Cuando éramos chicos, en el colegio nos enseñaron cómo pese a que en la antigüedad se creía que la Tierra era plana y el centro del universo, gracias a grandes personajes de la historia, se demostró que la tierra ni era plana, ni era el centro del universo. De hecho, ésta es la que gira en torno al sol, realizando el movimiento conocido como de translación, y mientras gira en torno al sol también gira en torno a sí misma, realizando el movimiento de rotación.

Pero más allá de todo esto, no nos contaron nada más, pese a que sí que lo hay. La Tierra no se mueve únicamente en torno al sol y sobre sí misma, sino que además tiene otros tres movimientos principales adicionales: precesión de los equinoccios, nutación y el bamboleo de Chandler.

Además de estos cinco movimientos principales, existen otros movimientos históricamente considerados secundarios como son las variaciones del plano elíptico en el que se describe el movimiento de translación, las variaciones en la excentricidad de la elipse descrita en este movimiento, o los movimientos que realiza la Tierra por estar dentro del Sistema Solar, o por estar dentro de la Vía Láctea.Leer más

Crédito imagen: David Shale

El gusano de la imagen es un enteropneusto recién descubierto, una nueva clase de los así llamados gusanos bellota, que se alimenta en los sedimentos marinos a una profundidad de 2.700 metros. Este gusano forma parte de los hallazgos descubiertos por una misión biológica cuyo último viaje finalizó el pasado 3 de marzo, comprendida en el proyecto MAR-ECO. Los biólogos recorrieron la Dorsal Mesoatlántica, una cadena montañosa submarina que recorre el Atlántico de norte a sur, dividiéndolo en dos.

Los científicos encuentran realmente interesante al gusano bellota porque es una forma transicional (Nota: no usar nunca la expresión eslabón perdido) en la evolución hacia los cordados. Me explico, estos seres son gusanos, y como tal carecen de columna vertebral, pero cuentan con una serie de rasgos que los marcan como “primos” de los cordados, y es por eso que podrían ayudarnos a entender la historia de la aparición de estos últimos. Leer más

Imagen: Scifair.org

Los físicos de partículas suelen encontrarse en sus vidas profesionales con el inconveniente de que aquello con lo que trabajan es tan sumamente pequeño que se vuelve indetectable tanto para el ojo humano como para los más avanzados sistemas de microscopía. Es cierto que en la actualidad se pueden conseguir imágenes en las que se distinguen átomos individuales cuando estos son lo suficientemente grandes, pero de ahí a poder visualizar un sólo protón, o un aún más pequeño electrón, hay un escalón insalvable para la técnica actual.

¿Cómo pueden, pues, los físicos saber que aquello con lo que trabajan no es un mero ente creado por su mente? ¿Cómo se pueden asegurar de que las partículas subatómicas existen en realidad? La respuesta es obvia: a través de su interacción con otras partículas o con otro sistema físico; y un ejemplo extraordinario de ello es el que se muestra en el vídeo que os dejo a continuación: una cámara de niebla.Leer más

Aplicación "Beer me"

En estos tiempos que corren creo que ya hemos visto interesantes avances en el campo de la robótica como para no sorprendernos ya de casi nada. Pero no es así, cada cierto tiempo la tecnología da un nuevo paso que vuelve a dejarte helado.

Willow Garage, un equipo que trabaja en el desarrollo de hardware y software libre para aplicaciones robóticas, es el responsable de ese nuevo salto cualitativo en la era tecnológica… El robot que te trae cerveza.

En realidad, he de confesar que esto es lo que había estado esperando desde mis tiempos de lectura de Ciencia Ficción. El verdadero indicador de que ya nos encontramos en el futuro. Beer me es una aplicación informática desde la que puedes elegir tu cerveza favorita sentado cómodamente en tu sillón. El sofware conecta con el robot PR2 que se dirige a la nevera, la abre y es capaz de distinguir, mediante reconocimiento de objetos, la cerveza elegida, la transporta hasta dónde tú te encuentras y hasta cuenta con su abridor de serie… lo dicho, la perfección.

