La misión Planck de la ESA tiene como finalidad estudiar la radiación cósmica de fondo, dicha radiación son ondas electromagnéticas, en concreto son microondas, dichas ondas llevan viajando por el Universo desde que éste tenia unos 380000 años. A través de esta radiación podemos acceder a lo que aconteció en el Universo en sus primeros instantes, los resultados de la sonda Planck son vitales para profundizar en el conocimiento de esas épocas remotas del Universo.

En el Universo, hay multitud de objetos y dichos objetos emiten radiación electromagnética, por lo que no es tan fácil medir la radiación de fondo para conocer sus características. La Tierra, como es sabido gira alrededor del Sol y éste al mismo tiempo gira alrededor del centro de la galaxia a la que pertenece, el Sol sólo es una de las cientos de millones de estrellas que forman la Vía Láctea, nuestra galaxia. “Nuestra”, no porque sea nuestra como lo es el coche que nos compramos, sino porque es en ella donde está el Sol, la estrella que alimenta de energía la Tierra, que es el pequeño hogar planetario del que formamos parte. Desde dentro de esta galaxia es desde donde pretendemos medir la radiación de fondo, pero en la Vía Láctea no solo hay estrellas, en el medio interestelar también hay nubes de gas y polvo que emiten radiación haciendo así difícil el detectar la radiación de fondo, la cual puede quedar enmascarada por la contribución del gas y polvo.

La sonda Planck tiene nueve canales para observar la radiación de fondo, con esos nueve canales cubre un rango desde los 30 hasta los 857 GHz. La ESA ha hecho publica la primera imagen tomada a través de esos nueve canales de la sonda Planck, donde todavía la radiación de fondo está mezclada con las contribuciones del gas y polvo de la Vía Láctea, la imagen es increíble, pero todavía no es útil.

Imagen: UNSW Embriology

Sergio Pérez Acebrón (Tall & Cute) repasa en su blog “los 10 cambios más relevantes que han ocurrido en la historia de la vida en la Tierra desde que aparecieron los primeros seres vivos”. Como él explica, “estos pasos fueron todos muy graduales y es difícil acotarlos en “un paso””. El asunto es tan apasionante que al final le han salido once pasos. Seguir leyendo en “Los 10 pasos evolutivos más relevantes” (Tall & Cute)

Ejemplar de Bathykorus bouilloniMedusas, criaturas transparentes, hermosas y en algunos casos mortíferas, que se cuentan entre las pocas de la Tierra que podrían alegrarse (si tuvieran sentimientos) del calentamiento global.

En el Smithsonian, que celebra su 40 aniversario, han publicado una hermosa colección de fotos de medusas extremas. La de la imagen es un ejemplar de Bathykorus bouilloni, pequeña medusa de las profundidades del Ártico (descubierta hace apenas un lustro) que tiene cierto parecido a “Darth Vader“. ¿O no?

Me enteré leyendo Neatorama.

Ted Talk | Fuente Flickr Creative Commons

Para los fanáticos de las charlas didácticas tipo Ted Talks, los amigos de Quo acaban de sacar a la luz Quo Live, un blog que pretende integrar las mejores microconferencias y que está editado por Darío Pescador. La web se anuncia como:

Una crónica de las charlas que tienen lugar en todo el mundo, donde innovadores, emprendedores, filósofos, informáticos, millonarios, estudiantes y locos dan forma al futuro de la humanidad.

Enlace: Quo Live, minicharlas para entender el mundo.

Categorías

Células madre neuronales

Hace menos de una década que se descubrió que el cerebro contaba con su propia clase de células madre. Estas células permanecen dormidas hasta que el cerebro las necesita, momento en que se convierten en neuronas que establecen nuevas conexiones. Ellas podrían ser las culpables de la “plasticidad” del cerebro, que como sabemos es capaz de realizarse “bypass” creando nuevas rutas que eviten las zonas afectadas por daños como el ictus.

Sin embargo muy poco se sabe acerca del mecanismo que las mantiene latentes, impidiendo que se reproduzcan en exceso y permitiendo que contemos con una “reserva” de ellas a lo largo de toda nuestra vida.

En este sentido, acaba de publicarse un nuevo estudio realizado por el Instituto Salk que pretende desvelar cómo son capaces de alcanzar el equilibrio que les permite sobrevivir durante tanto tiempo permaneciendo viables, y sin embargo no activarse ni reproducirse en demasía. Leer más

Se le puede considerar como el padre de la mayor parte de los bóvidos actuales y no hace tanto tiempo poblaba las praderas europeas. El Uro (Bos taurus primigenius) era una raza de enorme toro que nuestros antepasados paleolíticos ya pintaban en las cavernas y que desafortunadamente desapareció hace unos 400 años. La caza indiscriminada y la desaparición de sus hábitats naturales, los grandes bosques europeos, los fue exterminando, y sólo sobrevivieron en Polonia hasta el siglo XVII. Ya en la Edad Media sólo se los veía en Alemania y en los bosques polacos de Jaktorów y Wiskitki. En estos últimos sobrevivieron más tiempo porque eran propiedad del rey, y sólo él tenía derecho a caza allí.

Algunos ejemplares llegaron a medir 2 metros y su imponente imagen estuve presente por todos los bosques de Europa hasta 1627, año en el que pasó a la infame lista de especies extintas. La comparación con el toro actual ya nos da una imagen del impresionante animal ante el que nos encontramos.

Leer más