Imagen del principio del universo (I)

Los resultados de los primeros 15 meses y medio de datos de la sonda PLANCK —¡el objeto más frío en el espacio!— están llegando estos días a los medios de comunicación. La imagen insignia es esta proyección de todo el cielo que representa la instantánea más nítida obtenida hasta la fecha del universo cuando tenía tan solo 380,000 años. En ésta se representan en falso color las variaciones de la temperatura del Fondo Cósmico de Microondas respecto de una temperatura de referencia de 2,7255 grados sobre el cero absoluto. En azul oscuro tenemos zonas 5 diezmilésimas de grado más frías y en rojo oscuro 5 diezmilésimas más caliente.

Fuente: ESA

Para muchos lectores, esa imagen es sólo un conjunto de bonitos colorines que, parece ser, dicen algo sobre el origen del universo. En esta entrada pretendo que al lector le termine produciendo tanto asombro como a los físicos. Trataremos de contestar las siguientes cuestiones: ¿Cómo se obtiene esa imagen? ¿Qué nos dice de cómo era el universo en esa época y del universo actual? ¿Qué inferimos sobre el origen del universo?

El Fondo Cósmico de Microondas

Fijando un radiotelescopio lo suficientemente sensible en una dirección cualquiera del cielo podremos sintonizar —como si se tratase de una emisora de radio— una señal muy débil con un máximo centrado en una frecuencia de unos 280 GHz —correspondientes a una longitud de onda en torno a 1 mm—, situada en el rango de las microondas en el espectro electromagnético.

Si nuestro radiotelescopio fuese capaz de sintonizar frecuencias cercanas a los 280 GHz, observaríamos que la intensidad de la señal disminuye a ambos lados de una forma particular y sorprendentemente similar a la señal que mediríamos a la salida de un pequeño agujero realizado en las paredes perfectamente absorbentes de un objeto hueco —un cuerpo negro— a 2,7255 grados por encima del cero absoluto de temperatura. Técnicamente se suele llamar a esta señal Fondo Cósmico de Microondas —es habitual utilizar las siglas inglesas CMB, de Cosmic Microwave Background—. Esa señal ha sido medida sistemáticamente desde 1965 para diferentes frecuencias, pero fue a principio de los noventa cuando el espectrómetro FIRAS de la sonda COBE de NASA lo hacía con la precisión que podemos ver en la siguiente figura.

Las barras de error ni siquiera son apreciables en esta escala de la figura que constituye el ejemplo de cuerpo negro más preciso encontrado hasta ahora en la naturaleza.

La perfección no existe: variaciones del CMB

Tomemos ahora una imagen de todo el cielo en la banda de 280 GHz —donde se encuentra la máxima intensidad de radiación— y representemos la temperatura equivalente obtenida de tal forma que blanco representa 0 K y negro 3 K de temperatura. El resultado sería un cielo gris tan uniforme y aburrido como el que podemos ver en la primera figura arriba a la izquierda.

Sustraigamos ahora la temperatura media de 2.7255 K de todo el cielo y aumentemos el contraste de color 400 veces (figura arriba derecha). Aparecen ahora dos cosas interesantes. En primer lugar una banda central que corresponde a la emisión de la Vía Láctea —que ocupe justo la línea horizontal central de simetría de la figura no debe sorprendernos puesto que la proyección del cielo está hecha con la intención de que el plano galáctico quede en el ecuador—. En segundo lugar vemos que aparecen un patrón de dos polos que representan una variación simétrica de 0.00335 K arriba o abajo. Ese patrón se conoce como dipolo y es la consecuencia del movimiento de la Tierra relativo al CMB —de unos 370 km/s en la dirección de la constelación de Virgo— que hace que la radiación aparezca ligeramente más caliente cuando proviene de frente al movimiento de la Tierra y ligeramente más fría cuando proviene de la parte posterior.

En la figura anterior abajo a la izquierda podemos ver el resultado de sustraer este patrón dipolar y aumentar el contraste otras 8000 veces. La Vía Láctea sigue apareciendo en el ecuador de la proyección, pero ya se pueden apreciar las variaciones de temperatura en todo el cielo. Si sustraemos la contribución de la Vía Láctea obtenemos finalmente la imagen que aparece en los medios de comunicación —y al principio de la entrada— con un contraste de color que implica una diferencia de 0,0005 K entre el rojo —más caliente— y el azul —más frío—. Eso supone que la amplitud característica de las variaciones de temperatura es del orden de unas pocas partes en cien mil, lo que puede dar idea de la dificultad que supone su medida precisa.

