La danza cósmica del CERN

Figura de Shiva en el CERN | Imagen Héctor García
Figura de Shiva en el CERN | Imagen Héctor García

¿Qué figura podría crear más controversia que la de un dios en el mayor laboratorio de física del mundo?

Entre los edificios 39 y 40 del CERN se encuentra la estatua de Shiva, dios del hinduismo. En 2004, la India regaló al CERN esta estatua de bronce en conmemoración de su larga colaboración que comenzó en la década de los 60 y que continúa hasta nuestros días. De hecho, recientemente, India se ha convertido en miembro asociado del CERN.

Detalle de la estatua | Imagen Héctor García
Detalle de la estatua | Imagen Héctor García

De entre las diferentes representaciones que el hinduismo posee del dios Shiva, la expuesta en el CERN es probablemente una de las más particulares y conocidas en occidente. En esta estatua se representa la creación del Universo al principio de cada ciclo cósmico representado a su vez por la danza cósmica de Shiva.

Esta representación, llamada Nataraja (el Rey de la Danza), tiene cuatro brazos. En la mano superior derecha, sostiene un tambor. Este tambor es el responsable de hacer sonar las notas que dan lugar a la creación. En la mano superior izquierda encontramos una lengua de fuego, el agni, como recuerdo de que el Universo actual, pasados miles de millones de años, acabará destruyéndose. Creación contra destrucción. La mano izquierda anterior se encuentra en la posición gajahasta, que significa tronco de elefante. La mano derecha anterior se sostiene en el gesto abhaya-mundra, que, literalmente significa “no te asustes”. La danza se realiza con los pies posados sobre la forma postrada del apasma-rapurusa, símbolo de la ignorancia humana, rodeada por una aureola de fuego, el prabhamandala, que representa el Sol y las estrellas.

Placa bajo la estatua | Imagen Héctor García
Placa bajo la estatua | Imagen Héctor García

En la placa grabada al pie de la estatua se puede leer:

“Oh Omnipresente, creador de todas las virtudes, creador de este Universo cósmico, rey de los danzantes, que danza el Amanda Tandava al amanecer, te saludo.”

Verso 55 del Sivanandalahari de Sri Adi Sankara.

Los ciclos del hinduismo van desde el día y la noche hasta el día de Brahma, que dura unos 8.6 mil millones de años. Un ciclo en el Universo hindú dura un siglo de Brahma. Pasado este tiempo el Universo se disuelve para volver a aparecer pasado otro siglo de Brahma. Y así, eternamente.

Detalle de la estatua | Héctor García
Detalle de la estatua | Héctor García

Resulta curioso ver que la cosmogonía del hinduismo guarda cierta similitud con algunas de las teorías cosmológicas actuales que también proponen un Universo cíclico (véase por ejemplo el modelo de Steinhardt–Turok). Esta es la razón principal por la que esta estatua se encuentra en el CERN. La coincidencia llevó al propio Carl Sagan a destacar esta misma figura de Shiva en el episodio 10 “Al filo de la eternidad” del documental Cosmos. No obstante, dicha coincidencia no dota de validez automática al modelo mitológico.

Detalle de la estatua | Héctor García
Detalle de la estatua | Héctor García

Sin duda es una figura controvertida. Aunque seguramente resulte más controvertida fuera del laboratorio que dentro de él. La imagen ha dado origen a numerosas teorías conspiranoicas sobre el propósito real de los experimentos que se llevan a cabo en el CERN. Ha alimentado las mentes inquietas de “cuartomileniaristas” y ha dado material de oro a “youtubers” apasionados del “misterio” y lo “desconocido”.

De hecho, el pasado verano, los estudiantes que visitan el CERN durante los mese de Julio y Agosto, supieron rizar el rizo lanzando un vídeo grabado con cámara “oculta” sobre un supuesto sacrificio humano realizado a pies de la estatua de Shiva. Sin entrar a valorar si el acto estuvo bien o mal, los que nos encontrábamos en el CERN realmente no le dimos la más mínima importancia. No obstante, una simple búsqueda por internet demuestra que hay personas que no saben captar la ironía. Esa debe ser, precisamente, la ignorancia a la que hace referencia la estatua de Shiva.

Este artículo lo escribe Héctor García Morales. Estudió física en la Universitat de Barcelona, completó un máster en aceleradores de partículas para posteriormente acabar realizando el doctorado en el CERN. En paralelo al doctorado hizo un Máster en Comunicación Científica en la UPF. Actualmente es postdoc en el CERN a través de la Royal Holloway University of London y trabaja en la mejora del LHC. Posee un canal de divulgación sobre el CERN: CERNtrípetas (Youtube y Twitter). Explicar ciencia es lo mejor que le puede pasar a un científico.

Aquí podéis leer todas los artículos de la serie Instantáneas desde el CERN


1 Comentario

Participa Suscríbete

Gladys MorrisonGladys Morrison

Genial! Siempre quise saber el simbolismo que tiene Shiva y su relación con el CERN. Además, de pronto también le hallo ciertas similitudes a la cosmogonía hinduista y a las teorías más increíbles de la Física…

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>