La OCU utiliza argumentos falsos para criticar el cosmético de moda: la BB Cream

Recientemente la OCU ha publicado un “informe” en el que analiza varias BB Creams del mercado. Como es habitual en este tipo de “estudios” de la OCU, han hecho una clasificación de productos donde tres BB Cream aprueban en su relación calidad/precio. Pero, en términos generales, el análisis concluye con un jugoso titular: estas cremas no cumplen con lo que prometen. Ya les adelanto que esta conclusión de la OCU, además de tendenciosa, es errónea.

DSC_0777Lo primero que me llama la atención de este “informe” es que se estudien conjuntamente 13 BB Creams con 4 CC Creams. Para el que no esté familiarizado con la jerga cosmética cabe mencionar que estos dos tipos de cremas son distintas y van dirigidas a un público con unas necesidades y franjas de edad diferentes:

  • Las BB Cream son cremas de uso diario para el rostro. En un solo producto tenemos una crema hidratante, con protección solar (normalmente entre SPF-15 y SPF-30), con un toque de color, más natural que un maquillaje, y con acabado ligeramente mate, como si hubiésemos utilizado polvos. Así que se trata de una crema que aúna todos los productos cosméticos que una persona joven utilizaría cada mañana antes de salir a la calle.
  • Las CC Cream también son cremas de uso diario para el rostro. En un solo producto tenemos lo mismo que en una BB Cream, pero normalmente con una textura más cubriente, similar a la de un maquillaje fluido muy suave, y a la que además se le suman otros activos útiles para pieles maduras, como acción antimanchas y antiarrugas, o junto a tratamientos más específicos como por ejemplo la rosácea. Así que estas cremas aúnan todos los productos cosméticos que una persona madura o con necesidades cutáneas específicas utilizaría cada mañana.

Con lo cual ni son lo mismo, ni van destinadas al mismo público.

Captura de pantalla (53)

En el “informe” la OCU analiza los tres factores que se les supone a las BB Cream: hidratación, protección solar y maquillaje, además de los conservantes empleados, pero las conclusiones a las que llega no son del todo acertadas.

  • Capacidad humectante y/o hidratante

Una sustancia humectante es la que absorbe o ayuda a retener la humedad, mientras que una hidratante imparte o restaura el agua de la piel.

Una crema es humectante cuando actúa en forma de barrera protectora en la piel evitando la evaporación del agua que contiene el tejido. Además, favorece la captación de agua del medio ambiente, la integra a la superficie cutánea y restablece el manto ácido de la piel, el cual protege el cutis contra la acción de factores dañinos del medio ambiente. Estas cremas son ricas en glicerina, urea, alantoína (allantoin), panthenol, propilenglicol, etc.

Una crema es hidratante cuando aporta la cantidad de agua que necesita la célula para sus funciones metabólicas. Las cremas hidratantes actúan en las capas profundas de la piel y pueden ser simples o complejas. Las simples son a base de lanolin y aceites vegetales, y las compuestas contienen sustancias activas, como vitaminas, sales y minerales.

Todas las cremas analizadas contienen agentes humectantes e hidratantes en su formulación, así que todas ellas cumplen a la perfección este requisito. Lo que hizo la OCU para analizar este factor fue hacer un estudio con mujeres voluntarias: “Para comprobar cuánta hidratación proporcionan, probamos cada crema en 20 mujeres entre 24 y 65 años. Sin saber cuál era cuál, se aplicaban el producto en estudio sobre la piel de un antebrazo y sobre el otro una crema de control de resultados conocidos. Tras dos semanas de uso continuo, se midió si el nivel de hidratación había mejorado y la diferencia con el producto de control. Los resultados fueron buenos en casi todas las marcas”. Tanto la franja de edad como el número de mujeres empleados en este estudio no es muy acertado puesto que no se trata de una muestra representativa. Otro de los problemas que presenta este estudio es que estas cremas van dirigidas al uso en el rostro, no a su uso en el antebrazo, donde ni el pH, ni el nivel de producción de sebo, sudoración, exposición a la intemperie, etc. son comparables.

Ya tenemos el primer fallo del “estudio”, pero al menos ninguna de las marcas analizada sale mal parada en esta parte.

  • Ilumina y da color

Las BB Cream suelen contener “polvos de talco, arcilla, sales de magnesio y aluminio para conseguir el efecto mate y pigmentos como los óxidos de hierro o mica para unificar el tono”. Estos activos se encuentran dispersos en la crema o encapsulados para que su liberación sólo tenga lugar cuando extendamos la crema por el rostro. La utilidad de estas sustancias es dar un toque de color al rostro, iluminarlo, pero no cubrir imperfecciones acusadas.

La OCU, en su “informe”, compara estas cremas con los maquillajes o con las cremas hidratantes con color, e insinúan que no son tan cubrientes como un maquillaje y tampoco encontramos un abanico de tonos tan amplio. Correcto; el problema es que una BB Cream no es un maquillaje ni lo pretende. Si lo que un usuario quiere es utilizar un maquillaje tendrá que aplicarse primero una hidratante, así que tanto la intención como la aplicación son totalmente diferentes.

  • Protección solar

El factor de protección solar o índice de protección solar (SPF) indica cuánto tiempo más un protector solar aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse una persona, usando un producto de protección frente a un eritema o enrojecimiento de la piel previo a la quemadura.

Por ejemplo, una persona de piel clara que normalmente empieza a quemarse después de diez minutos al sol, tardaría 15 veces ese tiempo con un SPF-15 (150 minutos o 2,5 horas).

Los filtros solares habituales son los óxidos de titanio o de zinc, ya que al ser fluorescentes absorben la radiación UV, la disipan, y a continuación la reemiten con una longitud de onda menor, que en este caso cae dentro del espectro visible, de modo que nos protegen de la radiación UV.

Hay que tener en cuenta que la radiación UV es mutagénica, y por tanto cancerígena, así que el uso de cremas con protección solar, además de prevenir el fotoenvejecimiento de la piel y la aparición de manchas y arrugas, previene de algo mucho más importante: el cáncer.

