Alert@ maguf@: La Cenicienta

En los últimos años los movimientos feministas han contribuido a romper muchas barreras, pero curiosamente hay una que no solo permanece, sino que parece haberse hecho aún más alta. Y es que, si hace algún tiempo aún había hombres que se reían de la presencia de horóscopos y secciones de terapias alternativas en las revistas femeninas (sin pararse a pensar que ellos se reían con su periódico deportivo bajo el brazo), hoy en día esa distinción entre la supuesta frialdad intelectual de los hombres y la sensibilidad emocional, casi mística, de las mujeres, parece ser también una reivindicación de algunos de esos movimientos.

En diciembre pasado los organizadores de TEDxValencia Women no tuvieron otra ocurrencia que llenar el programa de sanadores de pacotilla, místicos de todo a un euro y, en fin, todo tipo de morralla pseudocientífica, pero eso sí, muy “espiritual” y muy “conectada a la madre tierra”. Tanto, que las pocas ponencias dignas que pudieron escucharse quedaron eclipsadas por los cantos místicos, las bobadas “new age” y las tonterías “alternativas” de siempre. Y aunque hubo críticas, la mayoría de mujeres, que protestaron por lo que en la práctica era una auténtica ridiculización de la mujer, no faltaron las defensoras (porque también eran, en su mayoría, mujeres) del evento y de su contenido.

Pero quizá el mejor símbolo de esta tendencia sea el enorme éxito de un pequeño cuento titulado “La Cenicienta que no quería comer perdices”, de Nunila López y Myriam Carneros, que se ha convertido en todo un símbolo del feminismo en España y en varios países de Iberoamérica, ha dado lugar a toda clase de cursos y tesis doctorales, y sigue movilizando a Consejerías y Concejalías de la Mujer de todas partes a la hora de montar conferencias y talleres.

Dejando a un lado los detalles (y las arrobas o las faltas de ortografía, que también contiene unas cuantas), el cuentecito tiene un argumento atractivo: una Cenicienta que, obligada por los convencionalismos sociales, se casa con el príncipe del cuento, para acabar guisándole perdices hasta que decide liberarse. Un argumento muy bonito y, ¡ay!, todavía muy necesario en nuestros días en los que muchas cenicientas acaban convirtiéndose en criadas de auténticos patanes que piensan que un minúsculo cromosoma Y les otorga algún tipo de superioridad natural.

Lo malo es que la Cenicienta no se limita a mandar al príncipe a freír espárragos (o perdices, da igual), sino que emprende su camino de liberación a través de todas las chorradas “new age” que se pasan por la cabeza de las autoras. Porque, para empezar, su esclavitud no se limita a la necesidad de ir a hacer cola a la tienda para comprar las perdices (¡ella, que es vegetariana!), sino que tiene un componente muchísimo peor: los zapatitos de cristal. Y es que, como dice el cuento, le chafaban las plantas de los pies. Y claro, cito textualmente:

¡ Eso es horrible ! En la planta del pie están reflejados todos nuestros órganos ! ¿ Qué hacemos en occidente con todos los órganos chafados ? ¡ No, sí es que aquí no se práctica la ablación porque no saben ni donde cortar !

Por suerte la pobre Cenicienta se topa con un hada. Pero no un hada cualquiera: se trata de un hada que le enseña a practicar la terapia del llanto, gracias a la cual Cenicienta

Lo lloró todo todo…

(hasta lo que nació en el hospital en vez de en casa)

Lloró también dos vidas anteriores…. por si acaso…. (para no repetir karma)

Y vamos, que la chica que quedó a gusto. Y más aún cuando descubrió otra terapia de pacotilla, pero la mar de holística-chachipiruli: la danza libre. Que le sirvió, además, para encontrarse

en el camino de la transformación a otros seres:

a la Ratica Presumida que ha empezado a engordar y ahora liga más…

La Bella Durmiente y la Blancanieves que se están despertando (desintoxicaándose del prozac ).

La Caperucita Roja que le había salido violento el cazador, debido a sus diotrías emocionales, no le vió la escopeta.

Pinocho que está harto de sus mentiras y sabe que necesita la verdad y el Hombre de Hojalata que llorando, llorando encontró su corazón.