La información interesante está en las variaciones

¿Cómo obtener información de esas variaciones de temperatura conocidas técnicamente como anisotropías? El truco es intentar reproducir dicho mapa a base de una sucesión de mapas más simples donde se represente un patrón de variaciones de tipo multipolar. Eso significa que por ejemplo que si dividimos el cielo en 180º de un extremo a otro, construimos mapas de ciclos de variación de temperatura con máximo o mínimos que se repetirían cada 180º/l con l sucesivamente igual a 1,2,3… Veamos los ejemplos resultantes con l=2 y con l=16.

Si descomponemos el mapa del cielo obtenido por PLANCK en todos estos mapas multipolares, el quid del asunto está en que la contribución de cada uno es diferente, aunque sigan un determinado patrón muy interesante con un contribución máxima (un pico) en l=200 que corresponde a una distancia entre dos punto del cielo en torno a 1º —aproximadamente el tamaño de dos lunas llenas sobre el cielo—.

En la figura a continuación podemos ver la proyección sobre la esfera celeste de los diferentes modos (valores de l). El recuadro superior de la derecha representa una región del cielo de 8×8º —con variaciones de temperatura de hasta 0,00002 grados— y el de la izquierda la contribución de cada modo conocida como espectro de potencias (más detalles).

El espectro de potencias —que detallamos en la siguiente imagen según los datos de PLANCK— contiene no sólo información de las condiciones del universo en la época de emisión del CMB, sino de la física fundamental que rigió la expansión desde la época de gran unificación (unos 10⁻35 s).

Fuente: ESA

PLANCK ha aumentado la resolución de esos picos acústicos hasta alcanzar l ~ 2500, un avance significativo respecto a las sondas de NASA COBE y WMAP.

El ambiente de la creación

El universo primigenio era un sistema bastante simple de describir. A una temperatura de 3000 K pululaban del orden de unos 3000 protones y 3000 electrones en cada metro cúbico de espacio. Cada pareja protón-electrón tenía que convivir con unos mil millones de fotones que eran suficientemente energéticos para mantenerlos desemparejados. En realidad, cada vez habría menos fotones con la energía suficiente para mantener ese plasma de protones y electrones, produciéndose poco a poco el emparejamiento y la aparición de los primeros átomos de hidrógeno —proceso paradójicamente conocido como recombinación, a pesar de que era la primera vez que se producía en el universo—. Cuando el plasma pasó a convertirse gradualmente en hidrógeno neutro, los fotones dejaron de estar en interacción estrecha con la materia y empezaron a viajar libremente.

Nosotros sólo podemos ver los fotones procedentes de los que se conoce como última superficie de dispersión (scattering para los puristas). Para entender esto, imagine el lector que se encuentra en medio de una multitud que está dando fuertes gritos, y de repente todo el mundo deja de gritar. Debido a la velocidad finita del sonido, el lector se verá en el centro de una circunferencia de personas de las que proviene el sonido de los gritos. Esa circunferencia se va alejando del lector a la velocidad del sonido. El observador del universo se encuentra justo en la misma situación, pero en lugar de oír gritos ve fotones que provienen de una superficie que se ha alejado a la velocidad de la luz desde entonces hasta situarse muy lejos, a unos 45,000 millones de años luz de distancia. Esos fotones que han perdido energía —debido a la expansión del universo— hasta convertirse en microondas constituyen precisamente el CMB detectado por la sonda PLANCK.

Fuente: NASA

El ambiente en el que se encontraban esos fotones era extremadamente uniforme, pero no del todo. Existían pequeñas variaciones de densidad. ¿Por qué? El mejor modelo que tenemos del origen de esas pequeñas variaciones de densidad es la amplificación de las fluctuaciones cuánticas de vacío producida por una expansión enorme y ultrarrápida del universo conocida como periodo inflacionario, donde un universo observable de tamaño subatómico se convertiría en un universo con una escalas típicas del actual. Para que el lector se haga una idea, si lo mismo ocurriese hoy en día, cada milímetro de espacio se convertiría en todo el universo observable de la actualidad (unos 1030 mm) en apenas una trillonésima de trillonésima de segundo (~10-35 s).

Viendo fluctuaciones cuánticas

Una simulación de las fluctuaciones cuánticas durante el periodo inflacionario puede verse en la siguiente animación.

Las fluctuaciones son creadas para todos los efectos de manera instantánea y empiezan a crecer de una manera muy particular si el periodo inflacionario existió de hecho. Las fluctuaciones que se producen antes tienen más tiempo de crecer. Las que se producen más tarde son más pequeñas. Pero ¡el área del cielo que abarcan es el mismo independientemente del tamaño que hayan alcanzado! como vemos en la siguiente figura.

