La pregunta Naukas 2014 – César Tomé

La pregunta Naukas 2014

¿Cuál será el avance o descubrimiento de la ciencia que más va a cambiar el mundo en los próximos años?

La realidad aumentada neurointegrada.

¿Que qué es esto? Antes de intentar explicarlo repasemos algunas noticias muy recientes para que te hagas una idea intuitiva.

Lo de la realidad aumentada te sonará probablemnete, aparte de por algunas aplicaciones del móvil, de noticias sobre las ya famosas gafas de Google. Aquí tienes un enlace a la entrada en Wikipedia a modo de resumen. Se trata en definitiva de ver/oir/percibir el mundo real suplementado por información generada por dispositivos informáticos; percibimos entonces el mundo con información adicional en tiempo real.

La neurointegración no es más que conseguir que distintos dispositivos puedan ser gobernados por el encéfalo directamente o que interactúen con él sin que medie una actuación consciente del sujeto. En lo que se refiere a los órganos de los sentidos tradicionales tenemos ejemplos ya operativos como son los implantes cocleares o más recientemente la prótesis con tacto.

Creo que ya puedes adivinar por dónde voy. Pero vamos a darle una vuelta más, la energía.

Tanto las lentillas de Google, como los marcapasos sin pila obtienen su energía del propio individuo que los porta. En el caso de la última generación de implantes cocleares, que no tienen parte externa, están plenamente integrados y permiten la discriminación direccional, se recargan sin cables una vez al día.

La realidad aumentada neurointegrada supone percibir el mundo de otra manera, accediendo a toda la información de la red que necesitemos cuando lo necesitemos sin necesidad siquiera, en algunos casos, de que lo pensemos conscientemente; interactuando, comunicándonos, por medios distintos del habla (o el lenguaje de signos), con un solo pensamiento; sin necesidad de aprender idiomas porque los traductores integrados ya nos darán textos y discursos traducidos; accediendo a información de nuestro entorno de la que hasta ahora no disponíamos. Todo ello sin necesidad de portar dispositivos, liberando nuestras manos y, en algunos casos, potenciando nuestra inteligencia hasta límites hasta ahora no alcanzados.

La realidad aumentada neurointegrada suscitará nuevas e importantes cuestiones bioéticas y filosóficas. Pero piensa que no es el futuro en sentido estricto. Los elementos necesarios te están rodeando ya.

 

2 Comentarios

Participa Suscríbete

Laura Morrón

Me parece una respuesta magnífica ya que, tal y como dices, ya está en marcha.
Confieso que, dado mi desconocimiento de los mecanismos cerebrales, todo esto me supera. Me parece impresionante la adaptación que puede hacer el cerebro a la implantación de estos “agentes extraños”. En el caso en el que substituyen o complementan una carencia, como la falta de audición, me parece más fácil asumir su papel pero cuando se trata de incrementar en gran medida la cantidad de información de entrada del cerebro me resulta más difícil de comprender. ¿Podrá asimilar el cerebro este incremento de información exterior? ¿Modificará sus redes neuronales y establecerá nuevas sinapsis para adaptarse a estos aparatos?
En ocasiones nos equivocamos porque el cerebro no puede valorar toda la información y parte de información que ya tiene, ¿no lo tendrá aún más difícil para tomar esa decisión y pueden darse más errores? ¿Se modificará el metabolismo energético del cerebro?
En los casos que ahora se conocen de manos robóticas, ¿cuánto tarda la persona en controlarlas? ¿Se les ha hecho resonancias magnéticas o alguna prueba para apreciar los cambios que han podio haber en su cerebro?
Puede que la realidad aumentada no suponga este aumento de “imputs” que he comentado y las preguntas sean desafortunadas, pero no me voy a quedar sin hacerlas.
Un abrazo,
Laura

César Tomé López

Gracias por comentar, Laura. Por puntos:

1 El encéfalo (porque no sólo es cerebro) no tendrá que manejar necesariamente más información en la memoria de trabajo. Esa información extra es externa al propio encéfalo, simplemente será mucho más fácilemente accesible. Date cuenta de que ya ocurre, sólo que ahora necesitas un dispositivo (ordenador, móvil, tableta) y teclear manualmente lo que quieres en un buscador o el mensaje deseado en tu red social favorita, o leer esa información.

2 Mi encefalo se modifica continuamente en cuanto a conexiones. Si yo ahora empezase a aprender a hacer malabares, cosa que no he practicado nunca, se formarían nuevas conexiones y, si practico mucho, al cabo de un tiempo habría modificaciones detectables en la estructura de las áreas encefálicas implicadas.

3 Se trata de manejar la información a la que ya tenemos acceso de manera diferente y aprender a manejar herramientas diferentes; en ambos casos de manera mucho más eficiente.

4. La aparición de los teléfonos móviles en general, y de los smartphones en particular, supuso una modificación de la “jerarquía digital” en el sentido de que el pulgar pasó a ser más importante de lo que solía con respecto al dedo índice; es algo que, simplemente, hacemos. Lo mismo ocurre si hay que manejar una prótesis o aprender a ir en monociclo.

Espero que estos cuatro apuntes clarifiquen un poco lo que quiero decir. Si no, con preguntar solucionado.

2 Trackbacks

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: ¿Cuál será el avance o descubrimiento de la ciencia que más va a cambiar el mundo en los próximos años? La realidad aumentada neurointegrada. ¿Que qué es esto? Antes de intentar explicarlo repasemos algunas noticias m…

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>