Otra vez proteínas y fósforo… y medias verdades embutidas y mal atadas

Proteínas y fósforo

La deficiencia de fósforo es infrecuente […]

Como el fósforo está distribuido tan ampliamente en los alimentos, incluyendo los alimentos procesados y los refrescos con gas, hay poca probabilidad de una inadecuación dietética.

Así se expresa, textualmente, uno de los manuales de referencia (por no decir el más) sobre dietética y dietoterapia hoy en día al respecto de la deficiencia en fósforo. Se trata de Krause dietoterapia. No forma parte de la biblioteca habitual de la población general, está claro… y quizá por eso el equipo de marketing de Campofrío ha decidido poner en alza sus salchichas de Frankfurt, un producto altamente procesado, con este tipo de ampulosas y cientifistas alegaciones: “no son salchichas, son proteínas y fósforo”.

Supongo que porque suena bien, erudito, importante… y porque también supongo que con él se puede llegar a engañar  confundir a la gente haciéndoles pensar que el consumo de  este tipo de producto aporta un valor añadido a su dieta.

Aunque meridianamente claro, me gustaría explicar aun más si cabe lo que dice el texto de Krause dietoterapia para que no se malinterprete y para que sí se entienda en el marco adecuado la campaña de Campofrío cuando ensalza unas salchichas de Frankfurt:

El manual viene a decir que no hay forma humana de encontrar en nuestro medio una persona con deficiencia de fósforo. Da igual que alguien siga una alimentación de mierda, caracterizada a partir de aperitivos industriales dulces y salados, “refrescos” y bollería industrial… ni tan siquiera esas personas corren el riesgo de incurrir en la deficiencia de fósforo.

Por tanto, habida cuenta que ni a nadie le viene bien ni necesita más fósforo, no sé dónde puede estar el valor añadido o el beneficio para la salud en eso de anunciar un derivado cárnico procesado como fuente de fósforo.

Si el tema del fósforo es divertido, veamos el de las proteínas:

la ingesta de proteína en España alcanza el 173% de las recomendaciones en varones de 20 a 39 años, y el 228% en mujeres.

Estos datos son los que se observaron en 2008 en el estudio Valoración de la dieta española de acuerdo con el panel de consumo alimentario. Pero espera, que hay datos aun más recientes, según la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética ENIDE 2011:

la ingesta media de proteína en los hombres es de 109,36 g/día y en mujeres de 88 g/d

Es decir, acorde con este último dato y en relación al consumo de proteínas, si lo que en la actualidad comemos estuviera ajustado a las recomendaciones mínimas de proteínas (es decir 0,8g de proteínas por kilogramo de peso corporal y día), el peso medio de los varones habría de ser 131,7 kg y el de las mujeres 106 kg. Dicho de otra forma: Estamos hasta las trancas de proteínas y no necesitamos más… y mucho menos que se promocione un derivado cárnico con estos argumentos siendo que en base al estudio ya mencionado nuestro patrón de consumo de este tipo de alimentos es bastante superior a las recomendaciones.

Y… sí, es lo que estás pensando… como en tantas otras ocasiones si se cacarean publicitariamente hablando tantas tonterías virtudes innecesarias, es porque lo que se callan en la realidad del producto es más importante que aquello con lo que se trata de impresionar a los consumidores.

El producto, según su propio etiquetado, aporta 18g de grasas/100g de producto, y es que no será por casualidad, este resultado es fácilmente explicable a partir de sus ingredientes… toma nota:

Carne separada mecánicamente de pollo y de pavo, grasa y corteza de cerdo. Grasa de pollo con piel. Agua. Fécula. Sal. Azúcar. Antioxidante (E-316). Estabilizantes (E-412, E-415, E-451). Especias. Aroma de humo. Conservador (E-250).

Pues sí, como primer ingrediente figura un item que a mi juicio merecería ser explicado con mayor detalle. Bajo el mismo concepto y sin hacer distinción el ingrediente principal es: “Carne separada mecánicamente de pollo y de pavo, grasa y corteza de cerdo”… y el segundo “grasa de pollo con su piel”… Es decir, cuando en la promoción de un alimento solo se utiliza el recurso de que es fuente de proteínas y fósforo es que se trata de un alimento muy, muy, triste nutricionalmente hablando.

