Pseudoterapias en la Universidad del País Vasco con cargo al Fondo Social

La Universidad del País Vasco (UPV-EHU) está subvencionando el coste de tratamientos con “medicinas alternativas” para su personal laboral.
La Universidad del País Vasco (UPV-EHU) está subvencionando el coste de tratamientos con “medicinas alternativas” para su personal laboral.

Me acabo de enterar por la prensa que la Universidad del País Vasco/ Euskal Herriko Unibertsitatea, donde soy profesor en la Facultad de Ciencia y Tecnología, financia tratamientos pseudomédicos (homeopatía, acupuntura) a través del Fondo Social, como he podido comprobar en la convocatoria. Lo primero agradecer al Confidencial por estar atento a esta clase de prácticas.

Lo siguiente es denunciar que un organismo como mi universidad, cuyos fines son la investigación y la trasmisión del conocimiento, pueda dar credibilidad a estas terapias inútiles, gastando un dinero que de otra manera podría ser útil (por ejemplo, en nuestro Departamento llevamos con goteras casi dos años).

Creo que no está en debate si estas pseudomedicinas funcionan o no, aunque podemos hablar largo y tendido del efecto placebo, tema ya tratado en NAUKAS, y suficientemente explicado por la propia profesión médica. Uno puede creer que el agua de Lourdes, las agujas o rezar le suponga un alivio a sus males, pero son solo eso, creencias sin ninguna evidencia.

En contra de los que muchos aun creen la medicina, como la ciencia, es la misma en Europa, en Japón, Senegal, India o Perú. Y los hospitales usan básicamente las mismas terapias, las mismas medicinas para los mismos tratamientos, es decir, en las Facultades de medicina de China no se estudia “medicina china” sino Medicina “a secas”. En el tercer mundo solo las personas que por ignorancia, cuestiones económicas y culturales no tienen acceso a esta medicina “de verdad” van a curanderos, sanadores y brujos. Sin embargo aquí, en el “primer mundo” a menudo se observa el fenómeno contrario, y son las personas con nivel adquisitivo alto, a veces las de mayor nivel educativo, las que demandan ese tipo de terapias alternativas (me niego a llamarlas medicinas).

Es más, incluso piden que el sistema público de salud financien estas pseudomedicinas cuando acuden a la medicina privada, ya que no se ofertan en los tratamientos médicos en los centros de salud. ¿Se imaginan ustedes junto a Oftalmología, Radiología, Microbiología, Nefrología, Traumatología, Psiquiatría… los carteles de Homeopatía, Acupuntura, Brujería Reiki? De momento parece que nuestros dirigentes no se han plegado a este tipo de peticiones o exigencias, aunque en mi universidad si que las financian si vas “por la privada”. La cuestión principal es que no se puede contribuir a dar credibilidad a estas pseudomedicinas, y hay que combatirlas.

El problema en que todo el mundo tiene una opinión, y a veces una Universidad, un medio de comunicación, o una persona pública puede hacer mucho daño al dar verosimilitud a cosas que no tienen fundamento (caso de Cárdenas diciendo que las vacunas causan autismo, o de Mercedes Milá con su enzima prodigiosa). Opinión como decía antes tenemos todos, pero no todos tenemos criterio para hablar de algo de lo que no somos expertos. En este caso el criterio médico es el que importa, y por fortuna recientemente el Colegio de Médicos de Madrid, como muchos otros, ha excluido por su falta de evidencia científica a la homeopatía y la acupuntura de la lista oficial de especialidades médicas; también han desaparecido de la universidad cursos y másteres en terapias “alternativas”.

Aun así hay médicos sin escrúpulos que han visto el filón económico que supone la práctica de este tipo de tratamientos, y es que nunca faltarán personas crédulas altamente sugestionables. En definitiva, no podemos apoyar ni financiar desde organismos públicos, ni desde la universidad en particular, terapias placebo como la homeopatía y la acupuntura.

Este artículo nos lo envía Antonio Hernández, profesor en la Facultad de Ciencia y Tecnología de la propia Universidad del País Vasco (UPV/EHU).


14 Comentarios

Participa Suscríbete

OscarOscar

Estoy completamente de acuerdo con la exposicion del articulo. Pero como dices se dan dos circustancias la gente lo demanda y existe la oferta. Ha licenciados sin escrupulos y licenciados que “creen”.
Uno de los problemas de nueatro sistema educativo es que la transmision de conocimiento no estã esteucturada para enseñar a pensar basado en hechos y lo emotivo tira mucho. Hay muchas “fes” enmascaradas de una u otra forma.
Yo y algunos compañeros de teabajo arrancamos de los tablones de anuncio todas los cursos de pseudoterapias que se cuelgan, el ultimo que me llamo la atenciòn ayer es un curso de Isis-solar, ni idea de lo que es eso.
Creo que yo pondria una consulta en la seguridad social de homeopatia y reiki y que vaya quien quiera eso si deapues que no tengan acceso a otras especialidades previa renuncia expresa.
Un problema de la sanidad es que la gente asume que tiene derecho a estar sano y solo se valora la sanidad en negativo cuando hay problemas, si se viera que las pseudoterapias no sirven la gente abandonaria la curiosidad por explorarlas.