Todas las BB Creams analizadas llevan protección solar (entre SPF-15 y SPF-30), con lo que es una protección adecuada en una crema de uso diario, siempre y cuando la exposición al sol sea limitada. En el “informe” la OCU dice “una BB Cream se suele aplicar una sola vez por la mañana en una fina capa, mientras que un filtro solar debe extenderse de forma abundante y renovar su aplicación cada dos o tres horas. En conclusión, como protector solar no son interesantes. Si va a estar muy expuesta a la intemperie, use una crema solar específica”. Es cierto que si uno va a estar muy expuesto al sol, como en una playa, no es apropiado el uso de una BB Cream. El error del “informe” es que una BB Cream no está diseñada para ir a la playa, sino como crema de uso diario. Para ir a la playa hay que utilizar una crema solar -para eso existen- y para uso diario existen otro tipo de formatos más adecuados, como las BB Cream o simplemente hidratantes con protección UV. Además, si por alguna razón el usuario de una BB Cream está más expuesto al sol de lo que esperaba ese día, siempre puede reponer la crema. No veo el problema en este aspecto, al menos el problema no es de la crema en sí, sino del posible mal uso que un usuario haga de ella, destinándola para fines para los que el producto no ha sido diseñado.

  • Conservantes

Los conservantes se incorporan principalmente a los productos para evitar su deterioro y prolongar su vida comercial, así como para proteger al consumidor de la posibilidad de infección frente a algún determinado microorganismo patógeno. Normalmente todo producto está expuesto a dos tipos de agentes potencialmente contaminantes durante su uso, como son el medio ambiente y el propio consumidor.

Dentro de ellos encontramos los antioxidantes y los antimicrobianos y antifúngicos. Los más habituales son los parabenos: Metilparaben, Etilparaben, Propilparaben y Butilparaben. Utilizados desde hace más de 70 años con un excelente registro de seguridad, estables y efectivos en un amplio rango de pH y estables al calor. Ocupan el segundo lugar tras el agua como ingrediente más utilizado en las formulaciones cosméticas. Considerando el amplio uso que muestran en la industria, la incidencia alérgica es relativamente baja en comparación con otros conservantes, por lo que son considerados los más seguros y de mayor tolerancia para pieles sensibles.

Su eficacia como conservantes en combinación con su bajo coste y su largo historial de inocuidad en su uso los convierten en los conservantes de mayor uso, tanto en alimentación como en cosmética. En la actualidad estos productos están siendo socialmente vapuleados, a pesar de no haberse encontrado ninguna evidencia científica sobre sus perjuicios para la salud o el medioambiente. [1] [2] [3]

Muchos productos cosméticos (actualmente la mayoría) han eliminado los parabenos de su composición porque el consumidor medio los asocia con algo negativo. Y si una marca los elimina, se anuncia como “libre de parabenos”, el consumidor asume ese lema como reclamo, y lo asocia a una mejor calidad y seguridad del producto, pero no es así. Es un recurso publicitario, nada que ver con la seguridad.

Si consultamos el Diario Oficial de la Unión Europea (Reglamento (CE) No 1223/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo sobre los productos cosméticos [4] ) veremos que los parabenos empleados en las BB Cream analizadas están autorizados, y que además sólo tres de las BB Cream “analizadas” por la OCU presentan algún tipo de parabeno en su formulación, y en el “informe” de la OCU insinúan que esto es algo pernicioso y aseguran que además incumple algún tipo de normativa de la UE. Esto es FALSO. Estas tres BB Cream que llevan parabenos son, a juicio de la OCU, “no recomedables”, pero no se basan en ningún criterio médico ni autoridad que lo respalde, es sólo opinión.

Captura de pantalla (47)

Las observaciones que me gustaría transmitir tras analizar este “informe” de la OCU son:

  • Cada producto cosmético está destinado a un uso concreto y a un tipo de público concreto, y hacerlo correctamente es responsabilidad del usuario. De la misma forma que no usarías un anticelulítico como mascarilla del pelo no puedes usar una BB Cream como crema solar. Y si, como usuario, no sabes por qué producto decantarte, déjate aconsejar por un profesional.
  • No siempre lo más caro es lo mejor, pero normalmente, mal que le pese al bolsillo, a veces ocurre que lo caro es lo mejor. Además de pagar la marca (cosa que a veces es lo que más encarece el producto) pagamos un laboratorio que trabaja al máximo nivel de exigencia, que desarrolla productos punteros, que tiene el potencial de hacer estudios representativos, que cuenta con médicos, farmacéuticos, biólogos y químicos en su plantilla. La calidad se paga. Un ejemplo sencillo: si yo no tengo un Porsche no es porque no crea en su calidad, o crea que el producto es un engaño, es porque no me lo puedo permitir, o simplemente no lo necesito.
  • Las tres BB Cream que lideran la clasificación por su buena calidad son fruto de distinguidos laboratorios cosméticos, pero lo que llama la atención es que en el informe también destacan un cuarto producto, el más económico, el que sólo se vende en supermercados bajo el nombre del mismo, y que carece del factor más importante y difícil de lograr en una BB Cream: la protección solar. No es la primera vez que la OCU publica un “estudio” donde un producto de supermercado aparece en una posición destacada y días después se convierte en un éxito de ventas. A esto se le llama “populismo”, o indirectamente “publicidad”, pero también tiene otra lectura: menospreciar la labor de todos esos trabajadores cualificados que diseñan los productos cosméticos más sobresalientes del mercado, ya que conseguir aunar estas tres propiedades en un solo producto es más difícil de lo que parece.
  • Las BB Cream son productos con propiedades sencillas: hidratan, protegen del sol y dan color, así que no prometen nada que no cumplan.
  • Y quizá la conclusión más importante: los productos cosméticos actuales son seguros.

54 Comentarios

Participa Suscríbete

Paco

“…favorece la captación de agua del medio ambiente, la integra a la superficie cutánea y restablece el manto ácido de la piel,…” Eso porque usted lo diga. Es palabrería cosmética.

“La calidad se paga.” Sí, como las cremas con ADN, que son carísimas, porque, claro, el ADN es tan difícil de hacer… Véase más abajo, efecto Veblen.

“A esto se le llama “populismo”, o directamente “publicidad”,” No: la OCU vive de sus socios, no cobra por publicidad.

Sin duda en esta industria, legal, segura, hay innumerables profesionales honestos y trabajadores. Pero el negocio de la cosmética es la madre de la publicidad engañosa. Con spots exacerbadamente costosos, increíbles animaciones en 3D, tecnicismos pseudocientíficos a montañas, caros botes magníficamente diseñados que se venden por sí solos contengan lo que contengan, no son ningún modelo de rigor científico, a no ser de la ciencia del marketing.

“…si yo no tengo un Porsche…” el precio de los productos de lujo es más elevado que lo que corresponde a su calidad por el efecto Veblen.

