer de los conocimientos e informaciones necesarias para su realización.
Es evidente que no se puede ser experto en todos los aspectos técnicos, como se demuestra en el escrito que hemos comentado, para no caer en el descrédito propio y en el de la institución que representa, es precisa la utilización de un determinado nivel de prudencia.
Para la información del Sr. Pérez, enumeramos los principales estudios técnicos realizados por el LCMA, dentro de los diferentes convenios de colaboración en I+D, sobre el producto que la Empresa Zonair3d ha introducido en el mercado: 1) Estudio del diseño de ventilación de la burbuja: Diseño de puntos de entrada y salida del aire, barrido en la totalidad del volumen, impacto de la velocidad del aire, niveles de sobrepresión, etc. 2) Análisis de la calidad del aire en diferentes niveles de ocupación de la burbuja. 3) Estudio de materiales constructivos de baja emisión. Emisión por debajo de los niveles de confort. 4) Estudio de calidad del aire según clasificación ISO. Tiempo de recuperación de los niveles de calidad después de su apertura. 5) Diseño de un sistema de reducción de compuestos orgánicos volátiles mediante el uso de aire de alimentación interior y exterior. Niveles de reducción por compuesto individual y familias químicas mediante toma de muestras dinámicas y análisis por DT-GC/MS. 6) Estudio sobre la reducción de niveles de ozono atmosférico y no emisión de compuestos tóxicos. Si el Sr. Pérez necesita información adicional sobre nuestro laboratorio (ya que nuestra página web está en estos momentos en proceso de remodelación) le podemos hacer llegar un informe sobre nuestra actividad científica realizada en los últimos cinco años.
Cordialmente

Fco.Javier Roca
Dr. Ingenieria Industrial UPC
Promotor de investigación del LCMA
Laboratori del Centre de Medi Ambient
Universitat Politècnica de Catalunya

ZONAIR3DZONAIR3D

Como Director y creador de BUBBLE | PURE AIR responderé en nombre de la empresa una sola vez y no entraré en más polémicas.
La primera observación importante es que en ningún momento nuestro mensaje habla de que BUBBLE | PURE AIR haga ningún tipo de prodigio. Nuestro mensaje siempre aduce a las propiedades del aire purificado.
BUBBLE | PURE AIR es el primer espacio móvil en el que se impulsa aire purificado al 99,995 % de partículas superiores a las 0,2 micras, en todo el mundo. Hablamos de aire purificado, la BUBBLE es un espacio en el que se respira este aire.
Llevamos realizando investigaciones científicas desde el año 2005.
En la BUBBLE el aire se regenera 40 veces/hora, lo que significa que el aire se renueva cada minuto y medio.
El aire impulsado es pre-filtrado y filtrado posteriormente con un filtro HEPA14, exactamente el mismo que el de un quirófano.
Posteriormente es tratado para reducir los Componentes Orgánicos Volátiles (COV) a niveles de confort (<200 microgramos/m3) y el ozono atmosférico. Resaltar que en las familias de los organonitrogenados, organoclorados, aromáticos, terpenos, alcoholes, aldehidos, etc…encontramos los compuestos tóxicos, irritantes y cancerígenos.
El Sr. Pérez comenta que el aire que respiramos es saludable. Debería mirar la interminable bibliografía sobre la mala calidad del aire actual, las normas e informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin nombrar un largo listado de publicaciones científicas. Estando tan bien informado como dice estar, debería saber que la OMS va endureciendo los niveles de concentración límite debido al gran incremento de patologías respiratorias causadas por la Contaminación Atmosférica, Asma y Alergias.
BUBBLE | PURE AIR es un elemento móvil donde se purifica y renueva el aire gracias a un sistema de flujo en espiral vertical -de abajo hacia arriba-, a su forma, al caudal de entrada del aire y a la presión positiva.
Todo ello se ha estudiado durante varios años con técnicas CFD con el fin de evitar estratificaciones o puntos que puedan generar bajos niveles de ventilación.
Contamos con certificados y estudios científicos de recuento de partículas. La Bubble garantiza una calidad del aire IDA1 y está certificada con una ISO 6, calidad homologada para Salas quirúrgicas.
Gracias a ello, la Bubble tiene distintos usos:
Cuando se utiliza como sala quirúrgica de campaña o sala de curas de ONG’s para emergencias, evidentemente, se toman todas las medidas de asepsia necesarias que vienen implícitas por la aplicación.