Por tanto, resulta más que significativo que para publicitar un producto que se encuentra entre los menos recomendables al observarlo bajo la lupa de no importa qué guía de alimentación saludable se usen declaraciones nutricionales que ni vienen ni van… proteínas y fósforo. Ole.

Come proteínas y fósforo, es una moda elegante

Todo esto no quita para que, de nuevo y como viene siendo habitual en estas circunstancias, la acción publicitaria sea brillante: sabe aprovechar las lagunas de la población general para contando un hecho verdadero a tenor de la legalidad vigente (el producto puede realmente decirse fuente de proteínas y fósforo) hacer creer que es un argumento válido para consumir el producto en cuestión. Aunque, eso sí, esa riqueza sea absurda e innecesaria (juegan con la ventaja de que la población general lo desconoce) al tiempo que se calla  como una… como solo ella se calla, otras realidades al respecto del verdadero interés nutricional del producto, como por ejemplo su contenido en grasa, azúcares, sal…

En relación a las salchichas originales, creo interesante comparar una ración de 47g de este producto (dos salchichas según sugiere el fabricante) con otra alternativa… otra cena típica de un niño, hoy ya casi en el olvido salvo honrosas excepciones, me refiero por ejemplo a un huevo pasado por agua. Veamos qué nos ofrece esta comparación en virtud de algunos nutrientes característicos:

Tabla huevo vs salchichas
(*) Datos obtenidos de la página web de Campofrío (**) USDA Nutrient Database, 56g de porción comestible de huevo (1) Dato inferido de los valores por 100g y no de la información por ración, ya que según este último, 47g de salchichas contenían 20g de sal (2) Según precio de mercado

En resumen: Un huevo pasado por agua ofrece más proteínas (37% más) y más fósforo (más del doble) a la par que menos grasas totales (38% menos), menos grasas saturadas (40% menos), menos hidratos de carbono (una décima parte), menos azúcares (64% menos), menos sal (77% menos) y menos calorías (28% menos) que una ración de las consabidas salchichas. Y todo ello, el huevo, a un precio entre un 50 y un 25% más barato que la ración de salchichas.


Echando un vistazo a las elegantes alegaciones salchicheras

Desde una perspectiva más general, recordemos que Campofrío, es una de las veintitantas empresas que están adheridas al plan HAVISA, ese glorioso plan que de la mano de la administración sanitaria vela, día a día, anuncio a anuncio, por realizar una promoción de hábitos de vida saludable a través de la alimentación (encontrarás más detalles en este post). Como no podía ser de otra forma Campofrío también forma parte de la Fundación Alimentum, una organización privada y sin ánimo de lucro cuya misión…

Es mejorar la calidad de vida y el bienestar social, a través de la promoción de iniciativas que respondan a los retos e inquietudes que la sociedad demanda en relación con la Alimentación.

Puedes contrastar todos los patronos de esta organización “sin ánimo” de lucro en este enlace. En fin…

Consejo final: come comida… es decir, come aquellos alimentos que no necesitan de la publicidad para contarnos su “maravilloso” contenido nutricional.

Señores publicitarios, como decía Berto, sois muy grandes. Señores de Campofrío, como dietista-nutricionista, no me gustan ni un pelo estas estrategias.

———————————

Nota: Puedes abundar más en el caso de las salchichas de las proteínas y fósforo de Campofrío en otros post, como por ejemplo este Vicente Baos titulado “Las salchichas y la mamá resabiada”, o este de Lucía Martínez “¿Necesita el mundo proteínas y fósforo? Campofrio abriendo bocas.

17 Comentarios

Participa Suscríbete

OrbatosOrbatos

Los publicistas se aprovechan, ya sea consciente o inconscientemente (porque dudo que sepan realmente si hay o no deficiencia de fósforo en las dietas) de la soberana ignorancia de la población.