Total, que gracias a esa “liberación” magufa, Cenicienta abre un restaurante/cabaret vegetariano llamado “Me sobra armonía” (de día, por las noches se llama “Me falta armonía”) en el que se reúne con sus amigos:

La ratita presumida ha conseguido llegar a una talla 42. Vive sola y féliz.

La Bella Durmiente y la Blancanieves han conseguido cambiar el prozac por otras yerbitas. Se han hecho muy, muy amigas.

Caperucita da talleres a mujeres maltratadas de “Como superar la ceguera familiar”.

El hombre de hojalata está enseñando a llorar a hombres y ha montado un grupo llamado “hombres que aúyan con los lobos”

Pinocho sigue buscando la verdad: ya ha probado con el Gestalt, el Diafreo, las Constelaciones familiares, las flores de Bach…

Y así todos vivieron felices y comieron… bueno, supongo que tofu del restaurante vegetariano de Cenicienta.

Como decía al principio, los movimientos feministas han hecho mucho para romper las desigualdades de nuestra sociedad. Pero mientras triunfen entre el feminismo cuentos como este, mientras haya mujeres que crean que la credulidad y el pensamiento mágico son una especie de seña de identidad femenina, seguiremos encontrándonos con espectáculos tan bochornosos como aquel vídeo machista que intentaba decir que “la ciencia es cosa de chicas” presentando a unas supuestas científicas con pintalabios y tacones de aguja, con las discriminaciones sexistas en la ciencia (y fuera de ella), o con eventos para mujeres en los que el contenido riguroso deje paso a las bobadas pseudocientíficas.

Y con cuentos como el de esta Cenicienta, que no quería comer perdices, pero que por lo visto se creía cualquier chorrada.

44 Comentarios

Participa Suscríbete

salfumansalfuman

La verdad es que es un lavamiento de cerebros brutal, pero algunas veces los escépticos (crítico pensadores más bien, que lo otro suena a religión organizada) nos pasamos un poco dandole vueltas a todo.

Aun así coincido en que es la peor manera de darle la vuelta a la tortilla…de soy una inutil y necesito de un hombre (si es príncipe mejor) que me realice y me haga feliz porque por mi misma no valgo un duro a soy una persona hiperindependiente, solo feliz rodeada de mujeres y el hombre es un inseminador deleznable que estaría mejor muerto…y si todo esto pasa con un 90% de mi cuerpo en contacto con la madre tierra para cargarme de energias…mejor!

AbraxasAbraxas

Se me han revuelto las tripas…

Décadas de lucha feminista para que no se asocien las, por entonces, ciencias menores (geología, frenología, etc) a la feminidad para que ahora pasen a asociar las gilipolleces chamanísticas a la feminidad… ¿De verdad no se dan cuenta de lo que están haciendo? De un mal estereotipo a uno aún peor… Marie Curie estará revolviéndose en su tumba, con su Nobel en física y su Nobel en química…

SusSus

Sólo entrando en el punto de vista de la ortografía (“diotrías”), signos de puntuación y construcción de las frases da mucha penita. Qué difícil de leer:
“La Caperucita Roja que le había salido violento el cazador, debido a sus diotrías emocionales, no le vió la escopeta.”
“Pinocho que está harto de sus mentiras y sabe que necesita la verdad y el Hombre de Hojalata que llorando, llorando encontró su corazón.”

FredoFredo

Más que penita, a mi me indigna. Que alguien pueda publicar algo, lo que sea, con un nivel tan bajo de corrección ortográfica me hierve la sangre…

Carlos Casanueva

Yo estoy flipando sólo con esto:
“se ha convertido en todo un símbolo del feminismo en España y en varios países de Iberoamérica, ha dado lugar a toda clase de cursos y tesis doctorales, y sigue movilizando a Consejerías y Concejalías de la Mujer de todas partes a la hora de montar conferencias y talleres.”
Y no me voy a meter ni siquiera en las magufadas, que son vergonzosamente evidentes: como puede un cuento infantil CON FALTAS DE ORTOGRAFÍA HORRIBLES ser referencia de nada?!?!?!? “Auyar”? “Diotrías”? Como pueden salir tesis doctorales de un cuento escrito por alguien que no sabe escribir bien, y que ni siquiera cuida lo más mínimo su edición?!? :(

sargentopezsargentopez

Científicos del mundo, así nunca vais a ligar… Yo estuve todo un fin de semana como un jabato, aguantando cosas como “si pones espejos enfocando a la puerta el chi escapa de la casa” En fin… al final reventé y efectivamente, no ligué nada. Me voy a apuntar a un cursillo de yoga.

