La pregunta Naukas 2014 – J.J. Gallego

La pregunta Naukas 2014

¿Cuál será el avance o descubrimiento de la ciencia que más va a cambiar el mundo en los próximos años?

Uso de microorganismos promotores del crecimiento vegetal (PGPR) y bacterias fijadoras de nitrógeno en todos los cultivos.

Desde 1888, cuando Beijerinck obtuvo por primera vez un cultivo bacteriano puro de un nódulo de raíz de leguminosa, ha pasado mucho tiempo. Sin embargo aunque el negocio de los inoculantes (uso de microorganismos para mejorar la productividad en los cultivos) no ha parado de crecer desde entonces, nuestra capacidad de tratar plantas con este producto sigue actualmente limitada a una variedad muy, muy pequeña de ellas. Aún así esta cantidad de inoculantes supone un ahorro de miles de millones de dólares al año.

El uso de inoculantes en los cultivos supone una ventaja tanto para el agricultor como para el medio. Para empezar, poniéndonos en el mejor de los casos, un cultivo que sea tratado con una combinación de bacterias capaces de fijar nitrógeno por un lado, y microorganismos variados con actividad PGPR por otro lado, no necesitaría ser abonado ni fertilizado, y probablemente tampoco requeriría de muchos plaguicidas.

Si tenemos en cuenta que la mayor parte del gasto que realiza un agricultor se centra en abonar, fertilizar y tratar los cultivos, la presencia de estos inoculantes, que no olvidemos son seres vivos capaces de cuidar de sí mismos, supone un enorme ahorro y con ello la producción de alimentos a precios más asequibles.

Lamentablemente, como decía, todas estas bondades tan sólo se aplican a unas pocos cultivos. La independencia de abonos nitrogenados se limita casi exclusivamente a plantas como la soja, los cacahuetes o la alfalfa entre otras leguminosas. El otro grupo de ventajas que conseguimos con las PGPRs, aún está en una fase inicial y la mayoría de las veces sólo conseguimos efectos apreciables en ambientes controlados.

Sin embargo el trabajo con estos microorganismos avanza rápido, y seguramente en los próximos años el uso y descubrimientos en este campo será exponencial respecto al actual. La población humana no para de crecer y cada vez es más necesario replantear el modo en el que producimos nuestro alimento. Por ello, pienso que en un futuro no muy lejano el conocimiento que tenemos sobre estos microorganismos, que mejoran la producción de alimento, nos permitirá usarlos en todo tipo de cultivos independizándonos totalmente de abonos y fertilizantes, lo que supondrá un salto tan importante como el abandono de los combustibles fósiles en nuestros medios de transporte. Luego seguramente la biotecnología y la mejora vegetal usando transgénicos le dará la mano a la ciencia de los inoculantes, y entre ambas se logre un planeta con menos desnutrición y ecosistemas contaminados por el abuso de fertilizantes y abonos.


2 Comentarios

Participa Suscríbete

ununcuadioununcuadio

¡Genial respuesta Raven! Muchas veces se nos olvida lo dependientes que somos de la agricultura. Alguna vez te he leído sobre PGPR (o visto en Bilbao) y es muy interesante: ¡una pasada la microbiología! Por otra parte, las consecuencias sociales serían extraordinarias… y dan ganas de ponerse a ello manos a la obra

Raven

Pues si, consecuencias muy importantes, nos centramos mucho en la idea de alimentos “mejorados” más nutritivos, pero olvidamos que en muchos casos lo que falta es más alimentos y más baratos.
Gracias por comentar :)

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>