AbilioAbilio

Estimado profesor. Sepa Ud. que muchos de los medicamentos que la industria farmaceútica le ofrece hoy, fueron descubiertos por aguerridos investigadores que, con espíritu aventurero y con la humildad que a Ud. no le caracteriza, analizaron el porqué la corteza de tal árbol, o porqué tal otra infusión,…que utilizaba un misterioso curandero de tal país subdesarrollado, curaba tal o cual enfermedad. Así que acepte con menos soberbia, que prácticas que hoy le parece raras, puedan tener algo de verdad y sea más proclive por investigar si las medicinas alternativas tienen o no, algo que enseñarnos,… y después hable con más conocimiento. Desgraciadamente las ciencias bioquímicas de hoy, a pesar de los grandes progresos realizados, aún tienen mucho, muchísimo, que aprender.

ANTONIO HERNANDEZANTONIO HERNANDEZ

Cualquier médico o biológo conoce las plantas medicinales, la aspirina (ácido salicílico) sin ir más lejos, tiene su origen en la corteza del sauce (Salix), aunque no es exactamente lo mismo. La homeopatía no es una práctica rara como dice Ud, sino que es un timo, directamente. Igual que los sellos de Afinsa, igual que el agua de Lourdes, igual que el tarot, igual que la astrología…

gemuesgemues

La negligencia cognitiva es un hecho. La autosugestión inducida por fetiches también hay indicios de que es un hecho.
Creer en mi sistema inmunológico, me da confianza para no automedicarme prescindiendo incluso de la aspirina o el ibuprofeno cuando podrían estar bien indicados por un médico.
Creer en los fetiches es estúpido y anacrónico, pero también es un hecho y parece que demasiado generalizado.
Fumar es estúpido, pero está regulado. Beber licores de alta graduación casi que también lo es, y está un poco regulado.
¿Por qué no regulamos los placebos, de modo que no causen problemas?
¿Su prohibición no podría ser contraproducente?

SesamusSesamus

Respondiendo a las cuestiones que planteas, porque:

-fumas para el aroma,gusto o necesidad, produciendo un efecto que persigues y que ejerce.

-bebes para emborracharte, relajarte, efecto que producen.

-te entregas a las pseudoterapias para curarte, efecto que NO produce. Puede que se ejerza el efecto placebo, pero el efecto placebo no cura.

Esa es la diferencia. Si quieres equipararla a sustancias parecidas, no uses el tabaco ni el alcohol, porque la diferencia entre estos y las pseudoterapias es que el primero producen un determinado efecto, el segundo no hace nada, no producen el efecto que se busque.

Así que, en definitiva, veo que la única regulación que “sustancias placebos” deberían tener es la prohibición por fraude.

AlbertoAlberto

Estoy cansado de luchar contra las pseudociencias y que me respondan cosas como que “es que a las farmacéuticas les interesa ocultar esto”, “las farmacéuticas quieren tener a la población dependiente de sus ‘medicinas’ y dejarnos medio drogados” o “es que la quimio es mala porque te envenena, la solución es {planta mágica como el Kalanchoe, medicina de Hamer, constelaciones familiares (el no va más), Reiki, lo último que diga Susan Powlel …}.

Sé que las farmacéuticas no son lo mejor del mundo y que Poderoso Caballero es Don Dinero. También sé que no todo el mundo se puede permitir un estudio de al menos 100 personas. Pero no me creo que haya tal conspiración contra nuestra salud.

¿Podrías ayudarme para discutir estos comentarios, por favor? es bastante insufrible y me duele ver que engañan de esa manera a mí familia para sacarle los cuartos (y viendo que puede acabar en tragedia el asunto).

SesamusSesamus

A mi parecer:

-Las farmacéuticas se aprovechan de nuestra salud, a saber: como el frutero de tu hambre, como el entrenador de tu baja forma, como el profesor de tu incultura, como el electricista de un fallo en la luz de tu piso,… y así podemos hacer con todas las profesiones. Como las pseudociencias, que también te cobran, y no poco.

-Las farmacéuticas son empresas, y buscan dinero (como el frutero que…como el entrenador que…), pero al menos ofrecen un producto útil. No como las pseudociencias, que no tienen base científica alguna, ni estudios serios que lo avalen, ni eficacia más allá del placebo, sugestión o creencia.

