La Sociedad Española de Oncología Médica califica a la homeopatía y al reiki de marketing en una entrevista

seom

Recientemente la Sociedad Española de Oncología Médica calificó a las terapias alternativas de peligro para pacientes con cáncer. Desde la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Alternativas quisimos preguntarle sobre las prácticas a las que se referían y por la motivación del comunicado. A tal respecto le realizamos una entrevista al Dr. Miguel Ángel Seguí, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SOM), miembro de su actual Junta Directiva y oncólogo médico del Corporació Sanitària Parc Taulì de Sabadell, Barcelona.

 

Hace poco han emitido una nota de prensa sobre un tema muy serio, el de las terapias pseudocientíficas, también denominadas alternativas o complementarias. En dicha nota advierten de su peligro, y hacen especial mención al riesgo de que estos productos impidan al paciente recibir la terapia adecuada o que abandone el tratamiento establecido por su oncólogo médico, ¿por qué han decidido hacer dicho comunicado ahora?, ¿han visto algo que les haya hecho saltar las alarmas?

Dr. Miguel Ángel: No es un comunicado que hayamos hecho por un motivo en concreto, pero sí es verdad que para la SEOM es una preocupación el auge o la proliferación de pseudociencias, tratamientos milagro, vitaminas, dietas… Últimamente se han acumulado varios casos, como el chaval de Valencia que murió de leucemia después de abandonar el tratamiento, que ha coincidido con el cierre del máster de homeopatía de la Universidad de Barcelona.

A nosotros nos ha preocupado siempre no tanto que los pacientes decidan hacer tratamientos complementarios o alternativos sino que esos tratamientos puedan perjudicar un tratamiento correcto: hay pacientes que renuncian a la cirugía curativa porque alguien les convence de que con un tratamiento alternativo se curarán. Es algo en lo que venimos trabajando desde hace bastante tiempo y nos ha parecido correcto hacer un posicionamiento. No buscamos polemizar, ni crear debate con nadie, es solo un recordatorio, una llamada de atención, para advertir de que lo que no es científico es pseudocientífico, que en nuestro campo hay pocos milagros y nos preocupa mucho que estas curas alternativas impidan a los pacientes someterse a un tratamiento correcto.

 

Se habla de abandono de terapias por culpa de pseudoterapias…

Dr. Miguel Ángel: Eso es una de las cosas que más nos preocupan. Sabemos que probablemente, por los datos europeos y nuestra percepción, más de la mitad de los pacientes con cáncer en algún momento se somenten a un tratamiento alternativo o complementario. Por ejemplo, en el cáncer de mama hasta el 70% de las mujeres hacen algún tipo de tratamiento que va de la homeopatía a las técnicas de relajación, y esto último es seguramente beneficioso, pero la homeopatía no aporta nada. Pero hay extremos en que personas con enfermedades tratables y muchas veces curables abandonan un tratamiento curativo, y no solo la quimioterapia. Todos tenemos pacientes que no se han querido operar de su cáncer de mama porque con alguna terapia maravillosa se curarían. Estamos privando a enfermos de tratamientos curativos. A partir de ahí, como Sociedad, tenemos poco que hacer a no ser que sea asesorar a quien nos pida y dar nuestra opinión global, pero me parece razonable que ante un caso así las autoridades sanitarias tomen medidas y valoren con cuidado la propaganda.

Ahí probablemente entramos en un mundo de mucho más difícil manejo, porque ya entramos en encausamientos. La regulación de publicidad es difícil, pues muchas veces, aunque esté regulado, los canales de publicidad no son evidentes. Una de las cosas que nos preocupan, aunque siempre han existido, es la proliferación de curanderos o pseudomédicos que propugnan tratamientos ridículos, o claramente estafas, y en un momento de desesperación o de mala información una familia o un paciente pueden acudir a ellos y eso implique dejar un tratamiento con posibilidades curativas.