Los cosmólogos lo llaman espectro de igual potencia en todas las escalas –lo que significa que la energía está equitativamente distribuida entre los diferentes modos– y es la marca de la casa del proceso de inflación. Los datos de los experimentos previos a PLANCK —COBE y WMAP— eran perfectamente compatibles con ese tipo de evolución de las fluctuaciones a escalas mayores de 1º.

Sin embargo, los nuevos datos de PLANCK ya indican una cierta desviación de esa “invariancia” de escala del espectro de fluctuaciones cuánticas amplificadas por la expansión exponencial del universo. Se trata en realidad de una buena noticia para los escenarios inflacionarios, que requieren una desviación pequeña de la invariancia de escala en el espectro de fluctuaciones. El periodo inflacionario tuvo una duración finita, de tal manera que justo después de parar esa aceleración exponencial del universo, las fluctuaciones cuánticas amplificadas tuvieron que seguir creciendo pero en una cantidad que sí afectaba de manera distinta a cada escala.

Cuando el lector mira el mapa del cielo que nos proporciona PLANCK está viendo nada más y nada menos que el rastro de fluctuaciones cuánticas producidas a escala subatómica cuando el universo tenía unos 10-35 s de edad y que han sido amplificadas a escalas astronómicas. Para ver las cosas más pequeñas que pueden modelar nuestras teorías físicas, el mejor sitio donde buscar es el universo entero.

La música de la creación

Veíamos la simplicidad del universo cuando tenía 380,000 años, consistente básicamente en un plasma uniforme de protones, electrones y fotones. En realidad también había otras componentes en menor proporción como núcleos de helio, neutrinos y pequeñas trazas de litio, pero que no influirían apreciablemente en los procesos que hemos estado comentado. Sin embargo, hemos obviado el componente mayoritario del universo en ese momento: la materia oscura.

La materia oscura no interacciona desde el punto de vista electromagnético con la materia ordinaria, por lo que hasta ahora la hemos ignorado. Pero sí que tiene una influencia gravitatoria fundamental. Las fluctuaciones cuánticas amplificadas por el proceso de inflación dieron lugar a concentraciones y rarefacciones de la materia oscura que se manifiestan respectivamente como colinas y valles gravitatorios que atraen a la materia ordinaria y a los fotones. Podemos hacernos una idea del proceso con un modelo de masas unidas a muelles que deslizan por la superficie de una serie de colinas y valles, tal y como se ve en la figura a continuación.

Fuente: Wayne Hu

Las masas representan a los protones y los muelles a la presión ejercida por los fotones sobre estos. En los valles —producidos por la materia oscura—, a medida que la gravedad aumenta la concentración de protones, aumentan a su vez las interacciones con los fotones que crean más presión, dispersando de nuevo los protones con la pérdida correspondiente de presión y repitiéndose el ciclo. Tienen ahí el origen de una onda de sonido, que no es más que el resultado de oscilaciones de compresión y rarefacción en un fluido.

Cuando un gas se comprime se calienta y cuando se expande se enfría. Esas diferencias de temperaturas son las que precisamente han quedado impresas en el CMB. Pero esas colinas y valles de dan a todas las escalas precisamente por su origen cuántico, con velocidades de oscilación proporcionalmente mayores para las escalas más pequeñas.

Fuente: Wayne Hu

¡Ahí tienen la escala musical de la creación!. En primer lugar tenemos el armónico fundamental. En este caso, las ondas de mayor longitud son aquellas que tuvieron tiempo de oscilar sólo una vez. Igual que ocurre con el sonido normal, cuya velocidad está marcada por la velocidad del movimiento de las moléculas de aire, en el caso de las ondas de sonido del plasma primordial, la velocidad característica es la de los fotones de luz. Por tanto el sonido moviéndose a una fracción de la velocidad de la luz sólo pudo atravesar la distancia equivalente a un viaje de la perturbación durante el tiempo de expansión del universo hasta entonces, lo que se conoce en cosmología como el horizonte. En otras palabras, el armónico principal tenía el tamaño característico del universo observable de la época. Eso corresponde aproximadamente a una separación de 1º en el cielo. Es decir, dos puntos del cielo separados hoy en día una distancia angular de 1º (dos diámetros de la Luna llena) nos dan las dimensiones características del universo observable de aquella época, un millón de años luz aproximadamente, y que se ha expandido hasta convertirse actualmente en mil millones de años luz.

El último grito cósmico

Cerremos ahora el círculo explicativo volviendo a la imagen del espectro de variaciones de la temperatura.

