Podemos erradicar el sarampión

En los últimos años se ha reducido más de un 96% las muertes por sarampión

Por primera vez en la historia, el número de muertes anuales causadas por el virus del sarampión ha sido menor de 100.000, según ha informado la OMS este año. En concreto, en el año 2016 fallecieron en todo el mundo 89.780 personas, la mayoría menores de cinco años. Hay que recordar que tan sólo hace 35 años el sarampión mataba 2.600.000 personas al año, lo que supone más de un 96% de reducción.

Sarampión 1980-2016 | La vacuna contra el sarampión ha sido una de las inversiones de salud pública más eficaces

Esta disminución ha sido una gran éxito de la salud pública y ha sido posible gracias a las campañas de vacunación mundiales que comenzaron a principios de este siglo. El virus del sarampión se aisló por primera vez en 1954 y la vacuna se desarrolló en 1963. Desde el año 2000 se han administrado unas 5.500 millones de dosis en campañas de vacunación masivas a través de distintas organizaciones que han donado las vacunas.

La vacuna contra el sarampión cuesta menos de un euro

En 2016, aproximadamente un 85% de la población infantil mundial recibió una dosis de la vacuna contra el sarampión antes de cumplir un año de vida. Se estima que entre 2000 y 2016, la vacuna contra el sarampión evitó más de 20 millones de muertes, lo que la convierte en una de las mejores inversiones en salud pública.

El sarampión es uno de los virus más contagioso que existe: es unas seis veces más contagioso que el virus de la gripe. Una sola persona con sarampión puede llegar a infectar a otras 12-17 personas. En una guardería, si hay un caso de sarampión el 85% de las personas expuestas pueden llegar a infectarse y el 95% de ellas desarrollar la enfermedad, si no están vacunadas. (Ver ¿Cuál es la enfermedad más contagiosa?, en microBIO).

El virus del sarampión se transmite por contacto directo o por vía aérea a través de pequeñas gotículas que emitimos al hablar, toser o estornudar.

Por eso, los brotes de sarampión solo pueden evitarse si la cobertura vacunal (el numero de personas vacunadas) es de al menos del 95%. En los últimos meses han ocurrido algunos brotes de sarampión en Europa y más de 30 niños han muerto por sarampión en Rumania este año. Debido a esos brotes, el CDC de EE.UU. ya recomienda la vacunación previa a las personas que vayan a viajar a la República Democrática del Congo, Indonesia y también a Italia, Inglaterra, Grecia, Rumania y Ucrania. (Ver “El sarampión aumenta en Europa”, en microBIO).

En los países desarrollados, las muertes por sarampión son muy raras, solo una muerte por cada 5.000 casos de sarampión. Las complicaciones más frecuentes son encefalitis, que puede causar daño cerebral en uno de cada 1.500 casos de sarampión, y neumonía, que ocurre en uno de cada 16 casos. Alrededor de uno de cada 12 puede tener infecciones de oídos, que pueden acabar en sordera. En mujeres embarazadas no vacunadas, el virus puede llegar a afectar al feto y causar aborto o parto prematuro.

El sarampión ha sido uno de los grandes asesinos de los niños con malnutrición

Sin embargo, el sarampión es una de las principales causas de muerte entre los niños pequeños, a pesar de que hay una vacuna segura y eficaz para prevenirlo. Los casos graves son especialmente frecuentes en niños pequeños malnutridos. Las complicaciones más graves son la ceguera, la encefalitis, la diarrea grave (que puede provocar deshidratación), las infecciones del oído y las infecciones respiratorias graves, como la neumonía.

No existe ningún tratamiento antiviral específico contra el virus del sarampión

El sarampión sigue siendo frecuente en muchos países en desarrollo, sobre todo en algunas zonas de África y Asia. Más del 95% de las muertes se registran en países con bajos ingresos e infraestructuras sanitarias deficientes. Los brotes de sarampión pueden ser especialmente mortales en países que estén sufriendo desastres naturales, conflictos, países sin infraestructura sanitaria, en los campamentos de refugiados, etc. La OMS estima, por ejemplo, que el 30% de los brotes ocurren entre los refugiados.

La mitad de los niños sin vacunar viven en seis países: Congo, Etiopía, India, Indonesia, Nigeria and Pakistán. Actualmente se da la paradoja de que mientras las familias en esos países son capaces de andar kilómetros para llegar a un dispensario médico para vacunar a sus hijos, en Europa, algunos padres y madres dudan de las vacunas, se está reduciendo la cobertura vacunal y están aumentando alarmantemente los casos de sarampión. No vacunar a tus hijos contra el sarampión es una irresponsabilidad. Si la cobertura vacunal mundial contra el sarampión fuera del 95% seríamos capaces de erradicar la enfermedad del planeta, como en su día ocurrió con la viruela y está a punto de ocurrir con la polio. Las vacunas funcionan.

Para más información:

Sarampión (nota de la OMS del octubre de 2017)

La vacuna contra el sarampión reduce también la mortalidad infantil frente a otras infecciones

Dudas sobre las vacunas: problemas y soluciones

¿Funcionan las vacunas?


Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>