¿Sirve para algo Activia de Danone?

En el blog Scientia, el 5 de julio de 2012, publiqué el post “Danacol, Flora Pro Activ y Benecol… ¿verdad o mentira?” donde hablaba de los alimentos destinados a controlar el colesterol que sí habían demostrado científicamente sus propiedades saludables. Lo que más me sorprendió de aquel post fue que tuvo muy poca repercusión en comparación con aquellos artículos donde demostraba las mentiras del marketing pseudocientífico de muchos otros alimentos funcionales e incluso meses después sigo recibiendo sugerencias de lectores, que no conocen la existencia de aquella entrada,  pidiéndome que escriba sobre dichos productos.

Es muy posible que aquel post no tuviese la repercusión necesaria pero también es cierto que, normalmente, nos gustan más los artículos críticos y polémicos que aquellos donde se reconocen las propiedades beneficiosas de un alimento.

Pues bien, hoy estamos, sorprendentemente, ante un caso muy parecido y con un producto estrella dentro de la categoría de los alimentos funcionales: ACTIVIA de Danone, un probiótico que ha estado sujeto a una gran controversia y sobre el que se han escrito muchas páginas tanto a favor como en contra de sus verdaderos efectos sobre la salud.

A pesar de que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no se ha pronunciado sobre el fermento exclusivo de Danone, Bifidobacterium animalis sp. Lactis CNCM I-2494 (más conocido como Bifidus ActiRegularis®), una noticia acaba de conmocionar el mundo de los probióticos. La Oficina Federal para la Salud Pública Suiza (OFSP) ha emitido un dictamen informando que hay suficientes pruebas científicas para afirmar que el consumo de Activia ayuda a la digestión.

La OFSP, basándose en diferentes estudios presentados por Danone, ha concedido a la poderosa multinacional la posibilidad de publicitar que su producto “contribuye al bienestar digestivo reduciendo el tiempo de tránsito y la hinchazón” en adultos sanos siempre y cuando se consuman dos raciones de 125 gramos al día.

Según fuentes de la empresa una de las claves para poder conseguir la preciada health claim (alegación saludable) ha sido el contacto directo y dinámico que ha mantenido Danone con la OFSP durante todo el tiempo que ha durado el proceso de revisión de la documentación presentada por el gigante empresarial. Concretamente Danone ha tenido que aportar una exhaustiva revisión de gran cantidad de estudios doble ciego publicados en las principales revistas científicas del mundo que pasaron el correspondiente proceso de revisión por pares y que avalan el efecto positivo de Activia sobre el bienestar digestivo.

¿Significa esto que Danone ha vencido la batalla que venía perdiendo con los organismos oficiales europeos en materia de alimentación? No. El health claim aprobado para Activia solamente tiene validez en Suiza, un país que no pertenece a la Unión Europea. Para poder publicitar que Activia “contribuye al bienestar digestivo reduciendo el tiempo de tránsito y la hinchazón” en toda la UE todavía debe pasar por el difícil escollo de la EFSA  y ahí la cosa está más difícil.

En el año 2010 Danone retiró “motu proprio” una solicitud que previamente había presentado ante este organismo oficial de la UE para que aprobara diferentes propiedades saludables de su producto Activia. Aunque según fuentes de la multinacional francesa el motivo de dicha retirada fue que la EFSA no había marcado claramente el protocolo a seguir para la autorización de las health claims, las malas lenguas comentaron que Danone prefería retirar la solicitud a que la EFSA se pronunciara negativamente sobre Activia, cosa que era muy probable vistos los antecedentes con otros productos similares, pero ahora las reglas del juego han cambiado aunque no de forma definitiva. Me explico.

En el post publicado hace unos meses en Naukas.com titulado “Sin conservantes ni colorantes… ¿por qué no?” critiqué el hecho de que ciertos ingredientes de los alimentos estuviesen autorizados en unos países y en otros no, incluso dentro del mismo continente. Siguiendo el mismo razonamiento es totalmente absurdo que, según cual sea el organismo oficial evaluador de las de las propiedades saludables de un producto, los criterios  sean  distintos y en unos casos se basen en pruebas de comprobado rigor científico y en otros en marketing pseudocientífico. Por todo ello es necesario armonizar todos los procesos de evaluación de las propiedades funcionales de los alimentos a nivel no solo europeo sino también mundial… como prueba un ejemplo.