Vemos el primer pico que corresponde al armónico fundamental. Las variaciones de temperatura del CMB están dominadas por la contribución de este armónico en escalas de 1º aproximadamente, como ya habíamos indicado. Ese armónico fundamental está en fase en el momento de la recombinación, cuando quedó impresa en la radiación de fondo. En fase significa que mientras el “valle” creado por la materia oscura tira de los protones, la presión de los fotones (el muelle) también es máxima en esa dirección. El 2º y 3er pico se corresponden a sobretonos que oscilaban sin embargo con un desfase, de tal manera que los “tirones” del “valle” y el “muelle” eran opuestos, por lo que la amplitud de la fluctuación se ve reducida. A partir del cuarto sobretono, los picos son suprimidos exponencialmente debido a la disipación, fenómeno que se produce cuando la distancia característica de movimiento libre de las partículas es similar a la longitud de onda. En la época de emisión del CMB, una partícula podía viajar típicamente unos 10000 años luz antes de interaccionar con otra partícula. Como comparación, en el aire el camino libre medio de una molécula es del orden de una décima de micra.

Con lo que tiene el lector que quedarse es que estamos viendo sonido impreso en las variaciones de temperatura. Podemos escalar por supuesto esas ondas sonoras y convertirlas en audibles. ¿Preparados para oír el sonido equivalente?

[Este artículo tiene una segunda parte que puedes encontrar en este enlace]


30 Comentarios

Participa Suscríbete

observadorobservador

Existe la materia oscura? Porque pareces darlo por hecho en tu entrada.
Buena entrada a todo esto.

renecoreneco

Yo no le llamaría materia oscura sino que “curvatura del espacio por causas desconocidas”

Pedro J.

Cierto, pepe. Error mío. En la redacción original había una explicación del tipo de proyección representado en la primera imagen de la entrada y dejé descuidadamente el enlace a la entrada de wikipedia donde se obviamente aparece el mapamundi. Ambos mapas (el del CMB y el mapamundi) comparten el tipo de proyección de Mollweide.

SandaliOSandaliO

Disculpen ustedes caballeros por la forma de expresión pero:

A MI ESTOS ARTÍCULOS ME LA PONEN MUY DURA

Pedro J.

Gracias Andreu. No te pierdas mañana la segunda parte. Allí intentaré explicar cómo se obtiene información física relevante del espectro de potencias (la última imagen)

Mister lalaMister lala

Pues porque tú me dices que es una foto del principio del universo, que si no me creo que es una vomitona de panchitos y blue tropic

criónicocriónico

jajajaja qué clásicas y horribles las vomitonas de panchitos…

RafasithRafasith

Fantástica entrada. Aunque no acabo de entender cómo se deduce el tamaño del universo observable actual 93000 Myl si su antigüedad es de 13700 My.

Pedro J.

Por la expansión del universo. Durante esos 13700 My la luz ha recorrido 13700 Mly, pero las distancias en el universo han crecido debido a la expansión. Para todos los modelos que que coincidan aproximadamente con las observaciones, ese factor de conversión debido a la expansión es muy aproximadamente 3 por lo que esos 13700 Myl se convierten con la expansión en unos 45000 Myl y por tanto en una esfera de unos 90000 Myl , como señalas correctamente.

rafaelrafael

Gracias. El que está relacionado con la Expansión lo “veo” claro. Lo que no sé de dónde viene ese factor o en qué se justifica su valor.

renecoreneco

Hay que tener cuidado al aplicar ese factor de escala al universo en expansión pues estas ocupando un sistema de referencia exterior al mismo espacio-tiempo, osea estas midiendo con una regla que está fuera del universo y esto es físicamente incorrecto en mi humilde opinión (para Einstein no existían sistemas de referencia privilegiados)

lorenzolorenzo

esta muy bien explicado, pero no entiendo , casi, nada. supongo que el que diga que lo entiende, como la cuántica, es el que menos sabe. que lo entiende.

elfaelfa

En esta entrada pretendo que al lector le termine produciendo tanto asombro como a los físicos. … ¿perdona? me perdí en el segundo párrafo… XD