MikeMike

Fue mejor que reventaras ahorita a que te lo guardaras y reventaras después. Simplemente, esa chica no valía la pena.

ramonchuecaramonchueca

Que lo único que critiquéis de ese cuento sea la fantasía magufa dice mucho de la porquería de sociedad en la que nos estamos convirtiendo.

JennyJenny

Soy mujer y he sentido una vergüenza profunda leyendo ese bodrio. Si eso es lo mejor que tenemos para defendernos del machismo, casi prefiero volverme a fregar. Al menos la vajilla y es real y no invento para sacarme los cuartos.

AbraxasAbraxas

Es que las tareas del hogar no tienen nada de indigno o bochornoso. Lo único reprochable es asociarlo como el único objetivo de una mujer; no porque la tarea sea vergonzosa sino porque una mujer puede tener más ambiciones y aspiraciones que el más ambicioso de los hombres. Pero pasar de eso a asociar a las mujeres a hippies trasnochados sí lleva una carga de vergüenza (propia y ajena).

Así que sí, está claro, de relacionar a la mujer con una actividad digna aunque falta de ambición a asociarla con un comportamiento rollo anuncio de compresas, cualquiera se quedaría con la ama de casa. Y digo mujer porque es de lo que va, si hiciesen lo mismo con el estereotipo de los hombres, yo también prefiero encargarme de las tareas del hogar, que no está reñido con la educación y el pensamiento crítico.

karmaikelkarmaikel

Sólo diré una cosa, PATÉTICO. Esque no sé ni como se te ha ocurrido nombrarlo aquí, la publicidad, buena o mala es publicidad y mientras le des movimiento seguirá en expansión. Aquí lo que hay que hacer es educar a nuestros hijos en el pensamiento crítico y dejarnos de llamar idiotas a los que ya están perdidos en esos mundos, porque no salen ni a patadas, por experiencia os lo digo…

AngelesAngeles

Tenéis razón…… pero tiene unas ilustraciones que me ENCANTAN!
Tengo mis incongruencias, contradicciones, prejuicios pero intento superarlas entre otras cosas, leyéndoos. Y creo que voy mejorando. Muchas gracias por vuestras píldoras de racionalidad!.

FerFrias

Salfuman, Karmaikel, el problema es que esto es ya un éxito. Un exitazo. Si no fuese así no merecería la pena ni mencionarlo, pero la publicidad ya se la están dando todas esas Concejalías de la Mujer o asociaciones feministas (y hasta una revista del Ministerio de Agricultura, manda narices) que lo toman como símbolo de lo que debe ser una mujer feminista y liberada. Y eso, que este tipo de bobadas sean un símbolo, es lo que me parece muy preocupante, mucho más que las faltas de ortografía.

MaríaMaría

Gracias por decirlo tan alto y tan claro. Yo también me enfadé cuando vi lo que habían hecho con TEDXValencia Woman y cuando vi el cuento ese de marras.
Sentí mucha vergüenza ajena.

Arturo Quirantes Sierra

Dejando aparte el mensaje feminista, veo que este libro es uno más de la serie revisionista que está reinterpretando toda la literatura infantil. En algún momento, alguien decidió que sería buena idea volver a ver los cuentos de niños desde la óptica de los adultos.

Así, tenemos caballeros de armadura oxidada, cenicientas que no comen perdices, princesas que quieren ir de Teniente Ripley por la vida, gente a la que el ratoncito Pérez le ha quitado el queso … y así todo. Hace nada sacaron una película en la que Hansel y Gretel se convierten en una especie de Cazafantasmas cruzados con Van Helsing. Y recientemente las pantallas mostraron una Blancanieves en versión “oscura,” a estilo de Batman o la última de Star Trek.