AntonioAntonio

Es cierto que la industria cosmética es casi toda o toda ella pseudociencia, pero también es cierto que la OCU ha hecho tres cuartos de lo mismo con este informe.

Deborah García Bello

La cosmética no son sólo los anuncios publicitarios de cremas antiarrugas milagrosas, así que lo de llamarla pseudociencia así, en general, me parece un prejuicio. En este caso, el de las BB Creams, no hay nada pseudocientífico, ya que todo lo que ofrecen lo cumplen.

AntonioAntonio

Hola. Quizás no conozca lo suficiente la industria cosmética. ¿Cómo se mide de forma objetiva la hidratación de la piel?

Deborah García Bello

A nivel instrumental la hidratación de la piel se suele medir con un corneómetro, que es un dispositivo capaz de detectar corrientes eléctricas pequeñas: na piel más hidratada transmite mejor una débil corriente eléctrica que una piel seca. Se mide la hidratación de la piel después de una sola aplicación (eficacia inmediata) o de varias aplicaciones (eficacia acumulativa).

0 (0 Votos)
AntonioAntonio

Muchas gracias. Es que las veces que he visto cosméticos o aparatos de belleza que justificaban sus propiedades con experimentos, a veces publicados en revistas supuestamente científicas, al mirar los detalles del experimento siempre me encontraba con malas prácticas, como mediciones basadas en la percepción de las personas que se sometían al experimento.

0 (0 Votos)
rafaelrafael

Lo que es pseudocientífico es la forma sensacionalista de publicitarlo de cierto tipo de productos

@Escepticismo@Escepticismo

Paco, si no fuera porque lo has escrito, diría que no lo has leído. Así que supongo que no lo has entendido o no lo quieres entender. Cuando el texto dice “A esto se le llama “populismo”, o directamente “publicidad” no está diciendo que la OCU cobre viva de la publicidad, no. Lo que se dice es que recomendar una marca de supermercado que no cumple los criterios de excelencia como si sí los cumpliera (con el consabido efecto de aumento en las ventas posterior) es populismo y publicidad. No viene a cuento decir ” No: la OCU vive de sus socios, no cobra por publicidad. No viene a cuento refutar lo que nadie afirma, a no ser que simplemente se quiera criticar por criticar.

Uve JotaUve Jota

Hay que ver cómo cunde el cabreo cada vez que la OCU se mete a fondo en los temas de belleza y cosmética, en los que el consumidor está desamparado ante las mentiras pseudocientíficas impulsadas por gigantescas campañas de publicidad en tv y revistas de los laboratorios,

Lo cierto es que, como cualquier profesional serio podría decir off the record, el 90 % de las alegaciones (o sea, promesas) que hacen estos productos son puras ya llanas mentiras.

Ojalá tuviésemos un control más serio de lo que se publicita y cómo se publicita, así sería el gobierno, y no la OCU, quienes impedirían determinadas campañas por falaces.

Deborah García Bello

Eso es precisamente lo criticable, que la publicidad sea engañosa, a veces incluso acientífica. Este tipo de publicidad tan agresiva y tan poco respetuosa con la Ciencia es la que daña la imagen de la industria cosmética. Me repito, pero el mensaje es que una cosa es criticar el tipo de publicidad que hacen ciertas marcas y otra es criticar a la cosmética en sí.

Deborah García Bello

Hola Paco. Ya te adelanto que en realidad estamos bastante de acuerdo. El problema de la cosmética no es la cosmética en sí: se desarrollan productos de altísima calidad, con mucha inversión e investigación científica detrás, y para la que trabajan muchos personas cualificadas. El problema real está en las campañas de marketing que, en lugar de describir las propiedades del producto, las magnifican, las disfrazan con jerga pseudocientífica, y terminan cayendo en el engaño fácil. En múltiples ocasiones he criticado esto: cremas que dicen contener ADN, y ¡hasta infrarrojos! (sobre las que ya escribí en esta web). Obviamente estas cosas son tretas publicitarias deplorables, y que en realidad hacen un flaco favor a la imagen de la industria cosmética.
La otra cuestión que comentas es la del “efecto Veblen”. Está claro que en el precio final de un producto existen varios factores además de su calidad, como son la imagen de prestigio de la marca, la exclusividad, el considerarlo un bien de lujo, etc. y de hecho es algo que no paso por alto en este artículo: “Además de pagar la marca (cosa que a veces es lo que más encarece el producto) pagamos un laboratorio…” Así que volvemos a estar de acuerdo.
Lo que quería transmitir es que no me parece justo que se menosprecie toda la Ciencia que se desarrolla tras un producto cosmético, sólo por ser “un cosmético”. Cuanto más investigo sobre esta industria más me doy cuenta de que, por culpa de la mala publicidad, mucha gente (yo incluida) terminamos teniendo prejuicios y pensando que nada de esta industria es verdad. Y nada más lejos de la realidad.

ribotilla

Muy deacuerdo con la entrada. Los blogs quimicofóbicos de gente sin conocimiento alguno, se dedican a alarmar y vender sus terapiad o productos con la palabra mágica, cáncer. Ya sea una crema natural, una terapia de silicio orgánico, unos parches antiradiaciones para el mobil o leche vegetal, porque entre otras cosas también puede provocar cáncer. Lo de aplicar una crema para el rostro en el brazo, genial. Cuando prueben una de talones agrietados en la piel de los párpados, a ver que resultados da.

BaizanBaizan

Hola Deborah,

Estoy de acuerdo en que hay buenos profesionales que se dedican a investigar en cosmética, pero tu artículo me parece que atacas con demasiada vehemencia a la OCU, acusándola veladamente de estar vendida a LIDL.
Además, aunque por supuesto que el estudio es mejorable (mas personas y mas grupos de control, etc) lo hacen con las aportaciones de los socios, y quizás no de para mas.
Por otra parte, dices que las el estudio presenta las BB como sustitutas de otros productos de cosmética, y no es del todo cierto, son las propias compañías en sus anuncios las que lo hacen, la OCU intenta demostrar que no es así, que merece mas la pena lo que tu comentas, una buena hidratante, y un maquillaje, o un protector solar.
Obviamente hay veces que las cosas caras son mejores, pero esto no es siempre así, y si te das cuenta, la OCU te dice cual es la mejor, y además cual tiene mejor relación calidad/precio, y hay veces que unas marcas salen mejor paradas que otras.
No olvides que la OCU no es una revista científica, si no que pretende proteger a los consumidores y recomendar bajo su criterio ciertos productos, si no te gusta no tienes por que hacerles caso.
En definitiva, que aunque tienes razón en pedir (entiendo que como socia) mas rigor científico y mejores estudios, tu artículo parece, a mi parecer, que esta hecho desde la parcialidad, como si te hubieras sentido amenazada o atacada por el mismo.