Como pueden comprobar en la anterior imagen la tendencia en el consumo de los alimentos prebióticos y probióticos, como es el caso de Activia, es totalmente opuesta en nuestro continente a la que se puede observar en China, Brasil o EEUU, debido, principalmente, a que en Europa se aplican unos criterios científicos diferentes a los del resto de continentes para justificar la veracidad de una alegación nutricional… y esto no debería ser así.

Según la multinacional francesa los criterios ahora aplicados por la OFSP son más asumibles por parte de las empresas de alimentación y muy similares a los que se aplican en otros continentes. Por este motivo, y si se extiende por parte de la EFSA a toda Europa la alegación saludable concedida por Suiza a Activia, no solamente Danone saldrá beneficiada sino que se abrirá una puerta a la esperanza para el futuro del mercado de los alimentos probióticos en nuestro continente.

Pero no todo son noticias buenas par la multinacional francesa. Ya se han levantado las primeras voces contrarias al  dictamen de la OFSP esgrimiendo que Suiza es un país donde Danone tiene grandes intereses que podrían haber influido en la resolución del organismo suizo… pero en ese juego de posibles presiones no debemos entrar. Hasta que la EFSA se pronuncie sobre el caso (si que Danone cumple su promesa de llevar de nuevo su solicitud de evaluación de Activia ante el máximo organismo europeo en materia de alimentación) hoy me quiero quedar con lo que sin duda para mí es una buena noticia… que una oficina para la salud pública compuesta por científicos independientes haya emitido un informe positivo sobre las bondades de un producto estrella dentro de la categoría de los alimentos funcionales: Activia de Danone.

Siguiendo un símil futbolístico, hasta el día de hoy Danone estaba empatada con la EFSA en su lucha por demostrar las propiedades saludables de algunos de sus productos. Mientras que el famoso Actimel había sido derrotado por goleada, otra de sus grandes figuras, el Danacol, había logrado pasar el difícil escollo de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Tras la noticia que hoy publicamos en Naukas.com el empate continua (al menos hasta que la EFSA se pronuncie) pero estamos más cerca de que la multinacional francesa con sede en París se adelante en el marcador que de que Activia salga derrotada.

Señores, concluyo. A pesar de que los posts con noticias favorables a las grandes multinacionales parecen no tener tanta repercusión como aquellos en los que se les critica, hoy el irritado de mi colon está contento… y las barrigas felices de Danone también. Ya veremos como acaba este partido.

23 Comentarios

Participa Suscríbete

osdecarosdecar

Hola José Manuel,

Tengo la sensación de que el título del post, tiene poco que ver con el contenido final, en el que únicamente se comenta que existen diferencias entre los criterios de unos organismos y los criterios de otros (aunque me parece bastante más interesante esto último).

Sin embargo, me he quedado con ganas de que alguien me explique cuáles son los procedimientos científicos que usa cada organismo para evaluar los alimentos. No vale decir <> y quedarse atan ancho. Sin explicar porqué son diferentes, y cuáles son sus diferencias.

Estamos de acuerdo en que los humanos somos iguales en todo el mundo, así que los criterios de salud deberían ser iguales en todo el mundo. Pero, para poder exigir una estandarización del modelo, deberíamos saber (o explicar) cuáles son esos criterios en cada país, para entender cuáles serán los mejores.

Sinceramente (y espero que no sea así) al final he tenido la sensación de que este post solamente intenta ensalzar las bondades de un producto. Bondades, por otra parte, que están aceptadas mediante unos criterios que no se han explicado en el post. Teniendo en cuenta además, que otro organismo europeo, no ha certificado de momento esas propiedades, y que aparentemente se critica esa divergencia de criterios (sin aportar pruebas al respecto) al final todo parece casi publicidad encubierta para la multinacional francesa.