Tom WoodTom Wood

Yo veo muchas fisuras en todos estos experimentos, modelos y modelaciones por ordenador. Es imposible en la actualidad no usar los ordenadores para todo. Sobre todo, cuando los volúmenes de los cálculos resultan un imposible (actualmente casi todos) para la capacidad humana de resistir el tedio, de tantas repeticiones de lo mismo y en fracciones de segundos. Mi problema con los ordenadores es que le dan una libertad adicional al científico, de colar sus simpatías preconcebidas. Y otra es lo difícil de publicar y discutir todo ese enorme aparato computacional, con personas no implicadas en el proyecto. Se usan muchos “trucos”; entre ellos usar varios grupos independientes para un mismo análisis, hacerles o ponerles trampas, en los instrumentos o en la programación, para medir su preparación en detectarlas o analizarlas. Pero hablando en rigor científico; eso no es una ecuación física, ni garantiza el apego a la realidad física. Hay muchas formas de probarlo; pero eso casi corresponde a la sicología de grupos y no a la física. El problema es que como ya no podremos prescindir de las simulaciones o modelaciones por ordenadores; el hombre cada vez estará mas implicado en el resultado a través de esa ciencia no exacta, que es la computación/programación; por lo que se necesitaran métodos, elaborados por físicos, matemáticos, cibernéticos, sicólogos, médicos, biólogos, filósofos, historiadores de las ciencias, científicos prestigiosos honestos, he imparciales, sin ningún interés económico (de subsistencia familiar) o relación con la corporación científica que realiza el experimento, y que se yo,… para que contrarresten lo mas posible, el natural efecto del instinto de conservación de los colectivos humanos con ideas comunes. Y también que los físicos abandonen el dogmatismo oficial de trinchera, heredado de la guerra fría del siglo pasado.
Pero olvidémonos de los ordenadores, que son unas de las cosas que yo defino como papeleras del reciclaje físico actual para pasar artículos y escaparnos de la presión de: si no publicas; a la calle. Lo que crea la complicidad en todos los niveles científicos, (ya lo explique por ahí a mi manera chapucera, por Canija). Y olvidémonos del siglo científico que nace, el que arrasará con toda esa viejas maneras de imponer la razón; para ver aunque sea una fisura (puedo poner decenas, pero no hay tiempo, ni espacio) física (que es lo que hacemos casimejor) del problema CMB.
Tomemos uno de los filtro/detectores radioeléctrico de Planck, de por ejemplo, 100GHz. Para detectar fotones de una energía (100GHz); no existe otro método, otra posibilidad física, que detectarlos ahí mismo en esa “rendija” (mas estrecha, mas filtrada, mejor física, mas fotones de iguales energías) del espectro electromagnético. La física mide realidades, no es ni matemática, ni modelos computacionales; a pesar del fanatismo y las confusiones que hay con eso. Es decir, no puede “pararte” en 200GHz y extrapolar que medites en los 100GHz; por decir algo. Ahora, las físicas que conocemos actualmente (en especial la quántica), nos dicen que todas las partículas del mismo tipo, de iguales propiedades medibles, los mismos entes, cuantos de energías, las mismas bolitas,… en este caso, los fotones, son indistinguibles unos de otros. No tienen números como los futbolistas, machitas de pintura,… o un logo en la espalda que diga: equipo de fotones Vía Láctea, equipo de fotones Andrómeda,… atletas de alto rendimientos del club CMB.
Entonces, es imposible por razones físicas, que los instrumentos de Planck, los físicos de esa corporación, los programadores,… y cualquier humano; pueda distinguir entre un fotón (100GHz) Vía Láctea, otras galaxias, cúmulos de galaxias, cúmulos de metagalaxias, etc., etc.,… y un fotón CMB. Por lo que no puedes determinar físicamente la contribución de cada “plano”, porque los fotones siguen siendo y llegando indistinguibles a la boca de Planck, desde todos los “planos estelares”, para cualquier instante de tiempo. Repito, para cualquier instante que midas; ningún fotón del CMB, se detiene a esperar que pasen los fotones de otras fuentes; supuestamente delanteras. Otro disparate, ya que eso es un proceso continuo y aleatorio.
Incluso se podría hablar de “planos”, en un telescopio en la gama del visible, donde vieras imágenes. Vieras imágenes, implica hombre;… pero no los voy a complicar mas.
Es decir, PARA MÍ, este dibujito de fotoshow; sigue teniendo en si, más simpatías formativas, que realidad física. Pero como la defensa es permitida: ¡a publicar!
De paso: Se cumplieron muchas de mis preediciones científicas y no científicas; por ahí las iré recordando, con enlaces y todo. Dije que eliminarían el verde ecológico americano (NASA) y aparecería más el azul de la bandera de la Unión Europea (ESA). Así que el asiático será rojo, por la de China, Japón y por que no, Rusia. Y el real color de esos fotones, nunca aparecerá; al menos que Sudáfrica descubra cientos de minas de diamantes. Otro de mis aciertos no científicos: desapareció(ieron) el susto Penrose; como en toda obra de arte, que elabora la cabeza de un artista. Aunque cuidado, ese mosaiquero, tiene vista de cóndor de Nazca.

http://cuentos-cuanticos.com/2013/03...omment-7754

reciclerecicle

Sé que debería invocarse aquello de “Don’t feed the troll” pero: no,no y no.

Existen métodos para cuantificar la calidad de las simulaciones. En el libro de Knuth el capítulo dedicado a números pseudo-aleatorios está muy bien. Respecto a la “nueva ciencia”, primero reconocer que como en todos lados aquí también hay subjetividad, pero afortunadamente los experimentos pueden reproducirse, y con ello acotar el error introducido por errores accidentales. Aquí te recomiendo seriamente leer sobre inferencia estadística.

