La pasión de divulgar ciencia

JonFranklin

Yo quería ser escritor científico por la misma razón por la que probablemente muchos de ustedes quieran ser científicos. Para mi generación, por lo menos durante la juventud, la verdad y la belleza eran una misma cosa. Probé suerte con la poesía y la paleontología, la astronomía y la arquitectura. Al final me decanté por escribir, porque me proporcionaba la oportunidad de conjugar arte y ciencia.

Cuando me inicié como periodista, le dije a mi editor que quería ser redactor científico. Puso mala cara, y me dijo que el periódico no necesitaba ninguno y me contrató para otros menesteres. Pero tenía la historia en contra, y el jovencito que había contratado tenía la habilidad de encontrar el lado científico en cada tema que se le asignaba.

Muy pronto empecé a investigar sobre un programa de erradicación de ratas y lo transformé en un artículo de demografía urbana. Un tema sobre problemas escolares volvió a las manos del editor en forma de estudio del perfil intachable de un profesor de química. El editor se quejaba, pero los lectores estaban encantados. Nunca olvidaré la gran victoria que supuso, la primera vez que mi jefe me llamó redactor científico.

Jon Franklin, The End of Science Writing

Fuente: Vladimir de Semir, Decir la ciencia.

5 Comentarios

Participa Suscríbete

DavidDavid

Bonito relato, se me ha hecho corto. Hecho en falta gente como el señor Jon Franklin, que tenga pasión por transmitir la ciencia y lo maravilloso del universo que habitamos.
Saludos

PepsoPepso

“Para mi generación, por lo menos durante la juventud, la verdad y la belleza eran una misma cosa”.
De repente, me he sentido joven y feliz…Si señor, un sabio

Orbatos

La divulgación de calidad es posiblemente una de las ramas mas difíciles de la ciencia… y la literatura. El talento para ello es algo muy escaso.
Es como el talento del narrador. Escritores hay muchos, buenos escritores hay pocos. Científicos hay muchos, pero un científico capaz de transmitir sus conocimientos en palabras sencillas al gran público, y mas difícil, hacerlo de forma interesante es algo tan raro que cuando aparece uno, deberían de protegerlo como “patrimonio de la humanidad”.

Poniendo solo dos ejemplos, tenemos al maestro Sagan, que sin ser un científico “sobresaliente” era capaz de cautivar a millones de personas con su forma de explicar las cosas. Luego pienso en otros (sin descrédito para ellos ojo) como Penrose y recuerdo que sus libros de “divulgación” son mas espesos que un sorbete de cemento.

Oscar Javier otaloraOscar Javier otalora

Soy colombiano y tengo daltonismo y me gustaría saber si esto tiene cura o si hay algún tratamiento o gafas que me pueda ayudar con esta enfermedad gracias por su colaboración

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>