Por cierto, no entiendo tu manía de poner entre comillas informe.

Deborah García Bello

Hola Baizan. Te contesto por partes para entendernos mejor:
1. No hago ninguna acusación velada de que “la OCU está vendida a LIDL”; digo que colocar a esa crema entre las cuatro mejores por su relación calidad/precio me parece populista, y ese populismo realmente se traduce en publicidad. No es la primera vez que un producto cosmético de baja gama se agota por un “estudio” de la OCU. En ningún momento acuso a la OCU de recibir nada a cambio, de hecho pienso que le está haciendo publicidad gratuita a esta clase de productos.
2. Si la OCU económicamente no puede permitirse hacer un estudio de calidad en condiciones, simplemente que no lo haga. Hacerlo así es ridículo.
3. Las BB son cremas que pretenden aunar tres productos en uno, sin que las cualidades de uno interfiera en las del otro (cosa importantísima). Algo tan simple como poder hidratar, protegerse de la radiación UV y dar color a piel con un solo producto. Es algo novedoso y ninguna mezcla de productos por separado da mejores resultados, ni siquiera es más económico comprarlas por separado.
4. Pido rigor porque los resultados que lanza la OCU, se supone que para proteger y asesorar al consumidor, tienen un efecto inmediato en el mercado, porque por alguna razón la OCU todavía goza de aceptación social. Estudios como éste, tan faltos de rigor y de conocimiento sobre el producto, los considero un ataque gratuito que ninguna marca ni laboratorio cosmético se merece. Piensa que con este “informe” (lo pongo entre comillas porque no lo considero algo serio, sino un panfleto) ya han conseguido noticias publicadas en prensa que desprestigian a este producto en sí, en global. Las noticias son del corte “las BB no son un buen cosmético, aunque tres son los menos peores”, como la de “El Mundo”. Y esto no es así. Estos cosméticos no prometen nada que no cumplan, porque de hecho no anuncian propiedades milagrosas, sólo algo tan sencillo como hidratar+protección UV+color.

baizan1baizan1

Hola Deborah,

Un par de apuntes a mi respuesta, tu misma pones:
“Pero, en términos generales, el análisis concluye con un jugoso titular: estas cremas no cumplen con lo que prometen. Ya les adelanto que esta conclusión de la OCU, además de tendenciosa, es errónea.” Si no la ves tendenciosa es que mi comprensión lectora está muy dañada. Además, te empeñas en decir que los laboratorios no dicen que son maravillosas, que sustituyen al maquillaje, (aunque tu misma dices que no) y que te quitan 30 años de encima, es que no has visto ni un solo anuncio de cremas. Te sigo diciendo que tienes razón en lo de que el estudio podía estar mejor hecho, y que no es todo lo científico que nos gusta a los que leemos naukas, pero te repito que yo interpreto este informe, como un consejo para que aquellos que no tienen los conocimientos científicos tuyos por ejemplo, puedan decidir si compran una u otra o ninguna por que no hacen lo que prometen.

Es mas, la mejor relación calidad/precio a la que tu dices que hace publicidad, es la octava mejor, ya me dirás que mierda de publicidad es esa. Y ellos le llaman “compra ventajosa” ya que como ves, no es la peor (ni la mejor) pero cuesta la mitad que las 7 anteriores. Ahora los usuarios deciden si compran la mejor, las 3 recomendadas o la ventajosa.

Si la OCU tiene predicamento, será por que lo ha hecho bien antes, y si eso lo consideras publicidad como dices: “No es la primera vez que la OCU publica un “estudio” donde un producto de supermercado aparece en una posición destacada y días después se convierte en un éxito de ventas. A esto se le llama “populismo”, o directamente “publicidad”” Cualquier estudio es publicidad, ya que siempre se tiende a clasificar, y por tanto se dirá que es uno mejor, y yo o lo considero así, creo que es simplemente informar.

Sigo diciendo que esa frase me parece un ataque por tu parte a la OCU y tu comentarios mas abajo lo confirman, y no entiendo por que matas al del estudio y no a las compañías por hacer publicidad engañosa (me consta que lo has hecho antes) o a los periódicos que dan la información como les da la gana, es mas, si no hubiera salido en El Mundo solo se habrían enterado sus socios, así que ya me dirás que publicidad es esa.

Un placer debatir contigo. Un saludo.

Deborah García Bello

Tienes razón en que precisamente este estudio de la OCU no ha tenido tanta repercusión como otros sobre cosmética, como cuando hicieron uno con cremas “antiedad”. Creo que la razón es sencilla: una es la que tú apuntas, que al fin y al cabo la “compra ventajosa” en realidad no ha quedado en un buen lugar (lógico, puesto que no tiene ni protección solar) y por otro lado las BB Cream no son de las que prometen milagros, sólo cosas sencillas (hidratar, proteger del sol y dar color). De esto también saco dos conclusiones:
1. No se puede etiquetar de “compra ventajosa” a una crema que no cumple el requisito indispensable: protección solar. Por eso insisto en que sólo mencionarla como “compra ventajosa” no me parece apropiado y lo tildo de populista.
2. Estas cremas no venden nada que no consigan, no son el tipo de cremas que se anuncian por la tele prometiendo que te van a hacer más lista, guapa y alta, son productos sencillos, y creo que por eso están teniendo éxito. Llegan a un público joven y le ofrecen lo que necesitan en un solo producto que además no es nada caro y ofrece beneficios para la salud.

baizan1baizan1

Hola Deborah, de acuerdo en el primer punto en que tal vez la elección de la “compra ventajosa” no es acertada, aunque yo no lo considero publicidad por que va dirigida a sus socios.
Pero en el segundo punto, sin buscar mucho, el primer resultado del buscador al poner “anuncio bb cream” me sale esta imagen: http://trucosbelleza.es/wp-content/u...garnier.jpg donde “promete” efecto piel de bebe al instante, si eso no es publicidad engañosa y falsa, creo que tienes un punto de vista sesgado.
Es cierto que no es excesivamente caro.

