Pues oye, a lo mejor. No lo sé, habría que verlo. Mucha gente se queja de eso; igual es cierto, pero no hay pruebas concluyentes. En Amazings es muy, muy difícil afirmar algo “porque sí”. Hacen falta pruebas, hechos contrastados, evidencias que muestren la realidad más allá de las suposiciones personales, las leyendas urbanas y el maldito Heisenberg molestando en todas las medidas. Y en mi primera colaboración voy a intentar aclarar un poquito qué hay de realidad y de ficción en “la estafa de mi proveedor de Internet”. Leer más

Me gusta leer regularmente las respuestas que David Morrison da a sus lectores desde su apartado “pregúntale a un astrobiólogo” en la web del NAI. Hace unos días, un lector “desequilibrado” por el problema del calentamiento global, le decía a Morrison que a veces pensaba incluso en quitarse la vida para no tener que ver en lo que se convertirá la Tierra. También quería saber cuanto tiempo nos quedaba antes de que los catastróficos efectos que se nos anuncian llegasen a ser evidentes.

No hasta ese nivel, pero creo que a todos nos preocupa en mayor o menor medida el asunto. Bueno, a todos excepto a los negacionistas, aquellos que han dedicido creer a esos pocos científicos que niegan el papel de los humanos en dicho cambio y que prefieren atribuirlo a ciclos naturales. Entre estos científicos existen incluso premios Nobel como el químico Kary Mullis. Y claro, si lo ha dicho un Nobel es normal que se generen dudas en la población… otra cosa es que luego te enteres de que el citado Mullis crea en la astrología, niege que el VIH sea el causante del SIDA, o que los CFC alteren la capa de ozono. ¡Un angelito!

Hace poco un lector nos pedía que nos posicionásemos desde Amazings sobre el “controvertido” asunto del cambio climático. Supongo que esos científicos “negacionistas”, amén de supuestos escándalos (que no fueron) como el climategate, han llevado a buena parte de la población a dudar. Y como dice Pere Estupinyá en su magnífico (y muy recomendable) libro “el ladrón de cerebros“: las dudas generan parálisis.

cepa GEFAJ-1 de la Halomonadaceae | imagen NASa

Una cepa de bacteria aislada a partir de muestras de un lago salado californiano puede crecer en un medio rico en arsénico, aparentemente usándolo en lugar del fósforo en su ADN y en otras biomoléculas importantes. El descubrimiento, que fue dado a conocer ayer en una rueda de prensa de la NASA y aparece publicado en la web de Science, pone en duda algo que todos hemos aprendido alguna vez en el colegio, a saber, que el fósforo es esencial para la vida en la Tierra. También amplía el rango de lugares en los que tendrá sentido buscar organismos extraterrestres.

Reflexionemos un momento sobre lo sorprendente que es el descubrimiento en sí antes de explorar sus implicaciones. Los seres vivos, se pensaba hasta ahora, están compuestos en su mayor parte de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre. El resto son los llamados oligoelementos: hierro, molibdeno, yodo, zinc, manganeso, etc. Si tienes un complejo vitamínico en casa, lee el prospecto, verás que lleva un montón de estos elementos complementarios pero esenciales. El que no encontrarás es el arsénico. El arsénico es uno de los pocos elementos que se consideran solamente tóxicos (los demás lo son dependiendo de la dosis) y que no tiene ningún papel en el metabolismo.Leer más

Buque Hespérides | Expedición Malaspina

Aviso a navegantes: en un par de semanas leeréis aquí una serie de posts escritos bajo los efectos del dimenhidrinato, sustancia que empezaré a consumir a discreción a partir del 15 de diciembre. No es por vicio, lo prometo, sino por necesidad; me han advertido de que tendré que atiborrarme de pastillas para soportar los mareos diarios que sufriré en el Buque Oceanográfico Hespérides, mi próximo hogar y lugar de trabajo como corresponsal de Quo /Amazings.

Sí, señoras y señores: este ilustre blog en el que escribo ha recibido, gracias a su colaboración con la revista Quo, la invitación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para pasar un mes entero, sin escalas, en medio del Atlántico con la Expedición de Circunnavegación Malaspina 2010.Leer más

Y mientras discutimos sobre cuál será la noticia que la NASA anunciará mañana jueves, parece que ha pasado más desapercibido este otro gran proyecto de divulgación científica e histórica: La transcripción completa de las misiones espaciales se ha abierto al público en la web spacelog.

Con unas presentaciones impresionantes, que incluyen fotografías de cada momento, podrás seguir paso a paso todas las conversaciones entre los astronautas y Houston.

Quién, cuando y qué se dijo en cada misión. Un proyecto que por el momento ofrece las transcripciones del Apolo 13 y del Mercury 6, pero que tiene previsto publicar más misiones como las del Apolo 8, Gemini 7 y por supuesto, el Apolo 11.

Fotomontaje sobre la famosa foto de Larry Landolfi | Foto original NASA

Hace una semana la inmensa mayoría de los blogs científicos que suelo leer nos regalaban esta maravilla hecha video titulada “Science save my soul“.

Ahora y gracias al esfuerzo de nuestra colaboradora amazing Carolina Jiménez y su estupendo canal Creareify, por fin lo podemos disfrutar subtitulado.

Les he hablado a muchos niños sobre las estrellas, los átomos, las galaxias, el big bang y nunca he visto miedo en sus ojos… sólo asombro y curiosidad.

Geerat Vermeij | Imagen: pacfs.org

El paleobiólogo Geerat Vermeij es uno de los mayores expertos a nivel mundial en la evolución de los moluscos. Durante las últimas décadas ha dedicado su vida a estudiar la carrera por la supervivencia de algunas especies desaparecidas hace millones de años y sus depredadores, ha publicado cuatro libros y ha escrito cerca de un centenar de artículos científicos. La única diferencia con cualquier otro colega de su especialidad es que Geerat es ciego desde que tenía tres años y consigue identificar las pequeñas diferencias en las conchas gracias a su portentoso sentido del tacto.

Aunque se considera como cualquier otro científico, su capacidad para usar las manos le ha servido de mucho en su trabajo con las conchas. En su último libro, The Mind’s Eye, Oliver Sacks lo cita como un ejemplo de persona ciega hiperdotada y destaca su capacidad para distinguir pequeñas variaciones que quizá las personas que tenemos la vista bien no podríamos desarrollar.

El interés y el gusto por identificar conchas le vino desde muy pequeño. “Como muchos de mis colegas”, confiesa, “llegué a la Ciencia en mis primeros años. Cuando era un pequeño y vivía en Holanda, recogía conchas, piñas, piedras bonitas y cosas así… El hecho de ser ciego no suponía ninguna diferencia en absoluto”.