 

Desde nuestra asociación hemos sido testigos de muchos casos de abandono de terapias, en algunos casos en pacientes con cáncer que han sufrido consecuencias fatales, ¿existen cifras del mal que suponen estas pseudoterapias para enfermos oncológicos?

Dr. Miguel Ángel: Es muy díficil de cuantificar, como he dicho antes, un porcentaje alto de pacientes recurre en algún momento de su evolución a alguna de estas pseudoterapias. Conocemos los casos donde el resultado del abandono del tratamiento ha sido fatal y ha habido algún tipo de denuncia pública, pero no tenemos ningún tipo de estadísticas, más allá de la experiencia personal de muchos oncólogos en su práctica diaria.

 

Aunque su nota de prensa es muy clara al respecto del tema tratado, es de mención que algunos afectados por pseudoterapias y miembros de la asociación nos han hecho notar que no se dan datos específicos de pseudoterapias. Nosotros desde la asociación tenemos información sobre qué tipos de pseudoterapias van más encaminadas a pacientes con cáncer y me gustaría preguntarles directamente por ellas, ya que su posicionamiento podría ayudar a aclarar las cosas. 

Por ejemplo y a pesar de que son pseudoterapias que se ofertan como terapias, la terapia ortomolecular se vende como efectiva para tratar el cáncer o complementar su tratamiento, así como la terapia del par biomagnético, la bioneuroemoción, la nueva medicina germánica, plantas como el kalanchoe o la graviola, el reiki, la homeopatía, el MMS (Suplemento Mineral Milagroso) o la medicina ayurvédica. ¿qué nos pueden decir sobre estas pseudoterapias dirigidas de forma parcial o total a enfermos con cáncer?

Dr. Miguel Ángel: Lo de la medicina integrativa es una evolución, yo diría que de marketing, de lo que hace unos años era la “medicina alternativa”, porque suponía una alternativa al tratamiento normal. Eso evidentemente creó muchos problemas, incluso más de una demanda penal.  De eso pasamos al “tratamiento complementario”, para complementar el tratamiento médico normal, y ahora en un paso más de marketing pasamos al concepto de la “medicina integrativa”, como si eso tuviera que formar parte ineludible del tratamiento.

Hay webs que propugnan enemas de café, que hace años decían que era medicina alternativa y ahora venden como medicina integrativa. “Alternativo”, “integrativo”, “complementario”, dentro de lo que es la pseudociencia, o la medicina sin evidencia, tiene más un sentido de marketing, de vender el producto, de que realmente eso tenga que formar parte de un tratamiento. Esto si entendemos como integrativo la homeopatía, el reiki y todo esto. Si entendemos como integrativo el soporte psicológico, el acompañamiento, el ‘coaching’…, diversas técnicas psicológicas que sabemos tienen un claro beneficio no en la enfermedad, pero sí en cómo podemos tratarlos, eso sí forma parte de integrar diferentes técnicas sanitarias en el tratamiento. Pero considerar que la homeopatía o que distintas técnicas de energía forman parte de la asistencia que se ha de prestar tiene más una motivación de ‘marketing’ que de otra cosa.

Hay una gran proliferación de todo tipo de terapìas “alternativas”, “complementarias” o “integrativas”, con distintos niveles de riesgo para los pacientes; en general, ningún tratamiento que no esté avalado por estudios rigurosios de efectividad y seguridad debe ser recomendado o promocionado.

No todo lo “natural” es inocuo porque puede interactuar con los tratamientos oncológicos, por lo que recomendamos a los pacientes con cáncer que no tomen ningún tipo de sustancia o producto natural y que no realicen ninguna terapia sin conocimiento de su oncólogo médico y nunca abandonen su tratamiento oncológico.

 

Sobre estas pseudoterapias hay médicos colegiados ofertándolas para tratar o complementar a pacientes con cáncer, todo ello bajo el conocimiento de los colegios de médicos, ¿tienen una posición de este hecho como asociación?, ¿lo consideran deontológicamente correcto?