0 (0 Votos)
CR2CR2

Tanto cuando tengo comprar un jabón para la ropa, una crema “hidratante” o una escobilla para el váter, siempre opto por la misma fórmula: a falta de datos objetivos siempre escojo el más barato. Y es que parto, Deborah, de lo que concluyes en tu última frase: los productos (cosméticos) actuales son seguros. Ergo no pago más por algo que desconozco si es mejor. Y algo me hace sospechar que si alguien, como los laboratorios cosméticos, gasta tanto en publicidad engañosa es porque realmente hay poco o nada “no engañoso” que sea destacable de sus productos. Una crema “hidratante” no contiene más que una base grasa y algún protector solar, así que me vale cualquiera de ellas, sobre todo si cuesta siete veces menos. Lo de que los laboratorios cosméticos hacen “Ciencia” me lo trago pero me cuesta sin primero lubricarme.

Deborah García Bello

Hola CR2. Dices: “no pago más por algo que desconozco si es mejor”. Es una postura lógica. Yo hago lo mismo cuando tengo que comprar algo poco importante, y de lo contrario pido consejo antes de comprar. El caso es que cuando sabes que sí hay productos mejores que otros, laboratorios más serios que otros, sí pagas por esa diferencia.
De hecho cuando dices que ” una crema “hidratante” no contiene más que una base grasa y algún protector solar, así que me vale cualquiera de ellas, sobre todo si cuesta siete veces menos”, demuestras que no conoces este tipo de productos. Y no lo digo para ofender, que cada uno sabe de lo que le interesa saber o de lo que necesita saber.

BeaBea

La verdad me ha sorprendido el tono de la entrada, ya que siempre me ha parecido que el objetivo de la OCU es tratar de proteger los intereses de los consumidores amparándose en informes (sin comillas) de laboratorios rigurosos e independientes. Otra cosa sería que esos informes puedan ser o no mejorables.
Ante mi falta de criterio técnico a la hora de escoger multitud de productos de consumo diario siempre me ha parecido más fiable un ranking de la OCU que la publicidad sin más de una marcar tal o cual. Por otro lado, todos los días la OCU desmiente bulos pseudocientíficos a través de su perfil de Fb. Claro que también es posible que exista algún tipo de perversión de sus estatutos y principios y se dediquen a hacer publicidad de determinadas marcas, como insinúa esta entrada, pero entonces estaríamos hablando, dado el caso, de una seria acusación tratándose de la organización que se trata.
Te diré, por otro lado, que en el caso de los parabenos estoy de acuerdo en que se trata de quimiofobia, pero creo que recordar que el informe no alude a que tengan ningún riesgo, sino más bien a que no suelen gustar a los consumidores. Ahí es verdad que yo también me sorprendí ante dicha argumentación.

Deborah García Bello

Hola Bea. Tal y como comento en el artículo creo que con este estudio se han equivocado en varios aspectos: no es un estudio representativo y además los argumentos que ofrecen llevan a pensar que no conocen el producto del que hablan.
Por otro lado te diré que no insinúo que hagan publicidad porque haya algún tipo de perversión dentro de la OCU. De hecho no creo que saquen nada a cambio de hablar bien o mal de ciertas marcas, sólo de que es un hecho que sus resultados tienen efectos en el mercado y por tanto hacen publicidad de ciertos productos, lo quieran o no.
Lo que sospecho es que sus resultados sean populistas, porque no es la primera vez que un producto de baja gama (en este caso una crema barata de supermercado) sale beneficiado de un estudio de la OCU. Este populismo yo lo interpreto como un menosprecio hacia los laboratorios de prestigio.

BeaBea

A ver si lo he entendido, si los resultados benefician a la marca barta es populismo, ¿y si es al revés? como ha sucedido muchas veces. Debemos partir entonces de la base de que los productos más caros lo son siempre por su mejor calidad, la verdad encuentro esta premisa más que discutible. Por ejemplo, ¿acaso el precio de un fármaco está en función de su efectividad? Pongamos…AAS, genérico, ¿debemos pensar que me va aliviar menos el dolor de cabeza que un fármaco con nombre ****, que se anuncia en la TV? ¿no entran en juego otros factores?

Deborah García Bello

No siempre lo más caro es lo mejor, pero cabe esperar, por pura lógica, que un producto ha de venderse más caro porque su producción y materias primas también lo sean. En el caso de los productos con actividad farmacológica no sólo influye en el precio que lleve X activo, sino cuál es su pureza y calidad, y quizá lo más importante: la galénica del producto.
Obviamente influyen otros muchos factores en el precio final, como imagen de marca o exclusividad, pero todos responden a la ley de la oferta y la demanda. Profundizar más en esto ya sería absurdo. Lo importante de todo esto es en realidad lo más evidente: todos somos libres de elegir qué consumimos.

Y claro que me parece populista (o populachero) incluir un producto de baja gama, sobre todo si éste ni siquiera lleva el activo más importante: la protección UV. La lectura superficial del informe sería “una crema de 4,99€ está a la misma altura que una de 20€” y no es así, ni siquiera con su cuestionable estudio es una buena conclusión. Está metida con calzador porque parece que es lo que el consumidor quiere escuchar (de ahí lo de “populista”).

AntonioAntonio

En los cosméticos no te digo que no, pero en los productos farmacológicos, que funcionan dentro del sistema de patentes, que no son otra cosa que monopolios, lo de la oferta y la demanda no se lo cree nadie.

Ahí están, por ejemplo, los medicamentos anticancerígenos, con precios desorbitados desde hace dos o tres décadas, y en aumento, cuando las técnicas de laboratorio son cada vez más baratas y rápidas.

Pero en general estoy de acuerdo con tu crítica a la OCU. Ha hecho una chapuza.

+1 (0 Votos)
BeaBea

Vale, y entonces ¿cuando ha salido mejor parada una marca cara? ¿deberíamos desconfiar también? ¿o en ese caso deberíamos pensar que no han hecho un informe tendencioso? Pasó por ejemplo en la comparativa de secadoras, la mejor parada fue la más cara, y en muchos otros, realmente la novedad es que un producto muy barato salga como el mejor, habitualmente hay uno de precio medio que etiquetan como “compra maestra”, que sería lo que consideran mejor relación calidad-precio, pero en general no se puede decir que siempre salgan los baratos como los mejores, ni mucho menos, vamos. No sé, la verdad es que es frustrante pensar que tampoco puedes fiarte de una organización de defensa del consumidor.