-Los fármacos pasan por controles muy estrictos, tanto establecidos por la legislación española como por la europea. Las pseudoterapias como el reiki …¿qué control pasa?

-Se pasan años hasta tener un producto farmacéutico: su “creación” puede durar años (no, no es un científico que bajo la inspiración de su mente te hace un potaje milagroso en dos días), al igual que sus efectos, aplicaciones, efectos secundarios,… Una pseudoterapia resulta “efectiva y milagrosa” en cuanto se da a conocer. Te dicen que tiene años milenarios de eficacia, que es tradicional y exótica, pero es mentira. Nadie dice “veamos a ver si es verdad” y se pone a hacer pruebas (con algunas, que con otras ya se ha hecho y se ha demostrado su ineficacia), sino que las aceptas sin más.

-Los fármacos te dicen en el prospecto qué efectos produce. Si el fármaco te parece mal, leelo y ya decides. Ahora, pregunta por los efectos de las pseudoterapias: el reiki, homeopatía, acupuntura,…. te van a decir que es muy bueno para -inserte enfermedad de moda- , y tan panchos. El de acupuntura no te va a decir que puede causarte neuropatía o perforación torácica, ni el homeópata que te está dando sacarosa y lactosa.

-Al menos tienes efecto y un modo de función con los fármacos. En homeopatía, acupuntura, reiki,… donde la “ciencia no ha podido demostrar su funcionamiento” es porque no se sabe, pero funciona y es misterioso pero eficaz…Pues no, simplemente no funciona. No son capaces de decirte cómo funcionan. Ahora, imagina que una farmacéutica te dice que uno de sus productos “funciona de mil maravillas pero que no sabes cómo funciona”…a mí me preocuparía bastante, ya que pueden surgir efectos secundarios no deseados y que no se saben. Pero no, con las pseudoterapias no porque son “triple M”: milenarias, misteriosas…y la otra palabra fea, otro modo de escribir “excrementos”.

-La conspiración es muy buena. Es decir, a mí también me gusta la serie “Utopía”, pero nada más; algunos sabemos diferenciar ficción de la realidad. Esa conspiración para controlar a la población también se puede aplicar a las empresas de homeopatía por ejemplo, que no dejan de ser empresas porque en su logo aparezca una plantita e hierbas verdes.

-Comparar medicina occidental con oriental es comparar la acupuntura, reiki, etc… con la medicina de las sangüijuelas y de los humores. No tiene sentido. Medicina SÓLO HAY UNA, y está basada en hechos universales. Y es la misma, tanto en Chicago como en Taiwán.

Mi consejo: infórmate por tí mismo, pero información veraz, y ten cuidado con la basura que hay en internet.

ArturoArturo

¿Alguien me puede decir si la estimulación de las nueronal mediante campos magnéticos o corrientes contínuas son ciencia o caca? yo no puedo distinguirlos. Sospecho que lo de la estimulación neuronal con corrientes contínuas son un bluf, pero no lo sé.
Gacias

antonioantonio

Pues según la WIKI existe la Estimulación Cerebral Profunda, o deep brain stimulation (DBS) y la estimulación magnética transcraneana (EMT) o transcraneal, (Transcraneal Magnetic Stimulation o TMS, en inglés) y es esta última a la que te refieres. A mi no me da mucha confianza, la verdad, yo no iría a una clínica a que me lo hicieran a no ser que sea una terapia contrastada y me lo indique el médico de confianza, y no cualquier cuñao. Pero bueno, tal vez algún entendido con criterio, no un believer, pueda alumbrarnos.

Un fisioterapeuta capitalistaUn fisioterapeuta capitalista

Miren, tras pasarme 4 años estudiando fisioterapia (junto con cursos complementarios, que valen su dinero), y gastar un dineral en tiempo, dinero y burocracia para montar la clínica, y ver que a un porcentaje de la población ciertamente alto, le parecía caro pagar por una sesión de fisioterapia a la semana, pero no tenía duda alguna en pagar el triple por una sesión de Reiki o acupuntura cada cuatro días, decidí subirme al carro y adaptarme a las demandas del mercado. Como fisioterapeuta cobraba más o menos unos 20-30 € la hora. Una sesión de Reiki se cobra a 30 € los 20 minutos (y hay quien cobra mucho más, pero no soy tan avaricioso) , sin despeinarte, sin sudar una gota, y sin necesidad de ningún equipamiento clínico a mayores. Tengo más del doble de ”pacientes” que hace solamente 9 meses – es increíble lo convencida que está la gente con la eficacia de estas alternativas, desconozco qué clase de revistas leen – , además de no tener que pagar un euro ni en formación, ni en actualizaciones, ni tasas de sanidad. Sólo necesito ver videos en youtube para aprender y memorizar gestos y movimientos típicos de los que aplican estas pseudo terapias. Para más credibilidad, me he diseñado yo mismo unos títulos acreditativos por la universidad de un pueblo remoto de Japón. Y debo de estar haciéndolo muy bien, porque casi todo el mundo repite. Bendito placebo.

