Experimento Naukas: Cámara oscura

¿Qué es una cámara oscura?

Se trata de uno de los instrumentos ópticos más primitivos que se conocen. Al carecer de lentes y espejos, es muy sencilla de construir con materiales caseros.

Consiste en algo tan simple como un agujero frente a una superficie sobre la que se proyectará la imagen. Normalmente se explica con un diagrama como éste:

Cortesía de Wikimedia Commons
Cortesía de Wikimedia Commons

Y como contraste con esa imagen tan del siglo XIX, aquí tienen también un applet interactivo de una cámara oscura enfocada a un  semáforo esquemático.

Jugando con la abertura descubrimos rápidamente porqué es necesario que el agujero sea pequeño para que se forme una imagen nítida.

Éste es precisamente el gran problema de las cámaras oscuras: al formar imágenes nítidas únicamente con aberturas pequeñas, nos obligan a cambiar nitidez por luminosidad.

Materiales necesarios:

  • Papel de aluminio.
  • Celofán o pegamento.
  • Una aguja de coser.

Procedimiento:

  1. Tomar una hoja de papel de aluminio, del tamaño de un folio, aproximadamente.
  2. Hacer un agujero en el papel de aluminio con la aguja de coser. Procurar que no se arrugue demasiado.

El procedimiento aquí descrito atiende más a criterios de rapidez y comodidad que a criterios prácticos… con la desventaja evidente de que obtendremos una cámara oscura muy rudimentaria. Algunas mejoras evidentes podrían ser montar nuestro papel de aluminio sobre un marco de cartón, utilizar una caja, etcétera.

Uso:

El modo más sencillo de crear un entorno en el que pueda utilizarse la cámara oscura con materiales fácilmente disponibles en una casa es el siguiente:

  1. Apagar todas las luces y cerrar las persianas.
  2. Encender la televisión.
  3. Colocar nuestra rudimentaria cámara oscura frente al televisor y muy cerca de la pared opuesta (ver diagrama).
Diagrama explicativo
Diagrama explicativo

Las imágenes de la televisión se proyectarán, invertidas, sobre la pared.

Cámaras oscuras por casualidad:

Al ser su funcionamiento tan sencillo, las cámaras oscuras a menudo aparecen incluso por accidente. Un agujero en una persiana, una ventana entreabierta, etcétera.

Sin ir más lejos, entreabriendo la claraboya de mi dormitorio, se proyectna éstas imagenes algo borrosas y fantasmagóricas sobre la pared:

2014-04-25 16.17.04

 

2014-05-03 16.39.23

Que no son más que proyecciones algo pobres de la vista del exterior:

2014-04-25 16.17.36

Más de una vez éste tipo de fenómenos han sido tomados por apariciones fantasmales, pero como vemos tienen una explicación racional y, dicho sea de paso, no menos fascinante.

El caso más sorprendente e inesperado que me ha sucedido es el de unos urinarios públicos en los que, al colarse la luz entre las piernas mientras uno está usándolos, se proyecta clarísimamente, sobre el señor Roca, la imagen invertida de la calle.

Pablo Rodríguez (Guadalajara, España, 1984) se siente inclinado de un modo casi suicida hacia las cosas complicadas. Esta cualidad le ha llevado a convertirse en físico, malabarista, ilusionista aficionado y humorista de cuarta categoría. Actualmente es investigador Marie Curie en el proyecto CRITICS, con sede en la Universidad de Wageningen (PaÌses Bajos).



Por Pablo Rodríguez
Publicado el ⌚ 8 mayo, 2014
Categoría(s): ✓ Experimentos Naukas • Física • Fotografía