Dicen que es fácil separar a un tonto de su dinero, y por lo visto la última moda es el efecto nostalgia: “¿recuerdas los cuentos de tu niñez, y de cómo ha cambiado tu vida? pues vas a flipar pepinillos con la actualización que te hemos hecho?” Pues nada, que las niñas de treintaytantos se rasquen el bolsillo. Objetivo cumplido.

daviddavid

YO también era super reacio a la película de Hansel y Gretel. Ahora si un niño teclea eso en google van a salir brujas y cazadores descuartizados. Aún así, mi mujer me pidió verla para su cumpleaños, y no quedó otro remedio… No vale los 8,70 de la entrada, como ninguna de las que hay en cartelera, pero basta para una noche de viernes…

ramonchuecaramonchueca

Has censurado mi comentario sin que haya incumplido ninguna normativa. Seguramente eres un feminazi.

A tomar por saco la suscripción y las visitas a este blog.

niliennilien

A ver… ¡Es un cuento! No un artículo científico, o un artículo periodístico, o algo que lleve el aval de una universidad,o las (in)famosas conferencias TED que mencionas. Vamos, que es una obra de ficción que adapta una historia muy conocida a un contexto actual, y a mí, sinceramente, me hizo gracia. Y me tomé las referencias místicas por el lado de reírme con ellas (incluso como parodias) y sirven para definir los personajes. Y no por eso voy a dejar de lado mi mente crítica y entregarme a terapias de ésas. No es que esté muy bien escrito, ni mucho menos es una obra maestra, pero tiene su gracia. Salvando las (enormes) distancias, ¿vamos a tirar a la basura a Nabokov, porque era un pedófilo, y hablaba de ello en sus obras? A mí a veces me rechina algo en la cruzada antimagufa, y creo que es el hecho de que a veces parece eso, una cruzada, y todo lo que divide el mundo en o blanco o negro, o conmigo o contra mí, me da algunos escalofríos.
Me parece más oportuna la crítica de que el cuento se haya convertido en un modelo de algo, pero curiosamente donde se centra el texto es en la crítica al cuento, y no en su adopción como modelo. A mí no me parece mal que haya una tesis doctoral que estudie el cuento, si verdaderamente se ha convertido en un fenómeno cultural, como dices, y el enfoque es crítico. ¿Por qué no?

IñigoIñigo

Teniendo en cuenta la temática de esta página, me voy a tener que tomar una pequeña licencia para decir lo siguiente porque creo lo que voy a decir pero no puedo probar nada.
Yo creo que las mujeres que siendo conscientes de sus capacidades, sabiendo la libertad y las posibilidades que tienen deciden engancharse a un hombre que las sustente económica y emocionalmente, son precisamente las más escépticas, no se creen cualquier cosa.
Para aportar pruebas de esta hipotesis tal vez sería interesante preguntar a sus maridos.

JorgitoJorgito

Si me encuentro a un lobo ‘auyando’, saldré ‘aullentado’ :-P

DaniloxDanilox

Con la cantidad de buena literatura que hay es sorprendente y preocupante que la gente sea capaz de leer estas gilipolleces.

Molina de Tirso

Soy mujer pero nunca me he aventurado por esas latitudes, por eso no tenía ni idea y te agradezco la información, que me ha abierto los ojos a un falso feminismo que no conocía.

De lo único que tenía noticia es de un libro titulado “Mujeres que corren con los lobos” que también revisa cuentos tradicionales y que huele exactamente a los mismo.

NyxNyx

“Mujeres que corren con los lobos” no es lo mismo ni de lejos, te lo puedo asegurar. Es psicología junguiana, y aunque haga alguna referencia a la conexión con la Naturaleza y el respeto a los ciclos naturales – temsa tan mal usado por todas estas tendencias new age y flower-power -, para nada escupe bobadas del tipo “que-feliz-soy-estando-sola-con-mi-restaurante-vegetariano-que-me-restaura-el-karma”. Todo eso, como bien has dicho, es feminismo del cutre ante el cual hay que tener los ojos muy abiertos. La referencia al grupo de “Hombres que ‘aúyan’ con los lobos” que hacen en este cuento me parece banalizadora y casi insultante. Saludos.

