Medio siglo del curioso origen de las bebidas isotónicas

Las bebidas isotónicas cumplen medio siglo (Crédito foto pixabay)
Las bebidas isotónicas cumplen medio siglo (Crédito foto Pixabay)

Hoy en día muchísimas son las personas que durante y tras realizar cualquier tipo de deporte (o actividad física que requiera cierto desgaste) recuperan fuerzas y se rehidratan a través de bebidas isotónicas.

En el mercado son numerosas las marcas que las comercializan, pero entre todas hay una que destaca, a raíz de estar estrechamente vinculada con el origen de este tipo de preparados, y que este mismo año cumple el medio siglo desde que se inventó: Gatorade

En 1965, Dewayne Douglas, asistente del entrenador del equipo universitario de fútbol americano ‘Florida Gators’ (más conocidos como ‘the Gators’), se dio cuenta que la mayoría de sus jugadores acababan exhaustos tras cada partido, algunos incluso ya mostraban signos de fatiga en la media parte del encuentro en días de calor intenso (no olvidemos las altas temperaturas de Florida) y además observó que apenas podían orinar tras la finalización debido a la pérdida de una gran cantidad de líquido a través de la sudoración.

Decidió realizar una consulta a James Robert Cade, uno de los profesores de la Universidad de Florida y doctor en nefrología, por si éste podía darle alguna explicación lógica y científica sobre qué era lo que le pasaba a sus jugadores.

El Dr. Cade investigó y comprobó que tras la disputa de cada partido, y debido al gran esfuerzo físico que realizaban, los deportistas perdían una gran cantidad de carbohidratos, sales minerales y componentes químicos vitales para el organismo y el buen rendimiento durante del mismo.

Junto a su equipo médico se puso a trabajar en una bebida que aportase todos los componentes necesarios para recuperarse de inmediato. Tras las primeras pruebas comprobaron que el resultado era óptimo, pero aquella bebida sabía a mil demonios, motivo por el que la Dra. Dana L. Shires propuso añadirle zumo de limón con el fin de que tuviera un sabor más agradable.

El invento fue todo un éxito y muchos los partidos que a partir de entonces, y fuera de toda expectativa, ganó el equipo de los Gators gracias a que sus jugadores recuperaban fuerzas sorprendentemente de una manera casi inmediata.

La compañía Stokely-Van Camp, Inc., de Indianápolis, no tardó en interesarse en este producto y llegó a un acuerdo con el Dr. Cade y sus socios para comercializar la bebida isotónica bajo el nombre de Gatorade en honor al equipo universitario.

Jugador de los Gators tomando la bebida isotónica del Dr. Cade (Crédito foto Wikipedia)
Jugador de los Gators tomando la bebida isotónica del Dr. Cade (Crédito foto Wikipedia)

9 Comentarios

Participa Suscríbete

Orbatos

Es curioso, y también es de destacar que el mercado de estas bebidas no está solo en deportistas. En paises donde hace mucho calor en verano y se suda abundantemente (por ejemplo en Japón) se venden muchas de estas bebidas en máquinas expendedoras.

La gente parece pensar que si se suda mucho, con beber agua solo ya vale, y no es así.

Mas sano que una “cola” de esas seguro que es

LucianoLuciano

Si te refieres (que seguro que sí) a las de bebidas energizantes, ésas de botellitas minúsculas, no se trata de isotónicas si no de chutes de cafeína (como el Red Bull pero mucho más bestia).
No confundir, que no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Amara

Qué interesante el origen de estas bebidas! No tenía ni idea.
Me agrada ver que Dewayne Douglas no haya caído en el olvido asignándose la importancia de todo al Dr. Cade. En otros casos, hemos visto cómo el primero en darse cuenta de algo no ha recibido el reconocimiento merecido y las flores se las ha llevado otro.
Un tipo observador, inquieto y preocupado por el rendimiento de sus chicos… ¡tenía alma de científico! 😉

Ramón CorominasRamón Corominas

Hola, buenas.

En realidad la ciencia parece no estar muy de acuerdo con este señor, al parecer no está demostrado que este tipo de bebidas mejoren el rendimiento, así que a lo mejor sus éxitos tuvieron más que ver con el efecto placebo…

Un macroestudio desvela que las bebidas isotónicas no mejoran el rendimiento
http://esmateria.com/2012/07/19/un-m...endimiento/

LucianoLuciano

Mmm… hay que separar el trigo de la paja. Una cosa es que un anuncio haga creer al señor que sale a trotar quince minutos que bebiéndose un Gatorade va a potenciar el efecto del ejercicio (que no lo hará) y otra que los deportistas que realizan ejercicio intenso durante largo tiempo y sufren deshidratación con pérdida de electrolitos (sales) incluida, puedan neutralizar esa pérdida bebiendo isotónicas en vez de sólo agua (que sí es verdad). Así que te diría que la ciencía sí que está de acuerdo con el creador del Gatorade.
Como argumento extra, te comento que hablo por experiencia ya que soy corredor de montaña, he participado en pruebas muy largas (más de 24 horas) y el tema de la pérdida de sales es algo que los que hacemos esto tenemos que controlar muy bien porque si no aparecen los calambres, los cortes de digestión, los vómitos…

marianomariano

yo tengo entendido que estas bebidas tienen la ventaja de ser isotónicas a diferencia del agua pura que no repone las sales perdidas lo que provoca un desbalance osmçotico

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>