Un saludo

osdecarosdecar

No se por qué no ha aparecido la cita en mi segundo párrafo. Esto es lo que quería escribir (a ver si alguien puede editarlo:

Sin embargo, me he quedado con ganas de que alguien me explique cuáles son los procedimientos científicos que usa cada organismo para evaluar los alimentos. No vale decir “en Europa se aplican unos criterios científicos diferentes a los del resto de continentes para justificar la veracidad de una alegación nutricional… y esto no debería ser así.” y quedarse atan ancho. Sin explicar porqué son diferentes, y cuáles son sus diferencias.

Jose

Hola,
En primer lugar gracias por comentar Creo que, aparte de las diferencias graves entre dos organismos oficiales a la hora de avalar las propedades de un producto, la principal conclusión del post está clara: es la primera vez que la health claim de un probiótico es aceptada… aunque no aun en toda la UE.
Quien siga la línea de posts publicados en Naukas y en Scientia al respecto, y si ha pinchado el link del Actimel, podrá observar que se me puede acusar de todo menos de publicitar los productos de Danone…pero lo que está claro es que si nos hemos hecho eco de todos los fracasos científicos de los productos de danone también hay que resaltar cuando salen ganando en esta dura partida por conseguir health claims positivos.

El saber culinario

Hace tiempo estuve en un congreso internacional sobre microbiota intestinal (Gut Microbiota for health) y en la reunión anual de la Sociedad Española de probioticos y prebioticos. En ambos eventos, diferentes científicos mostraban las bondades del Activia, sobre todo en relación a la distensión abdominal. En el momento que uno ve en las diapositivas o en el patrocinio el nombre de Danone, me pongo en alerta, tomando con pinzas la información que se me da. Pero ya han sido muchas las charlas a las que he asistido donde se demuestran los beneficios. Todos sabemos que la EFSA es muy estricta y que algunos de los productos probióticos que se rechazaron no fue porque no tuvieran los efectos positivos que se querían anunciar, sino por un defecto de forma en la solicitud (otro caso es el del actimel, que no hay por donde cogerlo). Con esto quiero decir que entre tanta “mentira”, puede que haya algo de verdad, aunque será difícil de discernir el marketing del “beneficio para la salud”.
un saludín de un fiel seguidor de tus escritos!

AyoseAyose

Una chorradilla: Donde pone “de motu propio” debería decir “motu proprio” (sin ‘de’ y con dos ‘r’).
10 en ciencias, pero aprobado en letras :-)

Saludos

Patricia García Berruguete

Buenas tardes. Como ya le he dicho en alguna ocasión, sigo muy atentamente sus post por estar formándome en Nutrición y alimentos funcionales.
La EFSA (y cualquier otro organismo que se dedique a emitir informes permitiendo o no health claims) como es lógico ha de ser muy exigente y, sobre todo independiente. Justo este es el punto que más preguntas me suscita y en el que usted no se mete, lógicamente también. Pero se lo pregunto: estrategias como la del asterisco, es decir poder publicitar propiedades saludables en base a uno solo de los ingredientes ¿no le parece que sea por presiones de la poderosa industria alimentaria? ¿esos organismos son realmente independientes vistos en conjunto, son totalmente impermeables a poderes económicos?

Me parece apasionante este tema…muchas gracias y un saludo.

Patricia

Jair Palma

Mis hijos toman activia y no sé si les haga bien o no, pero su digestión se ve “acelerada” cuando la toman.. tal cual si tomaran un laxante médico.
No será, pienso yo, otro efecto asterisco, tal como Comenta Patricia?

Jose

Hola Patricia,
Sí a la primera pregunta y no a la segunda…pero eso es solamente una opinión personal.
Un saludo y gracias

Supercrítico

La verdad que las presiones de los lobbys están de moda…
y que se haya aprobado en suiza… hoy en día tiene algo de coña (entre tanto sobre y cuenta de incógnito)
Pero volviendo a los aspectos científicos, está claro que la EFSA aplicó mano dura con mucha alegación y para contrarestarlo dió barra libre por otro lado…
pero sería tremendamente útil saber si, ante un mismo expediente, la respuesta de la EFSA sería la misma que la de la OFSP o sin embargo tirará al suelo toda la argumentación.

