Hitos en la red #24

23andMe-family

Sin duda la gran noticia de la red esta semana ha sido la incorporación a la misma de un blog multipremiado, La Aldea Irreductible, de Javier Peláez y Guillermo. Para su puesta de largo Guillermo ha elegido reivindicar la imaginación de personajes como Percival Lowell en La gran deuda de la Ciencia con la imaginación.

Los denisovanos, una subespecie humana ya extinta, eran unos desconocidos para el gran público hace una década. Hoy sirven para explicar la adaptación a la vida a gran altitud de los tibetanos. Nos lo cuenta Juan Ignacio Pérez Iglesias en La adaptación de los tibetanos a la altura sigue siendo una incógnita.

Trabajos como el anterior se realizan gracias a que las técnicas de análisis de ADN se han convertido en una commodity. Razón por la cual también se plantean otras cuestiones, como en El camino hacia la neoeugenesia.

No es extraño encontrar a personas que no terminan de apreciar el logro enorme que supone enviar una nave a otro planeta o luna. Esta semana nos encontramos con dos aportaciones que hacen muy fácil visualizar esa dificultad. Por una parte está el vídeo El Sistema Solar en el encierro de Pamplona de Joaquín Sevilla y Javier Armentia. Y por otra El mapa de la Delta-V o por qué es tan díficil viajar a otros mundos de Daniel Marín.

Una vez que somos capaces de valorar en su justa medida el nivel del logro científico-tecnológico que supone enviar sondas al espacio estaremos en condiciones de saborear Crónicas desde el gigante anillado: diez años de la Cassini en Saturno, de Dani, o el mérito de La resurrección de la vieja ISEE-3, por Dani, o, sobre este mismo asunto, la serie Susurros desde la ISEE-3 de Arturo Quirantes (os enlazo la última parte publicada, dónde encontraréis enlaces a las demás).

Los que leéis habitualmente estas cronicas sabréis la fijación que empieza a mostrar un servidor con el misterio de la materia oscura. A ello contribuye el que cada vez hay más resultados, no necesariamente positivos, tanto en los campos teórico como observacional. Aparte de por el objeto de estudio en sí, es apasionante ver un despliegue tan enorme de creatividad. El último ejemplo en La búsqueda de las partículas WIMP candidatas a materia oscura de Francisco R Villatoro. Un dato: cada segundo veinte millones de partículas de materia oscura atraviesan tu mano.

Se ha observado un fenómeno físico nuevo, y esto siempre es interesante. Si añadimos que se trata de la propagación de una de las carácterísticas más extrañas de la cuántica, el entrelazamiento, a velocidades que tienden a infinito (sin violar la relatividad), pues ya ni te cuento. Algunos detalles (admito que el texto es un poco hardcore) en Propagación del entrelazamiento fuera del “cono de luz” usando cuasipartículas con interacción de gran alcance de Francis.

A lo largo de la historia hubo momentos en los que un eclipse era motivo para encontrar esos fenómenos nuevos que hacían que nuestro conocimiento diese un paso más. Por cierto, ¿cuántas clases de eclipse conoces? Por si acaso, De los eclipses.

Pero el ingenio humano sirve para todo. Para preparar guerras, Armas para las guerras futuras: planeadores hipersónicos por Antonio Cantó, o para potabilizar el agua sin dejar rastro, Una proteína humana para potabilizar agua.

Pero es domingo, ¿qué tal si exploramos juegos de otras culturas? Juegos del mundo: el mancala por Raúl Ibáñez.



Por César Tomé López
Publicado el ⌚ 6 julio, 2014
Categoría(s): ✓ Enlace Recomendado