carmen_20_04

Yo creo que estas mujeres (y hombres, en su caso) que están llevando el feminismo a la identificación con una espiritualidad esotérica y una supuesta capacidad exclusivamente femenina para “percibir más allá” de lo que vemos y podemos medir, no son más que perezosas mentales incapaces de hacer el esfuerzo intelectual necesario para adoptar el verdadero pensamiento científico, que requiere un nivel y una capacidad de crítica y análisis de la que carecen y que no están dispuestas a trabajar para adquirirlo. Así, les resulta más cómodo y lucrativo inventar una “nueva mirada” al mundo que nos rodea, ñoña, blandengue y complaciente y ponerle la etiqueta de “femenina”.
Ya está bien de Venus vs. Marte, el mundo hay que mirarlo desde la perspectiva de ser humano, hombre o mujer es irrelevante, y no dejar que la nuevas gurús del feminismo vengan a sustituirnos las antiguas ideas “opresoras” por nuevas ideas “liberadoras” que sólo pretenden sacarnos de la realidad y colocarnos en “dimensiones espirituales superiores”.
Humanismo es la respuesta, pensamiento científico y honestidad intelectual.

pasaba por aquípasaba por aquí

Olé carmen-24-04.
Estoy harta de ver que los peores enemigos del camino a la igualdad son algunas mujeres. Harta de que me digan que tenemos un instinto “especial”, y que lo nuestro es “la intuición”. Que somos “diferentes”. Y son precisamente las que no se molestan en abrir un puñetero libro y ver cómo es el mundo.
Vergüenza ajena. Otra vez.
(Bueno, y ya lo de las faltas de ortografía es de traca)

marmar

Hay un tipo de feminismo, el fenimismo de la diferencia, que exalta precisamente “los valores femeninos”, que se consideran diferentes de los masculinos e intrínsecos a las mujeres. La ternura y el cuidado, si, pero también la irracionalidad. Se supone que la sociedad sería mejor si las mujeres aceptásemos esa naturaleza en lugar de tratar de ser como los hombres, y que los hombres a su vez deberían esforzarse en sacar lo femenino que llevan dentro. Este libro va en esa línea.
Personalmente creo que todos viviríamos mejor si todo el mundo, hombres y mujeres, fuesemos educados en la importancia de cuidar unos de otros y en la empatía, pero me parece una chorrada 1) atribuir dichos valores, de manera intrínseca, a las mujeres, cuando ni todas los poseen ni todos los hombres carecen de ellos 2) incluir en esos valores las chorradas mísiticas, muchas de ellas provenientes de tradiciones creadas precisamente para tener entretenidas a las mujeres que no tenían otra cosa que hacer (de ahí el origen de la expresión “quedarse para vestir santos”) 3) considerar que la igualdad real, económica, laboral, en el reparto de tareas etc, no importa una mierda mientras puedas dar el pecho a tus hijos hasta los tres años y estar en sintonía con la madre tierra.
Y también creo que los psicólogos evolucionistas (o los periodistas que hablan de psicología evolucionista) tienen bastante culpa, con esos titulares tipo “la ciencia explica por que a las mujeres les gusta ir a la peluquería”, porque dan una pátina científica a esas chorradas, y porque siguen la línea de que lo natural es lo bueno, cuando ni sabemos qué es lo natural en muchos casos ni eso quiere decir que sea bueno.
Por cierto, me parece escandaloso el tema de la ortografía.

NyxNyx

Totalmente de acuerdo, sobre todo con tu tercer punto.

Últimamente hay una especie de tendencia exaltadora de cosas como la maternidad natural, el lavar los pañales a mano y también las compresas de la regla (¡Temblad, Ausonia, Evax y, por supuesto, Tampax! Ahora hay que volver a la Edad Media para estar en contacto con tu sangre y con la Madre Tierra), y esa misma tendencia cree (no sé si cree o pretende) hacerle un favor a las mujeres diciéndoles que tienen derecho a disfrutar de la maternidad, que es exclusivo suyo y fruto de su cuerpo… O sea, que nos pasamos un siglo entero queriendo que el hombre se implique en el cuidado de los hijos para luego poner los ojos en blanco con misticismos varios porque sólo nosotras podemos dar de mamar (¡Qué gran privilegio!).

Por supuesto, se le dice a la mujer que escoge alimentar a su hijo con biberón, o que el niño duerma en su propia cuna y en su propia habitación, o sencillamente, que decide no tener hijos o no puede hacerlo, que es una mujer desnaturalizada, y que si tiene metas laborales, es porque no tiene las únicas metas que valen la pena para vivir su feminidad, a la sazón, criar hijos y lavar compresas.