0 (0 Votos)
Intrépido

Respecto a la OCU, y sin entrar en el fondo del asunto de las cremas, es cierto que en multitud de ocasiones han presentado informes muy poco serios, hechos sin tener en cuenta todas las variables, con muestras poco representativas o mezclando productos diferentes, como parece ser que han hecho también esta vez. No me atrevo a decir que les mueva algún interés económico porque no lo sé, pero a veces dan la impresión de diseñar sus pseudoestudios para obtener un resultado concreto.

dani

Cuando compras una crema que hace una gran campaña de marketing, pagas:
1. A todos los empleados del laboratorio
2. A todos los empleados de la empresa de marketing
3. A todos los empleados que imprimen, radian y televisan esa campaña
Total, millones de personas, y a una iniciativa que ha arriesgado patrimonio para que eso salga adelante

Cuando compras una crema Lidl pagas:
1. Empleados del laboratorio que fabrica a 3ºs
2. Empleados del Lidl
Total, miles de personas.

Lidl fabrica una crema con laboratorio que fabrica a 3ºs, sin hacer campaña de publi. Si se vende bien, y si no tampoco habrá costado mucho.

Con esto no digo que porque haya una campaña fuerte tenga que ser mejor, y de hecho hay campañas que son de vergüenza ajena, pero para regular la publicidad hay organismos que multan la publicidad engañosa, y de eso se encarga la OCU cuando lo detecta. Pero es que hay que destacar propiedades que antes no se destacaban. Ahora mismo hay una campaña de un alimento infantil que dice que ayuda a desarollar el cerebro del niño, porque tiene no se, fósforo y otros elementos esenciales, que seguramente tienen todos los productos de alimentación infantil, pero han sido los primeros en destacar, subliminalmente, que sus niños serán más listos tomando ese producto. La competencia es dura, y el que decidió promocionar una crema con vitamina A, como una crema con un complejo de retinol, pues en su momento se llevó el gato al agua.
El mundo funciona así. Hace unos años, cuando la palabra outlet era marginal, leí en una contra de Vanguardia a un señor que decía que, si todos compramos lowcost, acabaremos cobrando lowcost, y el tiempo le ha dado la razón. Si lidl o cualquier otro, reduce costes en publi, también los reduce en cuñas de radio, paginas impresas, y campañas de internet. Y son centenares de millones de personas que dependen de la publicidad, porque en algo tenemos que ocupar a la cantidad de gente que somos en el mundo.

Deborah García Bello

Estás mezclando demasiadas cosas como para poder contestarte brevemente, Dani. El artículo que tienes ahí arriba va de un estudio que la OCU hizo sobre las BB Cream, y critico que el estudio no es riguroso, ni se hizo con una muestra representativa, ni siquiera con un buen conocimiento del producto, y que además lo han publicado con un titular inadecuado que deja a estos productos en concreto en un lugar que no merecen, ni por precio ni por propiedades. Son un producto sencillo que cumple con lo que promete, no los metamos en el mismo saco que las “cremas milagro”, que la “leche para niños inteligentes”, etc.

DarylDaryl

Es curioso que se exija pureza de sangre a la OCU cuando las propias cremas ocultan información y dan mensajes muy equivocos en su publicidad.

Vale que lo del antebrazo parece forzado pero es que se aplica a todas. Es decir todas van con el mismo handicap. Que ya sabemos que son para la cara pero ¿actuan de igual forma en todas las caras? Hay pieles más oscuras que otras o más grasas o más irritables ¿valen para todas? ¿Recomiendan su uso en pieles concretas? ¿Donde esta el limite entre pieles jovenes y maduras? ¿en la edad o en las condiciones (trabajos al aire libre, abuso de bronceados) que han sufrido?

Y vale que son maquillaje ¿lo dicen las cremas en sus envases?. Más bien dicen lo contrario, eso si de forma disimulada (se nota que los departamentos legales se han ganado el sueldo) para no pillarse los dedos
Por ejemplo el DIADERMINE LIFT+ TONO PERFECTO dice en su web

“es una BB Cream perfeccionadora. Su fórmula combina una acción anti-edad intensiva y una cobertura de las imperfecciones para un aspecto natural y una piel perfecta y radiante” . Si se dice cobertura imperfecciones y piel perfecta y radiante ¿que habria que entender?.

Pero claro la culpa es de la OCU por querer aplicar lo que dice la RAE sobre maquillaje: Acción de maquillar y esta (en una de sus acepciones) “Alterar algo para mejorar su apariencia”

O si nos vamos a la más cara (BB Skin Perfecting Cream, de Clarims, que debe ser la leche de buena porque vale mucho) nos encontramos entre los ingredientes con:

” Pigmentos “Eclat 3D”: iluminan, unifican y alisan la tez con una cobertura impecable”

¿Que es eso de Pigmentos 3D ¿Y si hace cobertura impecable, no es eso maquillaje?.

Pero claro la culpa es la OCU, y de todos nosotros, que debemos ser imbeciles totales por no haber hecho el curso de Metalenguaje para enteder las cremitas.

Deborah García Bello

Hola Daryl. Te contesto por partes para no liarnos:
1. Si una crema está destinada a su uso en el rostro hay que hacer el estudio sobre el rostro, porque la piel es diferente. Y para evitar sesgos por tipos de piel lo que hay que hacer es lo que se llama “estudio representativo”, es decir, con un tamaño de muestra y diversidad adecuados. Si no puedes hacerlo así, mejor no lo hagas.
2. Estas cremas, en general, pretenden dar color e iluminar, como cuando te pones polvos, no como cuando usas maquillaje. Lo que pretenden es precisamente que tengas que ponerte varios productos, unos encima de otros, para conseguir el efecto deseado (hidratar+proteger+iluminar o dar color). En realidad sale más barata una BB que los productos por separado, y además te evitas problemas de compatibilidad.
Quizá haya BBs más cubrientes que otras, y quizá tengan un efecto máscara, o maquillaje sobre la piel (aunque las que yo conozco no son así), pero no son maquillajes per se, son varias cosas a la vez, de eso se trata.
3. El tema del “metalenguaje” pues, en fin, es algo que a mí personalmente tampoco me gusta. Muchas veces los nombres que les ponen a los activos son informativos, y otras veces me parecen chorradas pseudocientíficas y nada acertadas. Imagino que si lo hacen así es porque creen que les funciona. Lo peor de eso es que un buen producto puede emborronar su imagen por culpa de una mala publicidad.

