“Ha llegado el momento de pensar en Marte como el próximo sueño humano: 2040 es la fecha fijada para la primera misión tripulada. ¿Qué buscamos allí?“. Rafael Bachiller, astrónomo y director del Observatorio Astronómico Nacional, abunda en estas cuestiones en iun interesante artículo de la revista Quo, acompañado de algunas de las imágenes más fascinantes del planeta rojo.

Seguir leyendo en: El hombre irá a Marte (Quo.es)

Categorías

Ballena 1363 | Allied Whale, College of The Atlantic

A la ‘chica’ de la fotografía se la conoce genéricamente con el nombre de “ballena número 1363“. El retrato de su cola que veis arriba fue tomado frente a las costas de Brasil en 1999. El de abajo fue tomado dos años después frente a Madagascar, y las dos fotos han servido a los biólogos para determinar que este ejemplar de ballena jorobada ha realizado el viaje más largo registrado hasta ahora por ningún mamífero (no humano): 9.800 kilómetros de uno a otro extremo del globo.

Esta pequeña historia es además un ejemplo de cómo las redes sociales están ayudando a la Ciencia. El equipo autor del hallazgo, del College of the Atlantic, inspecciona y clasifica meticulosamente las fotos de ballenas que suben los usuarios desde cualquier parte del mundo a redes como Flickr. Desde hace varias décadas, estos aficionados almacenan y comparan las formas y marcas de las colas de los cetáceos en su base de datos, de manera que pueden determinar por qué lugares del océano van pasando los distintos ejemplares.

La autora del descubrimiento, Gale McCullough, se fijó en el detalle porque la cola de 1363 le recordaba una cara, así que llevó ambas fotografías a los biólogos para que determinaran si se trataba de la misma ballena. Las marcas y la forma de la cola , una especie de huella dactilar de las ballenas, confirmó el hallazgo: nuestra amiga 1363 es una auténtica trotamundos.

Este año he tenido la oportunidad de participar en dos grandes eventos centrados en la divulgación científica celebrados en España.

El primero de ellos fue el V Congreso para la Comunicación Social de la Ciencia, celebrado en Pamplona el pasado mes de abril, que reunió a unas 300 personas relacionadas con el tema procedentes fundamentalmente de España y América del sur aunque era de carácter internacional.

El segundo, bautizado como Media For Science Forum, y también internacional, se celebró en Madrid en mayo, aunque en este caso los asistentes procedían sobre todo de España y Europa.

¿Creéis que para ser traumatólogo hay que ser un armario empotrado? ¿Que la Traumatología es la Bricomanía de bata blanca? Pues bien, espero haceros cambiar de este opinión con este artículo.

Hace tiempo leí en Medpage Today un post curioso acerca de la utilización de una técnica de artes marciales denominada Tuite para la reducción de una luxación de hombro.

El Tuite está basado en agarres, torsiones, volteo, bloqueo de articulaciones, presiones y puntos especiales que no deja marcas ni señales del ataque, de forma que dejas a tu oponente hecho una piltrafa de forma elegante. En el post, el autor explica que utiliza esa técnica cuando debe contener a un paciente intoxicado o psicótico al que se debe colocar una inyección intramuscular de haloperidol (Haldol), provocándole un pequeño dolor localizado que le impida moverse, así como que en una ocasión la tuvo que emplear para reducir a un borracho que atacó a una enfermera. También cuenta cómo consiguió reducir una luxación de hombro a base de Tuite :)

Las ideas, en ciencia, tienen que ver con el contexto. Porque las ideas tienen que encajar entre sí. No basta con sospechar que algo es así. Debe ser posible, para el estado del conocimiento actual.

¿Raro de entender? No tanto. Con un ejemplo verás que está claro.

Desde que se pudieron realizar, en el siglo XVII los primeros mapas razonablemente exactos (gracias al sextante y determinaciones astronómicas de la longitud) de una Tierra fehacientemente redonda, quedó claro que algo le pasaba a los continentes. Más o menos, los dos lados del Atlántico encajaban. Leer más

Melas Chasma | Imagen ESA

El Melas Chasma es un cañón de Marte que forma parte del complejo tectónico de los Valles del Mariner. Melas Chasma presenta un desnivel de casi nueve kilómetros. El fondo del cañón es una de las zonas más profundas de la superficie marciana con respecto al radio medio del planeta (el areoide). En el pasado el agua corrió por esta zona, tal y como demuestran los resultados del espectrómetro OMEGA de la sonda.

Puedes leer el resto del artículo en Eureka, el magnífico blog del Amazings Daniel Marín.

Enlace: Melas Chasma visto por la Mars Express

Unobtainium, el mágico material que abunda en Pandora. | Crédito imagen: James Cameron, Avatar.

¿Recordáis el material de características quasi-mágicas que los humanos buscan a cualquier precio en Pandora, en la última película de James Cameron, Avatar? Se llamaba “unobtainium” (un guiño que podría traducirse como “inobteniblum”) y unos ingenieros de la NASA han bautizado de igual modo a un material hi-tech que han fabricado a medida para su más ambicioso proyecto: el Telescopio Espacial James Webb (JWST).

Para ver al JWST a bordo de un cohete Ariane 5 de la ESA, zarpando hacia el espacio y sustituyendo al Hubble como nuestro ojo más avanzado, habrá que esperar al año 2014. Este telescopio espacial es un monstruo que incluye un parasol del tamaño de una pista de tenis, al que no será posible visitar en caso de avería. (En la imagen inferior podéis ver una maqueta del JWST a tamaño real)

Maqueta a tamaño real del JWST. | Fuente imagen: Gizmodo.

Leer más

Las mantis son insectos pertenecientes al orden (o superorden, dependiendo de las clasificaciones) Dictiópteros y aunque pueda resultar chocante, son parientes de las cucarachas. Se han descrito unas 2400 especies (Mantodea Species File Online) y posiblemente la más conocida es la mantis religiosa (Mantis religiosa). El calificativo de religiosa viene de la forma que adoptan cuando están al acecho, plegando sus patas delanteras delante del tórax en una postura que recuerda al rezo.

Una mantis emblemática. El caso es que me suena. ¿Dónde la habré visto?

Otra de las facetas por las que se conocen a las mantis es por la costumbre de la hembra de comerse al macho antes (en algunas especies, las hembras devoran a los machos que no las cortejan adecuadamente), durante o después del apareamiento. Aun así, lo cierto es que no es un comportamiento tan habitual como vulgarmente se piensa y sólo ocurre en un limitado número de especies. El principal beneficio para la hembra es que consigue un «suplemento proteico» que le vendrá muy bien durante la puesta de huevos. Leer más