Toda esta forma de pensar tiene su reflejo en algunas tendencias psicológicas, como bien has apuntado, y en la educación. Yo soy profesora y, además, estudio Psicología (acabo de empezar, la verdad), y todas estas “modas” me ponen enferma. Te aseguro que he escuchado cientos de veces el rollo de la empatía, lo natural, el dejar que el niño descubra por sí mismo no sé qué y no sé cuántos y no darle importancia a los contenidos, porque en fin, es mucho más importante que sea feliz consigo mismo y cumpla sus sueños.., Aparte de la importancia de potenciar el hemisferio derecho, porque, al parecer, el izquierdo, el de las operaciones formales, no sirve para nada y no da armonía.

Este tipo de pensamiento no es liberador, sino que, al contrario, se carga cualquier tipo de progreso y, de forma disimulada, únicamente trata de perpetuar las mismas dinámicas de siempre.

En cuanto a la ortografía, aún me duelen los ojos entre “diotrías” y “aúyan”.

juhdyjuhdy

Mucha falacia de la generalización en los comentarios y en la propia entrada. Yo he hecho estudios de género en España y jamás me había encontrado con esto. Y tampoco me he encontrado nunca con una relación sistemática entre el new age y el feminismo. De hecho el feminismo viene de la teoría crítica (que a su vez viene del marxismo), y generalmente, aunque no siempre, pasando por filosofía postmoderna.

Que haya algunas mujeres que se creen el rollo New Age y además digan ser feministas no implica que el feminismo necesariamente sea así….

Así que si sois científicos, no comentáis el error de pensar que necesariamente está vinculado aquello que sólo lo está contingentemente en este caso particular. O dicho de otro modo: no confundir correlación con causalidad. :D

AbraxasAbraxas

Lo que se critica, Juhdy, no es que el feminismo esté asociado al esoterismo; si lees los comentarios, verás que la reacción al leer la historia ha sido de sorpresa. Lo que se critica es que haya alguien intentando asociar femineidad (y feminismo) con esoterismo, y que encima haya conseguido infiltrarse en un TEDx dedicado a la mujer. Es insultante.

JuhdyJuhdy

Sí, es cierto. Retiro lo dicho.

Y sí, es lamentable que se venda eso en el TED de Valencia.

FerFrias

Echando un vistacito muy rápido en Google me he encontrado, solo en la última semana, representaciones del cuento (en forma de teatro) organizadas por los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife, Rocafort, Tomares y Gáldar con motivo del Día Internacional de la Mujer. Si amplío el período de búsqueda lo que me aparece es ya inabarcable.

La revista “Desarrollo Rural y Sostenible” del Ministerio de Agricultura decía hace tres años que “”Este cautivador relato con aspecto de tebeo es un símbolo del proceso rupturista del feminismo y supone un magnífico ejemplo del espíritu que preside este número de Desarrollo Rural y Sostenible que dedicamos a las mujeres…” El diario El Mundo decía en su día que la primera edición “se convirtió en todo un símbolo, no solo en Barcelona, sino en muchos lugares del Estado, de la lucha por la igualdad.” “Mujeres en Red” publica el cuento diciendo a sus lectoras que es una historia “que no podéis perderos”. La asociación SINA dice que “es un cuento moderno, realista, divertido y profundamente esperanzador que nos muestra la situación de tantas mujeres que un día descubrimos que nuestra vida no es ese cuento de hadas que nos prometieron”. La Red Extremeña contra la violencia de género ofrece una versión subtitulada en lengua de signos explicando que es un “precioso cuento (…) sobre el proceso de autodescubrimiento, aceptación y superación personal”. La Fundación Mujeres no lo califica; simplemente se limita a ofrecerlo en su área de recursos profesionales para la educación en la igualdad.

Y así sucesivamente.

Por supuesto que no pensamos que el feminismo “necesariamente sea así”. De hecho, si yo lo pensara no habría escrito esa entrada. Pero lamentablemente sí que hay un sector que lo piensa, y hasta esgrime ese pensamiento mágico como una especie de mérito.

JuhdyJuhdy

Sí, me precipité.