Y el problema real no es la ignorancia. Que narices… todos ignoramos cosas, muchas cosas, montones enormes de cosas. Es perfectamente aceptable que no conozcamos el significado de los “palabros” que se sacan en algunos concursos, es legítimo que no seamos expertos nutricionistas.

Lo que no es de recibo, es que nos traguemos memeces como estas en un tiempo en el que el acceso casi universal a la información la tenemos en la punta de los dedos, a un click de ratón y no nos molestemos nunca en comprobar nada

Eso es realmente lo preocupante. Yo mismo ignoraba hasta hoy la abundancia de fósforo en cualquier dieta, incluso la “comida chatarra”, pero cualquier persona puede hacer una búsqueda o dos e informarse sin muchos problemas.

Pero para que molestarnos, ya está la tele para explicarnos lo que nos conviene (esto es sarcasmo, por si alguien tiene el detector apagado)

LauraLaura

Muy buen artículo. A decir verdad ya me había llamado la atención el anuncio ya que, por la forma en que está hecho, es evidente que trata de derribar un mito de sobra conocido (salchichas = comida basura), aportando una información que casi todos obviábamos (contienen fósforo y proteínas).

Supongo que, sobre todo ahora que llega el veranito y la mayoría de la gente se preocupa de cuidar más su alimentación, a Coldfield le debe de interesar darnos un par de “razones” para que escojamos su producto en lugar de una lechuguita. ¡Que la lechuguita no tiene proteínas ni fósforo!

Pero Coldfield, es que en seguida toca ponerse el bikini, y cada vez nos gusta menos ir luciendo lorza. ¡Ahora que nos estábamos concienciando de que tenemos que comer sano y que ya no está bien visto lo de recurrir siempre a lo fácil y rápido!,.. Ahora venís con el fósforo cual espinaca de Popeye. Ya solo falta que nos pongáis a una modelo contando que ella come mucho fósforo (con cara pícara, pues este es su secreto de belleza mejor guardado), y tenéis el negocio en popa a toda vela en pleno verano.

dani

Todo lo que va dirigido a niños o es susceptible de que los niños lo consuman en cantidades industriales ( salchichas, pasta, danoninos, etc ), ha de llevar la etiqueta de saludable, aunque no sea verdad. Hay una leche de continuación cuyo eslogan es, “ayuda al desarollo del cerebro del bebé”, pues claro, como las demás, seguramente, pero estos son los primeros que han usado este argumento de ventas, y no creo que ninguna madre esté dispuesta a que su niño/a sea un lerdo de mayor por no haberle dado la leche que hace que los niños crezcan más listos. https://www.youtube.com/watch?v=GlPmv-Rm3vw
Por los hijos se hace lo que sea, y si es fácil mejor. Los Baby Einstein o cualquier invento para que tu hijo sea listo incluso antes de salir de la barriga, se ha vendido a capazos, sin importar si estaban o no demostrados sus beneficios en el bebé. Y si sale un peluche con un material que proteja al bebe de las asesinas ondas del wifi, será un éxito de ventas.

estheresther

Me ha gustado la cena con un huevo pasado por agua, aunque en casa hayamos cogido un poco de miedo a esa combinación
porque mi hija tuvo una Salmonellosis después de tomar un huevo “al ave maria”.
Podías escribir un post sobre Salmonellosis, mayonesas y otras salsas…

certhecerthe

Como siempre muy interensante. Siempre estas yendo en contra de estos estafadores y protegiendo a la salud pública. Eso es de agradecer y mucho. Oye, eso si, supongo como pasa siempre que te contestarán los de campofrio y te dirán que te van a denunciar. O pondrán un comentario buenrrollista en este mismo post.Creo que se liará, es lo que pasa por desgracia cuando alguien se mete con estas empresas tan grandes diciendo unas cuantas verdades. Pero tu eres David y ellos Goliat. Animo y sigue usando tu honda.