DarylDaryl

Rectificación donde dice “Y vale que son maquillaje ” deberia decir “Y vale que NO son maquillaje, puesto que se afirma que “que una BB Cream no es un maquillaje ni lo pretende.”)

ManuelManuel

¿Cómo puede ser que una creme actúe por debajo de la epidermis? En ese caso, ¿no podríamos beber agua del ambiente? El retinol, el ADN y todas esas cosas no entran en la piel, se quedan fuera.

dani

Corregidme si me equivoco, pero lo que he podido leer, siempre me ha parecido entender que las cremas que penetran hasta la epidermis son las nutrientes, las que contienen más ingredientes activos, y luego están las que solo dan un aspecto de saludable pero en superficie que basicamente consiguen una sensación de suavidad y evitan que la piel pierda agua por agentes como el viento y el frio. Hay muchos tipos de cremas y supongo que las mejores son las que aplican las dos propiedades. Nutrición y protección. En mi tienda conozco mujeres maduras con una piel estupenda. Y todas coinciden en la rutina. Unas con cremas asequibles, y otras con cremas más caras. Algunas son maniáticas de lo natural y otras no. No se si es más por el tema de nutrición o el de protección. Son mujeres diferentes con dietas distintas y genética distinta, pero todas siguen una rutina, ya sea con aceites tipo argán o uva, o cremas de día con proteccion solar suficiente para que el sol no dañe sus cutis en sus tareas cotidianas. A veces ves que tienen una cara perfecta, pero descuidan el escote y se aprecian diferencias, y puede que sea hay menos cremas hidratantes corporales con factor de protección solar. Ya hay cremas específicas para cuello y escote que incluyen fps, pero hay menos que faciales. El problema surje cuando me piden una crema para arreglar años de descuido. En mi opinión, las cremas son más preventivas y no hacen milagros, aunque he de reconocer que alguna vez he probado alguna crema efecto lifting por curiosidad, y si que estiran o al menos notas esa sensación, pero no tengo arrugas, y no pude comprobar si mejoran. Es una sensación que desaparece si dejas de usarla, pero supongo que una cara con pequeñas arrugas debe notar la diferencia. Si alguien quiere más información seria sobre cosmética el blog La ingenieria de los cosméticos explica muy bien estos temas, huyendo de quimicofobias y rumores infundados.

dani

Bea, estoy contigo, y lo que intento expresar es que hasta la OCU necesita hacer publicidad para conseguir socios, y eso a veces, no se consigue siendo del todo rigurosos. Podría decirse que este estudio es en parte, publicidad engañosa.

dani

Bueno, rectifico, aquí el que hace el titular sensacionalista es el Mundo, que busca descaradamente con ese titular buscar tráfico a su web.

Laura

Deborah,
Gracias por esta entrada honesta y necesaria, por aclararme algunas cosas. Conozco muy bien toda tu labor divulgativa y se caracteriza principalmente por la excelencia y el rigor, dos cualidades que brillan en este texto.
Haces que se sepa lo necesaria que es la química (negaré haber escrito esto :P)
Un beso

NachoNacho

Me parece perfecto que le pidas a la OCU más rigurosidad, pero no veo en tu publicación ninguna referencia alternativa, ni ofreciendo comparativas mejores, ni soportando tus afirmaciones de las bondades de las cremas. Quedo con la impresión de que el criterio que recomiendas es “cuando más caro, mejor”, que es directamente absurdo. En distintas respuestas pareces dar por hecho que este es un criterio razonable, y que se debe aceptar sin pruebas objetivas, dando a entender algo parecido a que “si lo cobran, por algo será”. Ciencia pura.

Parece que te molesta mucho el resultado de la crema de LIDL, cuando resulta ser bastante mediocre, y dicen recomendarla sólo “si tu presupuesto es muy limitado”. Lo que me parece alucinante es que llegues incluso a criticar el mero hecho de que se incluya en el análisis, cuando resulta obvio que para el consumidor resulta del máximo interés saber de la eficacia de los productos más baratos.

La prueba de Lidl que si que causó revuelo, y que si tenia un resultado sorprendente fue la de cremas antiarrugas, pero parece que esa prueba no la podías atacar directamente. En ese estudio la muestra no es tan limitada, y resulta que la mejor es una crema de 3 euros, frente a otras que superan los 100.

Deborah García Bello

Hola Nacho. No tengo por qué ofrecer una alternativa al estudio de la OCU; ese no es el cometido de este artículo. Pretendo señalar las deficiencias del estudio de la OCU: poco conocimiento del producto, poco rigor, poca representatividad. Un estudio así no puede ser concluyente. Creo que han atacado a un producto que no lo merece, porque ninguno promete nada que no cumpla, por la sencilla razón de que prometen cosas muy básicas en cosmética, pero que no existían más que en productos por separado: hidratar, proteger del sol y dar color. Haber conseguido la unión de estas tres propiedades es un avance en cosmética, de hecho ha sido más difícil de lo que puede parecer.
En el caso de la crema del supermercado hay algo que no ha conseguido el laboratorio: ponerle protección solar. Y ésta es la cualidad más importante de una BB, a nivel de desarrollo cosmético y a nivel de seguridad para el consumidor. De hecho es la cualidad que más puede encarecer el producto.
Repito lo que dije en el cuerpo del artículo: no siempre lo más caro es lo mejor, pero muchas veces sí lo es, y éste es un claro ejemplo de que estamos pagando calidad. La galénica de estos productos fue muy complicada, y sólo los laboratorios más punteros la han conseguido.
Otra cosa que no debemos hacer es mezclar la valoración de unos productos con otros, porque no es lo mismo un estudio sobre BB que sobre antiarrugas. Yo sólo digo que la OCU lo ha hecho mal en este estudio concreto, no lo extrapolo a toda su labor.

SusoSuso

“déjate aconsejar por un profesional” ¿Qué profesional? ¿Un dermatólogo? Pasan de los cosméticos de este tipo ¿Un esteticista? No sé si tiene la formación y rigor suficiente.
“lo más caro es lo mejor” ¡Uffff.. todo un paradigma científico! Si supieras cómo se fijan los precios de las cosas…
“distinguidos laboratorios cosméticos” Si por algo se distingue el grupo L’Oreal es por la fantasía y falta de rigor en sus afirmaciones, que de científicas tienen poco.
¿La OCU forjando “superventas”? Algo conspiparanoico. ¿Un ejemplo?
“menospreciar la labor de todos esos trabajadores cualificados que diseñan los productos cosméticos más sobresalientes del mercado” ¿Has ido a reuniones promocionales de estos “trabajadores cualificados”? Te partirías las trancas de su formación y el nivel de sus afirmaciones.
¿No trabajarás para L’Oreal?

