Invasores (1): El visón americano

Cuando hablamos de especies exóticas que son invasoras en España, no es difícil que el visón americano sea, quizá junto con los eucaliptos y los cangrejos rojo y señal, una de las primeras especies en ser mencionadas. Incluso la página web del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente usa una fotografía de un ejemplar de Mustela vison como encabezado de su Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.

El Cuaderno de Wallace

Parte de la gran fama viene, no cabe duda, de una triste historia sucedida en  La Puebla de Valverde (Teruel), cuando un 31 de julio del año de 2001 varios activistas del Frente de Liberación Animal decidieron tener a bien abrir las jaulas de una granja de visones. Trece de los veinte mil ejemplares de la granja fueron liberados de la “tortura y sufrimiento que llevaba ejerciendo” dicha granja sobre los animales. No cabe duda de que sus intenciones eran buenas. Igual que cuando actuaron en tres granjas coruñesas en octubre de 2006 liberando otros 15 000 ejemplares, y al año siguiente otra granja de la provincia de Girona perdía 2 000 animales más en idénticas condiciones.

Muchos de los animales liberados fueron recapturados, y una buena parte murió durante los primeros días, bien bajo las garras de los depredadores, o bien, y más frecuentemente, atropellados. Pero hubo unas importantes cantidades de animales que consiguieron quedar libres. Todo un éxito para el Frente de Liberación Animal.

Esos episodios fueron muy llamativos, no tanto por su importancia, que nadie duda que la tiene, sino por la ironía intrínseca que entraña el hecho de que grupos que hipotéticamente buscan el bienestar de los animales, sean en cambio los causantes de que una gran cantidad de animales nativos mueran a causa de la invasión.

Visón americano (fuente).

 

Pero es una creencia extendida que las liberaciones a causa de grupos animalistas fueron las responsables de esta situación, y si bien es cierto que sus acciones repercutieron en un impacto significativo, los animales liberados en 2001 no fueron de ningún modo los pioneros.

Durante el verano del año 1990 una granja que entró en bancarrota en Sarrión, también de la provincia de Teruel, abandonó en una muy negligente actitud más de 8 000 ejemplares. A pesar de las bajas, al año siguiente ya se había instalado una población en la región.

Los desastres naturales también reciben parte de la culpa. Nos volvemos a la comunidad gallega para encontrar poblaciones de visones americanos que llevan instalados en las proximidades del río Mero desde hace más de 30 años. Fue el ciclón Hortensia, que entre sus muchos destrozos, facilitó a un buen numero de visones escapar de las granjas.

Por supuesto, una fuente, que suele ser lenta, pero también relativamente continua de visones son los escapes puntuales de las granjas, de modo que, independientemente de la actitud de los granjeros, independientemente de la irresponsabilidad de los grupos animalistas y al margen de las catástrofes meteorológicas, es la simple existencia de visones americanos en suelo peninsular un factor de riesgo para la invasión.

Con buen motivo la población actual más abundante de visón americano en la Península Ibérica es en el sistema central. Un lugar donde no ha habido liberaciones ni accidentes, pero que cuenta con el foco de invasión de la especie más antiguo de España: la granja de El Espinar, Segovia, de 1958.

El impacto que el visón americano genera sobre el ecosistema es lo que llamamos multifactorial. Actúa como depredador, afectando a las poblaciones de crustáceos y peces de río, desestabilizando el ecosistema de río. Además también actúa como depredador sobre los pequeños mamíferos y aves, compitiendo con otros pequeños mamíferos carnívoros.

¿Y qué sucede con el visón europeo? El principal problema que se presenta es la competencia. La presión que el visón americano ejerce sobre sus primos ibéricos los desplaza, y lo hace con mucho éxito. La invasión de visón americano ha sido, de hecho, el principal motivo por el cual el europeo se encuentra en esa desagradable lista, encabezada por el lince ibérico, de los mamíferos carnívoros más amenazados del planeta.

Por supuesto, todo esto no habría sucedido si desde el inicio no se hubiera importado. Pero claro, la industria peletera mueve mucho dinero. Analizar el pasado nos permite conocer mejor el futuro; es por eso importante que tengamos en cuenta lo importante que es la prevención.

El caso del visón americano ilustra sobradamente la dificultad de luchar contra las invasiones biológicas en un mundo globalizado y complejo.

Miguel Delibes

Introducir una especie exótica en un nuevo ambiente puede suponer un riesgo que, a largo plazo, cause verdaderos desastres tanto a nivel ecológico como social y económico. Y es que no es poca la cantidad de dinero que se invierte en la protección de esta emblemática especie que es el visón europeo.

Mapa de distribución actual del visón americano (fuente)
Mapa de distribución actual del visón americano (fuente)

Como se puede ver, a día de hoy, las únicas comunidades autónomas peninsulares libres de la invasión por visón americano son Andalucía, Murcia y Asturias.

 Este y otros artículos los puedes encontrar en la sección “El Cuaderno de Wallace

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>