Madre mía, cómo está el patio. Esperemos que quien lo vea/lea se quede sólo con la parte buena.

juhdyjuhdy

Qué leches, ni correlación! porque no pasa siempre, sólo en este caso particular!

bonzobonzo

Pues yo no entiendo que valor didáctico, ético o moral puede tener una desintoxicación de Prozak o una ablación y cómo explicarle a un niño qué son estas cosas. Tampoco entiendo la moraleja del cuento o que lección pretende inculcar. En cambio, sí creo que la autora necesita lecciones intensivas de ortografía.

Tal vez este cuento lo haya escrito alguna vidente (o algún otro maguf@ que pretende vivir del esoterismo o las seudociencias), exprimiendo su intelecto y haciendo acopio de todas sus habilidades narrativas, y no estuviese dirigido precisamente a un público infantil.

Hache

Qué dolor de ojos, madre de mi vida.
Es que no tiene que ver nada con el feminismo. Es una burda cortina de humo para introducir sus ideas “New Age”.
Qué lástima que haya gente que se dedique a poner la etiqueta de feminista a cosas como esta basura. Así nos va.

johnnyjohnny

Realmente, cada vez vamos a peor…
igual me voy un poco del tema, pero es que es algo que nunca veo criticar y que toleramos con cierta “discriminación positiva” y por ser tan “políticamente correctos”. Nunca me ha gustado en si el término feminismo, ni las corrientes que no son un canto a la igualdad precisamente.
Estoy en contra del machismo, obviamente, pero siendo el machismo una corriente de pensamiento negativa, no entiendo que aporta un feminismo que se base en una corriente de pensamiento equivalente e igual de nociva.
En mi opinión, nada que ver con la igualdad y el respeto entre hombres y mujeres.
Usar el feminismo como arma para acabar con el machismo es como usar un régimen dictatorial de ultra-izquierda para acabar con un régimen dictatorial de ultra-derecha.

La última ya es sumarle la “chamanería”, “el sexto sentido femenino”, y finalmente que no nos sorprenda que presenten a Gaia a las próximas elecciones.

Creo que hay que criticar con la misma energía cualquier corriente de este tipo que no sea la del respeto mutuo, no tolerar ninguna de ellas, pero no caer en los errores de la compensación y la discriminación positiva… “Como hay tanto cabrón machista, y el tema viene de siglos atrás, vamos a tolerar el feminismo extremo sinsentido que va en la misma linea. Así nos queda la consciencia más tranquila y contrarresta el machismo”. Menuda gilipollez. porque no atacas la raiz del problema, le sumas otro, para ir a peor.

Por cierto, acojonante lo de las faltas xDDDD

mgvmgv

No sabes que es el feminismo, no has leido nada y ni siquiera lo has buscado en la wikipedia.
El machismo una corriente de pensamiento ? ah si ? por favor me puedes recomendar un libro de teoria politica machista ? Porque yo te puedo recomendar muchos de teoria politica feminista y hacer desaparecer a esos fantasmas.
El feminismo contemporáneo no se plantea en términos de guerra de sexos, eso es de una banalización. Es lo que piensa del feminismo la gente que no sabe lo que es el feminismo. El feminismo es un movimiento social e intelectual que lucha contra el patriarcado como sistema político (y por lo tanto lo analiza, histórica, culturalmente) y defiende la igualdad de derechos y oportunidades (no formales sino efectivos) entre todas las personas, independientemente de su género, raza u orientación sexual.

Si quieres criticar las corrientes esotericas hazlo, pero no afirmes porque es FALSO que el feminismo es solo eso. Hay feministas esotericas, feministas comunistas, feminista neoliberales… que reduccionismo es este ?

Recomiendo al blog que se dedique a analizar y divulgar datos cientificos, y si va a hablar de pensamiento politico feminista por lo menos se informe un MINIMO antes.

PetrusPetrus

Este revisionismo científico no es mejor que el revisionismo que niega la teoria de la evolución. Creo que el problema está en que un amplio grupo de la sociedad no entiende la ciencia como espíritu crítico y excepticismo…. aceptando cualquier cosas pseudo-científica. La ciencia no puede ser un sustituto de la religión si no la entiendes… y esto es lo que pasa.

chemachema

Hay gente que sueña con un mundo mejor y gente que directamente vive en el. Las fantasias son atractivas y necesarias. No es de extrañar que las mentes fantasiosas, huyendo de la torpe realidad, generen estos mundos virtuales y paralelos. ¡El que tenga sueños que levante el dedo!

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>