La pregunta Naukas 2014 – Rosa Porcel

La pregunta Naukas 2014

¿Cuál será el avance o descubrimiento de la ciencia que más va a cambiar el mundo en los próximos años?

No será tanto un descubrimiento sino más bien las aplicaciones potenciales que tiene actualmente y que seguiremos encontrando. La biotecnología ha llegado para quedarse.  Es una metodología de la que hoy ya nos estamos beneficiando pero que, en un futuro, estoy segura que encontraremos nuevos ámbitos de aplicación, los que hay serán más amplios, y podremos disfrutar de avances que actualmente no podemos.

En lo que a mi campo de investigación se refiere (Ciencias Agrarias), ya hay desarrollados y se comercializan varios cultivos transgénicos (algodón, colza, maíz, remolacha…) tolerantes a herbicidas, a  insectos o a ambos. Independientemente de que puedan ser destinados a la alimentación o no, ya es considerable el ahorro para el agricultor en herbicidas o en las posibles pérdidas por una enfermedad o plaga. Es un hecho que la superficie dedicada a los cultivos biotecnológicos sigue aumentando.

En la actualidad, multitud de grupos de investigación están desarrollando estas y otras plantas tolerantes a estreses ambientales como la sequía y la salinidad, o bien a estreses bióticos (virus concretos) que afectan a los cultivos de gran impacto económico. Dado el incremento poblacional y la disminución de la superficie de terreno cultivable, -debido a  la superpoblación o al cambio climático-, se hace necesario emplear la biotecnología agraria para desarrollar una agricultura sostenible y aumentar la producción de manera eficiente.

Se han desarrollado cítricos transgénicos con un aumento de producción del 20%, maíz con cantidad y calidad del almidón mejorada, patata resistente al PVY,  naranjo resistente a cancrosis, tomates y maíz tolerantes a sequía y salinidad, algodón mejorado con mayor producción, etc.

Pero además, esta técnica permite mejorar o introducir cualidades saludables en los alimentos consiguiendo arroz que previene la gastroenteritis en niños o rico en pro-vitamina A (golden rice), tomates ricos en antioxidantes (tomate púrpura), trigo apto para celíacos, plantas que inmunizan como la lechuga frente a la hepatitis B o la patata frente al cólera, naranja súper enriquecida en vitamina A (golden orange), etc.

Pensando en los países desarrollados, las posibilidades son infinitas ahora que parece que nos preocupamos más que nunca por una alimentación saludable y que el ritmo de vida que tenemos hace que en muchas ocasiones, tengamos carencias nutricionales. Y por supuesto, en otros países más desfavorecidos, donde tener una alimentación equilibrada queda muy lejos de tener siquiera una alimentación diaria.

11 Comentarios

Participa Suscríbete

VíctorVíctor

La fusión nuclear y el avance en el entendimiento de la mecánica cuántica

Antonio LorenzoAntonio Lorenzo

Yo también tengo claro que alimentar todas las bocas presentes y futuribles será una necesidad, o lo es ya, que se podrá cumplimentar a través de los avances biotecnológicos. Pero me da la sensación de que el mayor obstáculo al que se enfrenta la biotecnología es el desconocimiento y la desconfianza que genera entre muchos de los que no tenemos los conocimientos suficientes para entender sus mecanismos hasta un nivel que nos permita aceptar su inocuidad.

Pero ,lamentablemente, esto es aplicable al resto de las ciencias en general. Es infinitamente más fácil creer que discernir, pero si se me permite citar a Richard Feynmann, “si dudas y te haces preguntas, cada vez es más difícil creer”.

Estoy convencido de que la ciencia nos hará mucho mejores de lo que ya somos en general.

:-)

Laura Morrón

Antonio,
Yo creo que precisamente lo mejor de la ciencia es que nunca te pide que “creas” en nada. Para eso están los estudios y los profesionales que te pueden mostrar las pruebas de que aquello funciona.
Siempre hay que tener un pensamiento escéptico lo cual no quiere decir pensar que todo es un engaño u oponerse a todo. Para nada, significa la tranquilidad y libertad de cuestionarte las cosas y buscar pruebas para aceptarlas o no.
Un beso

Antonio LorenzoAntonio Lorenzo

No podría estar más de acuerdo. Pero creo que también estamos de acuerdo en que sigue siendo más fácil no molestarse ni siquiera en hacerse preguntas y dudar.

:-)

bioamara

Estoy de acuerdo con Laura, Antonio. Y también te entiendo a ti. Entiendo que todo aquel que no sabe lo que es un gen, un transgénico ni las implicaciones que pueda tener se haga un lío cuando vea a Seralini y sus ratones tumorados hasta la crueldad más absoluta en la tele y por el contrario vea opiniones de cientos de científicos que han refutado el artículo para que al final, la propia EFSA no lo acepte. Entiendo que diga ¿entonces, son malos o no?

