La pregunta Naukas 2015 – Deborah García

La pregunta Naukas 2015
La pregunta Naukas 2015

¿Qué avance o descubrimiento de la ciencia moderna ha hecho progresar más a la Humanidad?

Entendemos como ciencia moderna desde Copérnico hasta nuestros días.

Mi respuesta es la tabla periódica.

A mediados del siglo XIX ya se conocían 63 elementos químicos. Estas sustancias eran consideradas puras, no podían dividirse y dar lugar a otras sustancias simples, es decir, que estas sustancias estaban formadas por unidades indivisibles y con identidad propia llamadas átomos. Aunque esta idea de átomo como partícula maciza e indivisible propuesta por Dalton hoy nos parece un tanto rudimentaria, fue la que le llevó a formular la ley de las proporciones múltiples y posibilitó la primera medida de las masas atómicas relativas (o pesos atómicos, como los llamaba Dalton) en las que las masas de los elementos químicos se referían al hidrógeno, tomándolo como unidad.

A partir de los pesos atómicos propuestos por Dalton, los científicos de la época intuían que todos esos elementos químicos tenían que dar respuesta a un orden mayor, así que comenzaron a clasificarlos atendiendo a sus pesos, sus valencias o sus equivalentes, tratando de encontrar algún tipo de periodicidad, llegando a crear más de cincuenta tentativas.

En 1869 el químico ruso Mendeléiev publicó su tabla periódica, donde los elementos químicos estaban ordenados, primero en función de sus propiedades, y segundo en función de sus masas atómicas crecientes corregidas por el químico italiano Cannizzaro. Cannizzaro había encontrado que las masas atómicas de los elementos en las moléculas de un compuesto volátil podían calcularse aplicando el principio de Avogadro.

Había ciertas parejas de elementos que no seguían ese orden creciente de masas atómicas, y es que no se ajustaban a las propiedades esperadas, así que Mendeléiev creyó que o bien sus masas estaban mal calculadas, o bien había algo que se le escapaba. También dejó algunos huecos en su tabla periódica que, según él, estarían ocupados por elementos que aún estaban por descubrir, para los cuales predijo propiedades como su masa atómica, su reactividad o su densidad.

Con el tiempo todos esos elementos predichos por Mendeléiev se fueron descubriendo, y efectivamente cumplían las expectativas periódicas de Mendeléiev. Cada vez que se descubría un elemento, la tabla periódica se iba completando, y su idea de orden se iba convirtiendo en el pilar de la Química.

Mendeléiev falleció antes de ver resuelto el problema de los pares de elementos químicos que no seguían el orden creciente de masa atómica, puesto que falleció en 1907, y hasta 1913 no se dio a conocer con más profundidad la naturaleza de los átomos. Primero Rutherford planteó su modelo atómico, donde afirmaba que los átomos estaban formados por un núcleo positivo y a su alrededor orbitaban los electrones; y en 1913, Moseley realizó una serie de experimentos con rayos X que le permitieron establecer una relación lineal entre la radiación emitida por estos elementos químicos y el orden periódico que Mendeléiev había establecido, lo que permitía pensar que este orden no era casual sino reflejo de alguna propiedad de la estructura atómica. Hoy sabemos que esa propiedad es el número de protones que hay en el núcleo de cada átomo, lo que llamamos número atómico.

La tabla periódica actual, que ya cuenta con 118 elementos químicos es esencialmente la tabla de Mendeléiev, y en ella se esconde mucha más Química de la que ni él podría imaginar. A día de hoy sabemos que se ajusta a más parámetros que el número atómico, que ofrece información acerca de las configuraciones electrónicas, de los orbitales del modelo mecanocuántico, así como una cantidad ingente de información acerca de las propiedades de sus elementos y de sus combinaciones.

Todo lo que a día de hoy sabemos de la Química fue naciendo a una velocidad de vértigo a partir de la tabla periódica de Mendeléiev, a partir de su búsqueda incesante por el orden, por un orden mayor capaz de dar respuesta a preguntas mayores. A pesar del caos aparente, hay un orden tan simple como el de la tabla periódica capaz de encerrar todo lo que conocemos sobre cómo son las cosas. Esta idea supuso una revolución sin precedentes a nivel científico y en mayor medida a nivel cultural. Que efectivamente toda la materia, todo estaba compuesto por átomos, y que estos a su vez estaban formados por partículas más simples cuya combinación era terriblemente sencilla, y que a partir de eso surge todo lo que nos rodea, la respuesta a cómo se combinan esos átomos, a cómo esas combinaciones dan lugar a sustancias sólidas, líquidas, cristalinas o amorfas, de unos colores u otros, esenciales para la vida o venenosas, y que nos permite creer que entendemos algo más este universo y esta realidad.


1 Comentario

Participa Suscríbete

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>