Dr. Miguel Ángel: Como Sociedad lo que intentamos al hacer este comunicado, y no sólo el comunicado, también a través de la asesoría que hacemos a los oncólogos y los pacientes que nos lo piden, no es si no dar luz y aclarar conceptos. En cuanto a otros actores sanitarios… Desde el mundo académico, la universidad, ya se está llevando a cabo: se han acabado casi todos los cursos y másteres de pseudociencia. Pero lo que necesitamos en este país es que las asociaciones de pacientes den un paso más allá y hagan una correcta educación de los afectados. Esto es muy difícil porque son asociaciones de voluntarios, sin presupuestos, muchas veces sin el soporte técnico que necesitarían… Pero básicamente es una cuestión de educación, a todos los niveles.

No es nuestra misión decidir la política de los Colegios de Médicos sobre este tema, pero sin ninguna duda, desde la SEOM nuestro posicionamiento está en contra de cualquier reconocimiento de las pseudociencias médicas.

 

¿Creen que parte de confusión que tienen los pacientes se debe a que la administración y los colegios de médicos no se han posicionado de forma clara?

Dr. Miguel Ángel: La comunidad científica, los oncólogos evidentemente, pero no solo los oncólogos, sino la inmensa mayoría de médicos bien formados como son los de este país, no tienen un particular aprecio a los tratamientos alternativos o complementarios. No queremos polemizar, lo que queremos es que eso no impida hacer un tratamiento correcto. Que se venda en la farmacia a nivel de igualdad conceptual la homeopatía, que es de libre venta porque su clasificación como fármaco no existe, juntamente a fármacos con receta, a mí personalmente no me parece correcto, pero forma parte de la libertad de la farmacia de vender homeopatía como cualquier otro producto de parafarmacia. Pero sí me gustaría que dentro del sistema quedara más claro lo que es fármaco activo y lo que es parafarmacia

Falta por ejemplo una regulación clara sobre los pseudofármacos como la homeopatía: no está clara cuál es su regulación. Falta regulación sobre suplementos nutricionales porque muchos de estos productos están comercializados como tal pero se publicitan y se venden como medicamentos, y ahí habría que ser más incisivo, aunque no es fácil. A partir de ahí cuando hay un caso de clara publicidad engañosa tendría que haber mecanismos que teóricamente existen para evitar que eso siga. Pero ahí nos metemos ya en cuestiones de vigilancia de consumo, en los que como Sociedad podemos decir poco.

Es importante que haya una opinión autorizada, aunque nos acusen de paternalismo, que es la acusación frecuente. No buscamos polemizar, buscamos dar la mejor información para que los pacientes tengan las mejores opciones y una mejor capacidad de decidir qué es lo que quieren hacer. Para nosotros esto implica una responsabilidad y por eso hemos hecho este comunicado. Yo asumo que la comunidad científica en global también tiene claras las ideas. Probablemente desde la industria farmacéutica y desde otros foros como la universidad, sería importante profundizar, sin pelearse con nadie, pero dar una información lo más completa posible. Evidentemente, no vamos a entrar en absoluto en la liberta individual de elección que tiene una persona con un diagnóstico, pero sí que creemos que es importante que tenga una opción correcta de lo que implican las diferentes opciones.