Supongo que a la mayoría de los lectores les sonará el cangrejo Heike o cangrejo samurái (Heikea japonica), una especie que habita en Mar Interior de Seto, un mar situado entre las islas japonesas de Honshū, Shikoku y Kyūshū, y que el gran divulgador Carl Sagan dio a conocer en Cosmos. Aunque hay otro pariente suyo que vive en el sur de Japón y China y que también se extiende por el Océano Índico, África oriental y Australia que no le va a la zaga: Dorippe sinica. Los dorípidos, familia a la que también pertenece el cangrejo samurái, se caracterizan porque algunas especies tienen relieves en los caparazones que recuerdan a rostros.

De hecho, el nombre en japonés para esta especie que puede alcanzar los 16 centímetros es kimen-gani, cangrejo con máscara, o cara de demonio, ya que recuerda a algunas máscaras de demonios del teatro noh.

Dejando a un lado los cangrejos, hay una chinche cuyo dibujo sobre su tórax y abdomen es aún más impresionante si cabe.

Imagen: HiRise | Imagen: HiRisex

Los miembros de SETI Chile han publicado una recopilación de los proyectos de la NASA en los que los astrónomos aficionados pueden echar una mano. Como ellos recuerdan, “la astronomía es una de las pocas disciplinas científicas donde los científicos aficionados pueden contribuir de manera significativa”. Estos son los seis proyectos:

  • La caza de meteoritos
  • Estudiantes de la superficie de Marte
  • Ayuda con el programa HiRise
  • Sé un marciano
  • Analiza el polvo estelar (proyecto Stardust)
  • Identificar y clasificar galaxias

Para saber más sobre cada uno de estos programas sigue leyendo en: NASA te necesita: 6 formas de ayudar a un astrónomo (SETI.cl) | Vía @mezvan

Crédito imagen: Cassius V. Stevani, Universidad Sao Paolo

En la foto oscura superior se aprecia un ramillete de hongos bioluminiscentes de la especie Mycena lucentipes, una de las 65 especies radiantes de setas que se conocen. ¿Por qué le compensa a este hongo el esfuerzo energético que supone brillar en la oscuridad? Algunos científicos sugieren que al igual que las polillas acuden cada noche a la luz de las farolas, este hongo podría emplear su luz para atraer a toda clase de insectos. Solo unas pocas especies de insecto se comen al hongo, pero hay un buen número de especies de insecto que se alimentan de los bichos come-hongos, por lo que la luz podría ser una especie de mecanismo de seguridad. Otros científicos creen que la bioluminiscencia de este hongo sería una ventaja a la hora de dispersar las esporas a lomos de los insectos atraídos por su luz, ya que en las densas junglas tropicales en las que habita este hongo no es sencillo que se abran paso las corrientes aéreas.

Lo vi en Whyfiles.org vía NSF.

Crédito foto: Pink Sherbet (creative commons) | Vista en http://www.flickr.com/photos/pinksherbet/503685059/

¿Te encantó aquel trago de agua de manantial que probaste en tu excursión por el Pirineo aragonés? ¿Recuerdas con cariño lo que disfrutaste bebiendo un buen trago de agua en la fuente de tu pueblo? Pues si no lo recuerdas, tranquilo. Tu cabello lo hace por ti.

En efecto, aunque resulte increíble, muy pronto los científicos podrán ser capaces de seguir el rastro de los lugares en los que has estado, analizando los compuestos químicos presentes en tu pelo. Esto es posible porque las moléculas de agua difieren ligeramente en sus porcentajes de isótopos, dependiendo de los minerales presentes en el manantial del que brotan las aguas. Leer más

Pues al parecer sí… y no me refiero a caerte por una ventana o que te pille un autobús mientras estás dando vueltas por ahí cuando estás sonámbulo.

La pregunta se refiere a cometer suicidio en un sentido más estricto.

Se han dado casos, algunos más fiables que otros, como el de Albert Tirrell, el hombre que en 1846, fue acusado y juzgado por incendio y asesinato mientras estaba dormido, y al que finalmente se le absolvió por sonambulismo.