Luz que entra por la ventana

Vantana bicolor

Temprano por la mañana pasas frente a la ventana del salón. ¿Y eso? Cada una de las hojas muestra un color distinto: la de la derecha anaranjado, la de la izquierda azul.

A la derecha llega luz directa, los fotones que aterrizan en los visillos han viajado desde el Sol sin interaccionar con nada por el camino. Vienen todos paralelos, por eso generan sombras nítidas como la de la manivela de la contraventana. En cambio en la izquierda tenemos luz difusa, llega a la ventana desde todas partes del cielo. Fotones que salieron del Sol y no iban dirigidos a la ventana  sí acabaron en ella tras chocar con el aire o partículas de la atmósfera que los desviaron hacia aquí. Como vienen de todas partes no pueden producir sombras nítidas.

No todos los fotones que venían del sol interaccionan con la atmósfera de la misma manera. Los correspondientes a los colores violeta y azul chocan con el aire con más facilidad; corresponden a  longitudes de onda más pequeñas, más parecidas a las de las moléculas con las que chocan. Los colores amarillos y rojos, de longitudes de onda mayores, necesitan atravesar más atmósfera para que lleguen a chocar.

Por eso la luz dispersa, la que ha chocado por todas partes del cielo es azul, mientras que la que llega directa atravesando toda la atmósfera rasante tiene tonos anaranjados. La luz blanca que salió del sol llega a la ventana por dos caminos y con diferentes concentraciones de color en cada uno. Por una bonita casualidad esa mañana cada camino incidía en una hoja distinta de la ventana del salón.

————–

Sobre este tema (y como distintos tipos de sistemas artificiales de iluminación generan un tipo u otro de luz y su repercusión en actividades humanas) va mi capítulo en el libro “Destellos de Luz“, una obra colectiva de la UPNA para celebrar el año internacional de la luz. Ver en el editor, o en Amazon.

4 Comentarios

Participa Suscríbete

MiguelMiguel

Hola. Esta muy bien la reflexión. Pero tengo una pregunta al respecto.
Debido a la línea tan nítida de separación entre los colores azul y anaranjado y a que el plano de la ventana tiene la misma orientación en todo su conjunto, ¿No podría ser que llegasen los rayos dispersados a toda la ventana en igualad de condiciones y una vez que pasa las rendijas de la contraventana y se refracta a través del cristal, la luz natural quede polarizada y lo que da ese color anaranjado sea la combinación de las longitudes de onda que pasan el “filtro”?

NewtNewt

Si se abriese la contraventana (de madera) el color sería el mismo que la parte de la izquierda.

¿No? ¿Joaquín?

Efe

Aunque el plano de la ventana tenga la misma orientación, los edificios circundantes tapan parte de luz directa del sol y es precisamente en la zona de penumbra donde sólo llegan rayos dispersos (azules).
La diferencia entre una zona de penumbra y otra de luz puede ser muy nítida. Eso no es extraño en absoluto.

Todos los cristales de la ventana parecen cerrados, eso descarta que haya distintos efectos debidos a la refracción a través de los mismos.

Joaquin Sevilla

Hola, perdón por no haber contestado antes, me despisté.
El cambio de luz se produce a mitad de la ventana por casualidad. El sol sale por la izquierda de la misma, y recién salido no da directo, en ese rato las dos hojas son azules. Al ir avanzando, al cabo de un rato empieza a dar directa en la hoja derecha, y un rato más tarde en las dos. El día que hice la foto (cerca del amanecer) estaba justamente así por que a esa hora es lo que tocaba, pero un rato más tarde era toda amarilla.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>