RobertoRoberto

La estrategia de Campofrío me hace recordar aquel capítulo de Mad Men en el que para promocionar el tabaco Lucky Strike (coincidiremos en que es beneficioso para la salud no es), y para saltarse las recomendaciones de la agencia de salud americana, al gran Donald Draper se le ocurre el slogan ‘It’s Toasted”.

tastantelmon

Hay una frase de Don Draper, en la primera temporada que dice:

A la gente le gusta tanto que le digan lo que tiene que hacer, que es capaz de escuchar a cualquiera.

Una gran serie “MAD MEN”.

tAstantelmón

tAstantelmón

Vivimos en la gran mentira, son capaces de vender cualquier cosa y nosotros comprar sin más y seguirles sin pararnos a pensar.

Cada vez me gusta más cocinar y cada vez me gusta menos la publicidad. Nos engañan y nosotros nos dejamos. Nos llevan a su terreno y consumimos según sus necesidades, no las nuestras. Debemos buscar alternativas que realmente sean sanas de verdad.

tAstantelmón

OrbatosOrbatos

Quizás es momento a estas alturas, de que la gente empiece a entender que el cometido de la publicidad es venderte un producto, no decirte como es.

Y por lo tanto, los anuncios no son documentales, ni lo que te dicen tiene porque ser cierto, ni tienen que darte todos los datos. Quieren vender y punto, y los que se tragan los anuncios como la verdad es hora de que empiecen a entender esas diferencias.

Esto me recuerda una promoción de una urbanización en Ibiza, al lado de una zona protegida (las Salinas). En la promoción aparecían unas fotos espectaculares de chaletitos al lado de un imponente parque natural

Pero en ningún momento mencionan que están muy cerca del aeropuerto (con un trafico tremendo en verano) ni que en esa zona hay unos mosquitos capaces de atravesar un pantalón vaquero sin ningún esfuerzo, y que siendo la zona protegida unas antiguas salinas (y por lo tanto zona pantanosa y protegida donde ni soñar con fumigar) con la casita viene el “runrun” de aviones aterrizando y despegando cada pocos minutos, y la compañía de unos bonitos mosquitos en ingentes cantidades.

Pero eso si, el folleto precioso… y no miente, pero tampoco dice toda la verdad.

Eso es publicidad, y si nos la creemos sin indagar nada mas al respecto nos pasa lo que nos pasa

Sergio

La verdad que hay un gran desconocimiento en torno al tema de la ingesta de alimentos y sus “sanos” aportes a nuestros organismos. De ahí las grandes marcas se aprovechan de ese vacío para hacer caja con un equipo de publicistas que, como dices, son muy grandes (mira si no a los de Cocacola y su famosa “receta secreta”).

Mientras leía este artículo me acordaba de todos esos chicos que por lucir músculo antes que nadie toman suplementos proteicos. Me gustaría saber los efectos reales que esto produce en el cuerpo.

Felicidades por el artículo Juan, me ha gustado mucho.

federicofederico

Y si ahora nos ponemos a comparar un huevo con unas semillas como la Chia, también lo podemos desbarrancar, y además, no sale del ojete de un animal!!!! =D

anónimoanónimo

Saben ustedes esos desperdicios de grasa, pellejo, y demás carroña que la gente le pide al carnicero para echarselo al perro?
Quitaselo al perro, mézclalo con almidon de patata cual corcho de relleno, método en un plástico con una gelatina marrón que simule piel animal, prénsalo con forma de jamón o dale forma cilindrica simulando ser una salchicha, y eso, exactamente eso, es por lo que pagas cuando compras esos productos procesados por industrias como la de campofrío.
El consejo incluso de un vegetariano como yo? ve al carnicero y compra carne de verdad para tus hijos, que además ya te adelanto que un kilo de carne te saldrá más barato que un kilo de esas salchichas, y si no da para ternera, pues pollo, que aún será mil veces más saludable, y las patatas, se las pones de guarnición si quieres, que las disfrutará más.

Arturo BoscánArturo Boscán

Buenas, interesante tema, digno de discusión. Sin embargo quisiera saber la metodología para la obtención del calculo en el apartado de Resumen, quisiera hacer una investigación independiente y me interesaría evaluar el calculo empleado.

Saludos.

3 Trackbacks

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>