Esperemos ver la respuesta pronto…
¿se atreverá DANONE a presentar el ACTIMEL en Suiza???
(o ya se lo han tirado abajo sin que me entere…)

Jose

Hola Supercrítico,
mi opinión es que Danone puede ser que presente el Actimel en Suiza y que la EFSA no estaría de acuerdo con la OFSP…pero es solo mi opinión personal.
Gracias

ivan

Osea, que ahora viene una empresa que patenta una cepa distinta de microorganismo que esta presente en todos los yogures de toda la vida ( lactobacillus) y tenemos que besarles el culo porque es “saludable”. Venga hombre es igual de saludable que un yogur de toda la vida, lo que pasa es que nos la meten doblada en los anuncios diciendo una parafernalia de palabras con el prefijo bio- o términos como inmunitario, salud, bienestar, etc… y ala todos contentos. Que no oiga, que no cuela.

Bei-kBei-k

Tu mismo lo has dicho, una cepa distinta. Las empresas que usan cepas de bacterias para su producción son muy cuidadosas con ellas, ya que puede que esa cepa produzca alguna substancia que no produzcan las demás. Por ello las cervezas saben diferentes entre ellas, porque aparte de agua y cebada que pueden tener procedencias distintas, el proceso de digestión de las bacterias puede generar subproductos secundarios que le dan ese sabor caracteristico. De la misma manera que pueden producir substancias que ayuden al transito intestinal.

Despues la grácia está en demostrar que es esa cepa la que la produce y que además esa molecula es la que provoca el efecto de mejora.

AntonioAntonio

Hola!

Creo que si nos alimentáramos adecuadamente con los macronutrientes y micronutrientes que necesitamos y nos ejercitáramos 4 ó 5 veces a la semana (aeróbicos y musculación), disminuiría sustancialmente la cantidad de gente que requeriría de productos que los ayude a combatir problemas de salud y no habría tanta gente con problemas cardiovasculares, gastrointestinales, obesidad, etc. etc.etc.

Y, por supuesto, no habría tanta gente gastando en médicos y medicinas, y gastando en charlatanerías que los ‘ayude’ a bajar de peso o los ‘alivie’ de las consecuencias que trae la obesidad (problemas en huesos y articulaciones, reflujo, acidez, cardiopatías, colesterol, hipertensión, diabetes, etc.)

Sé que la alimentación equilibrada y el ejercicio no es la panacea, pero sí ayuda a aumentar nuestra calidad de vida por los beneficios que nos generan.

daniel

Yo creo que Danone tiene una jeta tremenda! En su último anuncio donde mete a José Coronado, Arguiñano,… ya lo que dicen es irrisorio, no se como pueden tener los webs tan grandes, me imagino que piensan: si la gente es tonta y compran por inercia ¿que más nos da?

curiosidadcuriosidad

De acuerdo con ivan y con antonio

Últimamente este tema me llama la atención e intento informarme.

Al final esto es un negocio. Como consumidor no me preocupa tanto si estos productos son realmente beneficiosos, quiero pensar que dañinos no son, como si realmente los necesitamos. Nos hacen pensar que son caros por que son especialmente beneficiosos.
Parecen medicamentos preventivos, no vas al gimnasio, no cuidas la dieta, pero de postre un activia y ya has cumplido.

Jose

Estoy de acuerdo contigo en líneas generales y sobre todo en una cosa: dañinos no se ha demostrado que sean.
Un saludo y gracias

ÈliaÈlia

Hola,
Yo también creo que el título del post no tienen mucho que ver con el contenido que hay… La gente lee este artículo para resolver su duda de si Activia funciona o no, y creo que todos nos hemos quedado con el gusanillo de saberlo.. Bueno, o almenos yo.

Herlinda MariaHerlinda Maria

Al principio no crei los beneficios de Activia, solo llevo una semana tomandolo y estoy asombrada! se acabaron las diarreas, los gases, ya estoy introduciendo alimentos que hace años no podia comer tales como los quesos y lo mas fantastico he bajado 5 libras sin siquiera hacer ni dieta ni ejercicios, los recomiendo a todos 100%

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <p> <q cite=""> <strike> <strong>