La pregunta Naukas 2018 – Laura Morrón

La pregunta Naukas 2018
La pregunta Naukas 2018

¿Qué persona o hecho marcó tu carrera, tu interés por la ciencia o tu investigación?

Sus clases eran el mejor momento del día. Cuando no había Física, la echaba de menos. Nadie había logrado apasionarme tanto por una asignatura y nadie lo conseguiría después. Se llamaba Sebastià Albacar y fue el mejor profesor que he tenido.

Escuchando atentamente sus explicaciones desde aquel pupitre del aula de 7º de E.G.B., decidí que estudiaría Física. De hecho, me prometí a mí misma que cuando fuese mayor y me licenciase le entregaría una copia del título con una dedicatoria de agradecimiento. Afortunadamente, tiempo después, tuve la oportunidad de hacerlo.

S_Albacar

Era inteligente e irónico y contaba con un talento especial para entusiasmarnos por la asignatura. Le profesaba profunda admiración. Ante él necesitaba ser una alumna ejemplar, la alumna que merecía tener alguien que con tanta destreza nos descubría aquella ciencia fascinante de la que me enamoré. Con él incluso llegué a salir a la pizarra voluntaria dos veces consecutivas en la misma clase, algo absolutamente extraordinario teniendo en cuenta mi inseguridad.

Al año siguiente, en 8º, impartió mi segunda asignatura favorita, Matemáticas, y pude volver a pasármelo genial en sus clases. Tanto les hablé a mis padres en esos dos años de las bondades del profesor Albacar que, al final del curso y tras la entrega de las notas, le pidieron cita para conocerlo personalmente. Por mi parte, sabía que ya no volvería a ser su alumna, pero, por timidez, me quedé con las ganas de expresarle mi gratitud y en BUP y COU apenas coincidimos. Tenía esa espina clavada y nunca creí que la podría sacar. Pero, por fortuna, me equivocaba.

Años más tarde le sustituí en el colegio durante unos meses y, con el pretexto de preguntarle por los contenidos, le escribí un email explicándole cuánto había significado para mí. Me respondió con un email muy cariñoso en el que decía que me recordaba y quedamos en vernos. Nos hicimos amigos y descubrí que era una persona excepcional en todos los sentidos, alguien con quien podía pasarme hablando horas y horas. Durante los diez años que pude disfrutar de su amistad, nuestras conversaciones siempre fueron oasis y refugios, momentos en los que no pensaba en nada más, en los que era, simplemente, feliz. Siempre estuvo ahí, para apoyarme en los momentos difíciles, para celebrar las alegrías. Nunca he podido volver a entrar en el bar en el que pasamos tantas tardes, le añoro demasiado. No puedo evitar pensar en todas las cosas que me gustaría contarle, en las palabras que quedaron por decir.

Siempre he creído que las personas que queremos no mueren del todo, que siguen vivas en nuestro recuerdo. Yo jamás podré olvidar a Sebastià, el profesor que me cambió la vida.


1 Comentario

Participa Suscríbete

Josep MariaJosep Maria

¿Era el Albacar de San Miguel, no?! Si es así, yo también tengo un buen recuerdo de él (aunque menos, porque soy más antiguo. En mis tiempos aún no había chicas en clase). Me ha sorprendido y, al mismo tiempo, entristecido de que ya no esté entre nosotros.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>