Hitos en la red #55

 

enceladus12_cassini_big

Hay semanas en las que este cronista disfruta especialmente. Quizás porque encuentra textos que le devuelven a su adolescencia cuando descubría ojiplático en libritos de divulgación, muchos de ellos prestados por una cosa llamada biblioteca pública, las maravillas del universo. La semana que terminó ayer incluye por una parte una exploración fascinante del Sistema Solar, mezclando realidad con especulación fundada, y por otra una visión renovada de los primeros momentos del universo en su conjunto y de su estructura actual. Veámoslo.

Daniel Marín enumera algunas razones por las que un cometa es un lugar tremendamente interesante en Diez motivos por los que el cometa Churyumov-Gerasimenko es un lugar fascinante; después nos lleva a Encélado para contarnos cómo está el agua, El pH del océano de Encélado; y después nos habla de las posibilidades del submarinismo en los alrededores de Saturno en Un submarino para el Kraken Mare de Titán. Finalmente, regresando al punto azul pálido, nos encontramos con un volcán más activo de lo que uno pueda imaginarse donde menos se lo espera uno, nos lo describe Iván Rivera en La sima en el corazón de Calatrava.

Dejamos el Sistema Solar y nos adentramos en la historia y estructura del universo de la mano de Francisco R. Villatoro y los últimos datos de Planck. Démosnos cuenta que esta serie de resultados dibuja nuestra imagen del universo, algo que pasa desapercibido entre el marasmo de informaciones científicas, pero que es de una trascendencia innegable. Pues bien, los resultados están en perfecto acuerdo con el modelo cosmológico estándar y Francis nos da una introducción a datos y métodos (y primera de una serie de entradas) en Resultados Planck 2015: (I) Resumen general; después algunas novedades introducidas en el tratamiento de los datos (y las limitaciones de los resultados) en todo lo que tiene que ver con la gravedad en Resultados Planck 2015: (II) Energía oscura y gravedad modificada.

Por lo demás la cosa ha estado muy variada: desde la fascinación por los excrementos de dinosaurio y la avidez por comer todo lo que se mueva (literalemente; se habrían comido hasta El dragón de Komodo, un reptil como otro cualquiera… o casi, por Juan Ignacio Pérez, si lo hubiesen encontrado) de padre e hijo El caso de William & Frank Buckland, por Eduardo Angulo; pasando por los usos avanzados de un palomar, El principio del palomar, una potente herramienta matemática (parte 1), por Raúl Ibáñez; para llegar a lo último en materiales para baterías ADN para la nueva generación de baterías. Todo ello acompañado de bichitos, Ciencia Express: los microbios, de José Luis Crespo, y buenos alimentos, Ciencia en la cocina: pichón termostático à la Maillard, con Xabier Gutierrez y José Manuel López Nicolás.

Finalmente un toque de atención: no siempre el avance tecnológico tiene consecuencias positivas para todos; para algunos significa volver a la explotación y la violencia que asociamos a épocas pasadas: otros mundos, pero que están en este. Un viaje al pasado a lomos del coltán, por Mariajo Moreno.

 

Comunicador científico. Químico de formación (UGr’89), trabajo con la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU y escribo cosas para el Donostia International Physics Center.



Por César Tomé López
Publicado el ⌚ 15 febrero, 2015
Categoría(s): ✓ Enlace Recomendado