Me hizo mucha gracia que más de un ”profesional” del Reiki, ”federado” y con ”maestrías” viniese a echarme la chapa sobre intrusismo y demás pantomimas. INTRUSISMO, menudas risas me eché en su cara, tras lo cual le dije educadamente que si tenía constancia de alguna ilegalidad, que lo comunicase a las autoridades y que se marchase de mi negocio si no iba a pedir cita. Me va a venir a contar cuentos de salud uno que no sabe ni dónde está el sartorio.

Si, sé que estoy tirando por los suelos mi código deontológico, pero sinceramente, duermo más tranquilo ahora que antes, cuando trataba de explicar a la gente, sin ningún resultado, la estafa detrás de todos esos tratamientos mágicos orientales.

PacoPaco

Soy licenciado en ciencias, conozco el método. La Duda por sistema.Es muy descarnado pero gracias a este método hay un cierto número de conocimientos razonablemente fiables. Lo peor es que el escepticismo a veces anida en nuestra…(iba a decir alma) vida. Hay Fisioterapeutas colegiados que insisten en machacar algún tendón con masaje transverso, en “romper adherencias cicatriciales” con ganchos, en darte corrientes TENS, en clavarte agujas en “punción seca”.Todo ello doloroso, molesto y a juzgar por la famosa biblioteca Cochraine de datos y metaanálisis (no se literalmente como se designa pero parece ser la biblia científica sobre terapias y medicamentos válidos) no más efectivos que el placebo o la ausencia de tratamiento.La duda genera inseguridad, empeora el sueño y el descanso, fomenta el estrés que aumenta el colesterol y todo ello se une al dolorcillo que te hacía cojear y por el que preguntaste al fisio antes de que te lo empezase a tratar de forma científica…si el problema es la ausencia de salud…no se por dónde tirar…continuaré fiel a mis principios por el mal menor: médico con sus analgésicos y fisio con su labor de convencerte de que si te ha tocado un padecimiento tienes que aprender a sobrellevarlo y que él te va a ayudar con sus técnicas. Por lo menos, en principio, ambos saben anatomía y fisiología suficiente como para no dañarte más y sus colegios han debido comprobar que no la pifian demasiado pues les siguen cobrando las cuotas para exhibir placa.

antonioantonio

No, si yo te entiendo… la gente cree lo que quiere creer, y tu se lo das y cobras, todo OK. Y además eres valiente de reconocerlo. Otros van a misa, al psicoanalista, a homeopatía o acupuntura…

RaúlRaúl

La verdad es que he seguido con gran interés el foro. Estoy muy de acuerdo con Sesamus, todo el mundo se aprovecha de las necesidades de los demás, el peluquero del que tiene el pelo largo, el frutero de los que quieren comer fruta, etc, y por supuesto en el ámbito médico lo mismo.

Por otro lado quiero comentar que a mí de verdad una pseudociencia me cambió la vida, y no creo que sea efecto placebo, dado que ya han pasado casi cuatro años. Se trata de una técnica osteopática ( la osteopatía a diferencia de la fisioterapia no se considera ciencia) que consistía mediante una manipulación de la vértebra C1 o llamada Atlas reequilibrar el cuerpo, fundamentalmente está indicado para personas que hayan nacido con problemas en el parto (tanto fisios como osteos siempre me preguntaban si mi parto fue bien), supongo que tuvo que ser complicado.

Dicho esto, yo hasta ese entonces sufría de fuertes migrañas, notaba como a menudo al atardecer un dolor intenso en el contorno del ojo, acompañado de náuseas y mucha sensibilidad a la luz que me incapacitaban totalmente incluso muchas veces teniendo que abandonar el trabajo para directamente ir a dormir y levantarme al rato a vomitar.

Puedo garantizar que desde que me hice esta manipulación no he tenido más migrañas, y estoy ahorrando a la SS una buena cantidad de dinero en Naproxenos, Ibuprofenos y demás.

Con todo esto quiero decir que confio mucho en la medicina basada en hechos científicos pero quizás también hay que abrirse a otras terapias y como mínimo ponerlas a prueba y no sólo de entrada tildarlas de ‘pseudociencias’.

Por cierto no soy el único que le ha ido bien esta ‘pseudoterapia’

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>