Hay que hacerse preguntas, hay que dudar pero también hay que saber dónde buscar esa información y tratar de formarse un poco para llegar a tener una opinión propia. Claro que esto es fácil decirlo (no me veo yo formándome para entender la fusión nuclear…).

En definitiva, ni ser cerrado de miras ni (ya que mencionas a Feynman) con la mente tan abierta que se te caiga el cerebro al suelo. 😉

Un abrazo!

bioamara

Ojo, que no digo que tú no sepas lo que es un gen en el ejemplo que he puesto.
Lo he escrito pensando en unos amigos de mis padres que me dicen “es que ya uno no sabe de quién fiarse, el médico dice que una cosa da ácido úrico, luego dicen que no… así no hay quién se aclare” :-(

0 (0 Votos)
Laura Morrón

Hola Rosa,
Quería preguntarte una cosa que no sé si viene muy a cuento con tu respuesta.
¿A qué crees que es debido el miedo irracional que experimenta mucha gente con los transgénicos? ¿Puede este miedo dificultar o retrasar su evolución futura?
Tú has intervenido en muchas ocasiones haciendo una exposición muy clara del tema pero aún así hay una especie de fobia que no acabo de entender. ¿Cuándo empezó a producirse este miedo?
Y finalmente, si todos somos “humanos” en relación a los miedos que podamos tener ¿por qué la regulación difiere tanto de unos países a otros?
Estoy preguntona ;D
Un beso muy fuerte guapetona
Laura

bioamara

Hola Laura,

Me encanta que preguntes. La base para aprender y mejorar siempre es hacerse preguntas de todo 😉

* ¿A qué crees que es debido el miedo irracional que experimenta mucha gente con los transgénicos?
Principalmente al desconocimiento y la desinformación. Por una parte, una tecnología que modifica lo “natural” aunque la ventaja sea importante, no está bien vista ahora que volvemos a la moda de lo eco y lo tradicional. Por otra, hay grupos que han presionado y presionan para que no se desarrolle esta tecnología. La gente tiene miedo a lo nuevo. Fíjate que cuando los españoles trajeron la patata de América, Europa la rechazó totalmente y tardaron dos siglos en comerla obligados por el kaiser durante la guerra.

* ¿Puede este miedo dificultar o retrasar su evolución futura?
Indudablemente. Ya lo está haciendo. Hay países que llevan años comiendo transgénicos, mientras que aquí, en Europa, no los comemos pero sí los cultivamos (paradojas).

* ¿Cuándo empezó a producirse este miedo?
Yo no lo llamaría miedo sino rechazo, pero no por miedo únicamente. Por parte de los dirigentes políticos no es miedo, es proteccionismo mantenido en el tiempo. Por parte de la gente, sí hay miedo, alimentado por asociaciones ecologistas que se oponen alegando no sé qué… porque nada de lo que esgrimen es cierto. No hay debate científico en cuanto a la seguridad de los transgénicos. El debate es político.
Y aquí te contesto a la última pregunta también.
La tecnología para desarrollar organismos transgénicos, empezó en simultáneamente en una Universidad europea (con fines investigadores) y en una empresa americana (obviamente con fines comerciales). La empresa americana rápidamente empezó a comercializarlos y Europa se blindó porque EEUU fueron más avispados y rápidos. Fue una medida de proteccionismo para no comercializar algo que hicimos a la vez pero no supimos sacarle rendimiento económico.
A eso se sumó cierta organización ecologista de la paz verde, que allá por el 95 veían que el tema de las nucleares caía y vieron en la oposición a los OMG un nuevo filón. Se entretuvieron en pegar carteles diciendo que las lechugas transgénicas sabían a rata porque estaban hechas con sus células, cuando nunca se habían cultivado lechugas transgénicas en Europa. Lógicamente la procedencia del gen introducido en el organismo es lo de menos. Es ADN, independientemente del origen.

Es cierto que según el país se le da más o menos importancia. La misma asociación ecologista en EEUU (primer productor) no los trata igual.
En cualquier caso, hoy por hoy, en Europa no se consumen (aunque el maíz Bt se utiliza para pienso animal), pero si salimos fuera de Europa, lo más seguro es que sí los comamos. Y lo que está demostrado por multitud de estudios, meta-análisis, y por dos informes de la Comisión Europea a lo largo de los 17 años que se llevan comiendo transgénicos, que no han demostrado ser perjudiciales para la salud o el medio ambiente.

Un beso fuerte Laurita.

ramón rieraramón riera

¿No crees que sería más ¿fácil? y rentable comenzar a modificar el sistema digestivo humano (sabiendo, está claro, que tipo de nutrientes necesitamos para sobrevivir)? Tal vez podamos ser unos transgénicos aceptables……

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>