Sin embargo, este mismo espacio lo utilizan los deportistas, no para ser intervenidos quirúrgicamente sino para respirar y recuperarse en aire purificado.
El Sr. Pérez debería saber que los deportistas hiperventilan mucho mas que cualquier persona en su actividad normal. La mayoría de deportes indoor se realizan en núcleos urbanos donde las concentraciones de partículas y Componentes Orgánicos Volátiles tóxicos son normalmente más elevadas.
El control del asma del deportista es un gran reto tanto para el médico como para el propio profesional del deporte, que vive de su trabajo y para quien no rendir en buenas condiciones físicas, puede llegar a suponer una merma en su rendimiento deportivo y una repercusión para su futuro profesional. En este caso, respirar aire puro permite reducir la exposición a la contaminación y por tanto, sus efectos en la salud de estas personas.
De hecho, en el caso de nuestro producto Pure Air Control, ofrecemos un sistema de purificación del aire que reduce en un 99,95% la concentración de partículas y la de gases contaminantes a niveles de confort para todo tipo de espacios dada la importancia de disponer también de un aire de calidad en el interior. Realmente puede afirmar el Sr. Pérez como hace, que el aire respirado en las sala de spinning de gimnasios, por poner un ejemplo, es siempre saludable? Que no existe ninguna problemática? Podrán encontrar todo tipo de estudios que advierten de lo contrario. Cuando el Sr. Pérez habla de seguridad biológica se refiere a una sala NBQ. Se permite juzgar negativamente un producto sin tan siquiera haber hablado con nosotros ni haberlo probado. Las Fuerzas Armadas Españolas homologaron nuestro producto como sala quirúrgica y nuestro nuevo sistema GRSystem de reducción de gases a niveles de confort dispone de filtros especiales incluidos en PPT’s del ministerio de Defensa (PECAMI) sobre protección colectiva NBQ.
Resaltar que las investigaciones sobre las propiedades de BUBBLE y PURE AIR CONTROL, las realiza la Universidad Politécnica de Catalunya, concretamente el Laboratorio del Centro de Medio Ambiente. Entidad pública e independiente con más de 30 años de experiencia en el control de la calidad del aire exterior e interior en zonas urbanas. Igualmente, mediante técnicas combinadas de control social, análisis químico y modelización numérica consiguen la identificación del origen y compuestos generadores de episodios de olores, elaborando proyectos de control de la calidad del aire en áreas urbanas, del impacto de actuales y futuras instalaciones sobre las áreas habitadas, de emisiones de materiales, etc.. junto con la colaboración en la evaluación y diseño de sistemas de tratamiento del aire como el de ZONAIR3D.
Por ello, en hablamos de la CALIDAD DEL AIRE que garantizan nuestros productos, de las propiedades y los beneficios del aire purificado, no de la burbuja.
Quedo estupefacto al oír al Sr. Pérez negar lo que constantemente oímos sobre lo perjudicial que es la contaminación atmosférica y su alarmante incremento en los últimos 50 años. Queda patente su desconocimiento de una realidad que vamos conociendo con más crudeza a medida que se van produciendo resultados científicos sobre los efectos de la contaminación atmosférica en la salud.
Por último, decir que me parece del todo fuera de lugar criticar a profesionales dedicados a la investigación como son los investigadores del Laboratorio del Centro de Medio Ambiente o los médicos que han realizado las pruebas a grandes deportistas en el Centro de Alto Rendimiento “BLUME”, suscrito por el entonces director de medicina deportiva del muy reconocido GRUPO HOSPITALARIO QUIRON y por la Consejería de Salud.
Hoy, pruebas e investigaciones preliminares sobre patologías del aparato respiratorio realizadas por la Dra. Cisteró, Jefe del Servicio de Alergología y Neumología del Instituto Universitario Dexeus de Barcelona, pruebas realizadas por el Dr. Morera, Co- Director del Servicio de Neumología de Centro Médico Teknon y pruebas preliminares realizadas por el Dr. Fernández, en Sensibilidad Química Múltiple, suponen un punto de partida para poder considerar en un futuro próximo esta tecnología como una nueva vía terapéutica para el tratamiento de diversas patologías.
No quiero dejar de nombrar igualmente al extenso equipo de profesionales que han hecho posible que un producto 100% Español de una empresa 100% Española haya sido capaz de exportar con éxito esta innovación a más de 20 países.
En cualquier caso, sepan también que revisaremos la forma en la que se citan las propiedades del aire purificado en nuestra web para evitar ser interpretados de forma tan amplia permitiendo falsas argumentaciones y juicios negativos sin fundamento. Aun así, creo sinceramente que si el Sr. Pérez se hubiera dignado a visitarnos y a solicitarnos la información precisa, hubiera tratado con menos desprestigio y con más positividad nuestro producto y nuestro know-how como empresa y profesionales.
Xavier Trillo
Director general ZONAIR3D.