Por otro lado, lamento tener que decirte que los fotones sí son distinguibles: se puede medir su posición mediante el detector (esto es, ver de dónde llegan). Todo lo que tú comentas es fantástico y maravilloso pero sólo puede aplicarse a partículas indistinguibles y éste no es el caso.

El resto, con todo el respeto, son adornos florales.

Tom WoodTom Wood

Estas en un gravísimo error de contenido físico; los fotones no son partículas distinguibles. Si Planck, tú o alguien ha logrado distinguir fotones; en el sentido conceptué de indistinguibilidad quántica; pues publíquenlo cuanto antes y les daremos el premio Nobel. Y no solo eso; eso crearía una revolución inimaginable y sin parragón en las ciencias físicas. Ahora, tendrías que tener un ordenador, con una capacidad cuando mínimo igual al número de partículas del universo, para saber que “nombre” o propiedad, distingue una partícula de otra. Y eso si asumes un bit por distinción informática; algo imposible también desde la lógica formal.
Estas confundiendo distinción angular (posición espacial de Planck), el ángulo con que llegan o mide Planck en su rotación; con distinguir un fotón CMB con otros que llega sobre el mismo radio esférico del universo, para el menor intervalo de medición. Y que daría un píxel del dibujo; una vez extraído los “distinguibles” fotones que estorban, o clasificamos como ruido en la información. Te lo explico mejor, traza muchas circunferencias concéntricas en un papel. Traza un radio desde el centro (Planck), que corte la primera circunferencia (Vía Láctea), que después corte la otra circunferencia (otro objeto o partícula estelar) y así sucesivamente hasta la ultima que por definición (no por pruebas científicas) llamaras CMB. (Esto se repite medición por medición y ángulo por ángulo.)
Ahora dime físicamente, sin que violes nada físico:
¿Cuáles fotones fueron emitidos por cada punto donde se corta el radio y las circunferencias? No olvides que es un proceso continuo y aleatorio.
¿Cuáles fotones puedes quitar y cuales dejar, de los que viajan por ese radio? Eso no lo puede saber nadie, ni nunca nadie lo sabrá. Al menos que pudieran ver con tus ojos en esa gama del espectro que esta midiendo Planck y de pasos vieras objetos macroscópicos; que si son distinguibles, como sabemos.
Te remito al mismo párrafo de arriba:
“Entonces, es imposible por razones físicas, que los instrumentos de Planck, los físicos de esa corporación, los programadores,… y cualquier humano;…. Otro disparate, ya que eso es un proceso continuo y aleatorio…..”
Por supuesto si el universo sustancial es plano (que lo es y siempre lo ha sido) y la luz, la consideramos como que no sufre dispersión y se propaga en línea recta; cuando Planck cambia de posición, o nosotros mismo miramos a dos objetos diferentes, pero distinguibles en posición angular; podremos decir que vemos fotones diferentes sin ningún error. Tal y como tu aclaras; pero eso no tiene relación con lo que yo digo. Ya que el acto de ver; es el acto de medir (o el acto de Planck medir, es el acto de Planck ver) y ese fotón muere, una sola vez entra en contacto con un censor; lo demás es transformación: eléctrica, química, neuronal,… para interpretarse. Pero lo que no queda claro físicamente; esta afuera; no en todo el embrollo que formamos después para decir que hemos visto, esto o aquello. No lo olviden, siempre debemos ir a la física, ella es ciencia clara. Ese fotón, que mide Planck; puede venir de cualquier distancia de ese radio imaginario y para una posición “estática” de Planck. Y como los fotones son partículas indistinguibles cuánticamente; nadie puede decir cuando y donde se emitió. Por lo que tampoco puedes tener o crear un criterio o una metodología para clasificarlo como de la Vía Láctea, galaxias, metagalaxias,… o CMB. Fotones, son fotones.

No vamos a entrar a analizar, de si la luna existe solo cuando la miramos. Porque el sentido común, la historia y muchas mas cosas; nos demuestran que esta ahí, aun cuando no la miramos. Ahora si una ecuación diferencial, tiene la completitud de todas las soluciones; cosas de la lógica formal y algunos físicos quieren interpretar la física; desde esas perspectivas físico-matemáticas, fuera del sentidito común físico, de lo natural y eso no entra en contradicción con los resultados físicos; pues pueden pensarlo así y de paso nunca han surgido contradicciones en esa metodología (las dos escuelas interpretativas de la quántica). Pero la realidad señores, es física también, es real y no es metafísica-matemática. Aunque, ante la falta de claridad en interpretar muchos fenómenos físicos; siempre nos hemos agarrado de cualquier clavo caliente, y muchos por fe dicen que no se están quemados. Por ejemplo, si miras la luna, no puedes saber (nadie), si los fotones que se reflejan en ella y que llegan a ti, hasta un mismo punto (en línea recta entre la luna y tu) de tu retina (proceso continuo y aleatorio) y con una misma frecuencia; si son del Sol, de otras estrellas,… o de la ciudad de New York.

