Un dinosaurio con antifaz

Clipboard02

Si se le pide a alguien que dibuje un dinosaurio casi seguro que de primera mano reflejará en el papel un gigante con cuello largo, o un tiranosaurio con temibles dentaduras que acecha en dos patas, siempre coloreados con un pálido gris o verde. Aparecerán cuernos y protuberancias por demás, pero de plumas ni hablar. Contra ese acartonamiento pictórico parece arremeter inicialmente un grupo de paleontólogos: existían dinosaurios que no superaban el metro de longitud, tapizados íntegramente con diferentes plumas en tonos oscuros o mas claros y que por si fuera poco portaban un carismático antifaz. Pero no solo eso, también afirman que si se logra determinar con precisión como lucía un dinosaurio existen grandes posibilidades de conocer un poco mas acerca de cómo fue su hábitat o su modo de vida.

Clipboard03

Un grupo de científicos de la británica Universidad de Bristol, liderados por Jakob Vinther, eligió como motivo de estudio a un diminuto dinosaurio llamado Sinosauropteryx. De él se sabe que vivió durante el Periodo Cretácico Inferior, hace aproximadamente122 millones de años. Era terópodo, es decir de andar bípedo, y también se conoce que tenia hábito carnívoro. Según algunos fósiles hallados, se cree que difícilmente superó el metro de longitud. Tenía un cráneo alargado y angosto, con dientes pequeños y puntiagudos, además de una cola extremadamente larga en relación con el tamaño del cuerpo.

Plumas por todos lados

El animal en cuestión estaba ataviado con plumas de diversas longitudes según el sector anatómico. Desde hace unos años se conoce que durante la observación de fósiles de dinosaurios emplumados es factible detectar restos de pigmentos, tales como por ejemplo melanina. Según creen los científicos, el hallazgo de esos pigmentos en Sinosauropteryx es un indicador certero de la presencia de plumas coloreadas. Además permite en gran medida determinar la distribución corporal de dichos aditamentos.

Clipboard01

Vinther y sus colaboradores dibujaron y colorearon a Sinosauropteryx recientemente en la revista Current Biology. Todo a partir de lo que vieron en esqueletos fósiles completos en perfecto estado de conservación. Provienen del noreste de China e integraron la denominada Biota de Jehol. Ni mas ni menos que un magnífico ecosistema presente hace mas de 100 millones de años y en el cual se han hallado fósiles de plantas, invertebrados y vertebrados como testimonio.

Nada de uniformes grises o verdes en los dibujos de los paleontólogos, para Vinther el emplumado Sinosauropteryx presentaba un dorso oscuro marrón y un vientre blanco abruptamente delimitados, también la cola tatuada con bandas pigmentadas marrones que se hacían mas anchas en sentido distal, y por si fuera poco un antifaz similar al hoy visible en algún pájaro o mamífero.

¿Qué ves cuando me ves?

Ese patrón contrastado relatado, con un dorso oscuro y una región ventral mas clara, también es posible observar en la actualidad en algunos predadores modernos. Constituye una especie de camuflaje que les permite alterar la visión tridimensional de su oponente y tener mas posibilidades de cazar sin ser predados. Terminar entre las fauces de un terópodo de mayor tamaño, o con una lagartija en el estómago, parece que se jugaba para Sinosauropteryx en un golpe de vista.

Clipboard04

Otras utilidades de dicho plumaje para los investigadores tendrían que ver con la protección frente a radiaciones ultravioletas o la termorregulación corporal. Aunque restan estudios para confirmar esas hipótesis. Tampoco está muy claro para Vinther y colaboradores porqué presentaba Sinosauropteryx llamativas bandas pigmentadas en su cola: la explicación mas factible que aportan tiene que ver con un recurso distractivo ante el ataque de un predador. Nada menos que una estrategia de defensa que al lograr poner mas en evidencia la larga cola, le servía para resguardar zonas mas vitales como por ejemplo la cabeza.

Finalmente un toque de mayor distinción es el aportado por un simpático antifaz. Según creen los expertos, un verdadero accesorio antirreflejo y de camuflaje del globo ocular. Extremadamente útil para la sobrevida de aquellos que viven en ambientes abiertos y expuestos a altos niveles de luz solar.

Cómo pintar un paleopaisaje

Por medio de reconstrucciones tridimensionales también determinaron que el patrón de color observado en Sinosauropteryx se relaciona mejor con la exposición a espacios abiertos. Si se logra establecer con precisión como aparentaba exteriormente un dinosaurio-además de esquivar el aburrimiento del gris o el verde-, es posible dar pistas acerca de cómo fue su paleoecología. Según las conclusiones de los científicos, en la Biota de Jehol coexistieron hábitats boscosos exuberantes con espacios desnudos al rayo del sol. En estos últimos, Sinosauropteryx se ganaba la vida. Apostando todo lo que tenía a su antifaz y a un certero golpe de vista.

Este artículo nos lo envía Fernando Fuentes. Nació en Argentina. Recorrió aulas de universidades y salas de hospitales tratando de emular a Hipócrates. También pasó algunas horas en un curso de periodismo científico en la Fundación Instituto Leloir, en la ciudad de Buenos Aires. Desde hace algunos años se dedica a la divulgación científica. Ha escrito numerosos artículos acerca de diversas temáticas científicas, siempre destinados al público en general. Publicó “Píldoras para No dormir” , una recopilación de artículos con tópicos de ciencia. Produce y conduce “El Tornillo de Arquímedes”, un programa de divulgación científica que se emite por una radio de Argentina. Puedes seguirle en twitter.

Referencias científicas y más información:

Fiann M. Smithwick, Robert Nicholls, Innes C. Cuthill, Jakob Vinther “Countershading and Stripes in the Theropod Dinosaur Sinosauropteryx Reveal Heterogeneous Habitats in the Early Cretaceous Jehol Biota” Current Biology DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.cub.2017.09.032


Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>