Deborah García Bello

Hola Suso. Te contesto por partes.
1. Considero profesionales a médicos, dermatólogos, farmacéuticos…
2. Obviamente lo más caro no es siempre lo mejor, aunque muchas veces coincide, tal y como digo en el artículo. Además de la calidad del producto se pagan otras cosas, y cada uno es libre de eligir si las paga o no, que es lo importante.
3. La cosmética, como sabrás, no son solo pócimas mágicas antiedad. No se puede juzgar la profesionalidad de un laboratorio por la publicidad que se hace de un único tipo de producto.
4. No creo que la OCU haya hecho una conspiración, sino que ha hecho un mal estudio, poco riguroso, y ha destacado un producto de baja gama, que no cuenta ni con protección solar, opino que por populismo.
5. Tengo la suerte de conocer a algunos de esos trabajadores cualificados de los que tú te “partes las trancas”: químicos, farmacéuticos, biólogos, médicos, etc que trabajan en laboratorios cosméticos, de grandes y pequeñas empresas. Y yo respeto y admiro su trabajo.
6. No. Soy química y trabajo como docente.

SusoSuso

Tengo en mis manos la revista y veo muchos artículos interesantes y rigurosos: las falsedades de los probióticos, medicalización de la sexualidad, publicidad de alimentos, infantiles, además de la adhesión de la OCU a una campaña independiente sobre el uso racional de los medicamentos. Este artículo parece pertenecer al de una serie de algunos escépticos para atacar a la organización por su no apoyo al uso de aditivos alimentarios innecesarios (hay quimiófilos que se comen todo si no es tóxico, aunque sea una bazofia). ¿Qué es mejorable? Seguro. ¿Que tiene algún error? También. Pero no es para cargarse la revista. Cell y Nature también meten la pata.

Alfredo RodriguezAlfredo Rodriguez

Solo os digo que si conoceis o sois expertos en algo sobre lo que está hablando la OCU, casi siempre os dará verguenza ajena que se expongan a dar su opinión apoyada en supuestos “estudios”, que en nada se ajustan a un análisis científico.
A fin de cuentas son periodistas y no profesionales, por eso no dejan que en su Web, nadie de su opinión ni haga comentarios. ¿Porqué?…Porque quedarían en ridículo demasiadas veces. Ojala dieran opción a replica, pero desde su posición se sienten mas cómodos tirando la piedra y dando la espalda a la comunicación.

Establecen monólogos, sin saber muchas veces de lo que hablan. A veces, si que aciertan, pero no te puedes fiar de sus aseveraciones.

OculistaOculista

Este artículo, el otro del del Opus Dei sobre ciencia y religión… La credibilidad de Naukas está en uno de sus puntos más bajos.

Respecto a este artículo, se descalifica ya desde su agresivo titular; después empeora. Personalmente, no creo que la autora cobre de la industria cosmética, pues ésta puede pagarse plumillas de renombre. Sospecho que es más bien una “fangirl” de alguna marca que no quedó bien en éste o en otro informe de la OCU.

El informe en cuestión será más o menos acertado, pero es un informe y sobran esas repetidas comillas para referirse a él; sobra también acusar a la OCU de favorecer intencionadamente a LIDL. Además, es infantil su asociación general de valor y precio, es ingenua la alegre calificación de distinguida que otorga a esta industria y es evidentemente tendencioso.

Finalmente, resulta curioso que considere a los médicos como profesionales adecuados para elegir entre cremas cosméticas. Para lucir un buen aspecto y una piel lustrosa, sí: en eso pueden ayudar bastante más, especialmente los nutricionistas. Pero para preguntar por estas cremas, mejor molesten a su estilista, que les amenizará la manicura y, con un poco de suerte les regalará una muestra de alguna buena-buena (L’Oréal, por lo menos).

Deborah García Bello

Los científicos que investigan sobre productos cosméticos en realidad son esteticistas camuflados, total, lo único que se hace en cosmética son pócimas mágicas antiedad y esmaltes de uñas. Los productos para el acné, las dermatitis, la rosácea, etc, no existen, son pura fantasía.
Qué fácil es caer en el prejuicio cuando no se conocen ni las empresas ni los laboratorios que se dedican a ello…

luisluis

No son prejuicios. Las empresas de cosmética se dedican a hacer publicidad engañosa, por calificarlo de manera suave.

El consumidor difícilmente puede hacer por si mismo estudios suficientes para evaluar los productos, así que una comparativa de la OCU, aunque tenga defectos , que los tiene, es probablemente la mejor manera de comparar a disposición del ciudadano de a pie. Desde luego si se cree la publicidad va a estar mucho peor informado.

OculistaOculista

Ayer envié un comentario que veo que habéis borrado. Se trata de un comentario crítico con el artículo pero no agresivo y me gustaría que me indicarais si lo ha censurado Naukas o si ha sido la propia autora. Gracias.

EduardoEduardo

Otra prueba mas de falta de rigor por parte de la OCU, De todas las cremas que analizan sólo una (dos si consideramos la de kiko) es de marca blanca. Y curiosamente sale muy bien parado (como de costumbre con los productos del lidl que analiza la ocu)

No me parece mal que mezclen marcas blancas y otras que no, pero puestos a poner marcas blancas, por lo menos podrían poner algunas de las mas vendidas, como deliplus (apostaría a que de las blancas es el top en ventas), la de carrefour, etc. Por lo menos cuatro o cinco.

juanjuan

Acusas a la OCU de utilizar argumentos falsos, pero tu argumento de que lo más caro es mejor tampoco parece muy elaborado.

Si tu haces una comparativa de distintos productos, en muchos casos los mejores estarán entre los más caros, pero en absoluto esto es siempre así, no siendo raro que algunos de los productos más caros son peores que la media.

El argumento de que la crema de Lidl no cumple los requisitos para entrar en la comparativa por no tener protección UV es válido, el argumento de que los productos de marca blanca son siempre peores que los de marcas reconocidas es FALSO.

SaraSara

Enhorabuena. Me ha parecido un artículo muy bueno (informativo, preciso, explicativo, con sentido común, etc).

JeevesJeeves

Deborah, te felicito por tu paciencia. Leyendo los comentarios, me quedo perplejo, de ver los problemas de razonamiento básico que tienen tantas, personas.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>