Esta entrevista nos la envia Fernando Cervera Rodríguez, biólogo especializado en temas de salud pública. Escribe sobre temas científicos en diversos medios y podéis encontrarlo en twitter con el usuario @FernandoCervera

8 Comentarios

Participa Suscríbete

CarlosCarlos

Cualquier terapia contra el cáncer que no sea la practicada por los oncólogos, se llama Alternativa.
Pero los más recientes estudios contra el cáncer demuestran que la mejor terapia es aquella que refuerce el sistema inmunológico, y precisamente las terapias convencionales contra el cáncer son las mayores agresoras contra el sistema inmunológico, así que probablemente la gran mayoría de las terapias alternativas, por muy inútiles que sean, no van a ser supresoras del sistema inmunológico, y muchas de ellas, sobre todo en lo que se refiere a terapias nutricionales (también otras referentes a hórmesis, intervalos de ayuno/nutrición óptima, microbioma beneficioso, relajación/meditación, etc.) , está demostrado científicamente que refuerzan el sistema inmunológico.
Lo que es necesario es conocer los resultados obtenidos por todas las terapias Alternativas y por combinaciones de ellas (como por ejemplo Terapia Nutricional + relajación/meditación + hórmesis que incluya intervalos de ayuno y nutrición óptima e intervalos de ejercicio intenso y reposo) en el tratamiento contra el cáncer y compararlo con los resultados (esperanza de vida) obtenidos por la medicina convencional en pacientes con el mismo estado de progreso del cáncer.

RogerRoger

Dices varias veces “estudios recientes demuestran”, “esta demostrado cientificamente”: sin referencias a esos estudios, tu comentario no tiene ningun tipo de contenido ni validez.

JavierJavier

Lo primero es aportar esos estudios a los que haces referencia.
¿Sabes que intentando reforzar el sistema inmunitario puedes estar reforzando aún más las células tumorales?
Cuando tomo un antifolato para mi cáncer de pulmón, sé que mi sistema inmunitario sufrirá, pero puede compensarse con una transfusión mientras la carga tumoral desciende.
¿A quién benefician más los aportes extra nutricionales a las células normales o a las de alta mitosis y crecimiento, a las que se controlan en su crecimiento o a las que han perdido esa capacidad?
Está muy bien tener unos linfocitos eficaces, pero si padeces un linfoma no hagas esfuerzos por que crezcan, estarás dando munición al enemigo.
Muchos años de ciencia, de estudio de fármacos contra dianas específicas, de combatir tumores al límite han aportado calidad de vida y cantidad frente a lo arrasador que es un cáncer.
Mi última compañera de radioterapia estuvo un año con un médico que le aseguró que con un reequilibrio energético podía curarse. Un año después y miles de euros menos subíamos juntos a radioterapia y luego a desayunar.

CarlosCarlos

No hará falta que escriba un libro acerca de inmunoterapia. Parece que algunos oncólogos empiezan a descubrir que la inmunoterapia ofrece mejores resultados que la quimio o la radio…

JavierJavier

Obviamente, si existe un antigeno específico donde atacar el tumor y hay anticuerpo monoclonal desarroyado la terapia inmonológica esla adecuada.
El problema es cuando no das positivo como en este caso a la mutación V6000 del gen BRAF.
En mi caso soy además EGFR y ALK nativo, por lo que las células de mi tumor no presentan un anclaje específico por donde darles caña. En ese caso la única solución es atacar a las que más crecen como única forma de saber que le das caña al cáncer. Pero favoreciendo sólo la propia inmunidad este individuo no se libraría de su cáncer, pues la singularidad de su gen BRAF el sistema inmunitario lo detecta como propio y no lo ataca.

Orbatos

Y si nos molestamos en leer el enlace, vemos que se trata de un tratamiento con un anticuerpo monoclonar, nada de terapias alternativas con nombrecitos rimbombantes, dietas y otros inventos.

Vamos, que tu “prueba” es de un farmaco que por cierto tiene una lista de posibles efectos secundarios mas larga que mi brazo.

Presentar como “prueba” UN CASO en UN TIPO DE CANCER para defender las magufadas ya pasa de ser cómico para entrar en lo grotesco

IñakiIñaki

Te recuerdo que la Clínica Universitaria de Navarra considera la homosexualidad una enfermedad, que ellos saben curar, por supuesto. ¿Te puedes fiar de un sitio así?

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>