juanjuan

Interesante réplica. Y sin dudas estupendos datos técnicos sobre la forma de controlar los componentes del aire y quizás cómo pueden afectar (se exponen casos extremos de alergias etc…) .

Pero, en la web hay afirmaciones que no se sujetan con estudios científicos. Más bien parecen intuiciones, y me explico, algunos de los puntos que expone la web de zonair3d son:
1.- elimina la inhalaciòn de partículas en suspensión en el aire. Está claro que si es un filtro este punto debe cumplirlo.
2.- Disminuye significativamente las dificultades respiratorias al aislarnos de las sustancias potencialmente alergénicas. Aquí, la cosa no tiene fundamento. Si se consigue una disminución significativa debe estar probado por un estudio de individuos con y sin alergias respiratorias que se hayan sometido al tratamiento. Además, la disminución significativa de factores potencialmente alergénicos es realmente una expresión difusa, etérea.

3.- revitaliza los mecanismos naturales de eliminación de toxinas y células muertas. De nuevo para realizar esta afirmación es necesario un estudio fisiológico y toxicológico que demuestre la afirmación. La eliminación de toxinas, ¿qué toxinas? hay toxinas externas que absorbemos, otras que son residuos metabólicos que si se acumulan son tóxicos pero que en condiciones naturales no. , ¿las células muertas de qué parte del organismo? tenemos una maquinaria realmente eficiente para esta tarea en nuestro organismo. La afirmación necesita un marco fisiológico más claro, ya que muchos sistemas de nuestro organismo producen toxinas y células muertas… ¿y este aparato llega a todo? hace falta un estudio un trabajo científico que acote precisamente hasta dónde llega en toxinas y en células muertas.

4.- REduce drásticamente el nivel de metales pesados que respiramos en el aire. De nuevo este punto es lo exigible a un filtro. Siendo lo esperable una reducción siginficativa y no drástica.