Tom WoodTom Wood

“Sé que debería invocarse aquello de “Don’t feed the troll” pero: no,no y no.”…
“El resto, con todo el respeto, son adornos florales.”
Yo no quiero que las personas me ataquen personalmente (lo que hacen el 99% de las veces, yo nunca lo hago); por falta de argumentos físicos más sólidos que los míos. Me censuren (ha disminuido al 37% de la veces, muestra de que estamos entrando en un nuevo siglo), porque dicen que los confundo, que les hago perder la fe en la ciencias, que tienen miedo de lo que escribo o que soy un ignorante. O que me manden a leer cosa que dicen se estudiaron, pero al parecer no las entendieron. Yo quiero que me expliquen, que nos enseñen de verdad lo que dicen entender. Si uno entiende algo, se supone que sea capaz de usarlo en rebatir los argumentos físicos de los demás. Si no eres capas de usar lo que dices que entiendes y valida la verdad física; entonces el que no entiende tus verdades eres tu. Y tu verdad no es mas que un adorno floral. Entonces, antes de recomendar su lectura (una salida de emergencia); vuelve a ver a donde están la fisuras físicas que se te escaparon, y si no las hay, regresa y explícanos tu tesis.

Tom WoodTom Wood

El metafísico-matemático moderno tiene grandes problemas científicos. Primero no entiende que la ciencia es para humanos y mientras algo no este lo suficientemente claro y entendible, no entra dentro de la definición de ciencia, al menos para humanos. (Dentro de esa milenaria definición, los científicos deben considerarse como humanos también.) Al no ser que se este haciendo ciencia para creyentes, que no piensan, que lo aceptan todo a la primera y no se esfuerzan en buscar los argumentos físicos que los justifican. Entonces tendremos que separar las ciencias en dos ramas; los que usan el método religioso y los que usan el método científico. Como se puede criticar tanto a las religiones, a las pseudociencias y decir que les hago perder la fe en las ciencias o cambiar el debate físico; por cualquier descalificativo personal sin importancia física. Yo no le quito la fe a nadie; solo me muevo en zonas físicas, donde necesitamos aclararnos las cosas. Lo que pasa es que esas zonas físicas (donde se investiga); solo funciona la física y la imaginación del físico. Es esa la única brújula posible; lo demás que les digan, es solo para motivarlos vocacionalmente. Ahí las metafísicas-matemáticas, son tan especulativas y tienen tan bajo rendimiento físico/explicativo; que una vez que profundizas; las personas creyentes en una sola alternativa, que no están adaptadas a las frustraciones contantes que supone la investigación física (los ejercicios didácticos, aunque no encuentres su solución; siempre sabes que existen); pierden la fe en la física y se ponen de mal humor y acerebrales. Los físicos, los científicos, nunca pueden perder el buen humor y la compostura. Tener buen humo, ayuda a sobrellevar el tedio de conocer, lo desconocido. Otra cosa es que censuran todo los argumentos que se apartan de su programación didáctica universitaria. Los ejercicios didácticos siempre tienen un final feliz, son como el guión lógico de una película (lo mismo que los modelos cosmológicos), algo preelaborado, lógico, desde lo subjetivo; algo que refleja la realidad; pero no es la realidad misma, ni por asomo. Es muy común que los físicos extrapolen la didáctica a la realidad. Pero cuando te vas a los bordes de lo paradójico y desconocido, a investigar, te das cuentas de las diferencias y lo inmensamente frustrante que es la realidad física de lo desconocido. Siempre que alguien me pide consejos sobre estudiar física; le hablo de que la física (una ve dentro de ella de verdad) es una infinita frustración investigativa y una constante meditación. El docente tiene que manejar casi todas las físicas didácticas con solturas, miles de ejercicios, mezclar,… El físico que investiga en los bordes del abismo natural; lo que hace es meditar, meditar, meditar,…; teniendo presente los principios naturales que le parecen mas generales en la naturaleza física de las cosas. Como algunas leyes de conservación y algunos principios,…; pero que cada investigador tiene una escala diferente de absoluto para ellos y los mezcla acorde con la conclusiones que va extrayendo de sus meditaciones. Ahora, en la facultad se aprende que metiendo formulas en tu batidora cerebral; llegas a descubrir cosas. Es vedad; pero son cosas ya descubiertas y pulidas por el escrutinio científico, y anos de didáctica. Extrapolar esas metodología, a los bordes paradójicos de lo desconocido físicamente, es y ha sido contraproducente, y ya es hasta peligroso para el desarrollo de la humanidad. Eso te desarrolla la habilidad de investigar, pero en concreto no descubres nada que no se sepa ya. Muchos ingenieros al no haber claridad, al no ser física para humanos (ni los que la hacen las entienden); se las están saltando y usando mas su experiencia, he imaginación. Para no ir tan lejos:
http://francisthemulenews.wordpress....-cuanticos/
Resultados busca el privado que arriesga su dinero. Tantos dinero publico (Planck, mas de 1700 millones) en investigaciones físicas básica; debía traducirse en satisfacción de las necesidades y penurias sociales,… lo dejo ahí. Extrapolar la metodología de mezclar formulitas, sin una profunda meditación sobre la naturaleza física de la cosas; a dado origen (a lo que yo llamo) a la metafísica-matemática de bajo rendimiento físico/explicativo; que al parecer comenzó (los historiadores de la física ya dirán) con los monopolos o cargas magnética de Dirac, llegando hasta las populares “teorías” de cuerdas de nuestros días. Es bueno lo bueno, pero no lo demasiado,… un derroche de nuestras mejores neuronas en ciencia que se dice futuritas; es una de las causas de esta crisis. Para mi, demasiadas (inteligentes) personas y recursos dedicados a la enajenación científica de la realidad, es parte de la cuenta que nos esta pasando la economía mundial. Por suerte la economía del capitalismo, si tu no la corriges concientemente, científicamente; el se autocorrige, te baja los humos y te pone las patitas en la tierra.

