Neurocosas capítulo 18: las neuronas

En nuestro sistema nervioso existen dos tipos celulares principales: las células gliales y las neuronas.

Si nos centramos en las segundas, resulta que tenemos en el cerebro adulto 86.000 millones de neuronas y… ¿cuál es la principal característica de una neurona? Pues que es capaz de transmitir impulsos eléctricos, para lo cual estas células tienen unas estructuras que las diferencian de las otras células del sistema nervioso:

-Están las dendritas, que son todas aquellas ramificaciones que salen del cuerpo de la neurona y que tienen la función de recibir información y transportarla al cuerpo celular o soma.

-El soma, que es básicamente donde está casi toda la maquinaria biológica para que la célula vaya funcionando. Aquí se recoge la información que viene desde las dendritas, se procesa, y en caso necesario se transmite. Se envía otra parte a través del axón.

-Y finalmente el axón, que es un tubo largo por el cual circula la información en forma de impulso nervioso desde el soma hasta el extremo del axón. Su longitud varía desde los 0,1 mm a los 2 metros. Y lo que comúnmente llamamos nervios son grupos de axones agrupados.

Aunque hay muchas variaciones de esta estructura básica, estos son los elementos principales que componen una neurona y luego hay muchas variaciones, desde neuronas que tienen muy pocas ramificaciones a otras que tienen a lo bestia. Las neuronas muy ramificadas son las más comunes en el sistema nervioso de vertebrados, como son tu tortuga, tu gato, tu canario, tu perro, tú mismo o tus colegas.

Pero vamos a lo importante: el impulso nervioso va desde el soma hasta el extremo del axón donde está el principio de la dendrita de otra neurona o una célula no neuronal que tiene que hacer algo: por ejemplo una muscular. Aquí ni el extremo del axón ni el de la dendrita, por ejemplo, se tocan. Nunca hay un contacto físico directo así que, ¿cómo pasa la información de una célula a otra atravesando toda esa separación que se denomina espacio sináptico?

Pues veréis, en estos puntos de paso de información nerviosa de una célula a otra, que se llaman sinapsis, hay una parte presináptica (que es el extremo del axón que lleva la información), una parte postsináptica (que es la parte de la célula diana que va a recibir la información) y una zona entre ambas que se llama espacio sináptico. El extremo del axón tiene en su interior neurotransmisores, que cuando el impulso nervio llega a zona presináptica este libera los neurotransmisores al espacio sináptico y así llegan a la parte postsináptica. Según los neurotransmisores que eche la célula tenemos distintos efectos, que también podrán variar según la célula receptora, generando así distintos más tipos de respuesta nerviosa. Y todas estas variables son en parte las que generan la inmensa variabilidad en la comunicación neuronal.

Sobre Neurocosas:

Dirigido y presentado por Pablo Barrecheguren (@pjbarrecheguren), Neurocosas es un proyecto de divulgación científica hecho por Big Van, Científicos sobre ruedas (http://www.bigvanscience.com/index.html) y Muy Interesante (http://www.muyinteresante.es/) realizado con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología – Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (FECYT, https://www.fecyt.es/).


Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>