5.- Mejora el rendimiento físico por la reducción de la contaminación en CO2. bueno de nuevo hace falta un estudio serio. Hay mucho escrito y publicado en revistas de nivel internacional sobre rendimiento físico, valores respiratorios y los cambios ventilatorios respecto a la intensidad del ejercicio. Habría que buscar si se han hecho estudios variando la concentración de CO2 del aire. Y si realmente esa variación afecta al rendimiento. La afirmación es intuitiva, pero no está demostrado.
6.- Optimiza el proceso de recuperación después del ejercicio físico. Volvemos a problemas de demostración con estudios de fisiología del ejercicio. La recuperación ¿de qué? de los niveles y valores ventilatorios, ¿de la capacidad de realizar de nuevo ejercicio?. ¿de la capacidad anabólica del organismo? ….

el conjunto de los siguientes puntos necesitaría el mismo proceso de demostración científica, en vez de la simple exposición de ideas intuitivas y optimistas.
7.- Favorece los mecanismos antioxidantes del organismo. Bueno, los mecanismos antioxidantes del organismo básicamente son moleculares e intracelulares. Habría que hacer experimentos para determinar qué procesos concretos estaría implicada esta mejora, y en qué condiciones de oxidación previa. Hay que tener en cuenta que nuestro organismo parte de un metabolismo oxidativo y por tanto en condiciones naturales, no patológicas tenemos los recursos celulares y moleculares para compensar esos procesos.

8.- proporciona un tratamiento antienvejecimiento de forma natural. ¿SE refiere a envejecimiento celular? o ¿quizás a la aparición de arrugas en la cara?. El envejecimiento está muy relacionado con los procesos de estrés oxidativo, cómo el organismo pierde la capacidad (como decía antes) celular y molecular de eliminar radicales oxidantes del medio que podrían afectar a orgánulos y estrucutras celulares necesarios para la supervivencia celular. ¿Cómo se puede conseguir eso de forma natural mediante un filtro de aire?

9.- Reduce significativamente cualquier riesgo de proceso infeccioso durante su utilización. SI se refiere a infección por vía aérea claro, hay un filtro. si se refiere a otra infección, dependerá de si comparte la burbuja con otras personas, y si hay contacto entre ellas. Antes se hacía referencia a purificar el aire de gimnasios, bien, pero si las personas en el gimnasio se tocan, se besan, se hacen una herida… este filtro no reduce esa probabilidad/riesgo de infección.

10.- este punto es perfecto.

Repito, los datos técnicos sobre control de calidad de aire (concentraciones de CO2, de otros compuestos químicos volátiles, de partículas en suspensión….) son perfectos y, sin dudas como se afirma en otra intervención, realizados por un labotatorio de larga trayectoria en el campo.
Pero los datos fisiológicos en general no existen. NO existen estudios que confirmen esas afirmaciones.
como anécdota veo que disminuye el ácido láctico en un 22%. Actualmente se conoce que el ácido láctico no produce la fatiga muscular, es más existen estudios que demuestran que es un metabolito que permite mantener la contracción muscular durante el ejercicio. Justo lo opuesto que se piensa en los gimnasios y en pistas de entrenamiento… e incluso en facultades de ciencias del deporte. Por lo qeu este dato, no tiene mucho sentido. El ácido láctico es un indicador secundario de la intensidad del ejercicio, pero no produce nada más dañino…. miren la bibliografía científica sobre fisiología del ejercicio.

Saludos

JoaquimJoaquim

Lo que me resulta mas curioso, chocante, impactante, alucinante, etc, de esa burbuja es su precio: 7000 euros, y ese precio solo por un filtro de aire.
Pues en mi pueblo debe haber un buen aire, porque mi abuela murio de 92 años, mi madre de 89 y mi tia de 91. Mi vecino de enfrente tiene 87 y esta muy bien de salud….

Creo que en vez de pagar 7000 euros por un filtro de aire, es mejor que las personas se vengan a vivir a mi pueblo. Tenemos unas naranjas riquisimas, y esas sí que son antioxidantes, anticancerigenas, como las alcachofas, tomates, pimientos, y demas productos horticolas de mi tierra valenciana.

Enfin, prefiero vivir en mi pueblo y comer sano que comprarme ese filtro de aire tan caro, por muy 3D que sea.

kuncarloskuncarlos

Si eso ya es muy viejo.

Goku tenia uno en los años 80 y en el suyo hasta se podía aumentar la gravedad. Esto seria buena idea para version 2, no?

2 Trackbacks

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>