Tom Wood GonzalezTom Wood Gonzalez

‘¿3,39 (desgraciadamente para muchos, casi a la mitad de 3 y 4) familias de neutrinos medidas por Planck, no es un dato experimental, lo suficientemente ambiguo para un universo como el nuestro; como para que pensemos que no existe relación del CMB y el hipotético Big Bang? O como mínimo, o como en otros tantos casos, en una física que se respete, estas medidas de Planck carecen de significado físico?’
http://conexioncausal.wordpress.com/.../#more-2638

0 (0 Votos)
Dani

Acabo de leer los dos artículos y me parecen absolutamente fascinantes. Enhorabuena Pedro J., y gracias por esta divulgación científica de tan alta calidad. He aprendido una barbaridad, en serio.

Saludos

PikuPiku

Y como se parecen estos patrones a los de resonancia de una lamina metálica con sal encima vibrando a varias frecuencias distintas.

Michael MadisonMichael Madison

Tom Wood, no pierdas tiempo en pretender enmedar la plana. Pareces un digno exponente de la New Age, irracionalista y soberbio a no más poder. Hay gente que sabe más que tú, y que yo sin duda alguna. Disfruta de la vida.

holahola

Tom tienes parte de razón, a la mayor parte de la gente que no han estudiado física muy a fondo no le interesan tus puntos de vista. Muchos de los que leen estos artículos no se enteran de nada y tiene ideas falsas que ellos mismos se creen. Somos humanos y aprendemos torpemente, es así.

holahola

Uno de los físicos que mejor me caen es, bueno fué, R. Feynmann, a parte de ser un divulgador magnífico ( es un placer increíble leer sus libros ), es muy sincero, decía algo así ” la mecánica cuántica es una cosa inentendible, pero es el mejor modelo que tenemos para hacer cálculos y nos funciona.”. Cambiar la mentalidad de la física clásica ( que tampoco se entiende muy bien aunque nos parezca lo contrario ) a la mecánica cuántica es harto difícil y muchos conceptos que se utilizan tampoco. A pesar de ello, parece que todos hemos hecho el mundo y sabemos de que va todo. Creo que todos debemos ser humildes y respetuosos, debido a nuestra ignorancia. Puedo aprender las ecuaciones, los cálculos, los experimentos pero no se qué es un fotón, ni un neutrino, ni un quark con 1/3 de carga eléctrica (0,3333….), etc. Qué alguien me lo cuente si lo sabe.

holahola

Pienso que, el hecho de ser torpes e ignorantes no nos debe impedir crear modelos. Crear modelos sobre cualquier fenómeno físico es correcto, aunque no sean buenos ( o no sean los buenos. Se puede debatir y se aprende de ello). Creo que ser creativo es correcto, es adecuado que haya muchos modelos. Y que, a cada cual según sus posibilidades le corresponde determinar entre ellos, cual le parece mejor. Y si se conforma con poco y si esa es su elección, es decir, que si no le interesa profundizar o no dispone de recursos, pues que viva con poco.

He aprendido de Tom y también del resto. Saludos a todos.

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>